Introduccion a la Edad Victoriana

Breve guía para enriquecer partidas ambientadas en la Edad Victoriana.

Incluye los rasgos ams importantes de la era, ejemplos de personajes y semillas de historia. Estas líneas que escribo a continuación pretenden ser una breve guía para ambientar y jugar partidas de rol (especialmente de Mundo de Tinieblas) en la Era Victoriana. Si bien el libro básico de Edad Victoriana: Vampiro es muy completo y trae bastante información, hay varios elementos que podemos tener en cuenta para sacarle el máximo provecho a esta interesante época; muy semejante a la nuestra y, a la vez, muy distinta.

La mayor parte de lo que he de mencionar tiene lugar en Inglaterra, el epicentro de esa era y uno de los Estados más poderosos.

Los cambios

Las cosas son inmensamente distintas a como eran hace medio siglo; el mundo ha cambiado formando nuevos estados soberanos donde antes existían muchos pequeños estados monárquicos, la economía ha cambiado, dejando de ser la agricultura la principal fuente de riqueza para cederle ese lugar a la industria, ahora ya consolidada tras un siglo de evolución. Las personas ya no viven desperdigada por el campo trabajando la tierra, sino que nuevas leyes del agro las obligaron a trabajar en la incipiente industria, siempre ávida de mano de obra de bajo costo. Para ello debieron migrar de a miles a los grandes focos industriales, que no estaban preparados para recibirlos (eran poco mas que ciudades medievales, sin drenajes, calles apropiadas ni servicios públicos), en donde se apiñaron como pudieron. Los trabajadores (hombres, mujeres de todas las edades y aún embarazadas y niños desde los 5 o 6 años) que vivían estas situaciones no podían ni sabían como luchar por sus derechos, que les serían reconocidos muchos años mas tarde.

Nuevas invenciones asombraban al mundo: el ferrocarril hacía posible recorrer enormes distancias y transportar mercaderías a lugares distantes a un precio realmente bajo; el transporte marítimo era algo mucho más seguro que antes, existiendo compañías navieras que recorrían el mundo comerciando con las colonias; la máquina a vapor abarató sustancialmente los costos de mano de obra e hizo accesibles muchos bienes a gente que antes no podía adquirirlos; las armas de fuego se volvieron mucho más efectivas que antes (aunque distaban mucho de ser confiables); Londres tenía un complejo sistema de iluminación a gas, que permitía una vida nocturna antes impensada; el acero hacía posible la construcción de objetos mucho mas resistentes y la industria química avanzaba como nunca antes.

Como se dijo, muchos microestados monárquicos se unieron y formaron estados más poderosos a fuerza de interminables guerras (tal es el caso de Prusia, actual Alemania), nuevas potencias surgieron (como el Japón) y estados tradicionalmente poderosos comenzaron un declive (España había perdido gran parte de sus colonias y se encontraba en bancarrota). Las aguas de la política internacionales se están calmando por primera vez en mucho tiempo, luego de la incertidumbre que se vivió con la Revolución Francesa, las conquistas de Napoleón y las oleadas revolucionarias que afectaron a casi toda Europa, desplazando monarquías históricas en algunos casos.

Los Hombres de la Edad Victoriana

Los Hombres de esta era son sin duda personajes muy particulares, siendo su característica más interesante (y explotable a nivel rol) la famosa “doble moral victoriana”, consistente en el mantenimiento de una fachada de sobriedad, religiosidad, conservadurismo y moralidad ante el resto de la sociedad mientras que se cometen las acciones mas atroces e inmmorales en el ámbito privado. En mayor o menor grado todos los individuos (especialmente los de la alta sociedad) se manejan de esta manera; pudiendo sus pecados ir desde negocios no muy legales o affaires con el servicio doméstico hasta asesinatos brutales (se sospecha que Jack el Destripador era un miembro de la elite londinense). Sin duda el personaje paradigmático de esta época es el Dr.Jekyll, el personaje de la novela de Robert L. Stevenson que era un miembro eminente de su comunidad pero se convertía en una bestia (llamada Mr.Hyde) por efecto de una poción. Esta doble moral se da porque las conciencias individuales de las personas han evolucionado, pero la sociedad como un todo aún no esta preparada para aceptar tales cambios, lo que hace necesario el mantenimiento de esta “máscara”.

Fruto de los inmensos cambios ya comentados, los Hombres de la Edad Victoriana tienen una fé inquebrantable en el progreso de la humanidad; confían en que, con el uso de la razón, los males que aquejan a la humanidad pueden ser combatidos y remediados y que no existe un límite para el avance de la civilización. Se cree en el trabajo y el progreso personal, creyéndose que quien es pobre, lo es porque es haragán o incapaz, sin pensarse en las oportunidades de salir de ese estado que ofrece la sociedad.

Las clases altas

Nobleza

La era victoriana vio el declive de la Nobleza, clase que vivía de lo producido por la tierra y que había sido dominante por varios siglos y el ascenso de la burguesía, una clase antiguamente inexistente pero que acumulaba cada vez mayor poder económico y más pretensiones políticas. Esta fricción entre clases, en la que los que poseen sangre noble (muchas veces empobrecidos) desprecian a los altos burgueses (que a su vez tienen una relación de admiración-desencanto con los primeros) pero se ven frecuentemente obligados a mezclarse. Solía ser común que caballeros de apellido noble empobrecidos en busca de una salida económica se casen con damas burguesas ricas en busca de conseguir un apellido ilustre. A pesar de todas sus diferencias, nobles y burgueses solían aliarse cuando tenía lugar una protesta o huelga de las clases mas bajas para ofrecer resistencia conjuntamente.

Claramente esta particular relación entre clases se presta a ser explorada y analizada en una partida; puede tratarse de un Vástago noble obligado a superar su desprecio para obtener un favor de burgueses humanos o un grupo de burgueses cainitas que no toleran ser mal vistos por un rebaño que se considera noble y superior a ellos.

Hombres

Los miembros de las clases privilegiadas de la sociedad victoriana siguen el modelo de lo que llaman “caballero”, una persona de ingresos cuantiosos, notorio buen gusto, modales refinados y de intachable conducta. Muy pocos lograban alcanzar tan elevados estándares, aunque la mayoría se esforzaba al máximo por parecer que los había alcanzado. Los aristócratas son hombres de trabajo que residían en las metrópolis y que solían dedicarse a las nuevas fuentes de riqueza: el comercio con las colonias y las otras metrópolis, la industria y el mercado financiero. Solían juntarse en “clubes de caballeros” de diversas orientaciones (de caza, de viajes, de debate, de financistas, etc.) en los que pasaban gran parte de su tiempo libre y en los que desarrollaban gran parte de su vida social. La vestimenta era de importancia capital y los caballeros se esmeraban tanto (o más) que las mujeres en lucir bien, siendo que quienes no lo lograban eran salvajemente criticados y ridiculizados (sin duda Edad Victoriana es la edad de oro de las arpías de Eliseo…). Los hombres podían tener toda clase de vicios secretos; abusar de drogas (ajenjo, opio, cocaína), manifestar tendencias sádicas o masoquistas, frecuentar burdeles y diversas desviaciones sexuales (muchas personas escapaban de las inmensas represiones de la sociedad en el único lugar privado: la alcoba).

Sugerencias de Personajes de sexo masculino de clase media-alta:

 Industrial: Posees y administras una o varias empresas industriales, tienes cientos (quizás miles) de trabajadores de clases mas bajas a tu cargo. Este modelo es ideal para una lucha entre clases.
 Financista: Tu trabajo se limita a administrar dinero (tuyo y ajeno), prestándolo y pidiéndolo de vuelta según sea conveniente. Cuando estos negocios salen bien te reportan mucho dinero, pero cuando salen mal…
 Gran Comerciante: Vives del comercio (legal o no) de mercancías (legales o no) entre metrópolis o entre metrópolis y colonias. Puedes viajar constantemente o poseer una flota de barcos con gente que lo hace en tu lugar. Tal y como para el financista, estos viajes (que suelen realizarse con capital prestado) pueden fracasar y hacer enojar a gente poco conveniente.
 Rentista: Tu sustento proviene de los beneficios que obtienes por invertir tu capital; ya sea por la producción de tus campos, porque prestas tu dinero a cambio de un interés o porque lo invertiste.
 Militar: Muchos militares de alto rango aún poseen títulos nobiliarios, los rangos mas elevados están muy bien pagos y gozan de gran prestigio en los salones Londinenses.
 Burócrata de alto rango: Los puestos mas elevados en las jerarquías burocráticas están muy bien remunerados. Pueden ser altos funcionarios o diplomáticos (muy importantes en un mundo de relaciones cada vez mas complejas entre naciones).
 Artistas: Algunos de los mejores (o mas de moda) de los artistas cobran bien por su trabajo, aunque la mayoría solo puede aspirar a unos beneficios medianos.
 Pequeño Comerciante: Tienes una pequeña flota mercante (de la que probablemente te haces cargo) o eres dueño y administrador de una casa comercial (legal o no).
 Profesional Independiente: En una era en la que poca gente puede estudiar, quiénes lo hacen a los niveles mas altos suelen estar bien remunerados. Médicos, Abogados y Contadores suelen trabajar en forma independiente o en pequeños grupos y cobran según sus habilidades, estudios y prestigio.
 Explorador: Posees cuantiosos bienes que te permiten vivir de tu principal afición: viajar a lugares remotos trayendo contigo animales, personas y fotografías; todo para gloria de su Majestad y el engrandecimiento del Imperio y la ciencia.
 Gran Criminal: Manejas o estas en un alto nivel en un imperio del crimen, que te permite obtener enormes ganancias y que haces subsistir sobornando policías y funcionarios. A pesar de tu oficio eres respetado como un caballero y no se te trata como a un vulgar ratero.

Mujeres

Las mujeres en la Era Victoriana han sido relegadas a un segundo plano, aunque es cada vez más evidente que su inferioridad con respecto a los hombres no es tan amplia como se pensaba (la eficiencia de la propia Reina Victoria es evidencia de esto). Aquellas que pertenecían a las clases altas llevaban una existencia que a simple vista podría parecer medieval, aunque existían numerosas diferencias. En la mayor parte de los casos se casaban de bastante jóvenes con caballeros que sus padres y hermanos elegían de entre sus pretendientes por su condición económica y social. Una hija mujer era vista como poco menos que un castigo por un padre (algo que debería notarse en un personaje de sexo femenino) y era casada tan pronto como era posible. Como ya se dijo, recibían un trato cuasi-medieval, enseñándoseles desde la infancia las labores de una dama, el protocolo para toda ocasión social, la doctrina religiosa, determinadas artes y algunos idiomas. Un matrimonio arreglado naturalmente carecía de amor y el sentimiento que más comúnmente compartían los esposos era algo a mitad de camino entre conveniencia y compañerismo aunque, paradójicamente, idealizaban al amor y soñaban con alcanzarlo. Las damas victorianas eran quienes mantenían activa gran parte de la vida social de la época, organizando en sus lujosas viviendas bailes, tés, ágapes y tertulias a los que solo eran invitadas las personas que por su riqueza, fama, prestigio o carisma eran consideradas dignas, determinando de esta forma quién y qué esta de moda y quién y qué no lo está. Estos eventos eran de enorme importancia, además, porque en ellos se conocían personas de condiciones similares a las propias y se presentaba en sociedad a hijos e hijas en la edad apropiada. Las damas más influyentes, organizadoras de las reuniones más prestigiosas eran poseedoras de invaluables influencias, ya que les era muy sencillo decir una palabra apropiada a un invitado de alto nivel para cambiar el rumbo de la política. Esta es una era en la que, por todo lo expuesto y por el romanticismo que le es propio, las mujeres tienen un papel muy importante que jugar y que sin duda debe ser explotado en una partida de rol.

Sugerencias de Personajes de sexo femenino de clase media-alta

 Cortesana: Vives en la opulencia gracias a los beneficios que obtienes por brindar tus favores a caballeros de alto nivel. Esta existencia no está muy bien vista, aunque para muchas mujeres es un estilo de vida perfectamente aceptable.
 Esposa de: Estás consagrada a tu marido, generalmente un hombre muy ocupado por su trabajo. Organizas reuniones en tu casa para mejorar su posición, manejas influencias y traficas información para colaborar con tu esposo y su trabajo.
 Espía: Eres una dama (quizás sea una mujer de clase baja disfrazada) que frecuenta los eventos sociales y se vale de todo tipo de medios para obtener información secreta, ya sea para beneficiar a su patria, venderla al mejor postor o cometer un chantaje.
 Artista: Muchas damas de la alta sociedad a falta de una ocupación se dedicaban al arte; algunas con mayor éxito que otras. Como ejemplo se puede citar a Mary Shelley (autora de Frankenstein).
 Chismosa: Eres una señora cuya ocupación consiste en la recolección y/o invención de chismes sobre otros individuos y su publicación con diversos fines, siendo el más común el de desvalorizar a la persona aludida.

Los roles para mujer consisten básicamente en lo mismo (el manejo social) aunque hay profundas diferencias en los fines, lo que es el punto a explotar para hacer un personaje femenino de clase alta interesante.

Las clases bajas

A las clases bajas les tocó llevarse la peor parte de la edad victoriana; trabajaban en jornadas de hasta 16 horas diarias, todos los días sin importar su sexo o edad y sin ningún tipo de beneficio social, sin apenas descanso y por un salario que a duras penas les permitía sobrevivir; subsistían en condiciones infrahumanas, hacinados y sin las comodidades mínimas, lo que fomentaba la aparición de plagas y enfermedades.
La mayor parte de los trabajadores eran campesinos que se habían visto obligados a migrar hacia las ciudades por la necesidad de mano de obra de éstas y las condiciones de vida cada vez más adversas que presentaba el campo. Debido a su origen, los obreros sufrían especialmente el trabajo fabril, ya que se habían criado trabajando a cielo abierto y siguiendo los horarios que imponía el sol y ahora se veían obligados a trabajar en oscuras fábricas, iluminados por lámparas de aceito o gas y a un ritmo que les era impuesto por el capataz alterando la velocidad de funcionamiento de las máquinas. Muchos patrones optaban por emplear mujeres y niños pequeños, puesto que cobraban menos que los hombres, eran menos propensos a las protestas y podían ser fácilmente dominados físicamente por los capataces; además de que los niños pequeños podían, por su tamaño, limpiar y reparar los rincones más inaccesibles de las máquinas.
Lo bajo de los salarios obligaba a ambos padres a trabajar, dejando a los niños criarse en las calles junto a otros en igual situación, lo que generaba pandillas de rateros y criminales menores, con los que la policía no mostraba compasión alguna.

Las condiciones sociales eran bastante similares para hombres y mujeres pertenecientes a las clases bajas, por lo que voy a sugerir arquetipos de personaje aptos para ambos sexos.

Sirvientes
Los caballeros y damas consideraban a sus sirvientes como seres inferiores cuyo único afán era complacerles y servirles. Normalmente los miembros de las clases altas ni siquiera restan atención a la presencia o no de sus sirvientes mientras hablan, lo que los convierte en espías ideales o incluso como alimento. Sin embargo, entre sirvientes existe un sentido de clase bastante desarrollado y si uno de ellos está actuando en forma extraña los demás sin duda lo notarán. Es sabido que entre sirvientes se da un nutrido intercambio de chismes y secretos de sus amos, lo que los convierte en un interesante objetivo de interrogatorios y puede ser el principio de una buena historia.

Sugerencias de personajes de clase baja:

 Sirviente: Puedes ser un mayordomo, ama de llaves, doncella, cochero o similar que trabaja para una encumbrada familia. Puedes dedicarte a esto por necesidad o descender de una larga línea de sirvientes.
 Criminal: No puedes obtener lo que quieres trabajando así que vives por medios no muy morales. Puedes ser un ratero, asesino, traficante menor o tener un negocio que trate artículos ilegales.
 Obrero: Pasas muchas horas al día encerrado en una fábrica, haciendo un trabajo que detestas, en pésimas condiciones y por el que se te paga muy poco. Quizás decidas hacer algo pro cambiarlo…
 Funcionario: Trabajas para el gobierno en un puesto burocrático o institucional. Puedes ser empleado de aduanas, policía, trabajar en un ministerio o algo similar.

Ocultismo

La fluidez del intercambio con otros continentes ha producido una mezcla asombrosa en el terreno de lo oculto, mezclando filosofías orientales con ritos y maleficios africanos y determinados ritos americanos; todo sumado al folklore europeo. Sin duda un investigador atento y dedicado puede aprender mucho antes de ser descubierto y proveerse de todo tipo de materiales que antes le eran imposibles de obtener.

Semillas para historias

 Una compañía comercial tiene el monopolio para el comercio con una colonia con la que tu quieres comerciar. Debes hacer todo lo posible por lograrlo, ya sea por medio del contrabando o manipulando para obtener la patente de monopolio.
 Un Estado rival ha desarrollado un avance tecnológico que puede inclinar la balanza a su favor en caso de guerra; los jugadores deben infiltrarse para obtener esa información (o aliarse con el enemigo y funcionar como agentes dobles).
 Un plano ultrasecreto ha sido robado de la oficina de un importante miembro del gobierno; los jugadores deben recuperarlo a cualquier costo. (basado en un cuento de Sherlock Holmes).
 Alguien importante ha sido asesinado, los jugadores deben investigar quién ha perpetrado el crimen(un clásico inmortal, más vigente que nunca en esta era!).
 Un sirviente que sabe mucho sobre alguien importante ha desaparecido, está en manos de los jugadores encontrarlo antes de que lo que sabe llegue a oídos incorrectos.
 Un grupo o personaje es visto como paria o indigno socialmente y debe ingeniárselas para obtener reconocimiento social.
 El Estado de los jugadores está por ir a la guerra con otro mas fuerte; los jugadores deben impedir llegar a la guerra (o conseguir algo que haga posible que el estado propio triunfe).

Inspiración

Acá dejo algunas sugerencias para empaparse del espíritu victoriano:

Libros:

-El Retrato de Dorian Gray, Wilde, Oscar. (casi todo lo de Wilde sirve…)
-El Extraño Caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, Stevenson, Robert Louis (un análisis de la moralidad de la era)
-Robinson Crusoe, Stevenson, Robert Louis (puede no parecer relacionado, pero muestra la sensación de soledad y desamparo del hombre en esta época y estudia la influencia de la sociedad en el individuo)
-Frankenstein, Shelley, Mary (romanticismo en estado puro, tiene todos los elementos que caracterizaron al género)
-Toda la saga de Sherlock Holmes, Conan Doyle, Sir Arthur (de lo mas victoriano y muy accesible).

Cine:

-Desde el Infierno
-Gosford Park
-La Liga Extraordinaria

Conclusión

La Edad Victoriana fue una época de muchas singularidades; que funcionó como una bisagra entre el pasado lejano y el presente y que es dueña de un estilo y una magia indiscutibles que sin duda pueden ser aprovechados para jugar una buena partida de rol y, por qué no, entender un poco mas de donde surge nuestro presente.