Ghouls: Sexualidad, Psicologia, Sociedad.

Los ghouls en el mundo de vampire the requiem, Extraido del libro de reciente salida “Ghouls”.

El siguiente contenido, es de naturaleza muy visceral y sanguinia, debe recordarse que se refieren a conseptos aplicables solo a un juego de rol.

El vinculum crea un falso sentido de adoracion tan profundo que la mayoria de los ghouls lo confunde con amor.
como es comun en estas situaciones, el sexo se convierte en un problema.

Algunos ghouls, pueden estar tan confundidos como para intentar consumar sus pulsiones con su depredador, solo para encontrar un rechazo contundente y riguroso lo suficientemente severo como para evitar tan escandaloso e irrespetuoso acto en el futuro.

Un ghoul tan poco precavido, puede ser victima de una castracion parcial.

Muchos ghouls cargan las heridas de guerra de sus intentonas sexuales.

Pero el amor es la mas potente -y natural- influencia existente para alterar la mente, bajo su influencia un silencio incomodo o una mirada cortante puede ser mas que suficiente para arrojar al sujeto enamorado a las garras de la accion.

Acciones salvages a veces.

Los asesinos seriales y los asesinos comunes son el mejor ejemplo de reacciones enfermas y negativas de un sujeto que fue pervertido por el amor destructivo de algun pariente cercano, si no, sus padres.

Algunos en nombre del amor se cortan a si mismos en una demostracion degenerada de afectacion por los sentimientos, otros se envuelven en relaciones de sadomasoquismo en algun oculto sotano clandestino.

Estos son los resultados del amor enfermizo, algo que sucede en el dia a dia del mundo mortal.

El vinculum es mucho mas poderoso que cualquier amor enfermizo, bajo sus efectos, es infinitamente mas dificultoso el mantener la cordura de los actos, la razon se escapa rapidamente de las mentes logrando reacciones ante las situaciones, por mucho mas, siniestras.

La incapacidad del ghoul de satisfacer su deseo sexual, con el objeto de su afecto, altera la vision de la sexualidad en el individuo, de a poco y luego totalmente.

El sexo quizas se convierte en una forma de castigo por laincapacidad de tener a quien desea, o ese deseo es remplazado completamente con otra actividad, tal vez un extraño fetiche cargado con la misma energia que el acto sexual.

La mente humana, procesa los mas bizarros e inapropiados actos en futuros objetos de erotismo.

La inocente actividad de esconderse bajo la mesa en las fiestas religiosas cuando niño y observar los pies de una tia en tacos y medias puede en 10 años convertirse en un fetiche en si mismo.

Ser pateado en los testiculos en el patio trasero de la casa por la pequeña niña pelirroja puede un dia convertirse en un perverso amor erotico por ser pateado en esa zona.

Mirar un film en donde un personaje atractivo es capturado y atado para sacrificio humano puede facilmente entrar en la imaginacion para convertirse luego en amor hacia el sadomasoquismo y las cuerdas atando el propio cuerpo o el de otros.

Un ghoul, en la misma tradicion que lo que en parte aun es -humano- es transformado por este amor.

Puede encontrar placer sexual en masturbarse mientras estruja sus genitales por el simple hecho de que su “Regente” (El vampiro que le provee vitae) alguna vez ato sus genitales y su cabello a una soga y a una puerta y luego con fuerza vampirica la cerro dejando al ghoul en agonia en el suelo.

Este recuerdo de agonia puede convertirse en un objeto de placer para el ghoul, quien negado del contacto erotico con su Regente, se satisface con cualquier tipo de contacto, incluso los violentos y sadicos.

De esta torcida y malnacida relacion enferma entre Regenete y Ghoul, nace la perspectiva de estos -en su mayoria- con respecto a los mortales.

“Hormigas en una caja de arena de un niño, listas para ser torturadas”,
nada mas, nada menos.

Manipulacion, provocacion, usarlos como sea nesesario pues “ellos” no pueden ver la gran foto de la realidad, estan ciegos en su mundo diminuto y seguro.

En un ghoul, las disciplinas no se manifiestan inmediatamente mas bien surgen poco a poco, en parte por el devenir de la vida de este ante situaciones stresantes y de necesidad, en parte por la selecta tutoria de sus regentes.

El objetar para un ghoul, es algo netamente prohibido, para el ghoul sin embargo esto es netamente traumatico.

En el mundo moderno, es raro encontrar que la esclavitud sea tolerada en alguna de sus formas, es por esto que los ghouls halla dificultoso el hecho de aceptar que su opinion no cuenta, que solo deben acatar ordenes.
Mas aun debe afrontar la vision de su regente.

Para un vampiro educar un ghoul, es lo mismo que educar un perro -aunque raramente un ghoul aceptara esta vision de las cosas-

Muy pocos ghouls se entregan a la servidumbre con abandono, sometidos absolutamente a las fauces de las ordenes de su regente.

En la sociedad Kindred, los ghouls son una propiedad, una cosa.

No tienen ningun derecho y ningun credito se les es dado de tener algun pensamiento valioso como para ser oido.

Es peligroso para un ghoul el hablar directamente a un vampiro o hablar antes de que el vampiro le dirija la palabra o halla terminado de hablar.

De hecho, incluso el murmurar en una funcion social es escandaloso y objeto de castigo, incluso para los mas laicos de la sociedad kindred.

Esto es dificil de aceptar en los tiempos que corren, pero los vampiros son criaturas atadas a rituales olvidados hace mucho tiempo.

Para un vampiro, la Objetizacion del ghoul (el pensar que son cosas y no seres) va mas halla de la subyugacion mental y fisica, es comun que con algunos piercings de cuerpo y algunas bolas de cristal, el ghoul sea un exelente candelabro en alguna ocacion
especial.

Esta practica es comun, incluso el utilizar a los ghouls como mesas.

Estas humillaciones producen las reacciones de los ghouls con respecto al mundo externo.

Ven a los mortales como siervos menores y entre ellos se manifiestan en castas de orden extricas segun su posicion.

Un ghoul de gran confianza o un ghoul cuyo señor sea de una potencia de sangre grande, sera mucho mas importante que aquel ghoul recien creado o aquel que fue utilizado como mesa la noche pasada.

Asi esta sub-cultura creada por ellos se nota en lugares donde muchos ghouls de diferente origen se agrupan, asi se ve que rapidamente aquellos que se consideran por encima de los demas, comienzan a delegar ordenes y funciones.

Esto aunque notorio, es tan delicado como un discurso victoriano, los insultos politicas y problemas de esta sub-cultura se manifiestan de una manera silenciosa y es casi imposible notar esta comunicacion carente de palabras pero repleta de gestos complejos y raros.

Pero hay otro tipo de ghoul, el ghoul solitario, aquel que esta preso dentro de la relacion con su Regente, aquel que jamas ha visto otro vampiro ni otro ghoul, aquel que nada sabe de la realidad de la noche.

Estos sufren la prision de no saber que ocurre, quien es su señor/a ni que fines tiene, su posicion es por lejos la menos provechosa de todas, puesto que no tienen ventaja alguna de las ya por si vistas, escasas o vacuas que existen.

Las proximas entregas seran:

Los ghouls y las disciplinas
Los ghouls y los clanes
Los ghouls y las Alianzas (covenants)