Ghouls – Grimaldi, los rebeldes reservados

La acaudalada familia Grimaldi, semejante a la Enrathi, la Rossellini y la Rafastio, se originó en Italia. Sin embargo, a diferencia de las otras familias de Aparecidos, los Grimaldi habían obtenido estatus, influencia y poder antes de convertirse en propiedad del Clan Tzimisce durante la Edad Media tardía. Los miembros de la familia suelen avisar de cómo sus avaros ancestros fueron engañados por los Demonios para servirles a cambio de más poder, más riqueza y más influencia. En realidad, puede que las tempranas ambiciones de los Grimaldi condenasen a la familia a convertirse en Aparecidos, pero nunca han olvidado el precio que se vieron forzados a pagar. A pesar de sus vastas riquezas y aliados, los fundadores de la familia Grimaldi eran, en un principio, tratados como el resto de Los aparecidos y las promesas del Abrazo nunca se han visto cumplidas.

De todas las familias, los Aparecidos Grimaldi han logrado mantener fuertes lazos con el mundo exterior y han mantenido un estrecho control sobre su humanidad. Aunque vieron a otros Ghouls y Aparecidos torturados durante la inquisición, los Grimaldi se infiltraron en los escalones superiores del Sacro Imperio Romano con la ayuda de sus amos. Algunos vampiros especulan que sus conexiones con la Iglesia les permitieron ocultarse a plena vista y es por esa razón que evitaron ser cazados o arrestados por brujería.

Históricamente, los Grimaldi han demostrado una impresionante capacidad para anticipar quién podría beneficiarse más de cualquier conflicto, algunos dicen que es la razón por la que se aliaron con los Tzimisce durante la Revuelta Anarquista y por lo que después se unieron al Sabbat.

Tras la Convención de Thorns, los Grimaldi siguieron siendo influyentes durante el Renacimiento y su continuo éxito no pasó desapercibido. Otros Clanes dentro del Sabbat, como los Lasombra y los Ventrue Antitribu, solicitaron sus servicios. Pronto, la familia fue fundamental en los asuntos financieros al proporcionar consejo, dinero y conexiones a los Obispos y Cardenales de la Secta. Aunque los Clanes no confían en los Grimaldi, la familia ha mantenido una distancia natural debido a que la naturaleza de su negocio requiere que operen a la luz del día. Por ello, aunque el Sabbat siempre ha sospechado de ellos, la familia ha aprendido cómo ocultar sus verdaderos objetivos.

En muchos sentidos, los Grimaldi son un ejemplo de Aparecidos obligados a vivir una doble vida que no está gobernada por la luz del día. Bajo la guía de sus amos, estos Aparecidos manejan los asuntos de los Antiguos del Sabbat y ponen sus cuentas en orden para proteger los intereses de la Secta. Cuando, por ejemplo, se necesita encubrir un asesinato, secuestro o robo, un Obispo esperaría que los Grimaldi lo hicieran.

Sin embargo, a pesar de su presunta lealtad, los Grimaldi trabajarían de la misma forma en pos de sus propios fines, normalmente al mismo tiempo. Un corredor de bolsa podría financiar una expedición para un Domitor Lasombra e invertir un pequeño porcentaje del dinero de la familia en el mismo viaje. Un abogado podría interrogar a testigos clave después de que un Malkavian Antitribu asesinase a un funcionario local y sobornarlos para que informasen de cualquier otra actividad sobrenatural a un número privado.

Aunque la riqueza y propiedades de la familia les concede mayor libertad que a otros Aparecidos, hay un detrimento del que no pueden escapar. El lento paso del tiempo tiene impacto en la salud de la línea Grimaldi y para prevenir los mismos problemas que el incesto ha causado en las familias Bratovich, Obertus y Zantosa, buscan casarse fuera del linaje con compañeros adecuados. Por ello, cuando el Sabbat abandonó Europa para navegar a las Américas, un grupo de comerciantes Grimaldi solicitó acompañar a sus amos, esperando poder convencerlos de crear una nueva familia de Aparecidos en tierra extranjera.

Siguiendo al establecimiento de diversos refugios y baluartes de la Secta en Centroamérica, los Grimaldi volvieron a probar su valor al convertirse en los gigantes financieros y políticos de esa época. En lugar del Abrazo, los Grimaldi pidieron a sus amos asegurarse de la salud de sus sirvientes y propusieron el establecimiento de la rama Salamanca de su linaje. De esta forma, los Grimaldi han logrado evitar los problemas que acosan a otras familias de Aparecidos.

En realidad, los Aparecidos Grimaldi caminan sobre una finísima línea entre servir a los vampiros y tramar para desertar y unirse a la Camarilla. Su posición, poder e influencia les permite medrar de formas que los vampiros no pueden. Debido a toda su influencia, sus miembros saben que serán tolerados en el Sabbat mientras sean útiles. Sin embargo, para los Grimaldi, la Camarilla supone una salida, y algunos Aparecidos incluso han llegado a idealizar a sus futuros aliados. Aun así, ningún miembro de la familia tiene duda de que el Sabbat cazaría hasta al último hombre, mujer y niño de su linaje si descubren la traición que los Grimaldi han estado tramando durante siglos.

Apariencia: A diferencia de otras familias de Aparecidos del Sabbat, los Grimaldi han puesto mucho esfuerzo en mantener su apariencia. Muchos miembros de la familia visten trajes y vestidos informales, mientras que otros adoptan las modas atemporales que se ajustan a los ricos y las élites sociales.

Creación de personaje: Las Conductas de la Familia Grimaldi varían ampliamente, pero sus Naturalezas reflejan sus roles en la vida. Juez, Ojo de la Tormenta y Perfeccionista son muy comunes. Una gran inversión en Trasfondos es algo obligatorio para estos personajes. Todos los Aparecidos Grimaldi tienen al menos algunos puntos de Aliados, Contactos, Influencia, Fama, Recursos o Criados. Sin embargo, cuando selecciones Méritos y Defectos, recuerda recompensar a los miembros Grimaldi que retienen su Humanidad y tiende a castigar a aquéllos que no. Por ello, la mayoría de los miembros no siguen una Senda.

Disciplinas: Celeridad, Dominación, Fortaleza.

Debilidad: Desde su nacimiento, a los Grimaldi les enseñan que la familia es lo primero y que los Grimaldi son superiores a todos los demás. Aunque en principio esta actitud crea lealtad, también da como resultado una arrogancia subyacente y dificultad para relacionarse con quienes no son miembros de la familia.

Cada vez que un personaje Grimaldi tiene oportunidad de alardear de la familia, especialmente cuando la compara con otros Aparecidos (y Ghouls) del Sabbat, debe hacer una tirada de Fuerza de Voluntad a dificultad 7 para contener su desdén. Esta actitud arrogante puede hacer difícil para la familia formar alianzas o siquiera servir junto a otros Criados del Sabbat. Además, la mayoría de Grimaldi que sirven como consejeros y Criados de miembros de alto rango del Sabbat están Vinculados a ese vampiro por órdenes del Regente.

Cita: «¿Quién soy? Sólo el consejero bien pagado y respetado del alcalde».

Ricardo Blanch

Ricardo Blanch

Un amante de los juegos de rol...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.