El nombre de la voz

Nadie conoce el nombre de la fundadora de las hijas de la Cacofonía. De vez en cuando en las leyendas sobre el linaje surgen nombres como alyssa, elise o algún otro. Incluso corre el rumor de que conoció en persona al compositor Ludwig van Beethoven, que compuso la pieza “para Elisa” tras encontrarse con ella…quedando sordo posteriormente. Como tantos otros rumores sobre las hijas tiende a considerarse una mera fábula ideada para adornar un origen desconocido.

Hijas de la Cacofonia

En ocasiones alguien señala a alguna de las sirenas conocidas como la fundadora de la línea de sangre, pero los eruditos que investigan la genealogía de los Vástagos terminan descartando esa posibilidad. En cualquier caso, tanto el nombre de su fundadora como la fecha precisa de su creación, siguen constituyendo un misterio para los vampiros, incluyendo para las propias sirenas.

De la misma forma que ocurre con el nombre, el pasado de la fundadora constituye otra incógnita. Los escasos testimonios fiables parecen indicar que se trataba de una joven toreador, recogida de las calles de Viena o de algún otro lugar próximo, tal vez incluso abrazada deliberadamente por encargo de la sociedad del Dr. Stoschka, y que pronto fue internada para evitar que supiera demasiado sobre su condición.

Los eruditos se sienten intrigados ante esta escasez de datos, sobre todo teniendo en cuenta que se dispone de información más fiable y detallada sobre líneas de sangre más antiguas y exóticas. Muchos creen que los experimentos realizados sobre la primera hija de la Cacofonía y que afectaron a su mente, también borraron gran parte de su pasado, quizás incluso hasta el punto de que sus carceleros crearon una hoja en blanco.

Aparte del dolor causado, estos vampiros “científicos” también habrían sido responsables del robo de su pasado. Otros teorizan que la creación de la línea de sangre se realizó como un proyecto  secreto y con propósitos siniestros, por lo que sospechan que muchos de los documentos y testimonios que podrían arrojar algo de luz sobre los orígenes del linaje han sido destruidos deliberadamente.

¿Y antes…?

La fecha “oficial” de aparición de las hijas de la Cacofonía resulta otro motivo de debate entre los estudiosos de la línea de sangre. algunos señalan el año 1818, pero también admiten que es muy posible que la turbulencia política provocada por las guerras napoleónicas ocultara el verdadero momento de su aparición, por lo que han surgido otras fechas alternativas anteriores como 1815, 1800 e incluso 1789, con el estallido de la revolución francesa. En cualquier caso todos parecen coincidir que la línea de sangre apareció en algún momento entre finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX.

Aunque sirenas como Pauline Garnier o Aleksandra Yusupova anunciaron su presencia en torno al año 1818, cuando lo hicieron no eran simples neonatas, y parecían haber recibido cierta formación sobre los entresijos de la vida vampírica, aunque nunca revelaron dónde la habían conseguido, y algunos Vástagos que intentaron trazar la procedencia de su sangre mediante medios místicos se encontraron con extrañas lagunas, como si nadie las hubiera abrazado. Resultaba evidente que alguien se había tomado muchas molestias para ocultar su origen.

La presencia de extrañas cantantes del clan “toreador” también está atestiguada en años anteriores a 1818, aunque no ha podido confirmarse si se trataba de hijas de la Cacofonía. los Cainitas de Montreal hablan de una misteriosa visitante conocida como Rita Du Mare, una fugitiva europea que llegó en torno al año 1800 y permaneció con ellos un tiempo antes de seguir su camino y desaparecer. La aparición de su chiquilla musa, una hija de la Cacofonía, varias décadas después, parece ser una prueba de su presencia.

Tras la aparición de Pauline Garnier en parís, algunos Vástagos de la ciudad recordaron la leyenda de la revolucionaria Madame Marguerite de Saint-Cyr, una noble toreador que se unió a los anarquistas durante la revolución francesa y que entonaba himnos revolucionarios que inspiraban a sus seguidores a la lucha y hacían huir a sus enemigos llegando incluso a llevarlos al Rötschreck. Madame de Saint-Cyr fue destruida en 1794 durante los años del terror y algunos Toreador afirman que en realidad no pertenecía a su clan, sino que se trataba de una hija de la Cacofonía, aunque esta teoría nunca ha podido confirmarse.

I want to learn even more issues about it Köp Viagra genom detta onlineapotek! Wow, this piece of writing is fastidious, my sister is analyzing these things, thus I am going to inform her Viagra zonder recept te krijgen.

Tiburk

Un amante de los juegos de rol...

Los comentarios están cerrados.