La Muerte y los Minotauros

Los minotauros no sienten respeto especial hacia la muerte. Ni la temen ni la santifican.

Cuando les llega, como le llega a todo el mundo, tan solo desean recibirla de una forma que les honre. No sienten respeto hacia aquellos que gimen y lloriquean cuando sienten su aproximacion. Por otra parte, alguien que se dirige hacia una muerte cierta calmadamente y con fortaleza merece un gran respeto, aunque sea un enemigo, y sera honrado despues de su muerte.

Puesto que saben que la muerte es inevitable, los minotauros intentan a menudo convertir sus muertes en un intenso drama. Los minotauros desean que ellos y sus familias sean venerados hasta el final, y tambien desean ser recordados luego por una muerte particularmente buena. Asi, se rien en la cara de la muerte cuando son enormemente superados por el numero, e intentan morir siempre de pie.

Esto no quiere decir que los minotauros busquen activamente la muerte. Al contrario, les encanta la vida, e intentan vivir plenamente sus vidas todos los dias. Su vision de la muerte es que se trata del coronmiento de toda una vida. Cuando se enfrentan a una muerte inevitable, desean asegurarse de que sus vidas terminan con una buena nota, una nota de honor y gloria. Idealmente, sus muertes deberian demostrar a los demas lo correcto de la forma de vida minotaura, y lo inevitable que es el destino minotauro.

Entre algunos grupos fanaticos, el metodo de morir se ha desarrollado hasta convertirse en una forma de arte, y algunos de estos metodos implican que el moribundo se lleve consigo a algunos otros. Esto es considerado algo de muy buen sentido en batalla, pero cuando no hay ningun enemigo presente es visto como algo estupido y desperdiciador. Algunos de los demas despreciables cultistas incluso se suicidan simplemente para demostrar su tesis. La mayoria de los minotauros consideran a estos cultistas como desviados y decadentes que deben ser erradicados, puestos que no hay ningun honor en llevarse consigo una vida inocente.-