Clases de Amenti – Khri-habi

Apodo : Portadores del pergamino o del Libro.

Cita : Debemos sanar al mundo de los vivos para que sus heridas dejen de arrasar las tierras de los muertos. Todos los seres tienen un papel que interpretar y ayudaremos a cada cual a conocer el suyo.

Descripción General : El espíritu ba es la parte del alma encargada de velar por la resurrección de la persona, si bien muchos ba sucumbieron durante los largos milenios muchos sobrevivieron en Amenti la gran ciudad de los muertos, donde muchos ocuparon puestos de importancia , allí recibieron su apodo de Portadores del Pergamino gracias al poder y conocimiento que acumulaban, pues solían encargarse de vigilar a Osiris y apuntar sus palabras, palabras que luego eran largamente discutidas y que llegaron a formar una considerable biblioteca lo que les dio su otro nombre Portadores del Libro. Entonces llego la Dja-akh y barrio la ciudad de Amenti, muchos ba fueron destruidos junto con él conocimiento que habían arduamente ganado y los supervivientes tomaron su antigua forma de almas aladas. El ba es la encarnación de la mente consciente y los que sobrevivieron poseen una gran sabiduría y capacidad de liderazgo , por ello buscan a gente con una mente débil , cuyos pensamientos sean mínimos al estar atrapados por el instinto, las costumbres y los dogmas, como un soldado que cumpla las ordenes sin pensar o un criminal de poca monta sin código moral.

El hajj: él ba suele ser el que mejor capacitado esta para hacer frente a las dificultares del viaje a las Tierras de la Fe , retienen la serenidad para escoger la ruta más segura , pero estas consideraciones le llevan un tiempo y tienen dificultares para improvisar.

La tercera Vida: Si bien el anfitrión no suele estar acostumbrado a pensar y suele limitarse a dejarse llevar tras recibir el Hechizo de la Vida cambia, empieza a pensar por sí mismo y cambia para tratar de ayudar a los otros a pensar también por si mismos, suelen preferir puestos estables desde donde poder ayudar a la gente, creen que Maat solo sera restaurada cuando la gente aprenda a pensar de forma critica y aceptar la responsabilidad de sus acciones.

Afiliaciones: Organizaciones mortales tales como hospitales, iglesias y organizaciones sin animo de lucro suelen atraer a las Khri-habi, pues les gustan los lugares donde se aprecia el trabajo en equipo, el ingenio y el deseo de colaborar , dichos lugares suelen salir beneficiados, en la sociedad Amenti suelen unirse a el Culto de Isis (un grupo de sanadores y preservadores del conocimiento en Egipto desde hace tiempo), pero otros se unen al Shemsu-heru para ayudar a Horus en su lucha por restaurar a Maat en el mundo.

Creación del Personaje: El tem-akh suele dar al anfitrión el impulso de mirar más allaá del presente por lo que los Atributos Mentales o Sociales son los candidatos perfectos a Atributo Primarios, la Naturaleza del nuevo individuo suele depender de la causa de su debilidad, el ba suele dar una considerable cantidad de conocimientos y habilidad para la manipulación social, de mientras el mortal suele poseer destrezas útiles para ayudar a los demás.

Hekau Primario: Alquimia.

Determinación: el Yo Ave o Espiritual, cada día al amanecer el Khri-habi gana tantos dados como puntuación de Equilibrio tenga para curar su cuerpo o él de los demás, cada éxito a dificultad normal cura dos niveles de daño contundente o un nivel de daño letal.

Deuda: Si bien el ba es la fuerza que permite actuar de forma independiente a la momia, la mayor parte de su espíritu pertenece a un mortal que esta acostumbrado a no tomar decisiones, eso hace perder un tiempo al ba cuando necesita emplear los talentos del anfitrión y le da un +2 a la dificultad en Percepción y Astucia y un -2 a la Iniciativa.

Puntos de Vista:

Kher-Minu: Recordemos a los protectores por su paciencia y aguante. Puede que él mundo los haya olvidado hace tiempo pero ellos no olvidaron a sus protegidos.
Mesktet: El regreso de lss Embarcaciones de Ra solo puede resultar beneficioso. Quizás el cielo haya puesto otra vez su mirada sobre la tierra. Lo que saben de A’Aru nos proporciona a todos esperanza.
Sakhmu: Su destreza con las herramientas siempre resulta útil, pero estos artesanos son en si mismo herramientas. No son más que el mortero entre los auténticos ladrillos del templo.
Sefekhi: Estas bestias nos acosaban en el mundo subterráneo y ahora siguen haciéndolo en las tierras de los vivos. Sigue siendo un misterio su utilidad en la tarea de traer a Maat al mundo.
Udja-sen: Si pudiéramos sanar a estas pobres almas. !Ay¡, los que habitan fuera de la ciudad de los Elegidos deben pagar el preció por su libertad.
Los Otros: La irreflexión y el comportamiento compulsivo parecen conformar el día a día de estas criaturas . ¿Nos costaría mucho guiarles de nuevo por la senda de Maat?.