Linea de Sangre – Kiasyd

Los Kiasyd son una Línea de Sangre del Clan Lasombra; esto es obvio, dado que estos extraños Vástagos emplean la Disciplina Obtenebración, pero su aversión al hierro, su extraño Poder de Mythercería, y hasta su apariencia sugieren un origen aún más raro.

Los Kiasyd son Independientes, centrados más en sus estudios que en la causa de la Espada de Caín. Aquéllos que sí declaran pertenecer al Sabbat no están apasionadamente involucrados en las actividades de la Secta. Algunos especulan que los Lasombra poseen algún poder sobre ellos. ¿Acaso los Guardianes crearon a los Kiasyd del mismo modo que los Tzimisce crearon a los Hermanos de Sangre? ¿Tienen los Kiasyd, sea cual sea su origen, alguna deuda con los Lasombra? Independientemente de cuál sea la naturaleza de su relación, parece beneficiar al Sabbat.

Los Kiasyd son, como norma, tranquilos y estudiosos. Prefieren permanecer en sus refugios, escudriñando minuciosamente viejos textos, mapas, artefactos y otras antigüedades. Otros Vástagos son incapaces de entender cómo un linaje de vampiros tan extraño puede no ser nada más que un grupo de eruditos. Según los rumores, los Kiasyd sólo pueden alimentarse de la sangre de niños, o de hadas, o de vírgenes no mancilladas; su herencia extraterrenal no proviene de la Buena Gente sino de demonios y de las fuerzas del Infierno; su extraña apariencia no se debe a una mutación en su Vitae, sino a una advertencia de Dios: No son Vástagos. Son otra cosa.

Apodo: Extraños.

Secta: La mayoría de los Kiasyd pertenecen al Sabbat, al menos nominalmente. Unos pocos se identifican como vampiros de la Camarilla, y otros son Independientes. Dado que los Kiasyd no pasan mucho tiempo juntos si pueden evitarlo (ver más adelante), es difícil hablar de sus preferencias colectivas.

Apariencia: No se llama “Extraños” a los Kiasyd sólo por su actitud. La mayoría de ellos mide más de dos metros de altura y son esbeltos y delgados. Su piel no es sólo pálida, como la de la mayoría de vampiros, sino que brilla tenuemente a la luz de la Luna. Sus ojos son almendrados
y carecen de pupilas visibles, además de ser frecuentemente de color violeta o negro azabache. Sus orejas son ligeramente puntiagudas, y los Kiasyd las cubren con un sombrero o una cinta para el pelo cuando se mueven entre los mortales, pero incluso así, su estatura y tono de piel hacen que destaquen.

Refugio: La mayoría de Kiasyd pasa años construyendo sus refugios, mejorando su seguridad, el equipamiento de sus bibliotecas y otras comodidades. Protegen fieramente sus hogares, y no permiten visitas sin invitaciones explícitas. Sin embargo, cuando invitan a otras personas las tratan bien, ofreciéndoles Vitae de crianza, habitaciones confortables y, por supuesto, mucho material de
lectura.

Trasfondo: Conservadores de museos, estudiantes prometedores, bibliotecarios, expertos en libros raros y académicos de todo tipo son elecciones probables para el Abrazo de un Kiasyd. Los Extraños quieren que su Progenie sea estudiosa, amable y educada, y no desean perder el tiempo instruyéndolos en lo básico del conocimiento erudito.

Creación del personaje: Los Atributos Mentales y los Conocimientos suelen ser primarios, aunque todos los Kiasyd tienen algún nivel de Etiqueta. Ocultismo es, por supuesto, una Habilidad común. Recursos, Generación y Contactos (con otros Vástagos) son los únicos Trasfondos comunes. Los Kiasyd tienen demasiados problemas mezclándose con los mortales como para adquirir otros.

Disciplinas de Clan: Dominación, Mytherceria, Obtenebración

Debilidad: Además de su apariencia extravagante, los Kiasyd también tienen alergia al hierro. Tocar hierro requiere una tirada inmediata para evitar el Frenesí, y cualquier arma hecha de hierro frío causa daño agravado a los Kiasyd.

Organización: A los Kiasyd no les gusta la compañía de otros como ellos, lo que es extraño, teniendo en cuenta lo poco que tienen en común con cualquier otro. Tras un período corto de instrucción (50 años como mucho, y este período se ha reducido mucho más en las noches actuales), el Chiquillo de un Kiasyd es liberado del refugio de su Sire y ya deja de ser responsabilidad del Antiguo Kiasyd.

Estereotipos

Camarilla: Un gran experimento. No creo que haya llegado al final de su trayecto todavía, tiene bastante camino por recorrer.
Sabbat: ¿Cuál es el color del remordimiento? ¿Cuál es el sabor de una mala deuda? Como herrumbre en mi boca.
Ravnos: Tienen cierta comprensión de cómo funciona la realidad. Es vergonzoso que la malgasten en trucos de salón.

Visión desde fuera

Camarilla: Es la prueba de que el Sabbat debe ser exterminado ahora. Aceptan a cualquiera, incluso a adoradores de demonios.
Sabbat: Entran tres vampiros en un bar, y el cuarto es un Extraño, así que el bar lo decapitó.¿Lo pillas?
Ravnos: No des la espalda a estos tipos, escupe en el suelo que han pisado y, por todo lo que es sagrado, no robes sus libros.


Cita: No te invité a entrar. Vete. No toques nada excepto el suelo y el pomo de la puerta, o juro por la Luna y las estrellas que por la mañana
estarás al otro lado de ese espejo.

Ricardo Blanch

Ricardo Blanch

Un amante de los juegos de rol...

Un comentario:

  1. yo tengo un kiasyd y no sin tan aburridos
    solo no te tienes q guiar por los estereotipos
    ya q hay por ejemplo gangrels hackers

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.