Las Garras de Wyrm

La Garra del Wyrm -Wyrmclaw- podría definirse como una combinación entre talismán de Mago y un Tesoro Feérico. Suele tener el aspecto de un cuchillo, o espada, tridente, katana, alfanje… las descripciones de aquellos que dicen haberla poseído varían enormemente. Podría ser que el arma variase su forma según la naturaleza de su portador, o sus creencias culturales. En lo que coinciden la mayoria de las descripciones es en el dibujo de la hoja (un dragón de una forma u otra) y la presencia de una enorme gema en su empuñadura.

Arete: 4
Quintaesencia: 32

Poderes
Viaje 3 (Changeling):
Portal de Paso. La Garra puede crear una puerta en cualquier material de menos de 3 metros de grosor.

Cardinal 3 (Mago):
Absorber Quintaesencia de las victimas (parece que funciona en Inmortales y Magi, absorbiendo Quickening y Quintaesencia, aun deben ser observados sus efectos en Garou y Vastagos).

Cardinal 2 (Mago):

Carga la espada para infringir daño agravado.
Se puede usar el Portal de Paso para entrar en la Umbra Proxima, las Tierras de las Sombras o el Ensueño Proximo.
La Hoja puede estallar en llamas, Quiméricas (gasta un punto de quintaesencia) o Reales (gasta dos puntos de quintaesencia), con lo que provoca cuatro dados adicionales de daño agravado por impacto (mas el riesgo de que el blanco se prenda).
El portador es inmune al fuego quimérico.

La Garra del Wyrm puede alterar su masa y forma hasta un punto extremo, pudiendo incluso separarse en diferentes piezas, si bien la joya central no puede dividirse (la joya es, evidentemente, el origen de los poderes de la espada, sin ella es “tan solo” una espada de un material indestructible). El último poseedor de la Garra del que se tienen noticias (un Inmortal) la llevaba como un par de anillos, que tomaban la forma de dos espadas cuando su portador asi lo deseaba.

Entre las propiedades miticas de la Garra está la de proyectar chorros de fuego, aunque nadie parece haber descubierto cómo.

Descripción
La Garra está construída de una aleación no identificada, de aspecto plateado, similar al electrum (o al mythril), posiblemente de origen extraterrestre (aunque esta teoría más parece de un episodio de la Patrulla X). Este material afecta a los Garou de la misma forma que la plata, y parece afectar a las Hadas como el hierro frío. Incrustada en ella hay una joya de color rojo, que asume una posición prominente en cualquier forma que asuma la garra. Tambien se aprecia un aspecto o dibujo que tenga que ver con dragones (un dragon dibujado en el filo, un par de garritas de metal en la base del arma, si se transforma en anillo este tiene la forma de un dragon persiguiendo su propia cola…)
Historia

La Garra fue forjada en la Edad Mítica, así que no se cree que nadie mas que el arma en sí recuerde sus orígenes. Sí que se sabe con seguridad que el arma ha aparecido en varios puntos claves de la historia, normalmete en la caída de grandes ciudades (Troya- hacia el 1200 a. C., Cartago 146 a. C. o Constantinopla 1453 d. C.). La mayoria de las veces -según la leyenda- un Inmortal blande la Garra mientras su enemigo hace lo propio con su hermana gemela, (una espada dorada con una joya azul en su base, y que no se ha visto nunca, por lo menos de forma fiable) y asi tiene lugar la última batalla. El arma también ha sido poseida por Garou, Magi y Hadas, y, en teoria, otras criaturas que no sirven al Wyrm directamente. Se sabe a ciencia cierta que al menos dos Vástagos también han blandido la garra, con desigual suerte, aunque no se sabe ni de lejos el nombre de ninguno de los dos. Según otra de las leyendas recopiladas por las Hadas, uno de ellos “conquistó los mundos” y el otro “cayó al abismo del Invierno, pese a que pisa la tierra sin ser nadie” (mmm… Lameth?). Actualmente, y desde el S XVII, el arma se encuentra en las manos de los Inmortales aunque hay rumores de su robo o perdida.

Las Hadas se refieren tambien a un poseedor concreto de la Garra como el Paladín de la Espada de Plata, con la creencia de que será el que traiga el próximo Gran Invierno. Algunas Hadas esperan con ahinco a este enviado, pues aseguran que tras el Gran Invierno volverá a comenzar el ciclo, mientras otras temen que el Gran Invierno no terminará nunca. De esta forma, el portador de la Garra será bienvenido o rechazado por cualquier Hada que le reciba y sepa reconocer el arma que lleva.

Los Garou conocen algunas canciones y poemas que hablan de la ayuda que la Garra les ha prestado contra sus enemigos del Wyrm, por lo que mostrarían su respeto automático hacia su portador, si este no es un servidor del Wyrm, claro, en cuyo caso intentarían arrebatársela. De todas formas la mayoria la creen una leyenda, o perdida hace al menos dos siglos.

Algunos Magi conocen la existencia de la Garra, pero la mayoria la considera una curiosidad más que otra cosa, y nadie está oficialmente buscándola actualmente a pesar de su evidente valor como instrumento mágico. Se rumorea que algunos grupos de Magi ansían encontrarla, pero no se sabe a ciencia cierta si esto es verdad. La mayoria de los Magi atribuyen la Garra a un trabajo de los Soleficati.

Salvo esos dos Vástagos que la han manejado, casi ningun Cainita sabe de la existencia de la Garra. Quien la conoce, aguarda su turno.

El vínculo de los Inmortales con la Garra parece ser más solido. Dice la leyenda que la Garra y su hermana dorada han protagonizado duelos en Tierra Sagrada en al menos tres ocasiones. La misma historia afirma que la “batalla final” entre los últimos dos inmortales será también el duelo entre la Garra del Wyrm y su hermana gemela. Quiza el premio sea el control de ambas…