Via Caeli: El Camino del Cielo

Articulo Completo del Camino del Cielo.
Recomendado para principantes

Camino del Cielo

Los Condenados saben que están malditos por Dios, y muchos de ellos maldicen a Dios en respuesta. Pero otros aceptan la carga que el Señor ha puesto sobre ellos y buscan hallar un propósito en ella. Estos Fieles saben que todas las cosas son parte del plan de Dios, incluso los Hijos de Caín. Los seguidores del Camino del Cielo se dedican a comprender este propósito. Las respuestas a la pregunta “¿Por que me ha hecho Dios esto?” llevan a los muchos senderos divergentes de este camino. Como la Iglesia mortal, el Camino del Cielo se ha dado a cismas, sectas y herejías.

El camino como un todo se cimienta sobre la creencia de que Dios esta probando a los Fieles, tal como probo Abraham y a Job para fortalecer su fe. La suya es una carga pesada, pero la soportaran de buen grado, pues es el crisol en el que su fe es purificada y hecha santa ante Dios. Muchos de los Fieles son atraídos a diversas herejías Gnósticas que afirman que el mundo material es el Infierno, una creencia que encaja bien con su condición de Cainitas y su condena entre los vivos. Otros se atan a enseñanzas cristianas occidentales y orientales mas ortodoxas y buscan la salvación en el rechazo de una tentación verdaderamente inmortal. Todas están de acuerdo en que una recompensa celestial no es inalcanzable aunque es mucho mas dura de alcanzar para los Condenados que para los vivos. Dios no retira su Gracia a los pecadores.

Entre todas las muchas sectas del Camino del Cielo, la voz de la Bestia es la de Satán, el gran tentados, buscando atraer a los Fieles para que se aparten de la rectitud y caigan en el pecado. Rechazan a todos los sirvientes del mal, como los adoradores del diablo, demonios y seguidores del Camino del Pecado. Los Fieles continúan llevando a cabo los sacramentos de la Iglesia incluso en su existencia sin vida, y los sacerdotes cenicientos son los mas comunes en el Camino del Cielo. Los seguidores se reúnen en pequeñas congregaciones para rendir culto guiados por sus sacerdotes. Algunos apoyan a la Iglesia mortal mientras que otros rechazan a la Iglesia a favor de sus propias creencias heréticas.

Los Fieles se encuentran por toda la Cristiandad y mas allá. Aquellos en Oriente a menudo siguen las costumbres musulmanas, y también hay judíos e incluso paganos en el Camino del Cielo. Los monasterios son refugios particulares para los Fieles, aislados del mundo exterior y permitiéndoles una medida de soledad (y un rebaño mortal del que alimentarse). Exteriormente, muchos de los Fieles no parecen distintos de los mortales con los que a veces se mezclan, excepto un brillo fanático en los ojos y el aire de santidad que les rodea.

Los diversos senderos representan un papel mucho mayor en el Camino del Cielo que en la mayoría de las otras creencias vampíricas. Entre los Fieles, estos senderos forman grandes movimientos religiosos y a veces organizados abiertamente. Los devotos de los Senderos de la Penitencia y el Justo Castigo a menudo ofician en compañía de otros Fieles, pero dan importancia a distintos puntos teológicos. Los primeros creen que la no vida es una penitencia que deben soportar par a poder purificarse y probar ser dignos de Dios. Muchos de los penitentes hacen votos de caridad y pobreza, buscando el perdón del Señor, y se alimentan solo de la débil y amarga vitae de los animales en vez de humanos. Entretanto, aquellos en el Sendero del Justo Castigo se ven como instrumentos de venganza de Dios contra los pecadores y los malvados: vivos y no muertos por igual. Esperan recobrar el favor de Dios al actuar en Su nombre y extirpando el mal.
Mucho mas discutible es la creencia cismática de que los Cainitas no están malditos, sino favorecidos por Dios. Estos herejes dicen que están por encima de los hombres mortales, como los santos o incluso la Hueste Celestial. La Herejía Cainita surgió de sus creencias, junto con otros cultos y sectas heréticas que adoran a los vampiros como santos, ángeles o dioses mismos. Los obispos de la Herejía están muy frecuentemente en conflicto con otros sacerdotes cenicientos del camino.

Remoquete: Los Fieles

Ética del Cielo:
-Dios puso su marca sobre Caín y sus chiquillos como parte de su gran plan.
-La palabra de Dios es la ley. El desafiar a Dios es un pecado que lleva a la perdición.
-Nadie esta por encima de la Ley de Dios.
-Ama y sirve a Dios en todas las cosas.
-Niega al Diablo mediante la negación de la Bestia y de todas las criaturas del Infierno.

Iniciación: Muchos que llegan al Camino del Cielo fueron creyentes en vida, en particular clérigos y cruzados consagrados a la cruz. Otros encuentran a Dios de su Abrazo, buscando un significado a su existencia sin vida, y estos conversos están entre los mas fanáticos. La iniciación en el Camino del Cielo es muy parecida a un bautismo o confirmación de la Iglesia. El iniciado jura ante un sacerdote y el altar de Dios renunciar a Satanás y a sus obras en la Tierra y honrar la voluntad de Dios. Los adornos y ritos específicos varían dependiendo de la seca. Los cruzados además juran combatir a las fuerzas del Infierno, mientras que los heréticos deforman los sacramentos para glorificarse a si mismos como los elegidos de Dios.

Organización: Los Fieles se organizan de forma muy parecida a la Iglesia mortal, pero están fragmentados en aun mas sectas y enseñanzas dispares. Los sacerdotes cenicientos tienden a las necesidades de sus rebaños y ofician los sacramentos. Por encima de ellos están los diversos abades y obispos del camino. El camino no ha elegido a un único pontífice. Varios antiguos pretenden ese titulo para sus propias sectas, pero no tienen la lealtad de todos los Fieles. Los Fieles a menudo se dedican a la vida monástica, influyendo sobre los monasterios mortales o incluso creando sus propias comunidades aisladas donde pueden adorar y servir a Dios a su propia manera.

Aura: Santidad. La rectitud de los verdades sirvientes del Cielo es aparente para todos. El modificador del aura se aplica a todas las tiradas Sociales que se basen en la imagen del vampiro como un ser santo y divino.

Virtudes del Camino: Conciencia, Autocontrol.

Senderos: Sendero de la Divinidad: Estas entre los elegidos de Dios y deberás ser adorado como tal. Sendero de la Penitencia: Tu existencia condenada es un castigo por tus pecados. Sendero del Justo Castigo: Eres el ángel de la venganza de Dios y azote de los malvados y pecadores.

Sugerencias de interpretación: Dios ha impuesto una pesada carga sobre ti, pero no habrás de quejarte. Estas entre los verdaderamente devotos, cuya fe es probada y fortalecida. Si niegas a la Bestia dentro de ti, serás recompensado. No siempre comprendes los motivos de tu sufrimiento, peor Dios obra de forma misteriosa. No necesitas comprender, solo creer.

La Jerarquia de pecados no se puede incluir porque necesita una tabla, la misma la encuentran comprando los libros oficiales. Esto es solo un fragmento. Disculpad las molestias.