Iberia Oscura

La mitad norte del país que finalmente será España es un conjunto de pequeños reinos dedicados a la conquista del sur, dominado por los musulmanes. Esta Reconquista, como se la conoce, es el objetivo principal de la política de la región..(Util Hombre Lobo Edad Oscura y Vampiro Edad Oscura).

Iberia Segun los Vastagos

La mitad norte del país que finalmente será España es un conjunto de pequeños reinos dedicados a la conquista del sur, dominado por los musulmanes. Esta Reconquista, como se la conoce, es el objetivo principal de la política de la región.
El más poderoso de los reinos cristianos del norte está formado en realidad por dos más pequeños unidos: el reino de Castilla y León busca la anexión de las tierras moras, y mantiene una guerra aparentemente sin fin en el sur. Ciudades enteras, como por ejemplo Ávila, han sido convertidas en fortalezas contra las incursiones de los moros (en Ávila, incluso la catedral está fortificada, formando parte de las murallas de la ciudad). Castilla ocupa la mitad occidental de las tierras cristianas (excepto Portugal). Tiene la reputación de ser el más temible de los reinos cristianos, reputación que mantiene gracias a sus continuos ataques en territorio musulmán desde la ciudad de vanguardia de Toledo. La ciudad de Santiago contiene uno de los mayores centros de peregrinación de toda la cristiandad: la Catedral de Santiago de Compostela. Castilla fue también el hogar del legendario caballero El Cid, el mayor héroe de la Reconquista.

Sigue a Castilla en poder el reino de Aragón. Situado al este, está más aliado con el sur de Francia que el resto de Iberia; de hecho, el conde Raimundo de Tolosa está casado con la princesa Petronila, única hija del rey Ramiro de Aragón. Este reino está algo limitado en la Reconquista, teniendo una frontera muy corta con los moros a causa de las conquistas occidentales de Castilla. El reino conserva su importancia (y su riqueza) al tener el único puerto cristiano mediterráneo de la península: la ciudad de Barcelona.

El siguiente reino cristiano es Portugal. Sólo declarada independiente de León a partir ele 1139, Portugal se ha unido de buen grado a la Reconquista. Su capital, Lisboa, es un estupendo puerto protegido por la formación natural del río Tajo. La armada portuguesa es una importante fuerza militar, permitiendo reabastecer con facilidad a las tropas portuguesas en el sur. Portugal no sólo confía en sus propios soldados para la lucha contra los moros, sino también en la orden militar de la hermandad de Santa María, así como en cruzados ingleses, y alemanes.

Por último está Navarra, el más pobre de los reinos cristianos. Debido a su posición flanqueada por Aragón en el sur y el este y por Castilla en el oeste no participa en la Reconquista. Navarra paga importantes tributos a Castilla y Aragón y es esencialmente una nulidad en la política de los reinos cristianos.

Cainitas Locales

Los Cainitas de la región apoyan firmemente la Reconquista, utilizándola corno una forma de atacar a los Assamitas en el sur. Castilla es predominantemente Lasombra, y los Magistri son, con ventaja, el clan más importante de los reinos cristianos. Aragón, aunque también controlado por los Lasombra, alberga a una considerable comunidad Toreador, que aprovecha la Reconquista para dedicarse al pillaje de obras de arte y literatura musulmanas. Durante el saqueo de Zaragoza, los restos de las una vez grandes bibliotecas fueron llevados a París por los Toreador. Portugal se halla principalmente bajo la influencia de los elementos más sobrios del clan Brujah. La capital de Navarra, Pamplona, está gobernada por un Malkavian, que fomenta la fiesta anual de San Fermín, en la que los toros corren por la ciudad, persiguiendo a grandes multitudes. Se sabe también que los Nosferatu habitan las catacumbas subterráneas de antiguas ciudades musulmanas cono Toledo.

El Imperio Almohade Segun los Vastagos

El antaño poderoso Imperio Almohade está cayendo poco a poco ante las fuerzas de la Reconquista (aunque su fortaleza en el Sahara se mantiene a salvo). Debido sobre todo a la falta de unidad entre los reinos de Taifas (pequeños feudos de una o dos ciudades cada uno), el sur de Iberia es todavía una tierra de belleza. Sus ciudades desafían a la imaginación, llenas de arte, conocimientos y lo mejor que puede ofrecer la cultura islámica.

En agudo contraste con las Cruzadas en Tierra Santa, hay una gran interacción entre las culturas musulmana, cristiana y judía en el imperio, y la tolerancia es la ley. La mayoría de la población es (le ascendencia mixta, y los moros de pura sangre se hacen más raros a cada año que pasa. Los moros no son gobernantes extremadamente duros, y toleran las iglesias cristianas y las sinagogas judías junto a las mezquitas, exigiendo sólo un pequeño tributo a cristianos y judíos a cambio de esta libertad de culto.

El Imperio Almohade es la cultura más avanzada del mundo. Sus grandes ciudades contienen universidades y edificios sin igual. Sevilla es la capital del Imperio, y esta considerada como una ciudad de mnaravillosa belleza y arte refinado. Las torres se alzan decoradas con brillantes colores, y las avenidas están recorridas por hileras de árboles frutales que llenan el aire de un aroma fragante. Sevilla es ademas una ciudad fantásticamente rica: barcos de todo el inundo atracan en su puerto para comerciar con mercancías de tierras remotas. La ciudad caerá en manos castellanas en 1248.
Córdoba es otra de las grandes ciudades, un centro de la ciencia y la medicina.

Contiene también la famosa Mezquita, que alberga los restos del profeta Mahoma. La mezquita es una inmensa estructura cuyo techos sostienen 800 pilares, iluminada por 4.000 lamparas de aceite. La mayor biblioteca del mundo, con más de 400.000 volúmenes, se encuentra también en esta ciudad, famosa por sus edificios públicos, que incluyen mas de 700 iglesias y mezquitas y 900 baños públicos. Córdoba será tomada por Castilla en 1236, y sus bibliotecas y edificios saqueados.

Granada será la última ciudad en sucumbir a la Reconquista. Posiblemente la más bella de toda la península, está dominada por el enorme castillo de la Alhambra, el fantástico palacio de sus gobernantes almohades. La ciudad, ya rica en bibliotecas que atraen a doctores y científicos de todo el mundo, conseguirá mayores avances intelectuales durante la Reconquista, con la llegada de refugiados de otros reinos de Taifas. Granada no caerá hasta finales del siglo XV, al ser finalmente tomada por Fernando e Isabel, reyes de una España unificada.

Cainitas Locales

Los Assamitas usan el Imperio cono base de sus operaciones por toda Europa Occidental, y luchan duramente para evitar que caiga ante los bárbaros cristianos del norte. Pero prefieren combatir desde las sombras a entablar una guerra abierta, y han estado perdiendo terreno ante las fuerzas del norte, guiadas por los Lasombra. Muchos Toreador (incluso unos pocos procedentes de Aragón) se congregan en el Imperio para gozar de su belleza y cultura: han ayudado varias veces a los Assamitas almohades, pero éstos desconfían de los Toreador, preguntándose si estos sobrios y serios artistas no estarán más interesados en localizar y catalogar las obras de arte que planean llevarse a Francia. Puede encontrarse también a algunos de los Brujah más rebeldes apoyando la causa almohade, y los Nosferatu están especialmente presentes en el Imperio, refugiados en las bien desarrolladas alcantarillas de sus ciudades.

Iberia Segun los Hombres Lobo

Las tierras que algún día se convertirán en España actualmente están divididas y en guerra. En el norte están los Reinos Cristianos: Castilla y León, Aragón, Portugal y Navarra. Al sur están las tierras de los beréberes y los musulmanes: los reinos de Taifa. Estas exuberantes tierras provocan abundantes conflictos entre los humanos… y tienen cierto interés para los Garou.

Los reinos del norte tienen una única prioridad en mente: expulsar a los moros de la península para siempre. Aunque concentran la mayor parte de sus energías en este objetivo, la verdadera amenaza de los reinos del norte (al menos en lo que respecta a los hombres lobo) son los vampiros. Los no muertos de Iberia tienen una mente especialmente aristócrata y se consideran a sí mismos los administradores legítimos del terreno. Muchas de estas criaturas se han arraigado en los despachos de la Iglesia, pues es la mejor forma de dirigir el poder de la Iglesia en contra de sus enemigos. Han provocado sangrientas matanzas en algunas aldeas, aunque no han conseguido exterminar a los Hijos de Gaia de los Pirineos.

En respuesta a esta masacre, recientemente llegó una facción de Señores de la Sombra… que viendo la debilidad de los vampiros y la oportunidad de conspirar contra ellos, se sentían más dispuestos a entrar. Sin embargo, ahora esta facción está dividida: muchos de los Señores se han aliado con los reinos Cristianos, con la esperanza de encontrar una oportunidad para acabar con los siempre confabuladores vampiros que se esconden en su interior, mientras que sus parientes han quedado impresionados con la fiereza y destreza de los moros y han decidido ver qué pueden ofrecer estos “recién llegados”. Esta circunstancia ha provocado ciertas tensiones con los Caminantes Silenciosos del sur de Iberia, que afirman que muchos de los musulmanes son miembros de su Parentela.

Las tierras del sur contrastan con los reinos del norte. Conforman el territorio de los Almohades, una dinastía islámica que lleva al mando del norte de Africa y el sur de España desde el año 1130. En este lugar se mezclan diversas etnias (con ciertas tensiones, por supuesto): los beréberes y los moros pasean por sus calles con los cristianos y los judíos. Aunque los musulmanes puedan haber llegado por la fuerza, su civilización refleja los ideales de una cultura devota con el arte y la cultura. Sevilla, la capital de la Iberia morisca, es una de las ciudades más ricas del continente.

Córdoba tiene una suerte similar y alberga una tremenda biblioteca que casi rivaliza con la perdida biblioteca de Alejandría. Los Hijos de Gaia pasean silenciosamente por ambas ciudades, esperando poder preservar y extender las cultas tradiciones de la tierra. En Córdoba también habita un pequeño grupo de Hermanos Protectores del Libro, que se mueven con el máximo de precaución: su objetivo es eliminar a los Camitas de la biblioteca, para que las Sanguijuelas no puedan envenenar el pozo de la sabiduría con sus dedos biliosos y codiciosos. En este lugar también hay Sanguijuelas… ancianos fríos y crueles a los que les gusta el arte, la literatura y la filosofía.

Los Hijos de Gaia operan en los bosques del sur de Iberia, donde la presencia de los Caminantes Silenciosos es tan fuerte como puede llegar a ser. La gran meseta central de la península Ibérica presenta un clima seco y severo, con veranos abrasadores e inviernos gélidos. Por este motivo, los Garou de Iberia la reivindican como uno de sus lugares de reunión, alejado de las grandes poblaciones humanas y de los vampiros que allí proliferan.