Great Old Ones

Introducción

La intención de éste texto es que todos aquellos que no se encuentren familiarizados con la mitología creada por Lovecraft, y luego ampliada por otros autores (tales como August Derleth y demás), puedan tener una idea un poco mas clara sobre los distintos dioses que rigen los planos y mundos. Ésta reseña se encuentra ordenada por tipo de dioses, sean Great Old Ones, Elder u Outer gods.

 

Deidades malévolas de los mitos que la mayoría de las veces son adorados por cultistas humanos. Muchos de éstos dioses suelen interferir en los asuntos de la humanidad, siempre con la intención del deterioro de la misma. Algunos Great Old Ones se encuentran aprisionados en la tierra, normalmente bajo un Elder Sign

Atlach-Nacha, el dios araña
Superficialmente, Atlach-Nacha, nos recuerda a una gran araña negra y peluda, con un rostro casi humano, adornado por varios ojos rojos cubiertos de pelo.

Vive bajo tierra tejiendo constantemente una tela en los abismos mas profundos; nadie sabe por qué lo hace pero se dice que en el momento en que la tela esté completa el fin del mundo llegará. En el pasado Atlach-Nacha se encontraba tejiendo bajo el perdido continente de Hyperborea (actualmente Greenland) y en el presente se cree que se encuentra continuando su infernal tejido bajo la corteza terrestre de Sudamérica.

Atlach-Nacha no tiene seguidores humanos algunos, se cree que todas las arañas son sus servidoras, aunque esto solamente se supone partiendo de la forma de su cuerpo. Se sabe de hechiceros que a veces obtienen poder o conjuros de parte de éste dios, y algunos hasta llegan a convocarla, una tarea bastante peligrosa ya que éste dios odia particularmente dejar su “trabajo”.

Los niños de Atlach-Nacha, que habitan el mundo de los sueños, son llamadas Arañas de Leng y son fieles seguidores de éste dios.

Bokurg, great old one
Bokurg es un ser que a primera vista nos recuerda a una iguana de unos tres metros. De un tono verde azulado, sus escamas tienen una textura metálica y sus ojos brillan amarillos y verdosos. En su espalda tiene púas filosas como cuchillas y sus patas membranosas junto con su cola achatada son particularmente útiles para nadar.

Éste dios se encuentra siempre rondando las ruinas de Sarnath en la tierra de los sueños, aunque las leyendas cuentan que al principio llegó a la zona oriental de nuestro mundo.
Bokurg es uno de los pocos great old ones que todavía habitan las tierras de los sueños, sus únicos adoradores eran los extraños seres de Ib, que fueron destruidos por el pueblo de Sarnath. Actualmente Bokurg es adorado por el pueblo de Ilnarek, quien le da correctamente el crédito de la destrucción total de Sarnath.

Chaugnar Faugn, el horror de las colinas
Sentado en su pedestal, en lo mas profundo de una gran cueva, ubicada en la parte montañosa de Asia y vigilado por la tribu de los horrendos y ya casi inhumanos Tcho-Tcho, se encuntra Chaugnar Faugn. Usualmente éste dios se encuentra inmóvil en su pedestal y se dice que un día el acólito blanco vendrá a llevar a Chaugnar a otra tierra.

Su figura consiste en un cuerpo horriblemente obeso, rodeado por dos fuertes brazos en los cuales las manos se encuentran con sus palmas arriba, sus deformadamente grandes piernas están cruzadas, recordando a alguna pose de meditación; ésta grotesca figura se encuentra coronada por una gran cabeza de elefante con orejas venosas y con tentáculos.

Chaugnar Faugn es adorado por la tribu de los Tcho-Tcho de la planicie Tsang, aunque varios cultos de adoradores se han creado en toda Asia y hasta algunos como La Sangre han viajado hacia Canadá en el siglo XVIII.

Cthugha, la llama viviente
Éste dios nos recuerda a una gigante nube de fuego que constantemente cambia de forma, usualmente habita cerca o dentro de la estrella Fomalhaut y es uno de los mas oscuros y remotos de su clase.

En el presente ningún culto se encuentra ligado a Cthugha, aunque en la antigüedad ciertos cultos estuvieron ligados a él. Le sirven a ésta entidad, unos seres llamados vampiros de fuego que en varios libros son gobernados por un ser llamado Fthagghua, tal vez ésta sea otra forma de decir Cthugha.

Las leyendas cuentan que en las primeras épocas de la Tierra, luego del Big Bang, cuando todo era una masa ardiente de magma, Cthugha deambulaba por la superficie con todos sus sirvientes revoloteando a su lado, convirtiéndolo en uno de los primeros habitantes de la Tierra.

Cthulhu, amo de R’lyeh
La forma del gran Cthulhu no está determinada, éste tiene la habilidad de formar nuevos miembros en su cuerpo y de absorber aquellos ya creados, extendiendo el tamaño de sus alas y achicando su cuerpo para poder volar mas rápidamente y así cambiando su forma así a voluntad. A pesar de esto Cthulhu siempre conserva una forma relativamente similar, un gran cuerpo antropomorfo cubierto por escamas verdes oscuras, grandes alas en su espalda, las cuales puede cambiar de tamaño pero nunca absorber del todo, su cabeza es gigante y tiene cientos de tentáculos en su boca.

Éste ser se encuentra actualmente deambulando por las ruinas de la ciudad de R’lyeh, esperando el día en que su ciudad resurja de las profundidades del Océano Pacífico para nuevamente despertar y arrasar con toda forma de vida sobre la tierra. En R’lyeh se encuentran también sus sirvientes, algunos de gran tamaño y semejanza a su señor, mas nunca tan poderosos o terribles.

El culto a Cthulhu es el mas extendido sobre la tierra, grupos de fanáticos relacionados a éste ser pueden encontrarse en registros casi prehistóricos hasta el presente. Usualmente sus seguidores son gente que está muy relacionada con el agua o las zonas costeras, así como también pantanos y lugares similares.
Sus seguidores creen que llegará el día que la ciudad de R’lyeh se levantará desde las profundidades y ellos deberán de acudir a sus puertas negras para despertar al gran Cthulhu.

Cyaegha, great old one.

Éste es un enorme ser oscuro, que consiste en un gran ojo verde esférico rodeado de cientos de tentáculos. Cyaegha es adorado por un grupo de habitantes de un pequeño pueblo del oeste de Alemania, aunque éste ser no está muy interesado en sus adoradores y sólo le importa esperar el día de su regreso a la Tierra.

Eihort, señor del laberinto
Eihort es una monstruosa masa de carne sostenida por varias y deformes patas, con varios ojos distribuidos sin orden alguno a uno de sus lados. Habita una serie de túneles laberínticos debajo del valle de Severn en Inglaterra.

Los únicos seguidores conocidos de éste ser se encuentran en el valle anteriormente mencionado. Éstos grupos suelen estar liderados por la progenie de Eihort, quienes se hacen pasar por algo similar a humanos, ya que nunca lo logran completamente.

Ghatanothoa, señor del volcán
Conocido por su horrenda figura, éste ser está formado por cientos de bocas, tentáculos y órganos sensitivos similares a los de los insectos. Ghatanothoa en el pasado vivía bajo una antigua ciudad creada por los hongos de Yuggoth, cuando un volcán surgió en medio de la ciudad todo fue inundado por la lava y éste dios perdió su libertad para siempre. Algunos investigadores suponen que la ciudad bajo la cual se encuentra Ghatanothoa está ubicada en una isla entre Nueva Zelanda y Chile.

Se supone que llegado el día que resurja la ciudad de R’lyeh también las placas se abrirán para darle paso nuevamente a uno de los mas horrendos de los dioses.

Glaaki, el habitante del lago
Glaaki usualmente se encuentra debajo de un lago en el río del valle Severn, desde donde atrae a nuevos seguidores a través de sueños y absorbe poder a través del rito de iniciación. Éste ser es débil en el presente y por eso busca más y más seguidores para su causa, ya que sin ellos ya no tendría forma de seguir subsistiendo.

El cuerpo de ésta bestia está rodeado de espinas, que toman una parte importante en el rito de iniciación, éste tiene una forma ovalada y debajo tiene una serie de protuberancias triangulares que le permiten el movimiento, su rostro ocupa casi todo su cuerpo y consiste de una gran boca con colmillos y tres ojos se asoman entre las espinas.

La mayoría de los seguidores de Glaaki son muertos vivientes, por ende la zona de alrededor del lago siempre está deshabitada casi completamente

Hastur, aquel que no debe ser nombrado
Hastur el innombrable deambula cerca de la estrella Aldebarán en la constelación de Tauro. De una manera u otra éste ser está relacionado con lago místico de Hali, la Señal Amarilla y Carcosa, así como también con los seres que lo habitan.

La apariencia de Hastur es un misterio, algunos dicen que en una ocasión en que éste tomó posesión de un cadáver, el mismo tornó sus músculos y huesos en una sustancia gelatinosa y la piel se volvió una masa gruesa y escamosa, haciendo que el cuerpo perdiera toda consistencia, recordando a lo que alguna vez hubiera sido un cadáver humano. Esto nos hace pensar que la sola imagen de Hastur podría acabar con la cordura de cualquiera en cuestión de segundos.

El culto de Hastur está medianamente extendido en la Tierra, los horrendos Tcho-Tcho creen fielmente en éste ser así como también lo hacen los Hermanos de la Señal Amarilla.
Sólo por la noche ésta criatura puede ser convocada, y cualquiera que se encuentre a unos veinte pies de cercanía deberá huir, y que tiene la costumbre de devorar a cualquiera que no sea su servidor.