Cuando la muerte nos sorprende

Es el destino de los seres vivos. En la frontera entre la vida terrena y el Paraiso prometido. Es temor de los reyes mortales. Es lo contrario a inmortalidad. Es la mortalidad.

Si los seres humanos, si todo, esta condenado a morir, incluso nuestra ideas tienen una duracion finita, ¿por que no van a tener que morir los personajes?

Todos sabemos que los personajes jugadores tienen niveles de salud, puntos de vida, etc que señalan cuanto puede un personaje resistir antes que la planilla de personaje se pueda reciclar. Pero a pesar que los jugadores saben que sus personajes son susceptibles de morir, muchos no lo aceptan.

En realidad, a ninguno de nosotros nos gusta perder un personaje que lleva meses de partidas. Empezo desde esa primer partida gloriosa y sobrevivio a las peores calamidades, obstaculos y criaturas. Finalmente, adquiere un aura de predestinacion y se arraiga tanto en el cariño del jugador que su muerte no puede significar otra cosa que dolor.

Pero esto no seria mayor inconveniente, si ese dolor no alimentara resentimientos contra su asesino. Porque al fin y al cabo, el asesino no es otro que el Narrador. Los jugadores tienden a juzgar la muerte de sus jugadores por un subjetivo status de gloria y honor. Si el personaje muere honorablemente, o sea con mucho dramatismo, o lleno de gloria, o sea contra una bestia de fuerza epica, entonces y solo entonces, el jugador reflexiona sobre la posibildidad de no enfadarse con nadie por la muerte de su personaje.

Sin embargo, los Narradores son una raza caprichosa y torpe, y no faltan las veces que mate a un personaje “deshonrosamente” sin otorgarle un solo laurel de “gloria”. ¡Que crimen! Detener la existencia fictica de ese titan de la guerra, de ese archimago omnipotente, de aquel agudo investigador Aqui trazamos una linea, pero antes indicamos de que se trata esta linea.

Los Narradores cometen errores, son humanos. Y estos errores son mas frecuentes cuando un PJ se transforma en una molestia. Cada vez es mas dificil presentarle retos decentes a esa bola de musculos, porque termina decapitandola. Aquel mago conoce todos los hechizos. Y el investigador nunca pasa nada por alto. El Narrador no logra incluir antagonismos competitivos para esos superpersonajes.

Pero no le echemos la culpa solo a los superpersonajes. Los Narradores pueden tener propositos. Tienen que matar a alguien. Lamentablemente te toca a ti, pero no es nada personal. Es cruel e injusto. Acaso no suelen decir que la vida es injusta. Es un recurso que a pesar que muchos Narradores rechazen, otros lo tienen en cuenta.

Por ultimo, empero la razon mas comun, es el Narrador es humano, comete errores y puede matar al PJ injustamente. Enfrentarlo contra una super criatura, un fin inexorable, etc. La tarea del Narrador no es sencilla y debe tener muchas cosas en cuenta durante las partidas y antes, no es extraño entonces que cometa faltas a la etica del Narrador: matar injustamente.

Ahora, estos casos son una linea que separa a los jugadores. Aquellos que entienden que los PJs son mortales y cuando mueren lo lamentan pero no culpan a nadie mas que la naturaleza. Y todos los otros que no comprenden el concepto de mortalidad y culpan al Narrador o sus compañeros del cumplimiento de la clausa de finitud de su personaje. Los primeros son jugadores serios y adultos; los segundos, todavia necesitan perder unos cuantos personajes mas y luego comprenderan.

No obstante, no podemos concluir aca. Narradores sabed que es cruel matar personajes sin una justificacion o modus operandi valido para la etica. O sea, no hay que matar porque es una partida de “limpieza” o “purificacion”, o porque “voy empezar de nuevo”, o “porque de vez en cuando tengo que matar alguien”. La MORTALIDAD es un recurso que un Narrador habil blande como amenaza o estimulo.

Reconoced la verdadera utilidad de la Muerte, y no abusen de su facultad soberana exterminando ante cualquier ocasion. Nosotros, los jugadores, se lo vamos agradecer.