Clase Prestigio – Campeón Divino

Los campeones divinos son poderosos combatiente dedicados a la causa de sus dios, defendiendo suelo sagrado, destruyendo a los enemigos de la iglesia y matando a bestias míticas y clérigos de religiones contrarias. En las deidades que no tienen paladines entre sus filas, los campeones divinos cumplen el papel de combatiente financiado por la iglesia.


Bárbaros, exploradores, guerreros, monjes y paladines son los campeones divinos más comunes, pero algunos de los clérigos y druidas más militantes deciden convertirse a esta clase de prestigio. Bardos, hechiceros, magos y pícaros rara vez se convierten en campeones divinos, excepto si son particularmente devotos y hábiles en las artes de la guerra.

Dado de Golpe: d10

Habilidades Cláseas: Las habilidades de clase del campeón divino (y la característica clave para cada habilidad) son: Arte (Int), Avistar (Sab), Montar (Des), Nadar (Fue), Saber (religión)(Int), Saltar (Fue), trato con animales (Car) y Trepar (Fue).
Ptos. de habilidad cada nivel: 2 + Modificador de Inteligencia.

Rasgos de Clase

Competencia con armas y armaduras: el campeón divino es competente con todas las armas sencillas y marciales, con las armaduras ligeras e intermedias, y con los escudos.

Imposición de manos (St): como defensor de la fe, el camperón divino puede imponer sus manos para sanarse a sí mismo o a otra criatura que siga a la misma deidad patrona que él. Ésta aptitud funciona como la imposición de manos de los paladines, exceptuando que el campeón divino puede sanar 1 punto de daño por cada nivel de campeón divino multiplicado por su bonificador de Carisma. Si el campeón divino es paladín , puede combinar esta curación con la de manos de su clase de paladín.

Dote de guerrero: puede elegir una dote cualquiera (excepto especialización en armas) de la lista de dotes adicionales de guerrero de la página 39 del Manual del Jugador.

Defensa sacra: añade este valor (+1 en el 2º nivel, +2 en el 4º) a los tiros de salvación del campeón divino contra conjuros divinos, y también contra las aptitudes sobrenaturales y sortílegas de los ajenos.

Castigar al Infiel (Sb): una vez al día, el campeón divino puede intentar castigar a una criatura que tenga una deidad patrona distinta (o ningún patrón en absoluto) con un ataque normal cuerpo a cuerpo. El campeón añade su bonificador de Carisma al ataque e inflige 1 punto de daño adicional por nivel de campeón divino. Si el campeón divino hiriese por accidente a alguien con el mismo patrón, el castigo no surtiría efecto pero se habría gastado para ese día. Si el campeón divino es también paladín podrá usar “castigar el mal” y esta aptitud por separado o combinándolas en un solo golpe si el objetivo es maligno y de una fe distinta.

Ira divina (Sb): el campeón divino canaliza una fracción del poder de su deidad patrona en forma de ira, obteniendo un bonificador de +3 en las tiradas de ataque y daño y en los tiros de salvación durante tantos asaltos como su bonificador de Carisma. Durante ese tiempo también obtendrá una reducción del daño de 5/-. Esta aptitud puede ser utilizada una vez al día y es invocada como acción gratuita.

Requisitos

Para poder ser un Campeón Divino, un personaje debe cumplir los siguientes criterios:

Ataque base: +7
Saber (religión): 3 rangos.
Dotes: Soltura con un arma (con el arma predilecta de la deidad).
Patrón: el campeón divino debe tener una deidad patrona, de cuya fe será campeón.

Ricardo Blanch

Tiburk

Un amante de los juegos de rol...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.