Disciplinas Kuei-jin -Shintai del hueso-

Considerada por algunos como el Arte Chi del Yin esta disciplina es una de las más temidas ya que sus usuarios suelen ser de los más poderosos adversarios en combate.

DISCIPLINAS SHINTAI

Shintai, un termino japonés que significa “cuerpo de dios”, se refiere a aquellas Disciplinas con las que los vampiros aprenden a enfocar su energía Chi mediante su forma física. Los shintai eran antiguas artes que se han extendido por toda la sociedad Kuei-jin. Aunque son similares en cierto modo a Disciplinas occidentales como Protean y Vicisitud, las artes shintai son mucho más meticulosas y se estudian de forma sistemática. Casi todos los vampiros consideran que el dominio de un shintai es la demostración de que se comprenden los principios Chi, lo que es un paso muy importante hacia el dominio del yo.
Normalmente se practican cinco artes shintai, cada una corresponde a uno de los cinco elementos del pensamiento chino. Como los Kuei-jin son vampiros, han adaptado el sistema de cinco elementos a una representación esquemática de sus cuerpos muertos; por tanto, para los Catayanos los cinco shintai son la Sangre (Agua), el Hueso (Metal), el Jade (Tierra), la Carne (Madera) y la Llama-fantasma (Fuego).
Sintonía Chi: al contrario que los Vástagos, los Kuei-jin no pueden aumentar automáticamente sus Atributos Físicos con Chi. Sin embargo, el dominio de cada shintai comprende una serie de katas y ejercicios básicos mediante los que el Catayano aprende a aumentar un atributo específico hasta niveles sobrehumanos. Por tanto cada shintai indica un Atributo particular con el que se puede entrar en “sintonía Chi”; los vampiros que hayan estudiado ese shintai podrán gastar Chi (de cualquier tipo) para aumentar el Atributo (un punto por cada circulo, pudiendo gastar como máximo la puntuación de la Disciplina). Por tanto, un Kuei-jin con Shintai de la Sangre 4 podrá gastar hasta cuatro puntos de Chi para aumentar un máximo de cuatro círculos su Fuerza.

SHINTAI DEL HUESO

El Shintai del Hueso, el elemento análogo al Metal, es un arte terrible y prohibido, objeto de especulación incluso para los Kuei-jin. Sus practicantes, estrechamente relacionados con el Yin, lo emplean para acentuar los rasgos cadavéricos de sus cuerpos y convertirse en temibles combatientes.
Los practicantes del Shintai del Hueso suelen congregarse en pequeños wu de ideas similares, afinando sus artes en zonas de gran fuerza Yin, como los cementerios. Aunque no todos los practicantes son ch´ing shih, la mayoría suele sufrir con el tiempo un gran desequilibrio Yin. Los estudiantes del Hueso están entre los Kuei-jin más terroríficos en combate.
Sintonía Chi: Resistencia

I. PIEL CADAVÉRICA
El estudiante aprende a canalizar malsanas cantidades de engría Yin por su cuerpo, que se volverá pálido y cadavérico. En este estado el vampiro disfrutara de una resistencia sobrenatural, como los Zombis.
Sistema: el vampiro debe gastar al menos un punto de Yin para evocar este poder. Mientras esté en funcionamiento, la dificultad de todas las Reservas Sociales aumentara en uno. Sin embargo, por cada punto de Yin gastado se ganarán dos Niveles de salud Magullado. Por tanto, el Kuei-jin que gastara dos puntos Yin ganaría cuatro Niveles Magullado, por lo que podría resistir mucho más daño antes de empezar a sufrir penalizaciones.
Todo el Chi debe gastarse en el momento de la activación del poder, y no se pueden emplear más de tres puntos. Piel Cadavérica dura toda una escena.

II. EL CADÁVER DEL TIGRE BLANCO
El vampiro introduce energía Yin en su piel y su medula, haciéndose trasparente y prácticamente invisible. Este poder no afecta a las ropas, a las armas o a otros objetos, aunque el vampiro puede “sangrar” Yin sobre sus posesiones personales para hacerlas también invisibles. A veces pueden detectar a estos vampiros por el frió palpable que irradian.
Sistema: activar este poder cuesta un punto de Yin y dura una escena. Gastando un punto de Chi adicional y pasando tres turnos extendiendo el liquido Yin sobre sus posesiones, podrá hacerlas también invisibles.

III. EL HUESO OBEDIENTE
El discípulo del hueso puede, mediante l manipulación selectiva del Chi, hacer que su estructura ósea se calcifique y genere cristales pétreos. Este poder permite al estudiante diligente trasformar partes de su esqueleto en diferentes objetos útiles.
Sistema: el vampiro gasta Chi Yin tal y como se indica más adelante para manifestar los rasgos deseados. Cada cambio tarde tres turnos en producirse, ya que los huesos “crecen” lentamente hasta adoptar su nueva configuración.
Se pueden lograr los siguientes rasgos:
Ø Garras (Chi): el vampiro de sus uñas o nudillos garras óseas. El efecto es similar al poder de Protean Garras de Lobo. Estas armas causarán [Fuerza + 2] puntos de daño agravado.
Ø Cuchilla ósea (2 Chi, 1 Chi/ cada tres turnos para mantenerla): el vampiro extiende una sección de su antebrazo para crear una hoja ósea de 60 cm. Esta “espada” podrá emplearse para parar ataques y causar [Fuerza + 3] puntos de daño agravado.
Ø Armadura ósea (1 Chi/ punto): el vampiro inunda de Chi su esqueleto, reforzándolo. Por cada punto invertido, e Kuei-jin gana un dado de absorción. La armadura ósea protege contra le daño agravado de los ataques sobrenaturales, pero no del fuego o el sol.
Ø Semblante (2 Chi): el vampiro emplea su Chi para alterar su estructura ósea. Este efecto le permite crecer o encogerse hasta 15 cm o alterar sus facciones o su complexión (aunque no lo suficiente para pasar por otra persona).
Ø Llave (1Chi): el vampiro puede convertir un dedo en una llave capaz de abrir cualquier cerradura normal. Este rasgo reduce en 3 la dificultad de cualquier tirada de Seguridad.
Con la excepción de la cuchilla ósea todas las transformaciones duran una escena, tras la que deberá invertirse más Chi si se quiere mantener.

IIII. NUBE DE LOS CINCO VENENOS
El vampiro puede exhalar una nube de Yin concentrado que se manifiesta como una maza de vapor negro y gélido. La nube trasporta la energía destructiva del Yin, y en su interior e metal se corroe, la carne se pudre y las plantas se marchitan y mueren.
Sistema: el vampiro gasta dos puntos de Yin y la nube se expande hasta llenar un área de 3 x 3 metros. Cualquiera que se encuentre en su interior, salvo el Kuei-jin, sufrirá seis dados de daño agravado.

V. CH´ING SHIH
El vampiro pude inundar su carne y sus huesos con Yin, lo que propicia una grotesca transformación: la carne adopta aun tono grisáceo y enfermizo y el esqueleto se vuelve totalmente negro. La piel se arruga y se pega a los huesos. Los colmillos crecen supurando veneno, y de la espalda, las articulaciones y la caja torácica surgen espinas óseas. Todo el cuerpo emite un brillo fosforescente y crepita con energía Yin. Esta forma es conocida como ch´ing shih.
Sistema: para activar esta forma se necesitan cinco turnos y cinco puntos de Chi Yin. La transformación es automática y los efectos duran una escena.
El vampiro se ve afectado por todo tipo de cambios. Primero, su Apariencia baja a cero. Sus huesos se llenan de Yin y logra un control casi completo sobre su estructura ósea, pudiendo hacer surgir espinas, bordes afilados, etc. En términos de juego, podrá infligir (si lo desea) daño agravado automático con cualquier ataque, incluso una carga o un puñetazo.
Podrá atacar y dañar a los gratis, espectros y otros espíritus del Yin (aunque lo contrario también es cierto, ya que podrá ser atacado). Será capaz de alimentar a estas criaturas con su sangre y su carne, proporcionándoles Chi; los espíritus-Yin que acepten estas “ofrendas”podrán emplear esta energía para recuperar su propio Chi.
Por ultimo, el vampiro podrá inyectar un veneno letal mediante garras y colmillos. Esta toxina inflinge dos Niveles de Salud de daño agravado por turno a los humanos y animales y un punto por turno a los shen, incluyendo wraiths. Los efectos duran (6 – Resistencia mínimo 1) turnos. Los humanos que mueran regresaran como zombis controlados por el ch´ing shih durante la siguiente escena. Los zombis conservan sus Atributos Físicos, pero Mentales y Sociales desaparecerán. Tendrán tres Niveles de Salud adicionales, pero nos eran capaces de recuperarse de ninguna herida. A cada zombi hay que darle un punto de Yin diario o se convertirá en polvo. Un turno después de ser expuestas a la luz solar, estas criaturas comienzan a pudrirse.