Fátima al-Faqadi, la Mano de la Venganza

La noche no pertenece necesariamente a una de la dos grandes sectas de vampiros. En realidad, en estos tiempos desesperados y modernos, muchos de los hijos de Caín eligen desdeñar las pequeñas políticas de las sectas y crear sus propios destinos. Independientes e Inconnu.

Trasfondo: nació en una familia de devotos guerreros almohades. Cuando los bárbaros cristianos invadieron sus tierras, contraatacó como pudo. Al principio, asesinaba guardias bebidos, disfrazada de joven campesina. Más tarde, cuando la Primera Cruzada tocaba a su fin, ya luchaba abiertamente al lado de los defensores de Alá.

Su pasión y habilidad llamaron la atención de los Assamitas que, tras muchas deliberaciones, decidieron romper los antiguos preceptos de no Abrazar mujeres y la llevaron a Alamut: allí fue entrenada para convertirse en la asesina perfecta.

Como devota musulmana luchó contra los invasores en las siguientes cruzadas y, finalmente, ayudó a recobrar las tierras sagradas de su gente. Fue en una de esas batallas donde conoció al vampiro que tanta influencia tendría en su destino: la Lasombra Lucita. Las dos libraron un enfrentamiento que duró toda una noche y que terminó con ambas, severamente heridas, refugiadas en una cueva para protegerse de la llegada del alba. Debido al respeto por el único oponente digno que había encontrado, Fátima se reservó a Lucita como asunto de honor. Las dos se hicieron amigas y, ocasionalmente, amantes.

Cuando las cruzadas llegaron a su fin, la Lasombra retornó a Europa. A lo largo de los años los objetivos de ambas mujeres han entrado en conflicto y, en varias ocasiones, se han encontrado luchando en bandos opuestos o aliados. También han trabajado juntas en alguna ocasión, nominalmente cuando la española comenzó a destruir a sus antiguos durante la Revuelta Anarquista. La relación se ha convertido en un tórrido romance de amor/odio, que se detiene justo antes de que las dos caigan en la Muerte Definitiva. Fátima ha aparecido de la nada en varias ocasiones para salvar a la castellana.

Hubo un momento en el que los antiguos del clan le encargaron un contrato referente al asesinato de Lucita. Dividida por sus lealtades entremezcladas se plegó a la voluntad de sus superiores para cumplir los deberes del clan pero, a pesar de todo, filtró información sobre el contrato hasta su objetivo a través de agentes mortales; cuando decidió mostrarse, su “enemiga” ya estaba preparada y consiguió enviarla a sopor. Cuando despertó, informó a Alamut respecto a su fracaso: es el único encargo que no ha llegado a completar.

A lo largo de los siglos se ha convertido en una de las estrellas operativas del clan y ha matado a varios antiguos, a creadores de problemas e, incluso, a una manada Sabbat completa.

Su apoyo a la causa Assamita es fanático: es capaz de hacer lo que sea por cumplir un contrato o impresionar a un superior y su trabajo no ha pasado desapercibido. Después de la desaparición de la maldición ha aprovechado cualquier oportunidad para realizar diablerie: su poder ha crecido enormemente y ahora es uno de los miembros más capaces del clan. Sus retos a sus compañeros sugieren que desea convertirse en el primer califa femenino, lo que es alto improbable que sea permitido por los ultraconservadores Asesinos.

Imagen: con su figura lujuriante y sus grandes ojos almendrados Fátima es el epítome de la belleza. Es un grácil cuerpo de metro setenta de estatura, musculoso y carente de grasa, con la oscura tonalidad común dentro del clan. Adapta su aspecto y su forma de vestir según lo que requiera el contrato que tenga encargado. Cuando se ocupa de sus asuntos se viste con atuendo árabe tradicional y lleva una antigua cimitarra damascena.

Sugerencias de Interpretación: el mundo te ve como una asesina sin piedad; es así en la mayor parte. Cambia tu conducta para adaptarte a la situación en curso y para acercarte a tu víctima. En el fondo eres una criatura profundamente obsesiva: tu amor por Lucita, tus creencias musulmanes y tu lealtad al clan luchan en ocasiones por tus lealtades y afectos. Te conduce el conflicto interno pero lo utilizas como un empuje en vez de permitir que te paralice. Recuerda siempre que los intereses de los Assamitas son, en última instancia, lo más importante de todo y deben ser cumplidos a cualquier coste.

Clan: Assamita
Sire: Thetmes
Naturaleza: fanática
Conducta: solitaria
Generación: 6ª
Abrazo: 1102
Edad Aparente: mitad de la veintena
Físicos: Fuerza 4, Destreza 5, Resistencia 4
Sociales: Carisma 3, Manipulación 4, Apariencia 4
Mentales: Percepción 4, Inteligencia 3, Astucia 4
Talentos: Acrobacia 3, Alerta 3, Atletismo 2, Callejeo 2, Esquivar 3, Liderazgo 1, Mascarada 3, Pelea 5, Subterfugio 4
Técnicas: Armas C.C. 5, Armas de Fuego 4, Conducir 1, Equitación 2, Etiqueta 2, Flirteo 3, Interpretar 3, Reparaciones 1, Seguridad 3, Sigilo 4, Supervivencia 3
Conocimientos: Academicismo 3, Conocimiento de Clan (Assamita) 3, Cultura de la Camarilla 2, Cultura del Sabbat 3, Ciencia 1, Investigación 3, Lingüística (una plétora) 5, Medicina 3, Ocultismo 2, Política 2
Disciplinas: Auspex 1, Celeridad 4, Extinción 5, Fortaleza 2, Ofuscación 4, Potencia 3
Trasfondos: Contactos 4, Identidad Alternativa 3, Posición 2, Recursos 4
Virtudes: Convicción 4, Autocontrol 2, Coraje 5
Moralidad: Senda de la Sangre, 7
Fuerza de Voluntad: 6