Disciplina – Dementación – Artes avanzados

La disciplina poseída la mayoría de los Malkavian permite que el vampiro trasmita su locura a su víctima. Se parece a Dominación, pero actúa más como un catalizador que como un controlador.


****** – Espíritus Afines
El vampiro puede manipular la mente de otro y obligar a que la personalidad de la víctima se vuelva exactamente igual que la suya propia. La víctima adquirirá también todos los Trastornos Mentales u otros problemas mentales que posea el vampiro. Esto no le da al vampiro ningún control real sobre la víctima, y no debe considerarse igual que el poder de Dominación Titiritero. El vampiro también debe estar dispuesto a darse cuenta de lo mucho que se odia a sí mismo. Para que este poder actúe, el vampiro deberá entrar en contacto físico (piel contra piel).

Sistema: la duración del efecto se basa en el número de éxitos que obtenga el vampiro utilizando Carisma + Subterfugio (la dificultad es la Inteligencia de la víctima + su Autocontrol o Instinto).
1 éxito Una noche
2 éxitos Una semana
3 éxitos Un mes
4 éxitos Un año
5 éxitos Permanente

Trastornar
Este poder permite que el vampiro le imponga a su víctima un Trastorno Mental permanente que nunca podrá eliminarse. El vampiro deberá mirar a los ojos a su víctima y describirle su nuevo Trastorno Mental. El vampiro puede escoger el Trastorno.

Sistema: el vampiro debe conseguir por lo menos 2 éxitos utilizando su Manipulación + Empatía contra el valor de Fuerza de Voluntad de la víctima.

******* – Mente de Asesino
Este poder permite que el vampiro altere la mente de su víctima, convirtiéndola en un asesino a sangre fría, que no dé ningún valor a la vida. Si alguien, incluso un ser querido, ofende a la víctima asesinará a esa persona, bien mediante un plan complejo o simplemente a machetazos. Una vez que la víctima de este poder haya matado, el efecto de este poder finaliza y la persona vuelve a la normalidad, sin saber con seguridad por qué hizo algo tan horrendo. El poder actúa tanto en mortales como en vampiros y exige que el vampiro bese a la víctima.

Sistema: para tener éxito en el uso de este poder, se precisan por lo menos tres éxitos en una tirada de Carisma + Subterfugio (la dificultad es el Carisma de la víctima + su Coraje o Moral).

Mente de Niño
Este poder permite que el vampiro reduzca el total de los Atributos Mentales de la víctima en una cantidad de hasta 7 puntos, siempre que a dicha persona le queda por lo menos un punto en cada uno de los tres atributos. La víctima también se volverá muy pueril en su actuación, y tendrá un carácter ingenuo y juguetón. El vampiro deberá entablar contacto visual con la víctima para que el poder actúa. Este poder afecta a vampiros o mortales. La única forma de evitarlo es evitar mirar a los ojos del vampiro.

Sistema: el vampiro deberá hacer una tirada de Inteligencia + Empatía (la dificultad es la Astucia de la víctima + su Autocontrol o Instinto).

Ola de Locura
El vampiro que use este poder puede provocar el mismo efecto que la Locura Total sobre un gran número de mortales o vampiros. Si hay presentes más sujetos del número al que puede afectar el vampiro, el Narrador escoge a quién afecta este poder.

Sistema: el vampiro debe hacer una tirada utilizando Carisma + Empatía (dificultad 7), para ver el número de personas afectadas. El vampiro es capaz de afectar a una persona por cada éxito conseguido. Sin embargo, después de calcular el número posible de víctimas, el vampiro deberá hacer una tirada de resolución opuesta contra cada persona para determinar si el poder funciona sobre dicha persona, de la misma manera que si hubiera usado Locura Total. El vampiro provoca este efecto al hablar con las víctimas de una forma peculiar.

******** – Coma
Este poder permite que el vampiro provoque una conmoción en la mente de una persona, de tal forma que desconecte todas sus funciones salvo las vitales y entre en coma. El método de ejecución de esto se desconoce. El vampiro simplemente se concentra y la víctima sufre convulsiones durante unos instantes y luego entra en coma.

Sistema: el vampiro debe hacer una tirada utilizando su Carisma + Intimidación (la dificultad equivale a la Astucia + Coraje o Moral). La duración del coma depende del número de éxitos:
1 éxito Una semana
2 éxitos Un mes
3 éxitos Seis meses
4 éxitos Un año
5 éxitos 10 años

Mentes de Niños
Este poder tiene el mismo efecto que Mente de Niño, salvo que puede afectar a mayor número de Blancos. Si hay presentes más víctimas potenciales del número al que puede afectar el vampiro, el Narrador escoge a quién afecta este poder.

Sistema: el número de sujetos que pueden ser afectados por el uso de este poder equivale al número de éxitos conseguido en una tirada de Carisma + Subterfugio (dificultad 7). A continuación, cada caso deberá controlarse de forma individual, como se haría para la Mente de Niño, para determinar si la víctima resulta afectada y por cuanto tiempo.

********* – Bendición del Caos
El Vampiro que posea este poder es inmune a cualquier nivel de Dementación, Dominación, Presencia y Quimerismo que intenten sobre él los demás vampiros. Sin embargo, la Bendición del Caos tiene un precio. El vampiro adquiera un Trastorno Mental adicional del que nunca podrá librarse. Además, el vampiro sufrirá en ocasiones de Trucos Mentales (como el poder de Dementación de Nivel Dos); sin embargo, debido a la naturaleza propia de esta Disciplina, podrá enfrentarse más fácilmente a estas ilusiones. El Narrador deberá decidir cuándo y cómo afectan al vampiro estos Trucos Mentales.

Coma Masivo
Este poder permite que el vampiro utilice el Coma sobre varios blancos. Si hay más sujetos presentes que el número al que puede afectar el vampiro, el Narrador decidirá quién resultará afectado.

Sistema: para determinar el número de personas que pueden resultar afectadas por este poder, el vampiro debe hacer una tirada de Fuerza de Voluntad (dificultad 7). El número de éxitos equivaldrá al número de personas que pueden quedar afectadas por los efectos de este poder. Para determinar si cada víctima resulta realmente afectada, compruébalo de forma individual usando el método descrito en el poder de Coma.