La Hermandad: Casa Diedne en 1490

Los magos de Diedne fueron alguna vez la decimotercera Casa de la Orden de Hermes. Luego, vino la Guerra de la Separación en el año 1004…

Resumen: Recurso para Mago: La Cruzada

Los magos de Diedne fueron alguna vez la decimotercera Casa de la Orden de Hermes. Luego, vino la Guerra de la Separación en el año 1004, cuando los reyes magos de la Casa Tremere y la casa Tytalus hundieron la fortaleza de la Orden en contra de su hermandad Druida. La casa Diedne fue hechizada, marcada de Infernalista y lanzada a los cuatro vientos. Por dos siglos, sus pocos sobrevivientes fueron perseguidos a lo largo de toda Europa.

Esto comenzó cuando los Tremere declararon la Guerra de los Magos en la Casa Diedne. Esta casa, ya estaba bajo una gran sospecha, y era muy poco popular, debido a su obsesión por mantener lazos con los antiguos cultos Druidas, y por utilizar su longeva tradición mágica. También había ánimo, por parte de la Casa, de “nunca estar en el equipo”, teniendo sus propios programas. Que los magos Diedne fueran tan secretos y exclusivistas no ayudaba. Los Tremere azotaron al Flambeau hasta el frenesí, y manipularon a la Casa Tytalus a la guerra. En 1008, cuando parecía que los Diedne iban a perder, la Casa Guernicus declaro que renunciaba en su integridad. El último aparente sobreviviente de la magia druídica fue asesinado en 1012, y la guerra se consideró terminada.

Los Tremere se apartaron por ellos mismo de la orden tres siglos mas tarde, y en la trastienda de la guerra, los sobrevivientes de la Casa Diedne comenzaron a reagruparse. Fue un proceso lento, hasta que los Magos, quienes habían pasado muchas vidas mortales escondiéndose, aprendieron a ser confidentes entre ellos.

Y ahora, en 1490, existen cuatro remanentes principales de la Casa. En la cima del poder de Diedne, apenas rondaban los100 magos. Para 1490, ya había 20 magos en Europa quienes podían reclamar honestamente asociación con la Casa de los Caídos. Sin embargo, estos veinte magos, no habían sido perezosos, y los ocho seguidores de Llewellan que respondían al llamado de Nightshade (Belladona) quizás sean los más efectivos embajadores y estudiosos.

Los más obvios “remanentes” pertenecieron a la Tradición Verbena. Ocho poderosos magos druidas caminaron a lo largo de Europa, como negociadores de los Verbena, y como sus protectores. Mientras el tiempo pasaba, desaparecieron de vista completamente sumidos en la Tradición.

Un segundo grupo constituyó una gran cantidad de magos, pero solo una media docena de quienes eran jurados en la Casa Diedne, se llamaban a si mismo la “Orden de los Sabios” y otros nombres similares. Este grupo, permaneció en la oscuridad, a salvo de un breve envolvimiento en la batalla con los Siete Truenos. Se cree que esta “orden” pudo haber reclutado todo lo abandonado en la Orden Druida.

Un tercer grupo, representado, si bien no actualmente liderado por el Mago Christopher de Bremen, espera en el Bosque Negro en Alemania. Estos magos son marginados y temidos en toda Europa. Para Christopher de Bremen era uno de los magos de Casa Diedne quien estaba actualmente capturado por los Herméticos. Quaesitores pactando con poderes demoníacos. Los pocos reportes conocidos de este grupo, indican que el servia a otro mago, un guerrero de poderes tremendos, y un Druida Alemán quien había hecho un pacto con el diablo para sobrevivir a la Noche del Silencio, cuando nació Cristo.

Y finalmente existe un cuarto grupo, escondido detrás de la Iglesia Católica, la hermandad de la Corona Negra. Esta hermandad reclama tres de los antiguos Filia de la Casa Diedne como miembros, y líderes. Su líder es Maeve de Iona , una Monja renunciada que fue seducida por un mago Diedne. Este es el grupo que estaremos tratando en el siguiente artículo.

La Corona Negra

Apenas una corona, mas parecida a una rudimentaria banda de brezos con largas y difusas espinas. La corona no es negra, en cambio está profundamente bañada de sangre. Ha sido posesión de los druidas de la Casa Diedne por seiscientos años; creen que no es otra que la corona de Cristo, manchada para siempre por su sangre.

Los Magos de la Casa Diedne encontraron esta corona en las ruinas de un Monasterio en Francia donde tuvieron que poner la espada en el 960 después de Cristo. Los monjes habían permanecido invadiendo los territorios de los Magos, e interfiriendo en los trabajos de la Casa de la Convención. Estos respondieron con violencia. En las ruinas encontraron la Corona Negra. (la corona manchada era el límite original para los magos). Un monje reveló bajo tortura que esa era efectivamente la corona de Cristo. Los magos de esa Convención han escondido la Corona desde entonces.

La Corona fue mantenida en la Casa Domus Magnus, en Normandia por siglos. Pero durante la guerra de la Separación, cuando los magos de la Casa Tremere se cerraron, un mago llamado Kevin, descubrió la corona. Su poder lo destruyó, pero quedo a salvo de los Tremere. Uno de los asociados de Kevin dijo haberse cegado a si mismo tanto que hubiera considerado tomar la corona, pero la llevo a la casa de uno de los pocos sobrevivientes de la Orden Druida Mágica. El asociado, cuyo nombre se perdió en la historia, se ahorco ese mismo invierno, luego la corona fue llevada a Iona.

Quinientos años más tarde, la corona es un objeto condenado. Un ente de blasfemia, un real instrumento de la tortura de Cristo, los magos de la hermandad creen que es algo realmente Infernal. Los magos druidas no claman ser cristianos, tampoco dicen entender completamente los trabajos de lo Divino y de lo Infernal, pero saben que fue la contaminación de los Infernalistas lo que derrumbo a la Casa Diedne, y recuerdan bien el Silencio, cuando los sirvientes de la Tetragrammation deformaron el viejo mundo. Si la corona permanece escondida, los cataclismicos poderes tanto de los cielos como del infierno no recaerán sobre ellos.

Pero los verdaderos magos Diedne, quienes saben de la Corona, creen que su poder es relevante por otra razón; Cristo fue un arquetipo, un patrón y un aspecto de lo que ellos llaman Esus, el espíritu de sacrificio de la madera. Ellos creen que la corona debería ser bendecida como un objeto Druida.

Quizás estén en lo cierto. Lo que es certero es que la Corona los destruirá.

La Hermandad

La Hermandad es una sociedad secreta de magos, quienes conforman quizás dos docenas de miembros, distribuidos en toda Europa. El leiv motiv de su juramento es mantener las tradiciones orales de sus antepasados Druidas, y la guardia de la Corona. Salvaguardándola, creen que protege al druidismo.

Creen que algún día, y sobreviven y prevalecen, el druidismo regresará nuevamente

Más irónicamente, la Hermandad sobrevive dentro del seno de sus enemigos. Las mascaradas de la Hermandad como monjes y monjas de la Sagrada Iglesia Católica. Hay un extraño patetismo en sus acciones; la Iglesia construye sus materiales y monasterios en el lugar de los sagrado, de lo pagano, lugares mantenidos por los Druidas. Y ahora, algunos de esos lugares agrados, pertenecen a los druidas nuevamente. Estos, no simplemente se esconden de sus contemporáneos Cristianos, también se esconden de la Orden de Hermes, y de el Coro Celestial. Se esconden de los Herméticos, porque no confían en ellos; se esconden del Coro Celestial porque saben que el Coro los perseguirá hasta extinguirlos.

Lo que no saben es que la Iglesia Católica ha tomado palabra de su existencia y aun hoy la Orden de Uriel esta preparando una campaña de guerra y asesinato de los magos druidas.

La Hermandad. También busca permanecer alejada de los Verbena y otras destrezas similares. Ven a los magos brujos como traidores, y vendedores de almas. Sin embargo, los Verbena pueden representar la única esperanza de supervivencia de la Hermandad.

En cambio, en 1450, en la cima de … un mago de la Hermandad huyo hacia Escocia, por Londres, encontrando su camino a la Liturgia de la Orden de Hermes, la cual argumentaba el sueño de una guerra cercana en el Norte, las “Luces Norteñas gritarán cuando el Príncipe Rojo se levante; y tome la Corona Negra”. La Hermandad asesino a Lambeth por su traición, antes de que la Orden pudiera encontrar nada. El problema permanece en la Convención de la Orden de Hermes en Londres.

Filosofía: ellos eran los estudiosos, los jueces, los ejecutores, los curas, los curadores y los destructores que mantuvieron la cultura Celta unida por mucho tiempo. Con su magia y sus tradiciones secretas y su incorruptible supresión de la traición, dirigieron la conducta de las guerras y de los días de vida en paz. Worshipping the horned king of the wild, and the triple goddess of winter and war and life, and serving the mighty and terrible lords of Arcadia, they were powerful once.

El sistema de creencia es ampliamente animista. Les rinden homenaje, pero no veneran a los Señores de Tuatha De Dannann. Los Danu no eran Dioses, después de todo. Creían que el mundo en si mismo es una “Iglesia que no esta construida con las manos,” y consideran a la religión formalizada como símbolo de blasfemia. Sin embargo, se trata de una blasfemia que los protege. Sus Dioses, si así pueden ser llamados, son personificaciones de la naturaleza: el Dios con cuernos de la Cacería Salvaje y del Bosque1 (al que la Hermandad suele llamar Esus), y la Trinidad de Dioses de la Vida, la Muerte, y el Ciclo de la Creación y la destrucción. Estas fuerzas son algo amoral, y los Druidas reflejan esa suerte de moralidad coherente. Ellos matan, porque pueden. Crean porque pueden. Interpretan leyes, y alguna vez fueron jueces, jurados y verdugos.

Herramientas y Estilo: La Hermandad practica, en realidad, una extraña forma muy trasgiversada respecto de la magia Druida. Realizaban sus encuentros y ceremonias en fechas de días festivos Cristianos, como para recordar lo oculto dentro de la fé Cristiana, pero sólo en los días que se sabe han sido robados de rituales paganos esto incluye, Navidad, Pascua, etc. Su magia, es puramente elemental, controlando el viento, las olas y el fuego. Algunos, maestros de lo que las tradiciones llamarían la esfera de Espíritu, se comunican a través del velo del mundo de Arcadia, y más allá, aprenden demasiado sobre lo oculto, y realizan profecías.

Organización: La Hermandad mantiene una amplia estructura “basada en células”. Viven, como monjes o monjas (no en celibato), solos, o en grupos de no mas de tres. uno en cada célula sabe la ubicación de la otra. La información pasa, lentamente, pero en secreto, entre ellas. El monasterio en Iona da hospedaje a los tres magos, incluyendo el “abad” de la Hermandad, pero existen dos magos viven muy cerca. La razón de esta concentración es salvaguardar la Corona de muchos asaltos directo. La Hermandad usa rangos para jerarquizar un sistema.

Primus: Maeve de Iona, una madre superiora o cercana a un convento, ella usa magia para asegurar que nadie sospeche demasiado por qué las monjas pasan tanto tiempo cerca de los monjes. Ella parece, ante los ojos de los mortales, ser muy mayo, pero este misterio de Vida Mágica tiene un profundo y poderoso control sobre su cuerpo. Ella, en verdad, es dueña de una apariencia de mujer de treinta años.

Iniciación: La Ceremonia, es un culto muy secreto, y revelar estos secretos, es una traición que merece castigos cercanos a la muerte. Lo que es sabido es que a los iniciados se les muestran importantes revelaciones sobre el mundo oculto, lo cual culmina con el “despertar” de la persona.

Afinidades: Forestaciones, bosques, agua, clima.

Seguidores: Paganos, compañeros religiosos, eruditos..

Conceptos: Curas, Eruditos, Monjes de clausura, monjas, ermitaños.

Estereotipos

Concilio de Magi: Nunca nos a permitir, volver a confiar en esos hechiceros.
Dedaléanos: estos eruditos saben muchas cosas interesantes, y mucho de lo que nuestros ancestros supieron… sabremos por qué.
Infernalistas: destrúyelos cuando los encuentres; escóndete de ellos si son más fuertes. Pero vigílalos, y se cauteloso.
Destino: La Orden de Uriel persiguió a la Hermandad por toda Europa hasta 1550. Ellos creían que la Hermandad debía ser aniquilada, y la Corona debería permanecer segura en el Vaticano, la Orden solicito suspender la Cruzada. En 1789, la Corona desaparecio del Vaticano.
Pareció por muchos años que la Hermandad infiltro a la naciente Tecnocracia, y a pesar de sus propósitos nada se puede dar por seguro. También se dice que la Hermandad se ha extendido desde Europa hasta la oscuridad del corazón de África. Un documento recuperado en Jamaica en 1989 parece hablar de su presencia en el Caribe a principios del siglo XIX. Se dice que actualmente la Hermandad infiltrada en la Orden de Uriel, delega su poder a la orden en sus cruzadas contra los Infernal, mientras dirigen sus acciones sutilmente.

Usando a la Hermandad

La Hermandad esta mejor definida como un grupo de tranquilos y mortíferos adversarios para tu tropa. Raramente toman acciones directas y violentas, pero cuando lo hace la acción es suave, letal y tranquila. No tienen duda de matar a cualquiera que según ellos los haya traicionado sobre su existencia o sobre la seguridad de la corona.

Tu tropa podría enfrentárseles mientras investigan algunos asesinatos misteriosos dentro de la Iglesia, o quizás mientras descubren antiguos documentos herméticos, que sugieren la posibilidad de que la casa Diedne no haya sido absolutamente extirpada. Alternativamente los personajes podrían desterrar a algunos legendarios sobre la corono – referencias deque existe en los condenados textos de la Biblia, escondidos en el interior del Vaticano y en muchas Capillas de Coros Celestiales. La Corona en si misma es poderosa, y algunos magos morirían por tenerla.

1) Horned God of the Wild Hunt and the Forest

Este documento fue aportado por Tiburk el 30 de Diciembre del 2003 y traducido por Queen el 27 de Febrero del 2004.