Escencia

La magia involucra la canalización de la Esencia para afectar el mundo real. La esencia, elemento primordial de la realidad, es el vinculo entre la materia y la energía, la vida y el espiritu. Manipulando esencia, el hechicero puede hacer y deshacer cosas, puede causar heridas o curarlas con el simple tacto. Para accionar la magia, el dotado debe usar Invocaciones – actos rituales y palabras que ayudan a concentrar y focalizar la voluntad y la imaginación del mago para producir los efectos deseados. La esencia utilizada en la magia puede obtenerse de muchisimos recursos.

 

Puede provenir del mago mismo, también puede obtenerse de los restos de esencia que se esparcen invisiblemente través del mundo, aunque esto implique de gran disposición de tiempo y esfuerzo. Puede ser tomada de otras cosas vivientes (animadas), pero la mayor parte de formas de magia que usan esta fuerza de la vida de otros, están contaminadas con maldad, a menos que la esencia haya sido voluntariamente cedida. Todas las magias requieren de tres pasos para ser realizadas. Primero se necesita hacer la Recolección de esencia. Luego debe ser depositada en una matriz (producto de la invocación) designada a producir el efecto deseado. Este proceso es llamado Concentración o Focalización. Una vez logrado el efecto, las fuerzas recolectadas deben esfumarse, ya que de lo contrario se descontrolarán, recayendo sobre inocentes o incluso sobre el mismo mago.

QUE ES LA ESENCIA

La esencia es potencialidad pura, una fuerza caótica que puede engendrar materia y energía violando todas las leyes físicas conocidas. Es el contenedor de nuestras almas, y es una fuerza tanto de la emoción como de la razón. Al usar magia uno debe estar capacitado para conducir la esencia a la matriz correcta. Las invocaciones y rituales, proveen el molde básico en el cual la esencia es derramada. Si se recolecta la cantidad suficiente y se usa; y ninguna fuerza exterior esta interfiriendo la Invocación, el efecto deseado tomará lugar.

Sin embargo, usar una invocación realizada exitosamente no termina el proceso. La esencia no desaparece por si sola una vez utilizada; a menos que sea removida de la matriz, continuara repitiendo el efecto una y otra vez, pero de una manera caótica, fuera del control del casteador. Una verdadera invocación exitosa, destruye automáticamente la esencia que utiliza. Cuando un mago falla, la magia puede descontrolarse. En algunos casos, la falla puede ser una molestia menor, en otras – sobre todo cuando la magia esta destinada a lastimar – la esencia puede matar. Para estar seguros, la mayoría de los magos son instruidos para que aprendan a destruir la esencia que juntaron para lograr efectos mágicos. Una destrucción exitosa conducirá la esencia, permitiéndole reunirse con su fuente natural.

Firmas mágicas: Al igual que el ADN, la esencia de cada persona es única. Por eso cada efecto metafísico creado por la esencia de una persona lleva su “marca o firma mágica”. Un dotado o un ser supernatural, necesitaran pasar una prueba de percepción para detectar esta firma. Si la ha visto anteriormente, una prueba de inteligencia le permitiría recordarla en su mente.

Recursos de esencia:
La esencia es el motor de la magia, cuanta más esencia disponible exista más espectacular y poderoso será el efecto. Desafortunadamente, interceptar las fuerzas primordiales de la creación no es fácil y los recursos son limitados:

 Uno mismo: El recurso más cercano de la esencia es el Mago en si mismo. Todas las cosas animadas tienen una reserva de esencia. Especialmente los magos tienen grandes reservas de esencia; a medida que ésta es canalizada dentro y fuera del cuerpo del hechicero, su capacidad total se incrementa, es un proceso similar al del músculo que crece si es ejercitado. Para poder usar la esencia fácilmente, sin embargo el interesado debe ser capaz de canalizarla.

 El ambiente: En su forma pura, la esencia flota libremente en la naturaleza, sin impedimento de las barreras naturales. Para interceptar la magia del ambiente, el mago debe usar símbolos, rituales y otras actividades que actúan como magnetos, atrapándola y almacenándola para utilizarla en alguna Invocación. Estos rituales y símbolos, generalmente son largos (tomando por lo menos algunos minutos, hasta días y meses) e incómodos, lo que los hace imposibles de usar a corto plazo.

 Tiempos y lugares de poder: aunque la esencia en su forma pura está en la naturaleza, existen áreas donde se haya más concentrada y profunda. Estos lugares de poder acumulan esencia naturalmente, la cual puede ser atrapada más fácilmente que la que se encuentra en el ambiente normal. Obviamente la limitación que tienen estos lugares es que la presencia del que quiere el poder es imprescindible. Los mejores y más reconocidos lugares, son partes de alguna agrupación (coven) o de alguna otra organización mística. También en determinados momentos del día, parece incrementarse la cantidad de esencia disponible.

 Recipientes de almacenamiento: Algunas invocaciones permiten depositar cantidades de esencia en un objeto o lugar determinados. De este modo la esencia puede ser almacenada para usos futuros. Sin embargo, una vez utilizada, debe ser repuesta nuevamente. Muchos magos se toman el tiempo para crear estos recipientes, a los cuales luego cargan para que este lista al momento de ser utilizada.

 Grupos Mágicos: muchos magos que pueden unificar sus recursos para llevar a cabo una invocación.

Canalización de la esencia:
Algunos, entre los dotados, tienen el poder de atraer esencia según su voluntad, sin necesidad e realizar rituales complejos y ceremonias. Los que tienen ese poder, son reconocidos como canalizadores. Algunos canalizadores son más poderosos que otros (en términos del juego), el nivel de canalización del personaje determina cuanta esencia puede obtener de su reserva interna en un turno (1 a 5 segundos). Los canalizadores más poderosos pueden reunir esencia suficiente para realizar invocaciones tan o más rápidamente que lo que tarda una persona en disparar un arma o en dar un golpe. Canalizar requiere de cierto grado de concentración. Incluir alguna otra actividad, como correr por ejemplo, afectaría esa concentración. Llevaría mas tiempo canalizar bajo esas circunstancias.

Invocaciones: tener la habilidad de manipular esencia no es suficiente. Las energías puras de la creación, necesitan focalización, de lo contrario su potencial se mantiene sin realizar o aún peor, causa efectos contrarios a los esperados. Las invocaciones son la herramienta utilizada para conducir la esencia a la forma deseada. Durante el aprendizaje, de este arte el mago adquiere un entendimiento trascendental de cómo la esencia es usada para crear cosas especificas. Uno puede pensar a la esencia como un hilo que permite conducir lo que sea. El patrón de este manejo determina cuál será el resultado final. Cada invocación ayuda al mago a entender un patrón o matriz determinados.
Para grabar este entendimiento en su memoria, el mago usa un código de palabras y signos que, cuando sean propiamente dichos o gesticulados, le recordaran el patrón que deben seguir. Así, la invocación de fuego elemental, es aprendida para conducir la esencia a formas y texturas de fuego. La cantidad de esencia disponible limita cuan grande o destructivo es el fuego, pero la misma invocación servirá para encender un fósforo o para convertir un edificio en un en infierno ardiente, ambos efectos son parte de la misma invocación.