Brujah Antitribu

Durante la revuelta Anarquista, la joven mayoría del clan Brujah fue la primera y más abierta en su apoyo a la causa. Los antiguos del clan, tras sentir un interés pasajero en retar la posición de los demás, juzgaron que los Anarquistas se equivocaban.

Tras un intenso debate los Brujah mas viejos y sus chiquillos leales volvieron la espalda a aquellos vampiros “chiflados y peligrosos”. Como resultado, los Brujah Anarquistas, que casi con unanimidad se negaron a inclinarse ante la convención de Thorns, sienten una gran furia contra su clan principal y apoyan al Sabbat con fervor. Al contrario con sus hermanos de la Camarilla, suelen tener profundos sentimientos hacia su secta.

Brujah Antitribu

Durante la revuelta Anarquista, la joven mayoría del clan Brujah fue la primera y más abierta en su apoyo a la causa. Los antiguos del clan, tras sentir un interés pasajero en retar la posición de los demás, juzgaron que los Anarquistas se equivocaban.
Tras un intenso debate los Brujah mas viejos y sus chiquillos leales volvieron la espalda a aquellos vampiros “chiflados y peligrosos”. Como resultado, los Brujah Anarquistas, que casi con unanimidad se negaron a inclinarse ante la convención de Thorns, sienten una gran furia contra su clan principal y apoyan al Sabbat con fervor. Al contrario con sus hermanos de la Camarilla, suelen tener profundos sentimientos hacia su secta.
Mientras que la chusma se lamenta de sus antiguos apáticos y pasa las noches peleando en los estacionamientos de locales punk-rock, los Antitribu han llevado la Gran Yihad hasta los antiguos y los propios Antediluvianos.
De todos los clanes del Sabbat, los Brujah Antitribu son probablemente los más similares a su clan de origen, con algunas diferencias sorprendentes.
No solo apoyan abiertamente a la secta con entusiasmo, sino que toman parte activa en las conquistas nocturnas y en la Yihad que últimamente ha logrado tantos éxitos para el Sabbat. Aunque las aguas pueden ser profundas, la sanguinaria turbulencia de los Brujah Antitribu no indica falta de inteligencia o profundidad.
Estos vampiros son brutales tropas de asalto y eficaces soldados, y es en estas funciones donde se sienten más cómodos. Son despiadados y violentos, y disfrutan de las misiones de conquista. Cómo condenados, razonan, ¿por qué no disfrutar de un poco de violencia y sadismo para hacer más llevaderas las noches eternas?. Hay menos disidentes entre los Brujah del Sabbat que entre los de la Camarilla, pero parece deberse a que los Antitribu tienen mas suerte (o habilidad) eligiendo chiquillos que no sean tan arbitrariamente rebeldes.
Después de los Lasombra y los Tzimisce, estos vampiros son los más numerosos del Sabbat, ya que son los menos dispuestos a ver la situación con perspectiva.
Toman lo que quieren cuando quieren, ya sea un nuevo chiquillo, un recipiente deseable, participaciones en los negocios sucios de una ciudad o el dinero de tu bolsillo….. y hay de aquel que se ponga en su camino. Los demás Sabbat suelen considerarlos primitivos y toscos, mientras ellos se ven como los más cercanos a la ideología original del Sabbat: la libertad.
Últimamente, muchos Brujah Antitribu se han sentido frustrados por el liderazgo inadecuado de los Lasombra y los Tzimisce, por lo que ha ideado sus propios planes espectaculares y han conseguido sus victorias. La mayoría se encuadra en la facción lealista, y algunos logran trascender sus ansias atávicas para convertirse en miembros productivos de la Mano Negra o la Inquisición. En realidad los Brujah Antitribu parecen a punto de lograr un gran éxito, y solo el tiempo dirá lo que les depara la noche.

Apodo: Bestias.

Apariencia: Los Brujah Antitribu tratan de amedrentar a cualquiera que les mire a la cara. Los cortes de pelo espectaculares, piercings dolorosos, tatuajes y ropa provocativa son la marca de la casa.
Algunas manadas compuestas exclusivamente por estos vampiros adoptan estilos similares, como las bandas urbanas, mientras que las bestias solitarias suelen llevar aquello que incomode a los que les rodean (lo que en el Sabbat puede requerir un importante esfuerzo). Estos vampiros pueden recordar a punks, gansters mafiosos, mercenarios o cualquier otra cosa que les dé un aspecto horrendo.

Refugio: Cuando los Brujah Antitribu se preocupan por crear un refugio privado no son muy originales, por lo que emplean gasolineras abandonadas, locales con mala reputación y otros lugares nada recomendables. Sin embargo, por lo general no les preocupa donde quedarse. Después de todo, el mantenimiento de un refugio es responsabilidad de otros: ¡ellos tienen culos que patear!.

Trasfondo: Estos vampiros seleccionan a sus chiquillos entre un amplio abanico de historiales; los miembros solo tienen en común, que son malos, rebeldes y violentos.
Casi todos proceden de ambientes pobres y pocos completaron su educación, pero a parte de estas generalidades, abrazan a cualquiera que les parezca útil o malo.

Creación Del Personaje: Pueden tener cualquier concepto, y muestran una amplia variedad de Naturalezas y Conductas (que tienden hacia lo militar o lo sádico). Los atributos físicos suelen ser primarios, igual que los talentos y las técnicas.
Los Brujah Antitribu suelen ignorar los trasfondos, a los que consideran débiles lazos con el mundo mortal, pero una creciente mayoría dispone de algún tipo de recursos
(normalmente procedentes de alguna operación ilegal o clandestina).
Los Brujah del Sabbat suelen mantener la humanidad a lo largo de su existencia, aunque menos por preferencia moral que por falta de interés en filosofías y códigos éticos más rigurosos. Por supuesto sus puntuaciones suelen estar entre 4 y 6 y los pocos que logran cumplir el siglo de no-vida tienen puntuaciones más bajas.
La mayoría apenas es capaz de contener a la bestia.

Disciplinas De Clan: Celeridad, Potencia, Presencia.

Debilidad: Como los Brujah de la Camarilla, los Antitribu tienen la misma pasión e inclinación a perder el control. La dificultad de todos los frenesíes aumenta en dos para los Brujah Antitribu, hasta un máximo de 10. Estos vampiros suelen preocuparse menos por su humor cambiante, y muchos disfrutan perversos de su temperamento volátil.

Organización: La organización es un concepto incomodo para muchos Brujah Antitribu, que prefieren tomarse la vida noche a noche, haciendo lo que más le apetezca en cada momento.
A menudo aportan los ideales de los lealistas, y disfrutan de la falta de formalidad asociada con la fidelidad a esa causa. A menudo celebran Raves (y griteríos, aunque con menos frecuencia) como sus hermanos de la Camarilla, aunque estas reuniones suelen tener mas que ver con la carnicería y la destrucción que con la discusión y el debate.

Estereotipos: Camarilla: Inclinaos y besad los pies de vuestros amos, cobardes.
Sabbat: Mientras que no se pongan en mi camino, no hay problema. Cuando empiecen a decirme lo que puedo y lo que no puedo hacer tendré que plantearme que saco yo de todo esto que merezca la pena.

La Vista Desde Fuera: La Camarilla: La insensatez no significa necesariamente estupidez, pero no son mutuamente exclusivas.
Los Antitribu encarnan todas las debilidades y defectos del clan Brujah.
-Horatio Ballard, Industrial Ventrue-

El Sabbat: Demasiado brutales para confiar en ellos; demasiado simples como para no hacerlo.
-Van Bailey, Ductus de los Degolladores del Canal-

Los Independientes: Su falta de sofisticación hace sencillo atraerles a tu modo de pensar, pero valen para poco mas que para hacer daño a los demás. Aun así, pueden ser útiles.
-Verdigris, Dama Setita-

Cita: ¡Hostia! ¿Has visto con que facilidad se le ha salido el brazo a ese tío? ¡Si casi no lo he tocado! Estas putas bolsas de zumo me ponen enfermo.