El Libro de NOD – Crónica de las Sombras – Primera Parte

Tercer entrega de este excelente Libro para complementar tus aventuras.

nod

Unas palabras sobre la Crónica de las Sombras

Esta es una compilación de trozos y fragmentos que yo he ido desenterrando durante mis numerosos viajes. Debo admitir que he utilizado grandes cantidades de prudencia a la hora de determinar los contenidos de este libro. Esto ha sido así debido a que no existe ninguna versión completa de la Crónica de las Sombras. De hecho, muchos de los eruditos que se han dedicado a la búsqueda de esta Crónica defienden la teoría de que no es una parte per se del Libro de Nod, sino una creación de los eruditos y escritores de Cartago, quienes se sirvieron de licencias poéticas para transcribir las “Leyes de Caín”. Sin embargo, he visto suficiente texto seminal y suficientes fundamentos originales como para convencerme de que estos fragmentos tienen alguna base en las verdaderas palabras de nuestro Padre, sus hijos, y sus nietos.

Choros, un reconocido miembro del Sabbat, me dijo que creía que la Crónica de las Sombras era poco más que propaganda creada por la Camarilla para dar legitimidad a sus tiránicas leyes. No creo que éste sea el caso, pero no deja de ser misterioso el hecho de que muchas de las Leyes de Caín y las Tradiciones de la Camarilla sean prácticamente idénticas.

Espero sinceramente que estos fragmentos no sean algún tipo de elaborada broma Malkavian, especialmente los trece mandamientos, que proceden de tabletas verdaderamente antiguas. Sin embargo, eran demasiado tentadoras como para dejarlas aparte. Así pues, Jharkav, si estás leyendo esto y me has engañado, un punto a tu favor, ¡y ten por seguro que tomaré mi venganza cuando vuelva a verte de nuevo.

De la Progenie

Éstas son las palabras
Que Caín dijo respecto
A nuestra Progenie
Mientras gobernaba Enoch,

5 Siendo entonces su Rey.
Escuchad las palabras
De Caín, quien dictó
Todas nuestras leyes:
“No Abrazaréis Progenie

10 Contra Mi voluntad,
Y si os es permitido,
Escoged sabiamente
Entre los Hijos de Adán,
Cuando penséis en ellos,

15 Pensad en vuestro Hermano,
En vuestra futura Hermana.
Mirad la sempiterna noche
Sobre vuestras cabezas,
Y sabed la profecía

20 Que pronunciara Ariel:
Siempre se alzarán los Hijos
Para matar a sus Sires.
Sabed que al igual que pasa
Con todas las otras cosas,

25 El Padre supera al Hijo,
La Madre supera a la Hija:
Tan sólo a través de Mí
Llegaréis a la Verdad,
Tan sólo a través de Mí

30 Llegaréis a la Paz,
Tan sólo a través de Mí
Despertaréis vuestro Poder.
Sabed que, como en mis tiempos,
El derecho a la vida,

35 O a la muerte, será
Del Sire sobre el Chiquillo,
Pues así es cómo en el Cielo,
Al igual que en el mundo,
Están fijadas las cosas.

40 Mi padre Adán, sobre mí,
Yo, sobre todos vosotros,
Y vosotros, mis Chiquillos,
Sobre vuestra Progenie.
No permitas que viva

45 Tu Chiquillo, si ha matado
Uno de tus Hermanos
Y se ha bebido la sangre
De su corazón.
Ésta es la Senda Ofídea,

50 Y yo no la consentiré.
No deberéis Abrazar
A quien sea indigno,
No deberéis Abrazar
A alguien como castigo,

55 Ni deberéis Abrazar
Quienes son aún jóvenes,
Pues deben vivir mucho
Antes de poder entrar
En ésta Mi familia,

60 Pues así la sabiduría
De nuestra estirpe crecerá.
No deberéis Abrazar
Aquellos que están enfermos,
Aquellos que son dementes,

65 O quienes están llenos
De humores enfermizos,
Pues contaminarán la Sangre.
Nunca deberá haber,
En un mismo lugar,

70 Más hijos de Caín
Que Hijos de Seth,
Ni más de uno de Caín
Por cada tres de Seth.
Todo Chiquillo aprenderá

75 La Ley y las Tradiciones,
Los Ritos y las Costumbres,
De sus Sires, como yo a ellos
He dado para vosotros.
No deberéis Abrazar

80 A las Bestias Lunares,
Pues serán expulsados
Y serán llamados
Abominaciones.
Ni deberéis catar su sangre,

85 Pues están prohibidos,
Traen la Muerte a nuestro hogar.
No deberéis Abrazar
A aquellos Iluminados,
Antes bien escuchadlos,

90 Vigilad sus movimientos
Y atacadlos veloces
Si presentan batalla:
Son una poderosa espada,
A veces muy afilada.

95 No deberéis catar la sangre
De los Seres Salvajes,
Pues en su Locura,
No deberéis Abrazarlos:
No sobrevivirían.
No Abracéis el Amor,
Pues el Amor en mi Abrazo
Crecerá frío, se marchitará
Y morirá”.

Las Leyes de la Canalla

Éstas son las palabras
Que Caín dijo respecto
A los Hijos de Seth
Mientras gobernaba Enoch,

5 Siendo entonces su Rey.
Escuchad las palabras
De Caín, quien dictó
Todas nuestras leyes:
“Nos ha sido dado el Dominio

10 De los Hijos de Seth,
El tercer hijo de Adán,
Y puesto que es el menor
De todos nuestros hermanos
Cuidaremos de sus Hijos

15 Como si fueran los nuestros,
Y les enseñaremos
El buen camino, y a cambio
Nos servirán hasta el día
En que sea su último.

20 Nos servirán cuando el Sol
Cabalgue cruzando el cielo,
Vigilarán nuestras casas
Con aguas que sofoquen
El Fuego de Miguel.

25 Ellos nos alimentarán,
Y nos proveerán
Con abrigados ropajes;
Ellos nos deleitarán
Con sus hermosas danzas,

30 Y nos proveerán
Con armoniosas canciones;
Ellos yacerán con nosotros,
Y nos proveerán
Con tierno consuelo;

35 Ellos nos aconsejarán,
Y escucharemos su consejo;
Ellos nos adorarán,
Y rechazaremos su adoración.
No deberéis convertiros

40 En nada parecido a un Dios
Ante los Hijos de Seth,
Pues Aquél en lo Alto,
Celoso en el cielo,
Derribará para siempre

45 La estirpe de Caín.
Recordad al afable Ashtareth,
Recordad al áureo Baal,
Recordad al fuerte Tammuz,
Sabed que los Hijos de Seth

50 Se alzarán con armas
De Aquél en lo Alto,
Y nos conquistarán,
Si fuéremos nosotros
Unos dioses a sus ojos.

55 Guiaréis los Hijos de Seth
Como un pastor a su grey,
Y escogeréis como merecen.
Deberéis limpiar su sangre,
Y alejarlos de la enfermedad.

De la Alimentación

Encuentra un lugar tuyo,
Y a los mortales que ahí viven,
Déjales ser tu redil,
Déjales ser tu copa,

5 Déjales ser tu pan santo.
De los Dones de Caín
Señalad al mortal quien,
Llevando consigo el Poder
De otro Cainita,
Hace algo. Sí, realmente

5 Es como si lo hiciera
Aquél hijo de Caín.
Y ese Vástago pagará
El precio de su crimen
Como si lo hubiera hecho él,

10 Pues así podrá hacerse
Un ajuste de cuentas
Sin ser los Hijos de Seth
Sólo espadas en las manos
De oscuros extraños.

15 Recordad bien el sorbo
Triple, el Vínculo de Sangre;
Dejad a los Hijos de Seth
De grandes habilidades
Servir los Hijos de Caín,

20 Pues somos el origen
De su Conocimiento,
Y debemos ser servidos.
En los Vínculos de Sangre,
Asimismo, sabed también

25 Que no hay Vínculo mayor
Que el de Caín con sus Hijos,
Y, a través de Mí,
Se rompen todas las cadenas,
Se rompen todos los grilletes.

30 Cuidaos de los Hijos
De Aquél en lo Alto;
De los Querubines,
Serafines, y Arcángeles,
Pues su contacto quemará

35 Como las Llamas de Miguel.
Cuidaos de los Hijos
De Aquél Inferior,
Los Parientes de la Serpiente,
Pues también te quemarán,

40 Y sus lenguas te engañarán.
Y si fuera necesario,
Alimentad a las Bestias
Con vuestra Sangre,
Y vigiladlos atentos:

45 Crecerán fuertes y leales,
Pero cuidaos de la Bestia
Con la Bestia Interior,
Y no alimentéis un Ansia
Que no disminuya.

Libro de Nod – Capitulo: De Aquellos que Sirven.

Libro de Nod – Capitulo: De las Bestias Lunares.

Libro de Nod – Capitulo: De los Seres Salvajes.

Libro de Nod – Capitulo: De Aquellos Espiritus de los Muertos

Libro de Nod – Capitulo: De los Ilustrados

Libro de Nod – Capitulo: Leyes y Castigo.

De los Mandamientos de los Vástagos

No deberéis asesinar
Vuestro sire, ni beber
La sangre de su corazón
Deberéis considerar

5 A aquellos mayores
Entre vosotros
Como si fueran Señores,
Pues siendo yo vuestro padre,
Los antiguos están

10 Más cercanos a mí.
Deberéis honrar
La Casa de los demás.
Deberéis honrar
El Dominio de los demás.

15 No deberéis mostraros
A los Hijos de Seth
Como si fuerais Dioses.
Honrad la Progenie
De los demás

20 Honra siempre a tu Sire.
Deberéis enseñar
A vuestra progenie
Los caminos de los Vástagos.
No deberéis Abrazar

30 Al amor.
No deberéis comer
De las Bestias Lunares,
De los Seres Salvajes,
De los enfermos, de los locos,

40 O de los borrachos.
Deberéis siempre proteger
A aquellos que sirven.
A tus Hermanos y Hermanas,
Da siempre hospitalidad.

45 A los Hermanos y Hermanas
De tu Sire, da siempre
Lo mejor de tu casa,
A los Hermanos y Hermanas
De tu Progenie, da siempre

50 Un techo bajo el sol
Y la sangre de un cordero,
Nada más.
Nunca olvidéis el Sire
De vuestro Sire,

55 Caín el Vagabundo.

Una Despedida; Prohibida la Diablerie

Los enemigos de Caín
Eran poderosos,
Y rastrearon sus pasos
Como los sabuesos,

5 Y la pista no desaparecería,
Ni aún cruzando
Inundaciones y lunas,
Con muchos esfuerzos.
El talento del cazador

10 Era grande, y ellos
Buscaron a su Padre,
Y ellos vieron […]
Una antigua Disciplina
Usaron para encontrar

15 El camino a Shal-ka-mense.
Al final arribaron
A ese lugar sagrado
Donde Caín se escondía,
Entre las aguas.

20 Caín se mostró,
Y les dijo a ellos:
“Gentiles hijos e hijas,
¿Por qué alteráis mi sueño?”
Y trataron de atrapar

25 A su Padre con armas
Forjadas y de madera,
Pero Caín, veloz Caín,
No podría ser detenido
Por seres como aquellos.

30 Bajo rizadas olas,
Bajo tempestuosas olas,
Más allá del pozo
De Veyd-sah-me,
En la gruta de Shal-ka-mense

35 Se encontraron, se encontraron,
Para abrazar la forma
De su Padre durmiente.
¿Lo encontraron durmiendo?
Lo encontraron despierto,

40 Preparado para luchar,
Con los ojos abiertos,
Sonriendo a sus viejos Chiquillos,
Presentando batalla
A la luz de las velas.

45 Ahora, las estrellas que,
Una a una, borraron
Sus caminos en el cielo
Iluminado por relámpagos.
Ahora, los fuegos queman

50 El infierno y las cenizas.
Ahora, el calor
Revela la pira.
¡Demasiado tiempo!
Los cazadores esperaron

55 Hasta demasiado tarde.
¡Demasiado tiempo!
Junto a Veyd-sah-me
Se quedaron hasta ver
La luz del Amanecer

60 Sobre el Rostro de su Padre.
Y en la cambiante, ardiente Marca,
Vieron el Dedo del odio
De Dios, girando, ondulándose,
La Palabra de Dios

65 Que hizo Cambiar
El solitario sino de Caín.
Mientras ardían en fuegos
Que brillaban como los de Orco,
Mientras veían la carne

70 Derretirse y fundirse,
Mientras quemaban
Junto con sus propios Vástagos,
Caín bendijo más piras
En su sangriento Sacramento.

75 No busquéis la sangre
De vuestros Antiguos,
No busquéis la sangre
Del Sire de vuestro Sire,
No busquéis la sangre

80 Que os hizo Vástagos,
Pues quemaréis en la pira
Cuando debáis pagar
Por vuestro crimen inmortal.

Proverbios

No pidas consejo al Clan de la Rosa,
Pues no te darán una única respuesta.
Vigila a los Gangrel, y cuando estén disgustados,
Vete.

5 Los primeros en morir en una Yihad son los Nosferatu.
Bendecid quienes luchan
Contra nuestros enemigos naturales.
Mantened a salvo al aguador,
Al constructor, al enterrador.

10 No deben ser presas.
No dejéis a los sacerdotes,
A los poetas y campesinos
Ver cómo os alimentáis.
Ninguno dejará que esto suceda.

15 Deja que el Honor sea tu escudo,
Tu espada y tu manto:
Deja a los Ventrue salvar las apariencias
Y llegarás lejos.
Para vencer a un enemigo tuyo, sobrevívele.

20 La venganza es mejor cuando la sangre está aún caliente.
Sabed que siempre habrá un César:
Pagadle el diezmo.
Lucha la primera batalla, vence la primera guerra.
Vigilad vuestros propios Chiquillos:

25 En los labios de todos ellos
Está el dulce sabor de la Diablerie.
Un sorbo de sangre, lo tomo.
Dos sorbos, los acepto.
Tres sorbos, los rechazo.

30 No pactéis con las Tinieblas:
A su debido tiempo nos reclamarán a todos.
Cabalga la Bestia, no dejes que ella te cabalgue.
No hagas amigos entre los poetas,
Cantarán demasiado sobre ti.

35 No seas conocido. Busca las sombras.
Cuando la Cruz tiene un punto a favor,
Encuentra tu seguridad.
Toma gentilmente a las mujeres.
Toma directamente a los hombres.

40 Toma dulcemente a los niños.
Toma vacilantemente de los animales.
De los Vástagos, divide.
De las Bestias Lunares, date un festín.
Se como un rey: vuestra sacra tarea

45 Es proteger los débiles y combatir los poderosos.

 

CONTINUARA…