Escencias del Avatar

Aunque normalmente se ve al Avatar como a un fragmento de energía Cardinal con la conciencia y las motivaciones de sus previas encarnaciones, no se puede negar que parece tener ciertas características intrínsecas. Los magos clasifican a los Avatares de acuerdo a estas diferencias, englobándolos en categorías amplias. Como sucede con todas las cosas mágicas, existen numerosas opiniones sobre la verdadera naturaleza de estos elementos y sobre su catalogación (o la falta de ella). A pesar de todo, casi todos los magos están de acuerdo en cuatro direcciones generales: Dinámica, Patrón, Primordial y Buscadora. Los teóricos suelen subdividir a su vez estos grupos en tipos más precisos, y añaden una quinta Esencia que nunca ha llegado a ser contemplada por ningún mago: Infinita. Se cree que estas categorías dan una cierta comprensión del modo en que los distintos avatares empujan a los magos hacia la Ascensión, así como del tipo de objetivos que persiguen.

Los límites y funciones exactas del Avatar son desconocidos. Los magos más fatalistas suelen asegurar que el Avatar llega a determinar las acciones del mago, o que le dice a qué facción debe unirse. Los Reencarnadores enseñan que es la fuente de las vidas pasadas, y piensan que el avatar busca un hogar familiar, de modo que un mago está predestinado a seguir los pasos de sus propias vidas pasadas. Sin embargo, los magos que luchan por sobrevivir y comprender su naturaleza única no suelen tener tiempo para estas cosas. Toman el Avatar tal y como se les ofrece y tratan de forjar como pueden su propio destino.

El Avatar de tu personaje tiene un importante (pero subconsciente) papel en su desarrollo., Psicológicamente, el personaje es conducido por su Naturaleza y su Conducta, así como por los deseos y motivaciones creados a lo largo de la vida, como sucede con cualquier humano. Una vez Despertado, sin embargo, el Avatar elige su propio camino mediante mensajes oníricos, ansiedades subconscientes y patrones emocionales. El mago puede tener comportamientos indicativos de su Avatar, saltando de una cosa a otra con un Avatar Dinámico, buscando el orden perfecto si es Patrón, buscando el significado oculto de los sucesos cotidianos si es Primordial o lanzándose adelante hacía nuevas aficiones si es Buscador.

Lo normal es que los Avatares solo se muestren mediante susurros y destellos suaves e imperceptibles. El Avatar de un mago podría sonar como una voz razonable dentro de la cabeza del personaje, o llegar como una necesidad repentina de hacer algo. En raras ocasiones los Avatares se manifiestan, creando una forma material y relacionándose con el mago de forma directa. Al final, el mago puede o no creer en la existencia del Avatar o ser o no consciente de él, pero siempre existirá esa influencia invisible que los llevará hacia una visión de la Ascensión.

Las diversas Esencias describen la composición específica del Avatar en términos de Cardinal. Aunque los Avatares pueden tener recuerdos y objetivos diferentes, casi todos (si no todos) pueden clasificarse por el modo en que operan. Estos métodos, por muy fracturados que sean, forman Esencias. La Esencia de tu mago determina los motivos y métodos básicos de su Avatar, y los sistemas metafísicos con los que se siente más a gusto.

Dinámica

Si los magos son fuerzas del cambio, las Esencias Dinámicas son la encarnación de ese cambio. La Esencia Dinámica lleva constantemente al hechicero en nuevas direcciones, ya que es incapaz de asentarse y sólo le interesa la creación bruta de nuevas ideas, experiencias y horizontes. Aun los magos con un Destino poderoso no son capaces de ver el camino de un Avatar Dinámico. Las sendas tomadas por estos exploradores son muchas y variadas, y a menudo desafían a la sabiduría convencional. Los magos dinámicos son auténticos heraldos de la aleatoriedad y la inspiración, ya que presentan conceptos nunca imaginados. Mediante una poderosa imprevisibilidad y la ruptura de las reglas, la Esencia Dinámica también tiene dificultades para concentrarse en una sola tarea u objetivo.

El sutil dinamismo se manifiesta haciendo que el mago sienta curiosidad, impaciencia y destellos de inspiración. Un Avatar así puede aparecer como una extraña sombra, un concepto a medio formar o una abstracción bruta que cambia de forma constantemente. A lo largo del tiempo, el aspecto, los fines y las herramientas emocionales de la Esencia Dinámica suelen cambiar. Incluso los magos que escuchan la dirección de estos Avatares descubren que el cumplimiento de un objetivo no hace más que abrir la puerta a otro nuevo. Las Esencias Dinámicas no descansan, y sus magos no suelen estar a la altura.

Patrón

Mientras que los demás magos crean nuevos métodos, los de Esencia Patrón refinan y reutilizan esos métodos hasta que se estabilizan y quedan bien definidos. Esta Esencia cementa la magia en la realidad, da forma a lo mal ejecutado y repara los defectos. En vez de buscar nuevos y dinámicos modos de cambiar, estas Esencias estabilizan los elementos y construyen metódicas sobre cimientos sólidos. Por supuesto, estos Avatares son vitales para la estabilidad, el aprendizaje y la sociedad. Como la Esencia más motivada por una necesidad de formar conexiones, Patrón encaja perfectamente en este papel.

Los magos que sienten el empuje de Patrón suelen experimentar períodos de lucidez cristalina. Suelen ser pensadores racionales motivados por un fuerte deseo de familiaridad, y la mayoría se siente cómoda con arquetipos bien definidos. Estos Avatares pueden manifestarse en sueños como figuras autoritarias, repitiendo patrones o máquinas fantásticas, aunque normalmente siempre mantienen el mismo aspecto.

Primordial

Todas las cosas proceden de una gran confusión de creación informe en el principio del universo, ya sea la vacuidad ante una génesis inspirada por la divinidad o un caos absoluto previo al big bang. El universo terminará regresando a este estado. Las Esencias Primordiales reflejan los elementos brutos de esta creación y destrucción. Estos Avatares, movidos a buscar nuevas experiencias pero comparándolas siempre con el pasado, resuenan en la vibración que subraya toda la creación. Conscientes de las claves del universo, las Esencias Primordiales buscan de este modo la raíz de todas las cosas.

Lo más frecuente es que estas Esencias tomen arquetipos claramente definidos, papeles fuertemente implantados en el subconsciente. Estos magos son motivados por necesidades o impulsos emocionales ineludibles, pero también parecen experimentar las cimas de la pasión más que cualquier otro. Cuando se manifiestan, los Avatares Primordiales suelen tomar la forma de espíritus, animales o dioses, representando los elementos básicos de la realidad en la cáscara de formas reconocibles.

Buscadora

Como una especie de equilibrio entre las demás Esencias, las Buscadoras persiguen el conocimiento y las nuevas fronteras con decisión y un objetivo último en mente. No contento con descansar en los cimientos ya tendidos, el Avatar Buscador trata de alcanzar un objetivo y no vacila ni cambia de dirección. Una vez alcanzado su destino, se impone una nueva meta y marcha hacia ella. Los magos con esta motivación se sienten consumidos por la necesidad de viajar, de moverse en busca de un objetivo. Estas Esencias buscan la unión de los demás elementos, y tratan de encontrar un equilibrio global recorriendo las sendas que cruzan el camino de las demás.

Emocionalmente, los Buscadores son decididos y visionarios. Estos magos suelen concentrarse en una nueva idea y la persiguen hasta su conclusión, imponiéndose después un nuevo proyecto. El Avatar asegura la progresión constante, manteniendo al mago interesado en los pasos finales con la necesidad conocer, comprender y experimentar. En aspecto y comportamiento, estos Avatares suelen manifestarse en una forma que porta elementos similares a los compañeros del mago, o a él mismo. La Esencia conduce al mago a un diálogo interno que abre la puerta a la comprensión, enviándolo en búsquedas para entenderse a sí mismo y al universo.