Clases de Amenti – Udja-sen

Apodo: los Enjuiciados.

Cita: ¿Que he hecho yo para merecer esto?.

Descripción General: En ocasiones los Tem-akh se unen a mortales que no están preparados para la inmortalidad o que han sufrido el toque corruptor de Apofis, dichas uniones son llevadas por Anubis frente a los Jueces de Maat que normalmente desechan tales uniones, pero tal vez por una necesidad imperiosa de vez en cuando extirpan la parte del alma de la momia que causa problemas y deforman la resta para cubrir la brecha resultante, el proceso permite volver a la Tercera Vida a la Momia al coste de casi todos sus recuerdos y perdiendo los poderes de su espíritu contemplativo, las otras momias les llaman por ello los Enjuiciados. Muchos Udja-sen consideran injusto el juicio y muchas abandonan las Tierras de la Fe con sus almas heridas como símbolo de libertad y una nueva vida. Notándose vacíos por dentro luchan por comprender su lugar en el mundo, cada vez que emplean Sekhem su cuerpo sufre por culpa de su alma rota, el camino de la Udja-sen suele ser difícil con solo su corazón como única guía en el camino de la redención.

El Hajj: una Amenti de este tipo empieza como uno de los cinco de tem-akh antes mencionados y es muy probable que tras la resurrección no recuerde el viaje.

La Tercera Vida: Suelen empezar confundidos y apesadumbrados y con enormes lagunas en sus recuerdos de la Segunda Vida. Los Udja-sen se suelen sentir vacíos y rotos por dentro y hierven de amargura por lo que parece una situación injusta, la resta de momias los consideran casi unos parias lo que los suele situar en la periferia de la sociedad Amerti, lo primero que debe hacer un Udja-sen es acostumbrarse a la soledad y cometer actos irreflexivos ni cometer alianzas dañinas, suelen descubrir que poseen la libertad para cambiar su condición y escoger la mejor manera de servir a Maat.

Afiliaciones: los motivos por los que se convirtieron en Enjuiciados suelen variar mucho, se sabe que en la sociedad mortal muchos suelen afiliarse con grupos luchan por la libertad y la responsabilidad individual, en la sociedad Amenti suelen enfrentarse a graves prejuicios pese a que ninguna facción prohíbe su entrada solo el Culto de Isis los admite de buen grado pues su naturaleza como sanadores supone que incluso los que reconocen la naturaleza defectuosa de las Udja-Sen son capaces de perdonar.

Creación del Personaje: al perder casi toda su memoria, pueden cumplir miles de papeles, los únicos puntos comunes entre todas ellas son un de independencia y una personalidad normalmente incompatible con los estilos de vida en la Tierra de la Fe, otras características comunes suelen ser unos Atributos elevados en Inteligencia, Astucia y Resistencia, aunque solo sea que los Udja-sen no duran mucho sin ellos.

Hekau Principal: Cualquiera.

Determinación: El Udja-sen es una excepción a muchas reglas, pues no esta tan atado a las Tierras de la Fe como muchas momias, cuando reponen su Sekhem puede añadir tantos puntos adicionales como puntuación tenga en Equilibrio, una vez al día puede dar a una momia tantos puntos de Sekhem como Equilibrio tenga, esta transferencia esta sujeta a la Deuda del Udja-sen.

Deuda: la razón de que el Enjuiciado este tan abierto al flujo de Sekhem es que tiene una herida en el alma, y el uso del Sekhem hace más serios los daños espirituales. Cualquier gasto de Sekhem hace un nivel de daño contundente a la momia por punto gastado, este daño ocurre aunque el Sekhem proceda de una fuente externa y como el daño es voluntario no se puede absorber.

Punto de Vista:

Kher-minu: Son unos putos condescendientes, pero por lo que hemos podido observar, están más que dispuestos a ayudarte si las cosas se ponen feas.
Khir-habi: Los Portadores de Pergaminos son los mejores amigos que tenemos entre los ” no enjuiciados “. No te separes de ellos, no solo pueden aliviarte algo del dolor sino que que son lo suficientemente inteligentes para no prejuzgar a los demás sin conocerles primero.
Mesektet: ¿así que estos tipos han venido del cielo a cumplir una misión o alguna cosa por el estilo?, esperemos que no tengan más ” jueces ” por allí escondidos que nos vayan a ” juzgar ” a su peculiar estilo.
Sakhmu: No están mal. Estarían mejor si nos fabricasen uno de esos juguetes mágicos tan molones.
Sefekhi: Si tenemos en cuenta como han terminado estos psicópatas violentos, aterradores y llenos de cicatrices podría decirse que hemos tenido más suerte. O casi.
Los Otros: Mira, ya tenemos nuestros propios problemas sin tener que buscarnos más. Eso si, si buscan problemas les podemos dar unos cuantos, puede que nos duela un poco, pero ¿acaso hay algo que no duela?.