Clase de Prestigio – Agente Divino

Son la mano derecha de las deidades. La voz de las deidades. Servidores del gran poder. El agente divino es un selecto agente especial que actúa al servicio de una deidad o de un poder. Los agentes divinos no tienen ninguna restricción por dogma o jerarquía más allá de sus obligaciones con sus superiores.

Clase de Prestigio - Agente Divino

Clérigos y paladines son excelentes agentes divinos aunque esta clase no se limita únicamente a ellos. Las deidades necesitan una gran variedad de habilidades y de puntos de vista, y generalmente envían a los agentes divinos a través de los planos para atender asuntos delicados. En estos casos suelen llevar consigo a su camaradas.

Generalmente, los agentes divinos de bajo nivel se encuentran en su plano natal o en el plano de su deidad, pero a medida que el agente divino progresa de nivel es mucho más común que vaya por los planos realizando misiones a petición de su deidad

Dado de Golpe: d8
Habilidades Cláseas:
las habilidades de clase del agente divino (y su característica clave) son Artesanía (Int), Averiguar intenciones (Sab), Avistar (Sab), Buscar (Int), Concentración (Con), Conocimiento de conjuros (Int), Diplomacia (Car), Disfrazarse (Car), Intimidad (Car), Oficio (Sab), Reunir información (Car), Saber (religión)(Int), Sanar (Sap) y Usar objeto mágico (Car).

Ptos. de habilidad cada nivel subsiguiente: 4 + modificador de Int

Rasgos de Clase

Competencia en arma y armadura:
los agentes divinos tienen competencia en todas las armas simples y con todos los tipos de armaduras. Además de todo lo anterior, el agente divino gana la competencia con el arma predilecta de la deidad si es que aún no la tiene.

Dominio concedido: un agente divino obtiene el acceso a un domino a su elección de entre los que ofrece su deidad. Con el dominio el agente obtiene también el poder que este otorga. Los agentes divinos que fueron clérigos ganan este dominio como un tercer dominio y también pueden preparar sus conjuros de dominio de entre la lista de conjuros del nuevo dominio adquirido.
Los agentes divinos obtienen el poder del nuevo dominio sin importar de qué clase fueran con anterioridad. En los casos en que el poder se base en el nivel de clérigo o en la habilidad de expulsar o reprender muertos vivientes, usa la suma de niveles de clérigo y agente divino para determinar el nivel de la habilidad.

Contacto: un agente divino de nivel 2º o mayor, puede ser contactado mentalmente por su deidad para informar, o con otros agentes divinos para recibir órdenes. Este contacto sólo funciona en una dirección y el agente divino no puede iniciar el contacto, pedir órdenes o aclaraciones. La naturaleza del contacto depende de la deidad: sueños, visiones fantasmagóricas o iluminaciones. El contacto por parte de una deidad generalmente no interrumpe las acciones normales de un agente divino.

Conjuros por día: un agente divino sigue su entrenamiento en la magia a medida que va ganando poder de su deidad. A nivel 2º, 4º, 6º, 8 y 10º, sigue ganando nuevos niveles de conjuros en cualquier clase que tuviera antes de convertirse en agente divino. De todas maneras, como consecuencia de esta progresión de nivel, no obtiene más beneficio en las clases que tuviera con anterioridad. Esta progresión significa que puede sumar este nivel a cualquier nivel de lanzador de conjuros que ya tuviera y poder determinar así el número de conjuros diarios disponibles.
Si el personaje tenía diferentes clase de conjurador antes de convertirse en agente divino, cuando suba de nivel deberá indicar claramente en qué clase aplica el nuevo nivel efectivo para poder actualizar el número de conjuros diarios.

Aura amenazadora: a nivel 3º, el agente divino gana la habilidad de generar un aura amenazadora invisible e intangible, que debilita a las criaturas hostiles en un radio de 20′. Todo el que quiera atacarle debe superar una prueba de Voluntad (CD = el nivel de personaje del agente divino). Todos los que fallen la prueba sufrirán un penalizador de -2 en las pruebas de habilidades y tiros de salvación durante un día entero o hasta que dañen al agente divino que genera el aura. La criatura que supere el tiro de salvación o que dañe al agente divino es inmune a su aura durante un día.

Don divino: a nivel 3º, 6º, 9º la deidad otorga un regalo al agente divino. El regalo de cada deidad es diferente, pero generalmente es la habilidad de usar un conjuro de alguno de los dominios del agente como una aptitud sortílega. La deidad le ofrece un conjuro de su nivel de agente. En otras palabras, un agente divino de nivel 3º podrá ganar un conjuro de nivel 1º, 2º o 3º de su dominio como si fuera una habilidad sortílega, que podrá usar una vez al día. La aptitud sortílega funciona como si la hubiera lanzado un clérigo de nivel similar al nivel de personaje del agente divino.

Apariencia alterada: a nivel 4º el agente divino empieza a mostrar cambios físicos prominentes según los deseos de su deidad. Para las deidades de alineamiento bueno a menudo significa que el agente tendrá la piel, los ojos o el pelo de color dorado. Los agentes divinos de deidades malignas pueden ganar cuernos, astas o una cola con púas. Los dioses neutrales harán que la piel sea de un tono plateado o broncíneo mientras que las deidades de la naturaleza harán que la piel sea de un verde pálido y que el pelo tenga la consistencia de la corteza de árbol. Los poderes elementales alteran el aspecto de sus agentes de manera que su piel adopte tonalidades adecuadas según la naturaleza del elemento al que siguen. Todas las alteraciones son permanentes, aunque el disfraz y los conjuros pueden ocultarlas.

Comunión (St): un agente divino de nivel 4º o mayor puede activar esta aptitud sortílega (como el conjuro del mismo nombre) una vez por semana. Esta aptitud funciona como si hubiera sido lanzada por un clérigo del mismo nivel que el nivel de agente divino.

Desplazamiento de plano al plano de la deidad (St): un agente divino de nivel 5º o mayor puede desplazarse al plano de su deidad o ir desde el plano de su deidad a su plano natal una vez al día. Esta aptitud sortílega funciona de igual manera que el conjuro del mismo nombre, como si hubiera sido lanzado por un clérigo del mismo nivel que el agente divino.

Desplazamiento de plano a cualquier plano (St):
cuando un agente divino llega a nivel 8º puede desplazarse a cualquier plano de existencia una vez por día (tal como indica el conjuro). Esta aptitud sortílega funciona como si hubiera sido utilizada por un clérigo del mismo nivel que el de agente divino.

Audiencia (St): este poder sólo se puede usar hasta dos veces por año y funciona como el conjuro comunión, con la diferencia que funciona el doble de tiempo y permite ejecutar un número de preguntas igual al doble del nivel de personaje del agente divino.

Cambio de alineamiento: si el agente divino no es del mismo alineamiento que su deidad, tan pronto como el agente llega a nivel 8º el alineamiento cambia hasta ser el mismo que el de su deidad.

Unión mística: a 9º nivel el agente divino se convierte en una criatura mágica. En vez de ser un humanoide se le trata como un ajeno del plano de la deidad a la que sirve. El conjuro hechizar persona no le afecta. Adicionalmente, el agente divino gana una reducción de daño de 20/+1. Esta reducción de daño no se apila con otras reducciones de daño.
A pesar de su condición de ajeno, si el agente divino es asesinado puede ser devuelto a la vida.

Umbral (St): a nivel 10º el agente divino puede activar esta aptitud sortílega (como el conjuro del mismo nombre, con la excepción que sólo conduce al plano de la deidad del agente divino) una vez al día. Esta aptitud sortílega funciona como si hubiera sido hecha por un clérigo del mismo nivel que el agente divino.

Agentes divinos caídos: No todos los que siguen a una deidad cumplen con las misiones encomendadas. Es posible salir accidental o voluntariamente del servicio de una deidad. Los efectos de convertirse en un agente divino caído son los siguientes:

– El personaje pierde las aptitudes de comunión, umbral y audiencia.
– El ex agente divino mantiene las propiedades de unión mística, apariencia alterada y los regalos divinos.
– Dependiendo de la forma en que ha salido de su puesto puede o no, ser perseguido por los agentes divinos de su deidad.
– La clase de agente divino queda prohibida para él. Ninguna otra deidad le aceptará como agente divino.
El agente divino puede recuperar su puesto sólo después de superar una gran tarea determinada por el DM. Muchas veces la propia deidad hará que la misión sea mucho más difícil sólo para probar la devoción del agente divino caído.

Requisitos

Ataque base: +4
Habilidades: Saber (religión) 7 rangos.
Conjuros: capacidad de lanzar conjuros divinos de 2º nivel.
Especial: el agente divino debe haber tenido un contacto cordial con su deidad o con sus agentes directos (a veces, otros agentes divinos actúan en representación de la deidad). Además de lo anterior, el aspirante debe completar una tarea encomendada por su deidad para convertirse en agente divino. Una vez completada la tarea, el personaje puede convertirse en agente divino cuando lo desee.
Una vez un agente se ha embarcado en esta clase no puede convertirse en agente divino de otra deidad.

 

El Agente Divino

Nivel

Ataque base
S. de Fort.
S. de Ref.
S. de Vol.
Especial Conjuros por día
1 +0 +0 +0 +2 Dominio concedido  
2 +1 +0 +0 +3 Contacto +1 nivel de conjurador
3 +2 +1 +1 +3 Aura amenazadora, don divino  
4 +3 +1 +1 +4 Apariencia alterada +1 nivel de conjurador
5 +3 +1 +1 +4 Comunión, desplazamiento de plano al plano de la deidad  
 
6 +4 +2 +2 +5 Don divino +1 nivel de conjurador
7 +5 +2 +2 +5 Desplazamiento de plano a cualquier plano  
8 +6 +2 +2 +6 Audiencia, cambio de alineamiento +1 nivel de conjurador
9 +6 +3 +3 +6 Unión mística, don divino  
10 +7 +3 +3 +7 Umbral +1 nivel de conjurador