Estilos de magia

Su paradigma, su instrucción, su historia, su Resonancia, y el conjunto de sus experiencias mundanas, todas estas cosas conforman el estilo con que un mago realiza su magia.


La cosa no es tan simple como decir: “utilizo mis Esferas para crear un Efecto”. De hecho, la magia es un proceso cuidadoso y refinado, uno en el que el mago pone en juego las bases de sus propias creencias y motivaciones. De esta creencia (no necesariamente en la propia magia, sino en la manera de hacer magia), brota el poder que permite al mago cambiar el mundo, pero sólo a su manera particular. Las mecánicas del juego son simplemente un medio para simular la capacidad del mago para alterar el Tapiz, no una definición automática de la manera en que éste interactúa con el cosmos.

Puesto que tu mago sólo puede realizar sus prácticas mágicas utilizando técnicas y objetos en cuyo poder cree, debes elegir sus focos y paradigmas con mucho cuidado. Tendrá que utilizar esos elementos durante mucho tiempo. La mayoría de los magos hereda la concepción de sus mentores, y a veces le añade alguna particularidad debida a sus circunstancias particulares. Son muy pocos los magos que aprenden los estilos de sus camaradas o sus rivales, y menos aún los que ejercen su magia a través del simple y desnudo poder de la voluntad. Te compete a ti establecer la manera en que tu mago ve el mundo y de la forma con su propio e individual estilo.

Los focos y el estilo pueden parecer una molestia, pero son una necesidad para los magos. ¿Acaso puedes imitar esa receta de la televisión sin utilizar un microondas, un horno o una cocina de gas? Probablemente no. ¿Puedes atravesar 800 kilómetros a pie en un día? De nuevo, es casi seguro que no. En cambio, con las herramientas adecuadas, puedes hacer todas estas cosas. Pues de la misma manera, tu mago no tiene por qué ser capaz de realizar todas las espectaculares proezas que se le atribuyen a la magia sin las herramientas adecuadas. El simple hecho de que las reglas digan que tu mago es capaz de realizar magia sin utilizar los focos no significa necesariamente que sepa que puede hacerlo.

El estilo de un mago determina muchas cosas, desde lo que piensa que puede hacer con su magia, hasta cómo lo hace, o si sus resultados pueden aparentar ser el resultado de la coincidencia. Si un Verbena alza la mano y cura una herida, lleva a cabo un Efecto Vulgar, pero ésta puede ser la única manera que conoce para hacerlo; a la inversa, un Hijo del Éter podría utilizar una extraña máquina curativa que resultase coincidente. El mismo Efecto, estilos diferentes, los mismos resultados, diferentes focos y mecánicas.

Influencias de estilo

La gente tiende a aferrarse a convicciones personales desarrolladas en los momentos críticos de su vida, certezas tan hondas que gobiernan como principios sus vidas y acaban por acompañarlos a la tumba. Estas ideas surgen del proceso de la supervivencia: las cosas que nos amparan, que mejoran nuestra suerte en la vida, y que hacen que el mundo merezca la pena. Para algunas personas, estas ideas básicas resultan tan intensas que aluden a la espiritualidad, a la conciencia alterada, o a la pura e inocente inspiración. Estas pasiones (los rituales, las emociones y la fe) son la base de los estilos mágicos. Es la creencia en estas formas sagradas los que les otorga poder y las hace mágicas.

La magia emana de aquellos elementos de lo mundano que se encuentran en conexión con lo universal. Si los dioses son simplemente fuerzas cósmicas dotadas de una máscara familiar, entonces los focos y paradigmas son poderes incomprensibles atribuidos a claves finitas. Estos objetos y rituales pueden poseer poder por sí mismos, pero los magos van más alla de sus propiedades intrínsecas. En realidad, los magos crean sus propias formas de magia, y otorgan nuevos poderes a viejas formas a través de su entendimiento personal. La ciencia y la superstición tienen poder, pero los magos poseen la capacidad de crear poder.

Al principio, los magos extraen la inspiración de sus propias culturas. Los hábitos y tradiciones en los que un mago fue criado determinan cómo ve el mundo de la magia y cómo realiza sus Efectos. Con el suficiente tiempo y esfuerzo, el mago llega a superar estas ilusiones, y comprende que no existe una Verdad Única, sino más bien una mutiplicidad de verdades individuales. En adelante, el mago puede abandonar las ataduras de sus focos y su herencia… o puede no hacerlo. El orgullo y la convicción de que la visión de uno es la correcta son poderosas cadenas.

A la vez que concibes los antecedentes de tu mago, también debes determinar su estilo personal. Dependiendo de dónde y cómo fue criado el personaje, puedes encontrar diferentes inspiraciones. Incluso dos magos de la misma Tradición con el mismo mentor tendrán estilos individuales muy definidos. El condicionamiento de la propia vida resulta más poderoso que la influencia de unos pocos mese de instrucción mágica. Establece, pues, la versión individual de la verdad que tu mago alimenta y el porqué de su fe en los elementos de la magia que utiliza.