KUEI-JIN Y VÁSTAGOS – Parte I

INTERACCIÓN LÓGICA CONTRA ESTEREOTIPOS SIN SENTIDO

Me encanta Vampiro: la Mascarada y Estirpe de Oriente (algo que resulta obvio, teniendo en cuenta todo el tiempo que he dedicado a estos juegos). Pero desde mi punto de vista uno de los mayores fallos que tiene Estirpe de Oriente, para ser sincero, es su visión cerrada y fanática. Los Kuei-jin son presentados de forma consistente y continua como criaturas racistas que se consideran más iluminadas que los estúpidos Vástagos gweilo, más poderosos que los estúpidos Vástagos gweilo, más competentes que los estúpidos Vástagos gweilo, y mucho mejor informados sobre los estúpidos Vástagos gweilo que los estúpidos Vástagos gweilo lo están sobre los Kuei-jin. Por citar a un amigo mío: “Los Kuei-jin son una gran Colmena Amarilla de monstruos de combate implacables que quieren matar a todos los vampiros blancos.” Aunque no todo lo publicado sobre Estirpe de Oriente sostiene esta perspectiva, existen muchos elementos que sí.

Esta interpretación no sólo es limitada e injusta, sino que ignora muchas posibilidades interesantes y atractivas para la interacción entre Kuei-jin y Vástagos. Esto no quiere decir que apoye todo lo contrario, que Vástagos y Kuei-jin siempre se llevan bien. Sí, existen muchas razones por las que los dos tipos de vampiros pueden entrar en conflicto. Pero considerar a todos los vampiros orientales como fanáticos que “Vástago veo, Vástago mato” les hace un flaco favor y al fin y al cabo los Vástagos no han prosperado en el Mundo de Tinieblas siendo tan estúpidos como los representan en Estirpe de Oriente, y presenta una perspectiva cerrada y estereotipada sobre los orientales.

vampirochinos

¿Y cómo solucionar el problema de “los occidentales deben morir”? ¿Cómo pueden los Vástagos y los Kuei-jin interactuar de formas que no terminen en una masacre? Bien, a continuación expondré algunas ideas relacionadas con Estirpe de Oriente y Vampiro: la Mascarada que permiten interrelacionar ambos juegos sin ideas homicidas por medio. Simplemente pensando un poco, el conflicto entre las dos especies de vampiros puede llevar a un nivel mucho más elevado que “Kuei-jin ver Drácula, ¡Kuei-jin aplasta!”

LOS KUEI-JIN NO MATAN A TODOS LOS VÁSTAGOS QUE HAN EMIGRADO A ASIA. LOS VÁSTAGOS PUEDEN SOBREVIVIR Y SOBREVIVEN EN ORIENTE.

En mi Mundo de Tinieblas, la mayoría de los Kuei-jin no se limitan a matar a todos los vampiros occidentales tan pronto los ven; de hecho, no existe razón por la que un Vástago cuidadoso no pueda pasar desapercibido en una ciudad oriental (a pesar de lo que digan los suplementos de Estirpe de Oriente). Por supuesto, existen excepciones a esta norma: en algunos lugares de las Cortes Doradas y China, los Vástagos no suelen durar mucho. Pero cuando se encuentran con un Vástago solitario o un pequeño grupo de ellos, la mayoría de los Kuei-jin adoptan una actitud de esperar y ver (de la misma forma que los Vástagos hacen con los Kuei-jin en Occidente), especialmente si el Vástago en cuestión no parece una amenaza. Si un Kin-jin se ocupa de sus asuntos y no hace nada abiertamente estúpido, lo más probable es que lo dejen en paz. Un Kuei-jin inteligente consideraría que es mejor vigilar y observar pacientemente cualquier posible debilidad que aprovechar llegado el momento…

Y si los Kuei-jin locales quieren expulsar a los Vástagos, pueden conseguirlo con fuerza financiera, peones de sus Pantallas Escarlatas, políticos locales -¿no os suenan familiares estas tácticas? Pensadlo de esta manera. Cada demostración de poder abierto es una carta en la mesa, una muestra de la capacidad del vampiro. La violencia no sólo es una herramienta poco sofisticada para un Kuei-jin, puede tener consecuencias desagradables (incluyendo consecuencias en el propio Dharma). Un asesinato directo es una provocación que puede ocasionar represalias y contraataques de los aliados de los Vástagos. Si el vampiro occidental sobrevive al ataque, también puede que descubra las capacidades y debilidades de su enemigo y estará mejor preparado para la próxima vez. Sin embargo, si los contactos más importantes del Vástago simplemente se niegan a tratar con él, los tenderos y traficantes locales se niegan a venderle sus productos, si de repente su casero le dobla el alquiler, y su rebaño comienza a enfermar, la no vida puede resultar muy dura de repente. En muchas ocasiones los extranjeros terminan frustrándose y se trasladan en busca de terrenos más fáciles, no es necesario recurrir a una táctica de exterminio ya sea a corto o largo plazo.

También existen asentamientos de Vástagos occidentales en Oriente –habitados por vampiros de los clanes Assamitas, Giovanni, Lasombra, Ravnos, Setitas, Tremere y Ventrue, entre otros. Estos grupos se encuentran demasiado atrincherados con firmeza para poder destruirlos directamente. En este caso es necesario recurrir a tácticas de diplomacia y espionaje, y cada bando tratará de aprender tanto como sea posible del otro mientras se cubre el culo colectivo. La India es el ejemplo más notable en el que coexisten Kuei-jin y Vástagos (aunque no como aliados): la Corte de los Truenos Infinitos ha cohabitado con los Ravnos, Assamitas, Setitas, Tzimisce y Ventrue y otros clanes durante milenios. Los restos de la Mano Negra Oriental también pueden estar merodeando por Oriente, añadiendo más posibilidades.

Aunque en los últimos años se han producido purgas de Vástagos en Hong Kong, Taiwan todavía debería tener una población de Vástagos considerable. Y en Japón, Hiroshima y Nagasaki (debido a las Líneas de Dragón arruinadas por las explosiones nucleares) son inhabitables para la mayoría de los Kuei-jin salvo para los degenerados Devoradores de Escorpiones; ¿no son buenas posibilidades para que los Vástagos se hayan asentado allí? ¿No podrían haber llegado los Vástagos japoneses y los Devoradores de Escorpiones haber llegado a un acuerdo mutuamente beneficioso? Después de todo, no se trata de pisar el terreno de nadie (“Muy bien, colega, tienes derecho a alimentarse de los enfermos de radiactividad en nuestro territorio…”) y ambos tienen razones para temer a los clanes Bishamon y Genji. Otra posibilidad son los territorios rurales porque los Kuei-jin no pueden alimentarse de animales, pero es un lugar perfecto para la infiltración de un autarkis Gangrel o de un espía Nosferatu que tenga sus propias razones para viajar a Oriente.

LOS KUEI-JIN NO SON OMNISCIENTES. NO TODOS LOS VÁSTAGOS SON ESTÚPIDOS

Muchos de los jugadores de Estirpe de Oriente (y tristemente también los autores) parecen asumir que los Kuei-jin saben mucho sobre los Vástagos, una información tan detallada que limita con el conocimiento de la metatrama. Por el contrario, normalmente parece que los Vástagos, sin importar sus recursos, estrategias o adaptabilidad parecen incapaces de aprender nada sobre los Kuei-jin.

Los Kuei-jin deberían ser tan ignorantes sobre los Vástagos como los Vástagos lo están de ellos, y por lo tanto deberían estar igual de asustados de los occidentales. Esto añade una gran sensación de misterio al juego. No existe razón por la que los Vástagos que viven en el Reino Medio no puedan saber algo de los Catayanos. Por otra parte, un Kuei-jin no puede entrar en una librería y comprarse el último suplemento de Vampiro: la Mascarada para saberlo todo sobre los vampiros occidentales. La información obtenida debe proceder del espionaje y compartiendo información.

LOS KUEI-JIN NO SON IMPARABLES. LOS VÁSTAGOS NO ESTÁN INDEFENSOS.

Sí, parece que los Kuei-jin tienen muchas ventajas comparados con los Vástagos: Disciplinas más poderosas, una “Reserva de Sangre” potencial de 20, son capaces de percibir los mundos espirituales e interactuar con ellos, tienen servidores espirituales, etc. Sin embargo, los Vástagos también tienen sus propias ventajas.

Los Vástagos pueden aprender y desarrollar Disciplinas más rápido que los Kuei-jin y no necesitan preocuparse de no poder elevar sus Disciplinas por encima de los límites de su Dharma, o los equilibrios de Yin y Yang. En el ámbito social –con sus Vínculos de Sangre, Dominación, Presencia y otras Disciplinas- los Vástagos tienen la ventaja sobre los Wan Kuei-, que sólo disponen del Arte de Obligación (y más raramente Devorar Plegarias). Los Vástagos pueden crear ghouls, mientras que para los Kuei-jin crear dhampiros lleva mucho más tiempo y son mucho más independientes. Como ya se ha mencionado, los Kuei-jin no pueden alimentarse de animales, mientras que los Vástagos sí. El desequilibrio dhármico, las relaciones con los espíritus, la influencia corruptora del P’o y las responsabilidades del P’o son completamente irrelevantes para los Vástagos. Por último, y no por ello menos importante, los Vástagos pueden crear a otros como ellos con mucha más facilidad que los Kuei-jin, que simplemente no pueden.

En resumen, el hecho es que las dos especies de vampiros se encuentran muy equilibradas, y los Kuei-jin no las tienen todas consigo para aplastar a los Vástagos con tanta facilidad como parece en Estirpe de Oriente.

LOS KUEI-JIN NO SON BASTIONES ARMONIOSOS DE EQUILIBRIO ESPIRITUAL. LOS VÁSTAGOS NO ESTÁN MÁS CORRUPTOS QUE LOS KUEI-JIN

Los Vástagos afectan al Chi que fluye a su alrededor cuando utilizan sus Disciplinas (y pueden realizar otros efectos con su sangre, como incrementar sus Atributos Físicos), y por lógica los Kuei-jin también deberían comportarse de forma similar. Antes de tragarse la propaganda de las Cortes del Quincunx, ¿por qué no preguntarle a un hengeyokai lo “equilibrados” e “iluminados” que están los Kuei-jin?

“Los Kin-jin son seres bárbaros desequilibrados; descontrolan el flujo del Chi con su sola presencia.” ¿Y qué? Los Kuei-jin son almas condenadas que fueron enviadas al Infierno pero consiguieron hacer el camino de vuelta al mundo de los vivos y reanimar sus cuerpos. (Y si eso no es mandar a tomar por culo el “Mandato del Cielo”…) Estos muertos vivientes deben robar el Chi de los vivos para sobrevivir, salvo los que están lo bastante “iluminados” para absorber energía directamente del Tapiz. Todos los Kuei-jin conocen Artes Demoníacas, que son poderes extraídos del P’o de las energías del Yomi y manifestados en el Reino Medio. No parece que estos tipos sean algo muy saludable para el ambiente espiritual…

Es la clásica propaganda hipócrita de “nuestra mierda no apesta”. Aunque los Kuei-jin pueden acusar a los Vástagos de sembrar el caos en los mundos espirituales ellos (consciente o inconscientemente) minimizan o ignoran el daño que ellos mismos causan. Los Narradores harían bien en ilustrar este hecho de vez en cuando.

EL GRAN SALTO HACIA FUERA     

Esto sólo es mi opinión pero el Gran Salto Hacia Fuera es Una Mala Idea (por oficial y registrada que sea). Aunque creo (y espero) que los diseñadores de Estirpe de Oriente sepan el batacazo que se van a dar los Kuei-jin, los aficionados no. Asumen que los Kuei-jin conquistarán la Costa Oeste y se extenderán por los Estados Unidos en una conquista imparable. Existen varias razones por las que, en un Mundo de Tinieblas lógico, no puede tener éxito.

Los invasores Kuei-jin tienen que expulsar a vampiros occidentales firmemente atrincherados (y a otras criaturas sobrenaturales) que se encuentran en los Estados Unidos, y desde hace mucho tiempo. No es nada fácil. La Camarilla y el Sabbat se han estado afilando los colmillos durante siglos luchando entre ellos y los anarquistas han luchado suficiente tiempo para saber cómo defenderse de vampiros invasores (sin importar de dónde vengan o cómo se hagan llamar). Algunos Assamitas, Giovanni y Ravnos han tenido experiencias personales con los Catayanos, y los Vástagos de estos clanes son lo bastante hábiles para sobrevivir contra la amenaza dual de las dos grandes sectas. Y es estúpido pensar que los Vástagos no pueden unirse o que no van a hacerlo para evitar la aniquilación mutua. Mejor el enemigo conocido…

Por otra parte, los vampiros no existen en el vacío; todos ellos dependen de los mortales para obtener sustento, recursos y prácticamente todo. Pero los Kuei-jin y los Vástagos interactúan con los mortales en niveles diferentes. Aunque los Catayanos no se pasean por las calles de Oriente clavando sus colmillos a los mortales, están acostumbrados a ser aceptados en la sociedad oriental hasta cierto punto. Los Kuei-jin obtienen influencia de mortales en gran parte ignorantes de los detalles de la sociedad vampírica, aunque estos peones saben que está ocurriendo algo secreto y desagradable. Por otra parte, los depredadores de oriente deben respetar a los mortales o se arriesgan a ser cazados por los Shih, hengeyokai, otros vampiros, magos e incluso los propios mortales. Esta situación se ha mantenido durante milenios en Asia; la gente se ha acostumbrado a ella y simplemente la acepta. Por otra parte, los Vástagos dependen del secretismo absoluto (sí, incluyendo al Sabbat), y por ello mantienen fanáticamente la Mascarada. Las comunidades asiáticas en Estados Unidos pueden practicar los idiomas, costumbres y creencias de sus culturas nativas en diversos niveles, pero se han desarrollado sin Kuei-jin, y viven en una sociedad que no acepta a los vampiros como algo real. ¿Qué crees que puede ocurrir cuando un Mono Corredor comienza a amenazar abiertamente a las bandas coreanas de San Diego o que espera un tratamiento preferente de un empresario chino-americano que es el descendiente de la tercera generación de su familia asentada en Brooklyn desde hace tiempo? Los mortales se asustan, y se rompe la Mascarada. Los trucos que los vampiros utilizan en Asia no funcionan bien en Occidente.

El Gran Salto Hacia Fuera no es algo en el que participen todos los Kuei-jin. La guerra es impulsada por el Quincunx (Y la Corte de la Sangre de Beijing y la Corte de la Llama de Hong Kong, en su mayor parte). Aunque en teoría el Quincunx es la organización más poderosa de los Kuei-jin en el Mundo de Tinieblas, y el autoproclamado “centro” de la sociedad de los Kuei-jin, el arrogante Quincunx no es muy querido por las demás Cortes de Oriente…y desde luego no lo suficiente para sacrificar soldados en una guerra obviamente condenada al fracaso (La razón por la que la estupidez del Gran Salto no resulta obvia para sus partidarios en el Quincunx es una incógnita).

De forma similar a la cultura física, los mundos espirituales de Occidente, son territorios desconocidos y nada amistosos para los Kuei-jin. La mayoría de los “Nidos de Dragón” están guardados por magos y Garou, que no estarán nada contentos de tener que ceder sus territorios a unos extraños y nuevos muertos vivientes. Por otra parte, a los wraiths occidentales no les hará ninguna gracia que unos “Resucitados” de Oriente aparezcan y comiencen a establecerse en el Mundo Subterráneo. La ayuda de los espíritus aliados y el acceso a los mundos espirituales, ventajas habituales de los Kuei-jin, son inconvenientes potenciales (y a menudo reales) en el extraño Occidente.

Además, el Quincunx tendrá que trasladar muchos soldados a los Estados Unidos, mientras que los Vástagos pueden crear muchos vampiros y ghouls con más facilidad. Los Kuei-jin tendrán que salir de algún lado, lo que creará vacíos de poder en Oriente. Los Vástagos, hengeyokai y otros estarán encantados de ocupar esos huecos. Otros Kuei-jin aprovecharán la oportunidad para independizarse del opresivo Quincunx, o reclamar territorios y recursos abandonados; los Gaki de las Casas Iga y Koga pueden ser especialmente peligrosos pues pueden tratar de ajustar cuentas con la Corte de la Carne de Shangai.

Los Reyes Yama también pueden beneficiarse del Gran Salto. Varios de los wu más poderosos del Quincunx serán enviados a los Estados Anarquistas Libres, dejando más sitio para los servidores del Infierno. Los Akuma rápidamente se infiltrarán en las grietas abandonadas por los wu ausentes, y su trabajo será más fácil con la atención del Quincunx centrada en la guerra exterior. Cuando el Gran Salto se detenga, el corazón espiritual de la sociedad Kuei-jin habrá sido corrompido por los adoradores de los diablos, y los soldados supervivientes que regresen de Occidente no tendrán un respiro.

Recuerda, el Gran Salto Hacia Fuera puede ser interesante y puede no estar condenado a un fracaso inmediato. El asalto pillará a los Vástagos desprevenidos y tendrán que reponerse para saber qué está ocurriendo. Puede que al principio los Kuei-jin consigan algunas victorias, utilizando la sorpresa y aprovechando sus extraños poderes. Pero ahora, después de que la oleada inicial de los orientales haya establecido una cabeza de puente, el conflicto puede pronto convertirse en una guerra de desgaste. Y en este tipo de batalla los Kuei-jin terminarán perdiendo, porque no serán capaces de reponer sus bajas con suficiente rapidez para enfrentarse a los contraataques de los Vástagos. La Camarilla chasqueará sus nudillos y utilizará organizaciones como el Servicio de Inmigración y Naturalización, el Centro de Control de Enfermedades, y la Guardia Costera de los Estados Unidos. De repente, los barcos y aviones procedentes de Asia con refuerzos vampíricos comenzarán a ser detenidos o simplemente se “perderán”, y los Kuei-jin y sus aliados comenzarán a ser detenidos y deportados como “amenazas a la seguridad nacional”.

Mientras tanto, claro está, en medio del caos y el baño de sangre, la Mascarada bien puede irse al Infierno, quizás más allá de la capacidad de la Camarilla. Y si eso ocurre, el resultado afectará a todos los vampiros del mundo en todas partes. ¿Un escenario alternativo de Gehenna/Sexta Edad?

Así que a menos que un gran cataclismo afecte a los Vástagos americanos o los Kuei-jin reciban un montón de ayuda inesperada (de los Reyes Yama, por ejemplo), no creo posible que el Gran Salto Hacia Fuera vaya mucho más lejos de la Costa Oeste. Sin importar lo que ocurra, se convertirá en un infierno. Así que tomad asientos de primera fila y unas palomitas…

CRÓNICAS DE VAMPIRO: LA MASCARADA EN ORIENTE

El diseño de Estirpe de Oriente en principio parece orientado a fomentar el aislamiento y el exotismo del escenario de Asia, pero eso no impide que Vampiro: la Mascarada se encuentre exclusivamente limitado al mundo occidental. Tal y como se ha comentado anteriormente, los Narradores pueden abordar un escenario en el Lejano Oriente de forma flexible, centrándose en el mundo de los personajes y dejando a sus vecinos orientales como un trasfondo distante…y vigilante, preparado para reaccionar ante cualquier intromisión o exceso indebido en sus dominios.

Los vampiros orientales en principio muestran gran animadversión hacia sus congéneres occidentales, por diversas diferencias. Pero por grande que sea ese antagonismo eso no convierte sus territorios tradicionales en dominios “blindados” y a prueba de Vástagos. Ten en cuenta que los vampiros orientales no son las únicas criaturas que detestan a los Vástagos: otros seres de Mundo de Tinieblas tienen sus propias razones para oponerse a los vampiros, como por ejemplo, los hombres lobo, los magos u otras criaturas, y eso no significa que los Vástagos hayan sido desterrados, antes bien se ven obligados a coexistir, procurando ignorarse y de vez en cuando surgen conflictos y roces sangrientos. Nada impide que ocurra lo mismo en los territorios compartidos por las circunstancias entre vampiros occidentales y orientales.

Aunque Estirpe de Oriente plantea un escenario cerrado y xenófobo para los vampiros occidentales, lo cierto es que en suplementos posteriores esta situación se matiza. La India constituye la principal zona de encuentro entre Kuei-jin y Vástagos desde hace milenios, a pesar de sus rencillas y conflictos. Durante la época colonial, de la misma forma que ocurrió en Hong Kong, es de suponer que varios territorios asiáticos fueron visitados por los Vástagos por los motivos que sean, y algunos es posible incluso que hayan permanecido incluso después de la independencia del siglo XX. En varios suplementos de Vampiro: la Mascarada incluso se habla de comunidades aisladas de Vástagos que han conseguido sobrevivir en medio de un territorio presuntamente “hostil”. Un asentamiento de Vástagos en Oriente no es imposible, simplemente manteniendo cierta discreción y evitando hostilidades con los Kuei-jin, de la misma forma que en Occidente ocurriría con otra facción sobrenatural como los hombres lobo, magos, etc. Los vampiros de ambas especies pueden pasar años, décadas o incluso siglos sin verse obligados a contactar entre sí.

Dicho esto, y teniendo en cuenta estos precedentes, nada impide a un Narrador emprendedor decidir situar su Crónica en una ciudad oriental. Se puede partir de diversas situaciones:

-Colonos: Este tipo de Crónica resulta mucho más adecuado para el escenario de Edad Victoriana: Vampiro, cuando los países occidentales se lanzaron a la conquista de Asia, bien mediante el uso de la diplomacia o de la fuerza. Los personajes pueden ser un grupo de Vástagos que sigue a las fuerzas de ocupación de un territorio en Oriente, encargados de establecer un dominio fomentando la influencia de su país. En un escenario más reciente en las noches actuales, los personajes pueden utilizar lazos empresariales o vías indirectas para establecer su presencia en una zona y atrincherarse para evitar represalias.

Embajadores: Muchos vampiros, y especialmente los de la Camarilla, utilizan la diplomacia como forma de evitar conflictos y es muy posible que sobre todo a partir del siglo XX y a caballo de la apertura de relaciones entre los países de Asia y Occidente, la Camarilla haya entablado algún tipo de contacto con sus congéneres orientales. Este tipo de Crónica sitúa a los personajes en un tenso juego de sutilezas, y a menudo a merced de los cambios políticos. Pueden ser observados, vigilados, espiados e incluso asesinados por los elementos más extremistas que desean romper las relaciones diplomáticas con los “extranjeros”.

Refugiados: Exiliados de un dominio o perseguidos en su territorio, los personajes se ven obligados a huir a Oriente, donde esperan encontrar un escondrijo lejos de la influencia de las sectas. En principio, su situación puede no ser muy halagüeña, viéndose obligados a sobrevivir en una situación precaria o a prestar servicios mercenarios, sometidos al capricho de sus anfitriones. También pueden sumergirse en la política local, apoyando a las facciones que pueden favorecerles a pesar de su situación como extranjeros. O pueden tratar de permanecer ocultos, evitando cualquier tipo de contacto y dedicándose exclusivamente a sus propios asuntos.

-Visitantes: Tal vez los personajes no tengan intención de quedarse en Oriente, pero por alguno motivo se sienten obligados a viajar allí por algún tipo de interés personal, que puede ir desde el asesinato de un enemigo potencial, el robo de una reliquia, espionaje o simplemente un interés turístico por el exotismo oriental.

Por Predaphile. Desarrollado y completado por Magus.