Conde Ormonde

La noche no pertenece necesariamente a una de la dos grandes sectas de vampiros. En realidad, en estos tiempos desesperados y modernos, muchos de los hijos de Caín eligen desdeñar las pequeñas políticas de las sectas y crear sus propios destinos. Independientes e Inconnu.

Trasfondo: muchos aseguran que los más formidables herederos de la Maldición de Caín son producto, a menudo, de los más increíbles orígenes. Desde luego, Ormonde, una vez orgulloso y errante chiquillo de Sutekh, no es una excepción.

La primera vez que Sire y chiquillo se encontraron aconteció bajo la débil luz de un mercado, momentos antes del amanecer en Burdeos. Él estaba descargando una basta tabla de madera donde traficaba con la cosecha familiar y ella estaba terminando un aciago encargo y necesitaba volar desesperadamente huyendo de la inminente mañana. No cruzaron ninguna palabra, sólo un momentáneo intercambio de miradas mientras la noble dama se introducía rápidamente en un carruaje protegido por cortinas. Era la clase de momentos en que todo podía ser posible.

Jean-Michel se encargó de sus deberes diarios y retornó a la granja al anochecer: allí le esperaban sus tres hijos y una esposa que llevaba en su vientre al cuarto; sin embargo, algo había cambiado dentro en el interior del hombre. Allí donde iba el granjero, a pesar de todas las distracciones que intentaba, no podía desechar de su corazón la aparición que había presenciado en la sombría plaza. ¿Había sido amor a primera vista? ¿Tal vez esa magia que todas las mujeres comparten? ¿O simplemente los persistentes arrepentimientos por una vida no vivida?

Lo que el campesino no sabía (no podía hacerlo) es que, refugiada de la luz en una cámara ornamentada y carente de ventanas, los sueños de Lady Clea Auguste d’Holford también estaban encantados de una forma similar. Estaba bien versada en las artes de la atracción y en las estrategias mediante las cuales pude ser ganado y dilapidado el corazón de un hombre; pero ¿qué ocurría con éste? ¿Era un espíritu roto? ¿Un juego que no había jugado hasta el final? ¿Alguna cualidad que ella ya no poseía?

No antes de que hubiera tomado la determinación de hacerlo suyo él retornó, buscando en la plaza bañada por el ocaso algún signo de su presencia y portando un patético ramito de flores salvajes en su mano temblorosa. Abandonó sus campos, su familia, su esposa, su voluntad, y nunca miró atrás; y, a lo largo de los años, más tiempo del que Lady d’Holford nunca hubiera pasado con un mortal, terminó por romperse.

Reblandecido por una vida de exceso y opulencia, vaciado mediante fruslerías, primores y una docena de enfermedades venéreas, el fracasado entró en la inmortalidad de rodillas y con su fluido vital destilado gradualmente de cualquier rastro del hombre que una vez fue Jean-Michel d’Ormonde.

En las noches presentes, Ormonde (“Conde de Ormonde” , corrige gentilmente) vive una existencia solitaria y trashumante, volando de ciudad en ciudad en busca de diversión y de la Próxima Gran Fiesta. Su Sire, llena de disgusto, le descartó poco después de su Abrazo; se le confunde frecuentemente con un Toreador, un Ventrue o un Lasombra incluso, y esto le proporciona paso libre y sin problemas a través de territorio Camarilla o Sabbat. El fin de siecle lleno de vicio le ha proporcionado un terreno de juegos para sus perversas pasiones; su encanto y buenas maneras, junto a una notable inclinación hacia la discreción sobre la valentía, le han permitido superar situaciones comprometidas a lo largo de los siglos.

Imagen: es un hombre esbelto cuyo forma ligera a veces irradia una ilusión de tener más peso en su, de todas formas, estatura poco impresionante. Cuando estaba vivo era graciosamente apuesto, un chico granjero de baja familia que había cambiado la belleza por lo centímetro, pero el cruel beso de su Sire hizo que dejase atrás todo aquello para siempre. Sus rasgos son delicados y casi femeninos, a la vez estudiosamente reservados y peligrosamente expresivos. Lleva una perilla muy corta y su cabello lustroso le sobrepasa los hombros (a veces lo lleva recogido en una coleta o atado mediante una trenza de estilo marqués, según convenga a la ocasión) y mantiene un distintivo par de gafas de cristales tintados cerca de él. Incluso cuando tiene una compañía casual su atuendo es impresionante y cuidadosamente escogido.

Sugerencias de Interpretación: todo lo que te hacía humano te fue robado hace tiempo y lo que queda de ello es una perpetua pantomima que repite las mismos movimientos que realizaste en la plaza del mercado hace tantos años. Aunque hubo un tiempo en el que te deleitabas con la decadencia y la depravación de tu estirpe, todo se ha empezado a converger en un remolino caleidoscópico de camareras inocentemente sonrojadas, cumplidos inexpertos y placeres intrascendentes. Esto sólo hace que la facilidad con la que plagias las maneras de la aristocracia del viejo mundo e interpretas al “hombre sensible de largo pelo recogido en coleta” sea más molesto: aún eres muy bueno en lo que haces. La pompa sería perfecta si pudieras incluirte a ti mismo en la mentira. Pero la façade ha fallado y bajo el encanto preparado y el colorido savoir faire otros han empezado a llevarse una impresión tuya de voyeur frío y hambriento, lo que sobrepasa tu elegancia angélica y modales perfectos. A pesar de esto, te mueves de círculo a círculo social, cambiando constantemente de conocidos y relaciones amorosas antes de que nadie pueda atisbar tus débiles intentos de disfrazar el vacío interior que sufres.

Clan: Seguidores de Set
Sire: Lady Clea Auguste d’Holford
Naturaleza: vividor
Conducta: bizarro
Generación: 9ª
Abrazo: 1599
Edad Aparente: mitad de la treintena (aunque puede variar unos siete u ocho años arriba o abajo mediante una artística variación cosmética y un selecto vestuario)
Físicos: Fuerza 3, Destreza 3, Resistencia 3
Sociales: Carisma 4, Manipulación 5, Apariencia 5
Mentales: Percepción 4, Inteligencia 5, Astucia 5
Talentos: Alerta 2, Atletismo 1, Buenaventura 2, Callejeo 2, Estilo 4, Empatía 4, Expresión 2, Intuición 3, Liderazgo 1, Mascarada 5, Subterfugio 5
Técnicas: Armas C.C. 2, Armas de Fuego 2, Cabalgar 2, Conducir 2, Disfrazarse 3, Etiqueta 4, Flirteo 4, Tiro con Arco 1
Conocimientos: Academicismo 1, Burocracia 2, Cultura de la Camarilla 2, Cultura del Sabbat 1, Conocimiento de Clan (Setitas) 3, Finanzas 2, Investigación 4, Informática 1, Leyes 2, Lingüística 4, Medicina 1, Ocultismo 2, Política 4, Psicología 3
Disciplinas: Auspex 3, Dominación 3, Ofuscación 4, Presencia 4, Serpentis 3
Trasfondos: Recursos 4
Virtudes: Conciencia 3, Autocontrol 2, Coraje 1
Moralidad: Humanidad, 5
Fuerza de Voluntad: 5