Disciplinas Kuei-jin -Shintai de la Carne-

Como análogo del elemento Madera, este arte permite al Kuei-jin canalizar la energía Yang mediante su cadáver, aunmentadolo y trasformándolo.

 
DISCIPLINAS SHINTAI

Shintai, un termino japonés que significa “cuerpo de dios”, se refiere a aquellas Disciplinas con las que los vampiros aprenden a enfocar su energía Chi mediante su forma física. Los shintai eran antiguas artes que se han extendido por toda la sociedad Kuei-jin. Aunque son similares en cierto modo a Disciplinas occidentales como Protean y Vicisitud, las artes shintai son mucho más meticulosas y se estudian de forma sistemática. Casi todos los vampiros consideran que el dominio de un shintai es la demostración de que se comprenden los principios Chi, lo que es un paso muy importante hacia el dominio del yo.
Normalmente se practican cinco artes shintai, cada una corresponde a uno de los cinco elementos del pensamiento chino. Como los Kuei-jin son vampiros, han adaptado el sistema de cinco elementos a una representación esquemática de sus cuerpos muertos; por tanto, para los Catayanos los cinco shintai son la Sangre (Agua), el Hueso (Metal), el Jade (Tierra), la Carne (Madera) y la Llama-fantasma (Fuego).
Sintonía Chi: al contrario que los Vástagos, los Kuei-jin no pueden aumentar automáticamente sus Atributos Físicos con Chi. Sin embargo, el dominio de cada shintai comprende una serie de katas y ejercicios básicos mediante los que el Catayano aprende a aumentar un atributo específico hasta niveles sobrehumanos. Por tanto cada shintai indica un Atributo particular con el que se puede entrar en “sintonía Chi”; los vampiros que hayan estudiado ese shintai podrán gastar Chi (de cualquier tipo) para aumentar el Atributo (un punto por cada circulo, pudiendo gastar como máximo la puntuación de la Disciplina). Por tanto, un Kuei-jin con Shintai de la Sangre 4 podrá gastar hasta cuatro puntos de Chi para aumentar un máximo de cuatro círculos su Fuerza.

SHINTAI DE LA CARNE

Se cree que el grotesco Shintai de la Carne tiene sus raíces en las junglas de las Cortes Doradas, aunque se ha extendido por todo el Reino Medio. Como análogo del elemento Madera, este arte permite al Kuei-jin canalizar la energía Yang mediante su cadáver, aunmentadolo y trasformándolo.
Los practicantes de este shintai suelen agruparse en círculos matriarcales. En algunas zonas los vampiros con una gran habilidad en esta Disciplina son denominados penangallan. Estos Kuei-jin suelen estar en sintonía con el Yang, y por tanto parecen relativamente humanos… hasta que demuestran los poderes inherentes de esta práctica. Muchos penangallan se adornan con joyería y tatuajes elaborados, ya que disfrutan e tacto del metal y la tinta con a carne.
Sintonía Chi: Destreza

I. CUELLO ALARGADO
El nombre de este poder puede confundir; el vampiro puede extender su cuello o sus miembros, enviándolos sobre obstáculos elevados o doblando esquinas. La piel no se estira con el resto, de modo que los espectadores experimentan la desagradable visión de una cabeza o un dedo extendiéndose mediante un nudo de viseras y músculos.
Sistema: no se necesita tirada. El cuello o los miembros pueden extenderse un metro y medio por punto de Resistencia del objetivo, por lo que podrá morder, golpear o apresar a distancia. Los miembros pueden ser atacados en cualquier punto, y la decapitación matará al Kuei-jin de modo normal.

II. SEPARAR MIEMBRO
Este es uno de los clásicos poderes asociados a los místicos penangallan. El Kuei-jin ha dominado el Chi hasta tal punto que puede separar parte de su fuerza vital del conjunto principal. Puede desprenderse de un trozo de su cuerpo, permitiéndole actuar a distancia.
Normalmente se emplea para permitir que la cabeza y el intestino se separen del resto del cuerpo. Las leyendas populares hablan de una masa capaz de volar, aunque tal proeza solo es posible si el Catayano dispone también del poder Dominar el Aliento del Dragón. Si no es así, la cabeza y el tubo digestivo se arrastrarán por el suelo a la velocidad normal del personaje. Podrán trepar por las paredes y techos aunque dejando una rastro sangriento.
También es posible desprenderse un miembro, aunque esta función suele reservarse para las manos. Aunque es posible separar una pierna para que salte por su cuenta, suele ser un uso bastante inútil y ciertamente cómico. Las manos separadas pueden mostrar una gran utilidad, ya que permiten coger cosas fuera del alcance o estrangular una victima a distancia. De nuevo, si no se dispone de Dominar el Aliento del Dragón la mano solo podrá arrastrarse como una araña.
Sistema: el vampiro gasta un punto de Chi Yang y pasa un turno concentrándose. La cabeza-tubo digestivo o el apéndice separado son considerados objetivos pequeños (dificultad 7 para golpear Cuerpo a Cuerpo, la dificultad en armas de fuego aumenta en uno). Se considerará que la cabeza tiene cuatro Niveles de Salud, un miembro tres y una mano dos. En todos los casos, los Atributos Físicos y Habilidades de la cabeza son idénticos a los del vampiro. El Chi y los dos aspectos del alma permanecen con la cabeza-tubo, pero el corazón no (la cabeza no puede ser empalada con madera o metal, aunque si se empala el cuerpo dormido a cabeza se derrumbará paralizada).
El uso mas frecuente de este poder es la separación de la cabeza y el tubo digestivo. Si no puede volar, el conjunto suele arrastrarse a la velocidad normal. Al carecer de huesos largos, esta masa es capaz de entrar en cualquier zona que quepa el cráneo. Es posible usar las viseras para constreñir (Fuerza + 2, daño normal) si se consigue una beuna presa (por Ej. Cayendo desde lo alto o después de un mordisco con éxito). También se podrá atacar golpeando (Destreza + Pelea, daño normal por mordisco).
El cuerpo permanecerá dormido y será totalmente vulnerable. Muchos vampiros se cuidan de estar rodeados de servidores, o bien ocultan sus cuerpos en lugares seguros. Si el cuerpo es destruido, la masa quedara atrapada en su estado… visceral. Seguirá viva, pero nunca podrá tener más de cuatro Niveles de Salud y deberá gastar un punto adicional de Chi al despertar para evitar secarse.
Los miembros se arrastran por el suelo a velocidad normal de movimiento, pudiendo permanecer separados del cuerpo durante una noche. Al amanecer quedarán inertes y se desintegrarán rápidamente. Los miembros pueden atacar (estrangulando) o aferrar objetos a distancia, aunque si el apéndice se encuentra más allá de la vista del Kuei-jin solo podrá “ver” a su objetivo mediante algún poder de clarividencia.
Especial: si el vampiro tiene también el poder de Cultivación de Nivel dos, Hendir al Demonio, al alma dual podrá ser transmitida a diferentes partes del cuerpo. Por tanto, el Kuei-jin podría animar su cabeza-tubo con el alma Hun y usar la P´o para manejar el cuerpo decapitado. Mientras la cabeza pueda observar el resto del cuerpo, éste podrá “ver” y actuará sin penalizaciones. Cualquier elemento que quede más allá de la línea de visión de la cabeza se considerará “ciego”.

III. NUBE DE LOTO
Combinando el Chi interior con el aliento, el vampiro puede exhalar una nube mística opalescente de energía Yang eufórica. Todos los que respiren los vapores se volverán somnolientos, aturdidos e incoherentes. Este poder no afecta a los vampiros, espíritus y otros seres no-muertos, pero si a mortales normales y a los cambiaformas.
Sistema: el vampiro gasta un punto de Chi Yang y exhala la nube. Los mortales que se encuentren en su interior se marearán automáticamente y quedaran en un estado de fácil sugestión, como si se les hubiera administrado un narcótico. Los shen (y algunos mortales especialmente entrenados, como los maestros de las artes marciales o cazadores de demonios Shih) pueden resistirse con Fuerza de Voluntad (dificultad 6). Una victima afectada no podrá realizar acciones agresivas y sucumbirá a cualquier sugerencia placentera. Si es atacada, se defenderá con un – 2 a sus Reservas de Dados.
El poder dura una escena.

IIII. PELESIT
El vampiro puede crear una pequeña criatura dentro de su cuerpo, liberándola y enviándola en diferentes cometidos. Estos seres son conocidos como pelesit, y pueden demostrar ser excelentes espías. Normalmente parecen insectos grotescos o pequeños demonios deformes, aunque los vampiros que llegan a dominar este poder pueden decorar sus cuerpos con complejos tatuajes irezumi que animarán a voluntad del Catayano.
Sistema: el vampiro gasta un punto de Chi Yang y uno o más Niveles de Salud para liberar al pelesit del cuerpo. Por cada Nivel de Salud “tomado” por el insecto, éste dispondrá de dos Niveles y de una Fuerza y una Resistencia de 1. La criatura siempre tendrá Destreza 3, Atributos mentales a 2 y Pelea y Esquivar 2, pudiendo atacar con un mordisco de [Fuerza] puntos de daño. Se desplaza dando extraños saltos, es un buen secador y habla con una voz aguda y abrasiva.
El pelesit puede permanecer separado toda una noche, pero al amanecer se pudrirá y morirá. Si la criatura regresa antes del amanecer, se fundirá con el cuerpo del vampiro y éste recuperará sus Niveles de Salud. Si el pelesit muere o no consigue regresar, el Kuei-jin perderá los Niveles de Salud y deberá recuperarlos del modo habitual.

V. LAS DIEZ MIL FORMAS
En este nivel de maestría el vampiro logra un control casi total sobre su forma. Podrá parecerse a cualquier persona cambiando su piel, su pelo y su complexión, pudiendo llegar a crear alas. También podrá asumir aspecto animal, aunque conservando siempre la masa aproximada del Kuei-jin.
Sistema: activar este poder cuesta dos puntos de Yang. El vampiro deberá hacer una tirada de Percepción + Atletismo (dificultad 7). El éxito permitirá adoptar prácticamente cualquier forma humanoide que se pueda imaginar. Gastando un punto adicional de Yang se podrá crear un par adicional de brazos o de alas de murciélago, duplicando los efectos de los poderes Shintai Demonio equivalente.
Duplicar una persona o animal especifico exige una tirada de Percepción + Atletismo (dificultad 9)