Interesantes Castillos

El Reino Unido siempre ha sido famoso por sus castillos encantados. Leyendas que han circulado por sus tierras y que lo han convertido en un destino ideal para los amantes de este tipo de sucesos. Ciudades como York se han ganado el título de ciudad más encantada del mundo. Y así, sin más, pasamos a relacionar algunos de los castillos encantados del Reino Unido:

El Castillo Chillingham

Situado en Northumberland, al norte de Inglaterra, tiene fama de ser el castillo más aterrador por la cantidad de fantasmas que entre sus paredes aguardan completar su tránsito.

El castillo Chillingham

El más conocido de estos seres espectrales es “Blue boy” que habita en la Sala Rosa de este castillo. Cuentan que, a medianoche, se pueden escuchar claramente gritos de dolor y lamentos de agonía; y que cuando las terribles voces se van apagando, surge un halo de luz azulada que adquiere la forma de un niño… Por cierto, durante unas obras de restauración del castillo se encontraron los restos de un pequeño esqueleto, que al parecer iba vestido de azul en el momento de su muerte, dentro de una pared.

Ahora bien, si alguien creó escenas de verdadero terror en Chillingham fue John Sage, despiadada “máquina de torturar y matar”, cómo se le ha descrito, que no sólo no sentía compasión por nadie, sino que disfrutaba sin pudor de los crímenes que cometía.

La Torre de Londres

Situado en la misma orilla del río Támesis, en Londres, esta Torre, que utilizado como palacio fortificado y como prisión, cuenta con más de 4 siglos de historias de violencia, torturas y ejecuciones. Es por ello considerada también como uno de los lugares donde más almas en pena habitan de toda Gran Bretaña y es uno de los más visitados.

La Torre de Londres

Entre sus huéspedes sin cuerpo físico podemos encontrar al de Ana Bolena, una de las esposas de Enrique VIII, que fue decapitada en esta Torre por orden de su marido en 1536. Se dice que también el espíritu de la jovencísima Lady Jane Grey, ejecutada aquí con tan sólo 16 años, ronda por sus pasillos.

El Castillo de Edimburgo

Este castillo escocés recibe más de un millón de visitas cada año. Edificado sobre un volcán que no se encuentra activo, la historia de este castillo cuenta con numerosas reconstrucciones debido al historial de ataques recibidos.

El Castillo de Edimburgo

Esta fortificación, centro de numerosas batallas, cuenta con los fantasmas de un baterista que sigue tocando su tambor pero sin cabeza, y de numerosos prisioneros que allí han sufrido hasta morir. Incluso cuentan que se puede ver a un perro fantasmagórico vagando por el cementerio del castillo.

El Castillo de Windsor

Una de las tantas residencias de la Reina de Inglaterra, el castillo de Windsor tiene fama de tener entre sus límites seres espectrales como el de Enrique VIII, que sigue purgando entre quejidos los crímenes que cometió en vida.

El Castillo de Windsor

O el de la Reina Elizabeth, del que dicen haberlo visto a través de diferentes ventanas, que va lleva puesto un vestido oscuro y un chal negro cubriéndole los hombros.

El Castillo Berry Pomeroy

Esta fortificación se halla en ruinas pero sigue manteniendo intacto su misterio y su aire de embrujo. Entre las leyendas que hablan de él encontramos la de Margaret Pomeroy, encarcelada por orden de su desquiciada hermana (ambas amaban al mismo hombre) y que terminó muriendo de hambre entre sus paredes. Margaret sigue reclamando justicia y apareciéndose como una dama blanca que ronda por los calabozos.

El Castillo Berry Pomeroy

Otro fantasma que suele aparecer es el de la hija de un Lord, de la cual se dice que fue violada y estrangulada por su padre, y que vaga eternamente por las habitaciones superiores del castillo como un halo de luz azul.

El Castillo de Warwick

Conocido sobre todo por su Torre Watergate, a la que denominan la “Torre del fantasma”, este castillo inglés está situado junto al río Avon, en el condado de Warwickshire, en la zona central de Inglaterra.

El Castillo de Warwick

Se cuenta que aún hoy el fantasma de Sir Fulke Greville, apuñalado hasta la muerte en el año 1628, sigue apareciendo en el retrato que está colocado sobre la chimenea y que luego se dedicar a recorrer una a una las habitaciones de la torre.

El Castillo de Leeds

Este espectacular fortificación de más de 1.000 años está situada en Leeds, en el condado de Kent, Inglaterra. Considerado como uno de los más bellos del mundo, se levanta majestuoso sobre dos pequeñas islas y dentro de un lago tranquilo.

El Castillo de Leeds

Entre las leyendas e historias que se cuentan sobre él encontramos la de un perro negro de gran tamaño del que dicen que su aparición es augurio de muerte. Si intuyes su presencia, intenta mirar hacia otro lado…