Fomorianos

Un excelente articulo extraido de la biblioteca del Umbral de Arcadia. Espero que lo disfruten.

El Rey Dédalo Fiona ascendió hasta la cima del Pico Creciente. Se trataba de la montaña más elevada de los reinos cercanos y su afilada sombra bisecaba el cuarto creciente de la luna eterna situada en su ápex. Por delante de él, Lady Stratos caminaba con calma sobre la superficie nevada, su mirada era el único atisbo de calidez en el gélido paisaje. Negras nubes de tormenta se alzaban de las esquinas del Ensueño.

Dédalo respiró con pesadez mientras sentía como sus pulmones se llenaban de cristales de hielo procedentes del aire que los rodeaba. No lo entendía. Había preguntado a Stratos por el método para derrotar a sus enemigos, los Oscuros Antiguos, y así salvar su reino. Stratos le indicó que tomara una rara de sauce de su jardín y la siguiera. Una docena de tormentas resonaban por la montaña, cubriendo el mundo en una aullante mortaja blanca y desdibujando todo lo que les rodeaba. Dédalo sostuvo la vara de sauce mientras la tormenta resonaba en sus oídos. El trueno rugió como si hubiera reducido a astillas las montañas circundantes, amenazando con destruirlas mismas raíces del pico.
“Observa”, grito Stratos. “Te otorgo el Sueño Fomoriano. Es el trueno y los rayos que forman esta tempestad de pesadilla”.

La flexible rama de sauce se había doblado por la fuerza de la tormenta, pero permanecía intacta. Dédalo mostró su entendimiento a la hija de Dagda y la siguió en su camino de vuelta.

-“La Canción de Dédalo”, de El Libro del Sidhe Escarlata.

Los gobernantes de la Corte Luminosa pregonan que si los fomorianos regresaran, para derrotarlos sólo necesitarían disponer de los corazones más arrojados, las armas más afiladas y la magia más potente. Los fomorianos son unos seres oscuros y antiguos, pero siempre queda un resquicio de esperanza. Esta es una de las mentiras que los líderes de las hadas cuentan a sus seguidores. Quizá sea mejor que contarles la verdad. Los fomorianos son algo más que unos sencillos monstruos quiméricos, están anclados en las profundidades más oscuras de la mente humana. Algunos changelings se han consolado con pensar en los fomorianos de forma abstracta. Si estos seres forman parte de la sombra de la maldad humana. ¿Qué tienen de particular? Algunas quimeras afirman lo mismo y pueden ser derrotadas. Pero los fomorianos no son unos simples reflejos, se trata de la quintaesencia de todas las cosas oscuras y destructivas que alberga el corazón humano. Son ellos quienes perpetúan y dirigen todo el mal existente en el Mundo de Tinieblas. Estos enemigos de los humanos y de las hadas, preparan el camino para su inminente regreso. Para derrotarlos de una vez por todas se tendría que limpiar todas las almas humanas de cualquier signo de odio o de corrupción. Resulta normal que los que lucharon contra los fomorianos los consideraran una fuerza de la naturaleza, ya que luchar contra ellos es como intentar capturar un viento huracanado.

En la gran confrontación que finalizó durante la pasada edad, los Tuatha dé Danaan v los fomorianos fueron las caras opuestas de una misma moneda: una representaba las aspiraciones más elevadas de la humanidad, la otra sus temores más oscuros; pero ambas estaban muy por encima de las jóvenes razas pertenecientes a la Estirpe y a los Moradores (separándoles una distancia similar a la que hay entre un humano y una rata de laboratorio). Los Tuatha dé Danaan, a pesar de sus altas aspiraciones, se alzaron como protectores poderosos de las hadas terrenales. Pero en la actualidad, los Hijos de Daña se han ido, y el Sueño Fomoriano vuelve a adquirir fuerza. Esto puede explicar en parte los motivos por los que algunos líderes capitularon con tanta rapidez ante el liderazgo sidhe tras la Guerra del Tratado. Los sidhe pueden ser unos seres arrogantes, pero representan la única chispa de los Tuatha dé Danaan que queda en el Ensueño Conocido.
En esta confrontación, los miembros más sabios de la Estirpe ven a los Moradores como los primeros servidores oscuros que regresan para ocupar su puesto en los ejércitos de los Antiguos Oscuros. Son testigos de una serie de nubarrones que se alzan tras el horizonte, preocupándose por la determinación con que los Moradores realizan sus acciones. Son incapaces de ver las divisiones que fragmentan al antiguo ejército fomoriano. Ha pasado demasiado tiempo desde la Guerra de los Árboles y los Oscuros han desarrollado sus propias culturas sin la guía de sus viejos maestros. De hedió, algunos Moradores muestran tanto rencor hacia sus antiguos generales (por llevarlos hacia la derrota y abandonarlos) como muchos plebeyos hacia los sidhe. Sin embargo, la Estirpe puede estar en lo cierto en un punto. El primer movimiento de los fomorianos parece consistir en reunir a sus viejos sirvientes. Antaño gobernaron sobre los diversos adhene mediante el miedo y los pactos poderosos, y algunos de estos pactos parecen volver a estar vigentes.

Aquellos Moradores que opten por rebelarse pueden ver amenazada su existencia.

Cada uno de los Antiguos Oscuros es distinto, las leyendas antiguas mencionan algunos con un tamaño gigantesco y antinatural, mientras que otros eran capaces de adoptar una imagen humana o feérica de apariencia hermosa más allá de todo entendimiento u horrenda más allá de toda imaginación. Las leyendas de la Guerra de los Árboles mencionan a algunos que congelaban los corazones de los guerreros más valerosos con su mera presencia, infligiendo locura y muerte. Mientras algunas hadas creen en la posibilidad de que algunas de estas criaturas estén relacionadas con lo que los Garou llaman Wyrm, la idea general es que la conexión entre los fomori (imitantes humanos producto de la tecnología humana) v los Antiguos Oscuros es remota. Las leyendas mencionan tres Sueños Fomorianos: La Corte Blanca que fue apresada en el Bosque de las Mentiras, la Corte Roja que fue encadenada bajo Kureksarra y la Corte Verde que se dejó apresar bajo el Mar de Plata. Algunas leyendas mencionan la existencia de una cuarta corte, la Corte Negra, aunque (si es que ha llegado a existir) no se manifestó durante el Tessarakonta. Algunos creen que la Corte Negra es una amalgama de las otras tres cortes, y que sólo aparecerá en el primer anochecer verdadero de la Noche Eterna.