Caminantes Silenciosos

Los exploradores de vanguardia de su raza. Estos apátridas vagan por el mundo y la Umbra en busca de sabiduría o de la mancha del Wyrm, por lo que son vistos con suspicacia por el resto de tribus.

Procedentes de las estériles tierras de Sahara, estos vagabundos se ha extendido por los mundos material y espiritual, y han recorrido todas las tierras conocidas por los Garou. Consideran su deber desperjar el camino al vacío, trayendo a la luz lo desconocido.

Para estos peregrinos, su hogar son los caminos; un túmulo o el hogar de un miembro de su Parentela es simplemente una parada en la que pueden descansar. Sus pies son más ligeros cuando pisan un sendero, ya sea de arena, hormigón o materia espiritual. Exploran aquellos lugares en los que ningún hombre lobo (o nadie) ha estado antes.

 

Olfatean con sus hocicos todos los terrenos, y siguen adelante si no encuentran un pozo del Wyrm o algo igual de interesante. Visitan los túmulos de diversas tribus y se sabe que se juntan con magos, espíritus y hadas. Otros han visto moverse al Wyrm con una apariencia u otra, aunque lo llamen por un nombre diferente. Los Caminantes han pisado los caminos de los muertos, en busca de la sabiduría perdida de los espíritus inquietos de aquellos que se fueron antes. El aroma de la Umbra Oscura se adhiere a ellos, sumándose al misterio espectral que les envuelve como un sudario.

Los más misteriosos de los Garou, que no tienen un hogar permanente y vagan de túmulo a túmulo y por las ciudades, bosques y reinos espirituales según se les antoja. El viaje es su existencia y pocos conocen como ellos los secretos de las tierras mortales y espirituales. Los Caminantes Silenciosos son un pueblo lacónico y se sabe poco sobre ellos, pero siempre parecen tener premoniciones de los sucesos inminentes.

Pese a ser unos maestros en el arte narrativo, prefieren escuchar, y dominan el arte de extraer la información importante de una conversación; otros Garou que hablan con un Caminante a menudo se alejan de la conversación con la impresión de que lo han contado todo y no se han enterado de nada. Son reacios a hablar de sus creencias y ritos, lo que causa suspicacia entre las demás tribus.

Apariencia: Los primeros Caminantes Silenciosos se originaron en el norte de África y Oriente Medio, hecho que se refleja en los rostros de la mayor parte de la tribu. Sin embargo, se han reproducido con humanos de todas las razas. Sea cualsea su origen étnico, suelen ser delgados y fuertes, debido a sus constantes viajes. En forma de lobo, son largos y esbeltos como los chacales del arte egipcio. Su pelaje suele ser de color negro brilante y sus ojos amarillos.

Parentela: Diseminada por todo el mundo, la Parentela de los Caminantes silenciosos está formada por viajeros: nómadas, beduinos, compañías circenses, gitanos, transportistas o marineros.

Territorio: Cualquier lugar. Ningún lugar. Como peregrinos eternos, es raro que un Caminante Silencioso vea durante dos meses el mismo trozo de suelo.

Tótem Tribal: Búho

Fuerza de Voluntad Inicial: 3

Restricciones en Trasfondo: Los Caminantes silenciosos no pueden comprar Ancestros ni Recursos.

Dones Iniciales: Sentir al Wyrm, Silencio, Velocidad de Vértigo

Cita: “Los esbirros del Wyrm se acercan desde el noroeste. Preparaos”