El Círculo De La Bruja

Sin duda la Alianza más temida por el resto… Esto sin duda se debe al gran desconocimiento que hay sobre ella. Aquí hay una introducción al mundo de los Acólitos.

El Círculo De La Bruja:

Muy pocos Vástagos que no pertenecen a esta Alianza pueden afirmar que tienen un amplio conocimiento sobre sus creencias y comportamientos secretos. Tan leales como los Cárianos, más meticulosamente organizados que los Invictos y, algunas veces sí y otras no, más temidos e incomprendidos que los miembros de La Lanza Sagrada y los Ordo Dracul. Para muchos neonatos son algo así como sacerdotes paganos y que adoran a un cruento panteón de dioses y diosas, al que hacen sus ofrendas de sangre. Para otros son aquellos que se reúnen en lugares remotos y escondidos, para llevar a cabo prácticas heréticas que han permanecido ocultas a lo largo de la historia. Aquellos Vástagos sobre los que los Antiguos advierten a sus chiquillos: Los parias en el terreno político para algunos y herejes para otros.

Un Vistazo A La Alianza:

Para los miembros del Círculo (A quienes generalmente se conoce como “Acólitos”) los mitos más extendidos sobre la creación de la Estirpe son simplemente falacias. Ni reverencian a aquel que los miembros de La Lanza Sagrada consideran como el progenitor de todos los Vástagos, ni creen que haya que rendir culto al fundador de la Ordo Dracul. De hecho, los miembros del Círculo consideran que la Estirpe tiene un origen más “natural”; es decir, que los Vástagos siempre han formado parte del mundo, engendrando a nuevos miembros en lugares tan oscuros que los mortales no osaban entrar, puesto que sus más profundos miedos afloraban. En sus mitos encontramos los nombres de Baba Yaga; los dioses Cernunnos, Bendis, Pashupati, Mitras (Para quien se sacrifican vacas) y las encarnaciones de Morrigan. Incluso incorporan a su culto a Lilith (Primera esposa de Adán). Los Acólitos creen que la no-vida es una oportunidad para recibir la iluminación y crecer (A diferencia de otras Alianzas, que creen que la existencia de un Vástago es un tiempo para la redención). Mientras que muchas de las tradiciones de la Estirpe se centran en la culpa y la redención (Siguiendo en esquema Judeo-Cristiano) los miembros del Círculo de desmarcan de esta filosofía de existencia.

Una de las cosas que mantienen con más firmeza es que cualquier Vástago, a pesar de tener toda una no-vida para vagar y sufrir en el mundo, únicamente será una víctima en el grado en que se permita a sí mismo ser una. El poder y la iluminación pueden ser conseguidos por cualquiera (Vástago, humano o cualquier otra criatura) que se esfuerce los suficiente y sea todo lo constante que sea necesario. A pesar de que este movimiento comenzó como una de las Alianzas entre miembros de La Estirpe sus filas se han incrementado de un modo tan sorprendente que ahora no solo se compone de Vástagos, sino que hay algunos magos e, incluso, unos pocos Hombres Lobo.

No resulta extraño que los Acólitos no sean tan bien vistos como los miembros de La Lanza Sagrada (Quienes se sienten bastante ofendidos ante lo que denominan como “ideas corruptas” por parte de los miembros del Círculo). Esta incomprensión a veces llega a los extremos de que Vástagos poderosos prohíban que haya miembros de esta Alianza en sus dominios alegando que se dedican a practicar lo que el desconocimiento (Si no son sus intereses personales) les lleva a denominar “rituales demoníacos”. Muchos de estos Vástagos llegan a castigar con una severidad extrema el incumplimiento de esta orden. Incluso muchos Príncipes y Arzobispos demuestran que prefieren prevenir que curar asegurándose que ningún Vástago de su grupo cercano es un Acólito.

Miembros:

Dentro del Círculo hay una gran variedad de miembros de La Estirpe. Miembros de cualquier clan entran a formar parte de esta Alianza sin ningún problema, lo que la fortalece muchísimo. Si El Círculo tiene poca aceptación en un área determinada seguramente será en aquellas de mayoría Ventrue, debido a que son un Clan básicamente tradicional y sus miembros menos conservadores no dudan en calificar los preceptos de la Alianza como una gran tontería en el mejor de los casos y como una herejía en el peor. En el polo opuesto están los Gangrel. Muchos de los miembros de la Alianza pertenecen a este Clan y hay quien cree que esto se debe a la semejanza entre la naturaleza de Los Salvajes y la gran cantidad de espíritus y dioses a los que adoran los Acólitos.

Debido a la naturaleza relativamente radical de su filosofía los Acólitos están razonablemente preocupados por el crecimiento de su Alianza. No hace mucho que algunos se han puesto a predicar activamente entre Vástagos considerados como “los más bajos de La Estirpe”. Lo que muchas veces les ha llevado a contactar con Los No Alineados que, asombrosamente, parecen ser bastante mucho más dispuestos a escuchar a los Acólitos que los miembros de La Lanza Sagrada o Los Invictos. Incluso hay quien considera que la ideología del Círculo se ajusta bastante bien a sus ideales políticos. Así que muchos independientes han engrosado las filas de los Acólitos en estas últimas noches. Al fin y al cabo muchos se plantean que, ya que los vampiros son reales y no mitos, ¿por qué no iban a existir los Dioses de la Sangre y Deidades de la antigüedad?

Filosofía:

El pilar de las creencias de los Acólitos está “La Bruja”, una especie de mentor y amante vampírico de una gran cantidad de “monstruos” mitológicos presentes en diversas culturas a lo largo de la historia. Obviamente, el dogma que predica El Círculo se sustenta en adorar a La Bruja, a la que creen una amalgama de dioses, espíritus y monstruos que dieron origen a los vampiros o una figura no muy diferente del progenitor que reverencian los miembros de La Lanza Sagrada. Para ellos la verdad reside en las enseñanzas de una “Diosa Madre” que, según cuentan unos textos antiguos, fue desterrada por el resto de los dioses. Creen que ello fue debido a que buscó mejorarse a sí misma consumiendo la sangre de quienes habían sido creados por los dioses a su imagen y semejanza; así que La Bruja tuvo que sobrevivir en tierras desoladas que estaban fuera del Paraíso en el que moraban las otras deidades, para ello tuvo que descubrir todos los secretos de La Creación. Así que consiguió crear seres bellos e inteligentes que estaban a medio camino entre los dioses y los hombres. Por todo ello los Acólitos buscan imitar esa experiencia, para alcanzar el nivel de Sabiduría y Poder de su deidad.

Esta Búsqueda la dividen en dos partes:
• La Creación es poder, se podría decir que los Acólitos son los Vástagos más honestos consigo mismos a la hora de que lo consideran cierto de su condición de vampiros y lo que no. No titubean a la hora de reconocer que el pertenecer a La Estirpe es una manera de estar apartados del mundo natural y que están suspendidos en un estado que les incapacita para siempre para crear vida. Para aquello a quienes esta idea les resulta insoportable su existencia se vuelve una mera combinación de manipulaciones, intrigas y destrucción, dedicando hasta la última parte de sus recursos simplemente para alimentar este ciclo. Es en este momento cuando La Creación se torna en poder y el único modo de continuar siendo parte del orden terrenal. Los Acólitos siguen este precepto de maneras muy diversas: Criando animales, cultivando jardines, creando obras de arte… Da igual cómo, simplemente se trata de emular La Creación del modo que a cada cual le sea posible.

• El sufrimiento trae la Iluminación, como en el mito del Fénix, los Carthianos creen que las dificultades y el sufrimiento son el único modo para superar lo estática que es la existencia de un Vástago y poder entender el milagro de La Creación. Hay muchas maneras de conseguir esto: Desde auto infligirse castigos físicos hasta otro tipo de abusos que harían que cualquier mortal se desmayara de dolor. Cualquiera que sea la motivación, los resultados son innegables: Aquellos que soportan se fortalecen con sus experiencias y serán más capaces de afrontar futuras dificultades.

Ritos Y Costumbres:

El Círculo De La Bruja es una Alianza rígida en lo referente a las ceremonias. Practican una gran variedad de ritos, muchos de los cuales son exclusivamente practicados pos los Acólitos de ciertos dominios. Aún así hay tres que se practican en todas las zonas en las que esta Alianza tiene presencia:

• La Liturgia De La Bruja: Es una de las más frecuentemente vistas por observadores externos; esta celebración se lleva a cabo mediante la lectura de pasajes de leyendas, mitos o historias sobre la creación. Se ha convertido en una ceremonia de apertura (O cierre, eso depende del Dominio en el que nos encontremos) de las reuniones regulares de los Acólitos. Los pasajes narran la historia (En algunos casos se trata de canciones) y la perseverancia de La Bruja aún cuando se enfrentaba a todo tipo de adversidades y había sido privada de la compañía de los otros dioses. El texto es, a nivel lírico, de una calidad bastante buena y hay acólitos que siguen el sistema griego de la llamada y la respuesta, lo que da la sensación a todos los presentes de estar implicados en la ceremonia y no solo aquel que está hablando. Debido a lo extenso de algunos pasajes no son pocos los Dominios en los que prefieren leer exclusivamente aquellos pasajes y subsecciones relacionados con el tema central de la reunión que van a llevar a cabo.

• La Aventadora: Sin lugar a dudas es la fiesta más importante para los Acólitos y se lleva a cabo una vez al año. Aún así, la fecha es variable, pues depende de un gran número de condicionantes: Una determinada fase de la luna, alineamientos especiales de las estrellas… Pero siempre suele celebrarse en torno al solsticio de invierno (No muy lejos de la “Navidad” celta, aunque en la fiesta llevada a cabo por los Acólitos no hay conexión con las deidades masculinas). Para ello hacen una lista en la que incluyen las dificultades que han superado, los sufrimientos que han aguantado (Y que les han fortalecido) y todo aquello que hayan creado o destruido a lo largo del año que se va. Es un ritual muy personal, al igual que los preparativos, y se suele llevar a cabo bajo la luz de las estrellas y en el más absoluto de los silencios. Cada Acólito derrama como ofrenda, durante el transcurso del ritual, algo de su propia Vitae al suelo con el fin de depurar su espíritu para el año entrante. El rito concluye cuando el Hierofante pone a cada asistente una corona de laurel en señal de la conexión reestablecida de cada Acólito con el mundo natural (Tanto a nivel físico como espiritual). Hay otras festividades asociadas a La Aventadora: La Noche de Walpurgis (El 25 de Febrero) suele ser la elegida por muchos Acólitos parar conceder el Abrazo, esto se debe a la asociación de la fertilidad con este día. Latha Lunasdal (Suele celebrarse más o menos sobre el 1 de Agosto) es la fiesta en la que se celebra el que las noches sean más largas que los días, con lo que los Vástagos disponen de más tiempo. Sobre el 26 ó 27 de Septiembre celebran la Noumenia Pyanepsia, un día en el que se honra a la propia Bruja y hay varias maneras de celebrarla: Desde una meditación sobre el significado de ser una criatura de la noche hasta el más salvaje de los desenfrenos. También tiene mucha relevancia La Fiesta De Samhain (Celebrada el 31 de Octubre) en el que se representa a La Bruja despidiéndose del mundo antes del invierno, se celebra con una gran fiesta y un festín de sangre.

• Crúac: O “La Sangre Creciente” es una festividad muy respetada. Se trata de una especie de ritual mágico con reminiscencias chamánicas, druídicas e, incluso, rituales que podrían recordar vagamente a “la Magia Negra” en su desarrollo. Realmente se trata de una magia sanguinaria en las formas: Durante todo el ritual se llevan a cabo sacrificios y no resulta extraño el ver a algún vampiro sufriendo castigos físicos mientras se ofrece la vida de otra víctima, con esto logran una mayor efectividad del ritual. Nadie que haya visto los poderes que se desatan durante el ritual podría negar lo efectivo del mismo, aunque muchos externos a la Alianza quizá la tacharían de brujería. Pero los Acólitos jamás osarán referirse de tal modo a su hechicería espiritual.

Títulos Y Obligaciones:

Ya que se trata de una Alianza muy basada en los rituales se podría pensar que está organizada en una compleja serie de numerosos cargos en los que cada uno debe desempeñar una tarea concreta. Pues bien, esto es del todo falso, solamente hay un cargo con relevancia a la hora de los rituales o las reuniones. El resto pueden ser títulos que se ostenten en una sola ciudad o en una comarca, pero a nivel global la Alianza solamente reconoce uno:

• El Hierofante, en aquellos dominios el los que la secta posee más de tres seguidores el considerado como más sabio adquiere este título. Básicamente es el líder espiritual, quien impone orden en las reuniones y quien decide qué dogma se seguirá en ese dominio (Hay dominios en los que se venera a Lilith, otros en los que no… Las deidades a las que se rinde culto cambian según las zonas) y recluta nuevos miembros. También convendría añadir que ningún Acólito tiene garantizado su estatus sin el consentimiento del Hierofante y que aquellos que ostentaron el título una vez lo conservan de para siempre, aunque ya no ejerzan.

• El Estribillo: Este término designa a los nuevos miembros de la Alianza, aquellos que todavía están a prueba. Tanto por sus seguridad como por la de la Alianza no conocen todos los rituales y costumbres del Círculo (Una vez que uno es miembro de esta Alianza se supone que lo es hasta que se enfrente a la Muerte Definitiva). No es un Título Oficial.

Cómo Ven A Las Otras Alianzas:

• Los No Alineados – – > Ellos mismos son su propia perdición.
• La Ordo Dracul – – > Están distraídos del verdadero entendimiento.
• Los Carthianos – – > Han elegido los valores equivocados.
• Invictus – – > Estúpidos Aristócratas.
• Lanza Sagrada – – > Detestables demagogos.