Conductas Sexuales

Para los Garou, el sexo es vida. Como ocurre con su relación con la naturaleza, el sexo Garou es natural. No hay nada en su manera de percibirlo que se parezca (remotamente) a las, a veces enfermizas, situaciones de los vástagos.

 

El amor y el sexo forman una parte de la vida de los cambiaformas en general, una parte extremadamente importante. Los Garou deben procrear con seres humanos o lobos (o con otros Garou, si están dispuestos a romper la Letanía), para continuar con sus linajes. Pero en realidad y por lo que he podido estudiar, cada una de las tribus, ve las cosas de manera diferente.

FURIAS NEGRAS

Las Furias negras pueden ya de por sí, protagonizar todo un estudio de la misoginia. Quizá alguien diría que con una conciencia violentamente feminista, las Furias Negras pueden ser las aprovechadas definitivas.
“Ámalos y déjalos”. “Después de todo, los hombres tan sólo sirven para una cosa”.

Sin embargo hay más de un puñado de cariñosas y protectoras madres entre las Furias, teniendo en cuenta el dato de que las crías merecedoras de esas atenciones son siempre hembras. Esas actitudes han llegado a generar dos apodos para la tribu, el de “viudas negras” y el de “madres animales”, una buena recomendación es que ninguna de ellas pueda oírte nunca usarlos.

De todas formas, las Furias son seres muy sexuales. Son muy conscientes de la importancia del sexo para la supervivencia de la Tribu. Sobre todo si se tiene en cuenta que tan sólo las crías hembra son aceptadas, aunque sí puedan ser aceptados metis varones. La actitud de las Furias hacia el sexo puede parecer fría, eso sí, esto no excluye la existencia de ciertos sentimientos genuinos. Quizá la solución estriba en que los compañeros masculinos debieran aceptar simplemente que la Furia asume la parte dominante de la relación.

ROEHUESOS

Los Roehuesos son intensamente apasionados. Su dura vida en las calles les ha proporcionado un singular aprecio por la vida, que puede ser a la vez corta y brutal. Un handicap es que los miembros de esta Tribu comienzan todas sus relaciones con cierto abandono. En cambio la unión sexual es para ellos una celebración de la vida y un bienvenido descanso en su lucha contra el Wyrm. Pese a que los Roehuesos son mal vistos por el resto de las tribus, pocos pueden albergar la esperanza de encontrar unos amantes más apasionados (y olorosos).

Los Roehuesos son extremadamente leales a sus parejas y cuando la pasión decae y alguna de las partes decide seguir su propio camino, las rupturas raramente son tensas o duras. Y es que estos Garou no suelen olvidar los buenos tiempos. Los Roehuesos se desvían de su camino para ayudar a antiguos amantes, y los ataques sobre su gente no suelen quedar sin ser vengados. De igual manera, los Roehuesos pueden contar con ayuda e información proveniente de sus ex amantes.

HIJOS DE GAIA

Los Hijos de Gaia se toman de manera muy relajada todas sus relaciones físicas. Son Compasivos y cuidadosos, consideran el amor como una fuente de salud física y mental. Asumiendo su propia sensualidad, los Hijos de Gaia no tienen miedo de expresar sus sentimientos. Contemplan su intimidad como recompensa, disfrutando siempre al máximo de sus relaciones.

La libertad con la que estos Garou conducen sus relaciones, lleva a muchos que las observan, a pensar que son libertinos o sibaritas. Pero nada más lejos de la realidad. Los Hijos se respetan a sí mismos y a sus parejas. El sexo es una expresión de amor. Para los Hijos de Gaia ambos son inseparables. Si el sentimiento es recíproco no hay nada malo en estar con alguien. Ser posesivo o celoso no es algo que vaya con esta tribu, por lo que las relaciones múltiples son comunes.

FIANNA

Los Fianna son románticos incurables y no suelen ser de los que hacen las cosas a medias. Los momentos de felicidad les elevan hasta las más elevadas alturas mientras que los desesperados les arrojan hacia las más profundas depresiones. Pero todo pasa.

Los Fianna siempre parecen estar enamorándose o desenamorándose. Un Garou de esta tribu que esté enamorado es el vivo retrato de la total devoción. Mientras una relación se prolongue, un Fianna no se separará del lado de su amante, precisamente por ello estas relaciones no se suelen prolongar demasiado.
Sólo enamorado, un Fianna es realmente feliz, aunque sea rechazado.

El amor es un juego y los Fianna juegan muy bien. La emoción de la caza es lo que enciende sus pasiones. Una conquista fácil tiene poco mérito.
Desde luego a nadie sorprende que los Fianna hayan cosechado una sólida reputación de Pero cuando un miembro de la tribu encuentra su amor verdadero, se convierte en monógamo de por vida. Todo hay que decir, que si esa clase de amor fuese muy común habría mas bien pocos Fianna. Mientras que todos parecen desesperarse en encontrar el amor verdadero, en realidad disfrutan con la emoción de la búsqueda.

CAMADA DE FENRIS

La Camada de Fenris es una tribu extremadamente física y violenta, algo que se refleja directamente en sus conductas sexuales. Revelan en su obteniendo gran placer en el ac-to sexual. De hecho, su entusiasmo puede aparecer a menudo teñido de conductas violentas. Raramente son crueles o sádicos, pero sus juegos amorosos pueden resultar sumamente extraños a aquellos no familiarizados con las costumbres de la Tribu. De hecho hay quienes han sugerido que las habilidades y condiciones físicas de la Camada no están exigidas únicamente para el combate…

Desde luego a nadie le gustaría encontrarse entre uno de la Camada y su amante. No existen advertencias o piedad, los celos y la rivalidad son estereotipados. La Camada de Fenris es una de las tribus con una estructura más familiar, tener un problema con uno de los suyos suele ser un grave error.

Muchos en la Camada se mueven de un breve pero intenso escarceo amoroso al siguiente, no porque no puedan comprometerse sino porque un amante debe tener el respeto de la Camada si la relación elegida es la definitiva, una vez lo cual, un Camada de Fenris se compromete hasta el fin.

MORADORES DEL CRISTAL

Si existe una tribu que pueda comparar sus artes de seducción a las de los vampiros, esos son los Moradores del Cristal. Los miembros de esta tribu son urbanos, sofisticados e increíblemente encantadores. Pero al contrario que los vástagos, los Moradores no es-tán interesados en fingir. Pueden ser libertinos y depredadores sexuales, pero su interés es genuino. La sexualidad en estos Garou es natural, mientras que los cainitas (al menos en la mayoría de los casos que conozco) la cultivan artificialmente.

Los Moradores, se exigen mucho a sí mismos y por ende a sus parejas. Suelen ser vanidosos y difícilmente se entregan totalmente, sin embargo sus relaciones no suelen ser breves.

Cuando un Morador se interesa realmente en un amante y tras un tiempo decide cambiar, la relación no tiene que necesariamente haberse acabado. Los miembros de esta Tribu suelen regresar a las antiguas relaciones de tanto en cuanto. La habilidad de los Moradores para mantener varios amantes simultáneamente solo es comparable a la de los Hijos de Gaia. De hecho, muchos Moradores reciben de sus amantes muchos de los mismos beneficios en términos de ayuda e información que los Roehuesos (aunque no recomendamos exponer estos paralelismos a los Moradores). Sin embargo los Caminantes del Cristal difícilmente sienten una mínima lealtad hacia sus parejas. Quizá en eso sí recuerden (desgraciadamente) a los vástagos.

GARRAS ROJAS

Los Garras Rojas son lupus. Sólo se aparean con lobos. Periódicamente. La simple idea de aparearse con humanos u otros garou es para ellos repulsiva. Si realmente alguien quiere tener claros sus hábitos y conducta sexual que en vez de dormir la siesta, que se vea algún documental de la 2.

Los Garras que se aparean con humanos son considerados por el resto de la tribu como unos pervertidos degenerados. Estos “affaires” suelen ser bastante escandalosos por lo que suelen guardarse en secreto. La mayoría de estos casos suelen estar motivados por la curiosidad o, raramente, por amor. Pero puede haber también otro terrible motivo. Los Garras Rojas cuyo odio hacia los humanos está mezclado con cierto temperamento sádico, pueden seducir o violar humanos y asesinarlos durante el acto sexual.

SEÑORES DE LAS SOMBRAS

Animales políticos como son, los señores de las sombras también adoptan una calculadora actitud con respecto a su intimidad. Practican todas las posiciones. Sus emparejamientos implican siempre armonías políticas y son utilizadas para obtener ventajas de alguna clase. Decir que los Señores son cínicos es obviar el resto de su retorcida actitud.

Cuando el amante de un Señor de las Sombras ya no sirve para su propósito, es descartado o devorado (a sabiendas que la última opción es severamente castigada si el garou es descubierto). Los Señores protestan por el estereotipado papel que tradicionalmente se les otorga cuando, claman, pueden llegar a ser dulces y encantadores amantes, (ejem…) asegurando que no todas sus relaciones son frías y calculadas, pero que disfrutan de su intimidad. La discreción en lo referido a su vida privada es una de sus mayores virtudes.

CAMINANTES SILENCIOSOS

A causa de su estilo de vida nómada, los Caminantes Silenciosos raramente tienen relaciones duraderas. Por la misma razón es difícil generalizar acerca de sus prácticas íntimas. Y a los caminantes parece gustarles eso.

Lo que es bien conocido, es que los Caminantes dejan a sus amantes satisfechos y con bonitos recuerdos. Los miembros de esta tribu suelen ser muy selectivos a la hora de escoger pareja, pero su criterio para hacerlo es aún un misterio. Aquellos que se han visto favorecidos de alguna manera, guardan un ominoso silencio al ser preguntados sobre ello, obteniendo tan sólo como respuesta una sonrisa. Más que ninguna tribu, salvo los Uktena, los caminantes se enriquecen con la variedad. En sus viajes, conocen a mucha gente diferente. Es por lo tanto natural que acaben intimando con ellos. Los rumores abundan al referirse a los temas sexuales, y es que tanto conocimiento y tanta experiencia suelen acabar reflejándose también en sus técnicas amatorias.

Algunos Metis han resultado el fruto de los intentos de comprobación de la veracidad de tales afirmaciones. Desafortunadamente, los garou envueltos en esos casos tampoco contestan, se limitan a sonreír.

COLMILLOS PLATEADOS

¿Qué se puede decir? Los Colmillos plateados son sin duda los mejores amantes de entre todos garou. ¿No me crees? Pregúntales a ellos…

Ciertamente el apetito carnal de los colmillos es inmenso. Su tribu está entre las más ac-tivas sexualmente de entre todas las tribus. Son además muy selectivos, pues el objetivo no es otro que lograr descendencia y para ello buscan a sus consortes entre las mejores familias y los linajes más puros. Como ninguna otra tribu, los Colmillos Plateados establecen un rígido control de nacimientos. Los nacimientos son cuidadosamente planeados. El resto es tan sólo diversión. Sí, el sexo es divertido para los Colmillos, aparearse para conseguir descendencia es otro asunto.

Trágicamente, la preocupación de los Colmillos Plateados en el apareamiento selectivo ha debilitado sensiblemente su linaje. En áreas concretas, las manadas de Colmillos Plateados mantienen progenies humanas con el único fin de emparejarse con ellas y así perpetuarse.

Aun así, el control de nacimientos no siempre funciona y un Colmillo que no sea lo suficientemente cuidadoso debe de estar seguro de poder esconder a sus bastardos del resto de compañeros de tribu o todos sufrirían ignominiosamente. Muchos escándalos han surgido cuando un Colmillo Plateado de baja cuna aparece para reclamar la posición y el título de su padre. Irónicamente, en lo que a los asuntos sexuales concierne, los Colmillos Plateados son paradójicamente la más liberal y la más conservadora de las tribus.

CONTEMPLAESTRELLAS

Los Contemplaestrellas no son necesariamente los ascetas estrictos que muchos creen que son, pero su actitud hacia la intimidad física es realmente diferente de la percepción del resto de garou. Los Contemplaestrellas observan el sexo como si de una unión espiritual se tratara. El acto físico no tiene significado por sí solo, sino que ha de ser visto como una forma de expresión y regocijo. La tribu practica las técnicas sexuales como un arte, desde posturas tántricas, Kundalini o el mismo Kama Sutra.

Esta aproximación intelectual a la unión sexual, nos permite explicar el porqué de la escasez de los Contemplaestrellas. La técnica parece haber reemplazado a la pasión; muchos individuos de entre estos Garou pueden parecer fríos y distantes, pero suelen ser la excepción, no la regla. Sin embargo, pese a que los Contemplaestrellas son excelentes compañeros, suelen estar emocionalmente insatisfechos.

UKTENA

Para los Uktena, el sexo no es sino un acto de encumbramiento político. Los Uktena han usado el sexo para repartir su tribu a lo largo de todo el mundo, emparejándose con muchos aborígenes. La Diversidad ha hecho a la tribu fuerte y ha dado a sus miembros un toque de exotismo. La exploración de la Umbra por parte de estos garou les ha dado asimismo algunas preferencias inusuales. Para los Uktena existen muy pocos tabúes, de hecho son amantes especialmente inventivos e imaginativos.

Emparejado con su activismo sexual, los miembros de los Uktena ha desarrollado un fuerte sentido de comunidad y familia; respetan la individualidad y preferencias de cada uno, combinando partes divergentes para conseguir un mismo objetivo. En la diversificación, los Uktena encuentran una fuerza sin parangón; la tribu no tiende a ser conservadora y si sus peculiaridades pueden ser toleradas, prueban ser extremadamente francos y abiertos a nuevas ideas.

WENDIGO

Los Wendigo son los más “naturales” de todos los garou. Con la excepción de los Garras Rojas, son los que se mantienen más cerca de Gaia. Para un Wendigo, el sexo no es un gran problema. Es parte del orden natural. Son reservados con su intimidad y difícilmente sus egos se interponen para conseguir una relación estable.
Los Wendigo son amantes cariñosos y tiernos. Disfrutan proporcionando placer a sus parejas y a ellos mismos. Esta preocupación es difícil, muy difícil de encontrar en cria-turas demasiado llenas de rabia. Pese a que no es tan evidente como en algunas de las otras tribus, los Wendigo poseen una enorme y calmada sensualidad.

DANZANTES DE LA ESPIRAL NEGRA

Para acabar no nos podemos olvidar de los Danzantes de la Espiral Negra. Los danzantes son el espejo oscuro del alma de los garou, pero siguen siendo garou al fin y al cabo. ¿Estas interesado en la sensualidad o sexualidad de los Danzantes? La verdad es muy fácil de explicar. Cualquier cosa que encuentres sucia, perversa o degenerada, eso es lo que venden los Danzantes. Los individuos de esta tribu son pervertidos, lo mejor es que tú mismo pienses en la clase de perversión (o acaso pensabas que iba yo a hacer el trabajo “sucio” por ti). Los Danzantes son la perfecta herramienta con la que poner sobre la mesa toda la sensualidad de los garou.

De hecho son los Danzantes los que llevan esa misma sensualidad hasta extremos insospechados. Su lujuria y perversión se convierten en un perfecto contrapunto o paralelismo a las pasiones de los personajes. Los contrastes pueden convertir a los personajes en confidentes de sus emociones y sensaciones normales, o convertirse en confesiones de sus obsesiones y fantasías más escabrosas.

Incluso los Gaoru tiene sus fiestas negras y, como lo es su sociedad, sus tradiciones a la hora de aparearse también son complejas.

Este artículo posee información acerca de cómo hacen los Garou de las distintas tribus para conservar la especie.