Federico DiPauda, La Mano Derecha de la Camarilla

Siendo al mismo tiempo aristócratas corruptos y justos pastores de los depredadores, los miembros de esta secta se acercan más y más al borde del abismo cada noche. Aunque aprieta los puños cada vez con más fuerza, los vampiros se escapan de ella como granos de arena.

Trasfondo: Federico le contesta a cualquiera que pregunta que su vida ha sido semejante a la de cualquiera. Desde las alturas de la gloria y la esperanza a las o profundidades del dolor y el terror, se ha aferrado a sus creencias y aspiraciones a pesar de los caprichos del destino. Ahora a veces se hace referencia a él como “La Mano Derecha de la Camarilla” porque sus siglos de servicio en el papel de Arconte no tiene parangón y están más allá de todo reproche(¿Qué otro Cainitas, al menos uno que opere en los planes de otros, ha conseguido mantener esa posición la Camarilla durante tanto tiempo?). Federico trabaja sin descanso para aliviar las tensiones en la Torre de Marfil de la secta. Recuerda a los Vástagos que tiene poder ahora las noches en las que eran débiles y les sugiere a aquellos que son débiles ahora que, una noche, puede que ellos obtengan el poder y que no deben perpetuar los abusos que han sufrido.

Nacido en Italia, creció hasta convertirse en un mercenario veterano que era muy apreciado por su habilidad para organizar a los jóvenes impetuosos. A lo largo de los años, luchó por toda Europa y tuvo muchos señores, fue testigo de muchas traiciones y aprendió lecciones que modelaron su existencia vampírica durante cinco siglos.

Su Abrazo fue brutal, y aún le continua afectando hasta estos días, aunque no en una forma cíclica: el no administra justicia duramente y no abusa de su poder. En ves de eso, en las noches en las que la Camarilla era joven, Federico confeccionó su propia agenda sin arrodillarse a los caprichos o expectativas de las personas a las que servía. Tal autodeterminación fue sencilla durante los años en que su Sire adoptado, el cofundador Josef von Bauren, era Justicar, pero no ha resultado así con los otros siete jueces a los que ha servido.

Siempre sopesa la información o la evidencia que recoge o recibe con mente dirigida hacia la justicia. Francamente, él se muestra tan sorprendido como sus detractores de que haya conseguido mantenerse en el puesto durante tanto tiempo y tantas transiciones. Esta sorpresa, a pesar de todo, proviene solo de su reticencia y resistencia a ser manipulado y espera que haya mantenido su puesto debido a sus resultados. Sin embargo, no ha dejado de notar que nunca se le ha ofrecido la posición de Justicar. Le han dicho que es demasiado valioso en el campo de batalla, aunque él nunca ha preguntado. Al final, acepta que suficiente respuesta porque no permite que nada le afecte demasiado excepto las decisiones de la no-vida y muerte referentes a otros.

Dejando a parte todo esto, Federico es conocido por ser un ardiente partidario de la Camarilla. Al principio pensaba que la organización era la mejor medida que adoptar. Aunque ha sido testigo de las luchas interiores, él ve que la secta se dirige inevitablemente por un camino que él piensa correcto.
Aún muestra en algunas ocasiones su comportamiento cínico, pero eso es porque sabe que la organización no es perfecta y se esfuerza en dejar en relieve la ceguera que el grupo perpetúa. Las mejores decisiones se hacen generalmente cuando se tiene acceso a la mayor cantidad de evidencias disponibles, y la Camarilla cierra demasiado a menudo los ojos respecto a asuntos de grave importancia y de terribles consecuencias como la existencia de los Antediluvianos. Como particular, a pesar de todo, puede tomar esos miedos innombrables en cuenta mientras imparte justicia.

Los últimos años le han llevado a los Estados unidos. Varios meses de inútil y esquiva investigación han dado poco fruto respecto al asesinato del Petrodón en Chicago. Ahora Petirrojo es el nuevo Justicar Nosferatu y DiPaddua tiene muchas esperanzas en este Vástago, ya que está dedicado a la Camarilla pero, lo que es más importante, también lucha la estúpida ceguera de la secta en sus repetidos intentos de llamar la atención sobre el poder de la misma sobre la Costa Este de los Estados Unidos, que se está desvaneciendo.

Imagen: encuentra que su falta de apariencia le ayuda mucho mientras se mueve casi invisible en sus investigaciones y búsquedas de información. Su apariencia ofuscada encaja perfectamente también, porque a pesar de sus más de 500 años como Vástago, aún mantiene el disgusto por su alopécica y vomitiva forma. Cuando era mortal su aspecto era atractivo (aunque no de forma deslumbrante) con un aire de fuerza. Ahora su cuerpo está cubierto de úlceras que se han mantenido abiertas durante siglos y su enorme nariz ganchuda se acentúa por lo hundido de sus hombros; aunque sus ojos marrón claro brillan con una inteligencia y pasión que no han sido borradas por el tiempo.

Sugerencias de Interpretación: eres el epítome de un mentor. Hay muchos jóvenes estudiantes y soldados que te buscan para recibir tu consejo. Tienes confianza pero sabes que es producto de tu buena suerte y duro trabajo. Has visto demasiadas veces como los vientos del destino cambian de dirección y arruinan a alguien y sabes que también podría pasarte a ti. Nunca te aprovechas de tu posición dentro de la Camarilla para conseguir tus fines y, en vez de eso, continúas ganándote la confianza de los demás basándote en tu visión y conocimiento.

Clan: Nosferatu
Sire: Marienna (“adoptado” por Josef von Bauren)
Naturaleza: juez
Conducta: arquitecto
Generación: 7ª
Abrazo: 1444
Edad Aparente: difícil de determinar; a veces parece que mitad de la treintena.
Físicos: Fuerza 4, Destreza 4, Resistencia 6
Sociales: Carisma 3, Manipulación 3, Apariencia 0
Mentales: Percepción 5, Inteligencia 3, Astucia 4
Talentos: Alerta 5, Atletismo 5, Esquivar 3, Intimidación 4, Liderazgo 3, Pelea 5, Subterfugio 4
Técnicas: Armas C.C. 5, Cabalgar 4, Sigilo 5, Supervivencia 4, Tiro con Arco 3
Conocimientos: Academicismo 2, Finanzas 2, Investigación 4, Lingüística (Inglés, Francés, Alemán, Ruso y Húngaro) 3, Ocultismo 4, Política 7
Disciplinas: Animalismo 3, Auspex 4, Celeridad 1, Fortaleza 2, Ofuscación 6, Potencia 5
Trasfondos: Contactos 4, Mentor 4, Posición 4, Recursos 4
Virtudes: Conciencia 3, Autocontrol 3, Coraje 4
Moralidad: Humanidad, 6
Fuerza de Voluntad: 6