Las Islas Britanicas

Las Islas Británicas… un territorio con miles de rostros y miles de ambientes, desde apacibles pastos verdes hasta brumosos pantanos y eriales barridos por el viento. Las Islas han sido habitadas desde que desaparecieron las grandes capas de hielo.(Util Hombre Lobo Edad Oscura y Vampiro Edad Oscura).

Vision General

Las Islas Británicas… un territorio con miles de rostros y miles de ambientes, desde apacibles pastos verdes hasta brumosos pantanos y eriales barridos por el viento. Las Islas han sido habitadas desde que desaparecieron las grandes capas de hielo. Allí florecieron y desaparecieron civilizaciones anónimas y olvidadas que solo dejaron enigmáticos círculos de piedra y tumbas para marcar su paso. Durante más de mil años, los Garou consideraron que Bretaña era su hogar.

En los últimos años, estos ciudadanos de las Islas Británicas han presenciado como su mundo se ha ido haciendo cada vez más pequeño. Las poblaciones humanas se están internando en sus territorios y provocan conflictos allí donde van. Para las tribus de los Garou que se están estableciendo y mantienen un difícil equilibrio, los poderosos Colmillos Plateados y su Parentela rapaz no hacen más que provocar conflictos. Los pueblos y los prados reemplazan a los antiguos bosques. El hacha, el arado y la cruz profanan túmulos sagrados y cañadas feericas. Los antiguos aliados de los hombres lobo, la Buena Gente, caminan sin rumbo por este mundo, un mundo en el que los amigos se van haciendo mas necesarios.

En el siglo XX, algunos Garou lloran por un mundo que apenas pueden sondear, excepto en los cuentos de hadas, un mundo en donde lo espiritual y lo mágico conservaban su fuerza. A finales del siglo XII, este mundo se esta desvaneciendo y ni siquiera el mas visionario de los guerreros de Gaia puede imaginar lo dura que será la caída.

——————————————————————————–

Inglaterra segun los Lobos

De todos los reinos de las Islas Británicas, Inglaterra fue el que durante el pasado milenio resistió los cambios más radicales, sufriendo una invasión tras otra. Inglaterra, el mayor de los reinos británicos, esta al mando de diversos territorios de todo el continente. Ahora sus nobles miran con ojos codiciosos el resto de las Islas.

Territorio

Todos los condados de Inglaterra, un reino de un tamaño considerable según los niveles europeos se están enfrentando a cambios considerables. El sudeste de Inglaterra lo forman pequeñas colinas de piedra caliza y yeso, conocidas como tierras escarpadas, que están flanqueadas por pantanos bajos y matorrales cubiertos de arena en las orillas orientales. En este fértil y estratégico lugar se encuentran Londres y Canterbury, dos de los tres centros de población más poderosos de Inglaterra. Con aproximadamente 20.000 almas, Londres es una próspera metrópolis; Cantorbery es la sede del mayor arzobispado de Inglaterra; en todos los aspectos, el arzobispo de Canterbury es casi tan poderoso como el propio rey.

En el sudoeste se encuentra Cornualles, una accidentada península de colinas arrolladoras, reservas de caza silvestres y traidoras ciénagas; en este lugar, es más habitual hablar cómico, una lengua celta, que ingles. La línea costera es tan salvaje y aislada como cualquier región de este territorio.

Hacia el norte se encuentra la gran región de los Midlands, marcada por arrolladoras colinas, profundos bosques y fértiles valles. Aquí, al igual que en el sudeste, el ingles es la lengua común; solo los nobles hablan francés, la lengua cortesana, y muchos han aprendido el idioma nativo. Los Montes Peninos dividen las llanuras del Norte de Inglaterra. York, “el Capitolio Ingles del Norte”, descansa entre los valles del este. Los terrenos que hay entre Yorkshire y la holgada frontera de Escocia son grandes paramos escasamente poblados, con aldeas y monasterios.

Después de miles de años de ocupación humana, existen muy pocos lugares en Inglaterra que realmente puedan considerarse “salvajes”. Un enmarañado bosque puede esconder los cimientos de una aldea que fue atacada por la peste o arrasada por los invasores normandos. Pero con el paso de las estaciones, este verde y apacible territorio esta cada vez mas poblado y es mas homogéneo.

Politica
La historia de Inglaterra es una historia de invasiones. En la antigüedad, los Fianna y su Parentela celta cruzaron el mar desde Iberia. Mas tarde llegaron los romanos, construyeron caminos e intentaron convertir a los britanos en ciudadanos romanos.

Después desaparecieron los romanos, dejando que los tranquilos britanos se enfrentaran a las enormes riadas de invasores germanos. Los sajones, los anglos y los jutos condujeron a los britanos hacia el noroeste y dividieron el sudeste de la isla en siete reinos. Medio milenio mas tarde aparecieron los invasores del norte quienes, después de saquear pueblos y abadías, descubrieron que estas tierras les gustaban; estos vikingos y Fenrir se establecieron en los terrenos que habían robados sus primos sajones siglos atrás, aunque los sajones no se lo pusieron nada fácil.

La batalla por Inglaterra apenas hacia acabado cuando las naves de un nuevo invasor arribaron a sus orillas. Con la sangre vikinga que corría por sus venas, Guillermo el Bastardo condujo a los normandos a Inglaterra, imponiendo el feudalismo y acabando con todo aquel que no se rindiera. Sólo ahora, generaciones después de la Conquista, la línea que separa a los conquistadores de los conquistados empieza a desvanecerse, y tanto los Normandos como los Sajones se están convirtiendo en ingleses.

Los Garou de Inglaterra

La Camada de Fenris mantiene más túmulos en Inglaterra que cualquier otra tribu. La Camada esta dividida en dos ramas, la germana y la escandinava. Esta última se encuentra en el antiguo Danelaw, la zona noreste del país en la que se asentaron los invasores del norte; sus miembros suelen ser más fieros que los de la Camada sajona (si tal cosa es posible). Viajar por Northumbria resulta muy peligroso especialmente para los vampiros, pues las manadas de Camada de Fenris se mueven libremente por sus paramos.

Los Fianna suelen encontrarse en el sudoeste, donde vigilan con celo los túmulos de Cornualles. No debéis tener la impresión de que la tribu de Ciervo haya sido expulsada de Inglaterra, pues la región de las Midlands es una especie de crisol en el que se entremezclan de forma aleatoria los Fianna y la Camada de Fenris.
La Casa de la Nieve Invernal, los Colmillos Plateado: que llegaron con los invasores normandos, tienen las mejores posesiones: se quedaron con los túmulos más fuertes, las mejores tierras y la mejor Parentela. Después de la Conquista se estableció una segunda Casa, Aullido Austero; aunque no es tan poderosa como la primera, se esta forjando un nombre a mitigar las revueltas de las atormentadas zonas noroeste.

Existen otras tribus dispersas por Inglaterra: en Londres prospera un pequeño clan de Protectores del Hombre que espera poder establecer pronto un nuevo clan en Cork. Ambas ciudades son el hogar de manadas de Roehuesos aunque la vida en la ciudad de York, dominada por la Camada, es precaria. Por supuesto, los Danzantes de la Espiral Negra han establecido sus fétidas guaridas por toda la isla.

Si escucháis cualquier historia sobre Inglaterra, podréis oír como alardean los Garou de su gloriosa Parentela. Los Fianna afirman que el Rey Arturo fue su campeón en la guerra contra la Camada de Fenris, mientras que la Camada cuenta que el Rey Alfredo el Grande fue uno de los miembros más valientes de su Parentela, rodeado de sus huskarls Garou. La Camada de Fenris de Northumbria sigue venerando el lugar donde descansan los restos de su Pariente Harald Hardrada. Y por supuesto, los Colmillos Plateados rinden homenaje a Guillermo el Conquistador con orgullo. ¿Algo de esto cierto? Quizás… pues al fin y al cabo, los Garou siempre han afirmado que su Parentela es la mejor. Lo que es verdaderamente cierto es que los Garou se han mantenido cerca de su Parentela, ahora y en el pasado, y que los caballeros enfurecidos y los recaudadores de impuestos han pagado por ello un precio muy alto.

Otros
Hadas

La Buena Gente tiene una presencia cada vez menor en Inglaterra. El poder de la Iglesia acaba lentamente con las viejas creencias; los símbolos de la cristiandad (cruces, campanas de iglesia y pasajes bíblicos, por ejemplo) tienen poder para debilitar e incluso acabar con un hada.
En estos días, las nobles sidhe pasan poco tiempo en las tierras de los hombres en estos días, a las que solo acuden para travesuras y rades (procesiones tradicionales). En los días de poder, como Walpurgis Nacht o el Día de Todos los Santos, las sidhe avanzan por los caminos y pasos feéricos, provocando desgracias a todo aquel que tropieza con ellas…

Las hadas menores son mas comunes e interactúan con los humanos y los Garou como hadas de caseras o rurales, o embaucadoras. Algunas “mujeres sabias” y algunos Fianna saben como conseguir su ayuda o evitar su furia.

Magos

Aunque en Inglaterra hay diversas variedades de artesanos de la voluntad, los más comunes son las brujas y los descendientes ocultos de los druidas. Es posible que la mayor parte de los Garou tropiecen con estos paganos, que en el futuro serán conocidos como los Verbena. Estos sacerdotes y sacerdotisas de la Tierra se suelen mostrar neutrales con los cambiaformas, siempre y cuando no les molesten ni traspasen su territorio. Los hombres lobo no deben ofender a una bruja a la ligera, pues incluso la ira de una bruja menor puede complicarles mucho la vida y, al igual que los Garou, suelen trabajar en equipo. Ni siquiera la iglesia, que denuncia como instrumentos del Diablo a toda la competencia que hace milagros, ha podido reunir la fuerza necesaria para acabar con los viejos dioses y las antiguas tradiciones.

En Inglaterra también habitan algunos de los brujos de rituales supremos, conocidos de forma colectiva como las Casas de Hermes. En ocasiones, los ambiciosos y orgullosos Herméticos asaltan los túmulos y asesinan a los Garou para realizar experimentos o buscar ingredientes para la magia poderosa. Afortunadamente, son pocos y pasan la mayor parte de su tiempo ojeando polvorientos libros en sus baluartes (conocidos como alianzas).

Un tercer tipo de hacedores de milagros se encuentra entre los rebaños de la Iglesia. Los magos eclesiásticos invocan los poderes de Dios, los santos y los Ángeles para alcanzar cosas poderosas. Los Garou deben extremar las precauciones con ellos, pues consideran que los hombres lobo son criaturas corruptas que deben ser purificadas con el fuego santo.

Vampiros

Los Sumarios son más comunes en Inglaterra de lo que les gustaría a los Garou. También hay Gangrel y Brujah sajones, Ventrue y Toreador normandos, e incluso algunos Nosferatu, Tremere y Capadocios… y todos ellos vagan en la noche. Algunos de los no muertos tienen títulos nobiliarios y se retiran a la seguridad de sus castillos de piedra durante el día, mientras que otros ejercen su insidiosa influencia sobre los nobles, los Clérigos y los plebeyos.

Cambiapieles

Aunque sean menos comunes que en épocas antiguas, los Corax mantienen una silenciosa presencia en Inglaterra (en la medida en que un Corax puede permanecer en silencio). Inglaterra es también el único lugar de las Islas en el que los Ratkin han encontrado un hogar, aunque se están expandiendo silenciosamente desde Londres hacia otros grandes centros de población del reino. En Inglaterra también habitan algunos Ceilicanos, aunque no tantos como en Escocia o Irlanda. Los Montes Peninos guardan un secreto adicional: uno de los últimos Gurahl lleva siglos durmiendo en una gruta a mucha profundidad bajo tierra, olvidado por las razas más jóvenes que habitan en el mundo iluminado por el sol.

El Futuro
Durante los próximos dos siglos se sucederán algunos temas recurrentes. Las guerras entre Inglaterra y Francia serán casi constantes en el continente; Gales y Escocia lucharan reiteradamente por su independencia e Inglaterra, por el poder y la sucesión.
El futuro inmediato es de color gris. El Rey Ricardo Corazón de León, a quien le importaba menos la corona que las batallas, debilitó al reino al conceder cantidades ingentes de dinero para llevar a cabo la Tercera Cruzada, además de exigir una gran suma de dinero para pagar su rescate cuando fue capturado en la batalla. Juan sin Tierra lo hizo un poco mejor, perdiendo la mayor parte de las posesiones inglesas de ultramar y haciendo que todo el reino se separara de la bendición de la Iglesia. Su reinado culminó con la revuelta de los barones, en la que Juan se vio obligado a firmar la Carta Magna, que esbozaba los derechos y privilegios de los barones y los deberes de la nobleza (incluido el rey). La guerra civil sólo se mitigó en la época de su sucesor, Enrique III, el rey niño.

Lugares Destacados

Silbury Hill
Silbury Hill es un enigma. Este montículo de yeso de 40 metros de altura que cubre aproximadamente 2,5 hectáreas de terreno fue construido mucho antes de la llegada de los romanos. Aunque las leyendas de los Fianna cuentan que un rey feerico o los devotos miembros de su tribu construyeron el montículo, nadie lo sabe a ciencia cierta, pues los magos y los Garou que lo han contemplado durante siglos han creado un túmulo de Enigmas. Durante el desasosiego del reinado de Esteban, los Garou perdieron el túmulo; un poderoso grupo de magos ilustrados consiguieron expulsar al clan local gracias a su potente magia. El contraataque fue un fracaso y provoco diversas muertes en ambas manadas. Ahora que las cosas se han calmado un poco, tanto los Fianna como los Colmillos Plateados están planeando recuperar el montículo.

El Castillo de Draycott
En el ano 1120, el Barón Draycott construyo un pequeño castillo sobre la colina que dominaba sus propiedades. Era un hombre cruel que consideraba que los siervos asustados eran más dóciles, de modo que castigaba cruelmente a los campesinos ante la mera sugerencia de que hubieran cometido una infracción. Un anciano que se había acercado demasiado al castillo fue azotado y colgado de la almena para dar ejemplo para los demás. Antes de morir, el anciano juro que tanto el barón como el castillo caerían muy pronto. Aquella noche, todos los miembros de la Camada de Fenris que vivían a varios kilómetros a la redonda se reunieron para hacer cumplir la promesa del miembro de su Parentela. Asaltaron el castillo, mataron al barón… lentamente… y empezaron a destruir el castillo, piedra a piedra y madera a madera. Al alba, los escombros de la fortaleza se esparcían por toda la colina. En la actualidad, todavía se pueden ver los cimientos y muchas de las piedras en este lugar, que dejan un testimonio de la voluntad de los Garou.

——————————————————————————–

Escocia segun los Lobos
En los albores del siglo XIII, Escocia es un lugar salvaje y brutal, una tierra que no ha sido pisada por las sandalias de los romanos, la tierra del orgullo del León y de su ocaso. La Corona Inglesa esta decidida a hacer una alianza con los escoceses, pero este pueblo orgulloso tiene otras cosas en la mente. La incomoda paz que existe entre ambos reinos no durara demasiado.

Territorio
La frontera escocesa saluda a los viajeros con sus colinas rocosas y sus arrolladores paramos, fértiles pastos y profundos valles boscosos, aunque la verdad es que sus fronteras cambian con frecuencia y los ataques fronterizos son bastante frecuentes.
El Rió Clyde fluye hacia el norte de los Southern Uplands, dirigiéndose a los valles de los Lowlands centrales, donde habita la mayor parte de los escoceses. Aparte de bosques, los Lowlands presumen de tener las mejores tierras de cultivo y las mejores fortificaciones de Escocia. Sus habitantes hablan una versión híbrida del ingles, con algunos elementos gaélicos y escandinavos. El sur de Escocia esta ligeramente anglicanizado; diversas familias nobles descienden de los refugiados aristócratas que huyeron de la invasión y de la consecuente destrucción de Inglaterra por parte de los normandos, y mas adelante, los normandos recibieron el territorio de los Lowlands. Los nobles escoceses también poseen terrenos al sur de la frontera y han adoptado diversas costumbres y tradiciones anglo-normandos; de hecho, en los juzgados se oye con más frecuencia el francés normando que el escocés.

Abandonando los Lowlands y desplazándonos hacia el norte, las gentiles colinas se convierten en afilados picos. Son las Highlands, con áridos paramos, estrechas y abruptas cañadas y amplios valles que se conocen con el nombre de straths. Aquí, el brezo florece sobre la esponjosa turba y las águilas doradas vuelan sobre pantanos y riscos. Glen Mor, un inmenso valle, divide en dos los Highlands tan limpiamente que parece que Dios hubiera partido la isla con una poderosa hacha; fue aquel donde San Columba expulso a una gran serpiente de las orillas del Lago Ness.

El territorio es salvaje e indomable, al igual que sus belicosos habitantes. Los habitantes de los Highlands que hablan gaélico no siguen más que sus propias órdenes. Los jefes, o terratenientes, tienen el mismo poder que los reyes en sus pequeños reinos. El parentesco de los clan se basa en un complejo sistema de vínculos de sangre, hecho que permite que la política entre los habitantes de los Highlands resulte más interesante. Con espadas, lamas, hachas de mango largo y garrotes, los escoceses compensan su falta de destreza táctica con su entusiasmo por asesinar a los ingleses y matarse entre si. Diversos escoceses llevan capas de lana llamadas mantas escocesas (los kilt son un invento posterior) que pueden seguir un patrón… los coloridos diseños de la heráldica de los clan no aparecerán hasta dentro de varios años.

Alrededor de Escocia hay diversos grupos de islas; las principales son las Orcadas y las lejanas Shetlands en el norte y las Hebridas en el oeste. En estos lugares, el viento ruge constantemente sobre el sombrío paisaje. Las antiguas tumbas labradas en piedra y los cimientos de las aldeas son una prueba de que sus habitantes se aferraron fuertemente a estas rocas durante miles de años. Los austeros habitantes de las islas subsisten gracias a la pesca y algo de agricultura. Los Isleños, especialmente los de las islas Shetlands y Orcadas, hablan un dialecto escandinavo y mantienen unos vínculos más estrechos con Noruega que con Escocia.

Politica
Escocia es un reino dividido. Los conflictos de intereses, los juramentos de fidelidad y los complejos vínculos familiares hacen que resulte difícil establecer los bandos. A diversos normandos o escoceses vinculados con Inglaterra, les encantaría anexionarse con este país. Los escoceses mas independientes, principalmente los de los Highlands, piensan que los Sassenach (termino que designa a los sajones, aunque también se utiliza de forma mas generalizada para referirse a los ingleses) solo son buenos para las practicas de tiro. En medio, están atrapados aquellos nobles que poseen propiedades a ambos lados de la frontera… imponer la soberanía de Inglaterra pondría en peligro sus posesiones inglesas. Esta división es la que ayudara a Eduardo I y a su nieto, Eduardo III, a poner fin a las esperanzas de la independencia de Escocia.

Los Garou de Escocia
Las tierras de Caledonia fueron el suelo que pisaron los poderosos Aulladores Blancos, una tribu dotada de gran fuerza, una Rabia que superaba la de los Fenrir y unas costumbres peculiares consecuencia de los varios años de aislamiento en los solitarios paramos. Cuando la tribu cayo fue esclavizada por el Wyrm, los Danzantes de la Espiral Negra se propagaron desde sus hogares hasta todas las esquinas del mundo conocido. En los siglos que han pasado desde entonces, los Fianna y los Fenrir han invadido la tierra corrompida, reclamando y purificando los túmulos y llevando a la extinción a la Parentela Picta de los Danzantes. Ahora, los Fianna recorren los Highlands mientras la Camada de Fenris vigila las islas costeras y los Lowlands del sur para evitar que regresen sus deformes enemigos. Después de diversos miles de lunas, los Danzantes de la Espiral Negra han tenido que regresar a sus cavernas; de vez en cuando salen a la superficie y atacan para comer, asesinar y reproducirse. En los últimos cien años, algunos Colmillos Plateados han aparecido en la escena, aunque no son bien recibidos más allá de la Muralla de Adriano.

Los Garou de los Highlands desprecian a los que viven en climas mas templados. El tiempo inclemente y la falta de tierras cultivables hace que solo las almas mas duras consigan sobrevivir, de modo que no resulta sorprendente que los clanes de los Highlands mantengan diversos túmulos de Resistencia o Fuerza. Aunque los clan se pelean entre ellos de forma regular, la mayoría de las hostilidades se dejan de lado cuando los extraños (particularmente, los ingleses) amenazan a sus túmulos y a su Parentela. Los clanes de los Lowlands siempre tienen que estar pendientes de los invasores de los Highlands.

Otros

Hadas
Los viles y siempre hambrientos seres feéricos conocidos como redcaps son desapaciblemente comunes en las ruinas y peñascos de las Tierras Altas; incluso los Fianna de las Tierras Altas se lo piensan dos veces antes de mezclarse con estos voraces demonios.
En las orillas del Mar del Norte suelen habitar las selkie, las hadas cambiapieles. Cerca de las corrientes, lagos y orillas del mar también se pueden encontrar los caballos de agua feéricos, los juguetones kelpies y sus primos más malevolentes, los each-uisge, que buscan viajeros desprevenidos con los que entretenerse. Apenas hay hadas nobles en este lugar; los Fianna de Escocia tienen menos tratos con ellas que los Garou de Gales o Irlanda.

Magos
Aunque suelen visitar este lugar, pocos artesanos de la voluntad viven aquí. Los pocos que lo hacen son casi exclusivamente practicantes paganos, como los ritualistas supremos que permanecen durante largas temporadas para llamar la atención de los Garou y otros seres. En las partes ocultas de Escocia, algunos brujos practican la oscura magia falsa de los antiguos Pictos.

Vampiros
Como la mayoría de los Sumarie prefieren los ambientes en los que abundan las victimas y temen a los Lupinos, apenas están presentes en Escocia. Es mas probable que las manadas de Garou tropiecen con los Gangrel en los paramos; Edimburgo no es bastante grande para soportar a una población de Vástagos de gran tamaño, aunque algunos Toreador han fijado su residencia en este lugar (y solo Dios sabe el motivo). En los grandes y olvidados monasterios habitan algunos Salubri que, tras ser expulsados de sus refugios europeos, han buscado protección en tierras más lejanas para mantenerse lejos del alcance de los Tremere, o eso es lo que esperan. Si un Garou que tropieza con un Salubri actúa con discreción en vez de intentar asesinarlo (algo muy probable), puede que encuentre un fiel aunque desesperado aliado que podría curar a la Parentela herida o enferma como si fuera un Theurge.

Cambiapieles
Naturalmente, los Corax son relativamente comunes en Escocia. Suelen vivir junto a la Camada de Fenris y los Fianna y algunas de sus líneas se han unido a clanes concretos durante generaciones. En los Highlands, los Corax saben que no tienen que viajar demasiado para darse un banquete.
Los Ceilicanos no son tan populares entre los Garou. Los embaucadores hombres gato que han sido tocados por los seres feéricos son, en el mejor de los casos, traviesos y en el peor, peligrosos. Tampoco les resulta de gran ayuda que su Parentela gato, los ahora extinguidos leones del norte de Europa, estuvieran unidos a los Aulladores Blancos; quizás el Wyrm también ha corrompido a los gatos feéricos.

Lugares Destacados

Fir Chreig (Las Rocas Alzadas de Callanish)
En las islas occidentales existe un gran círculo de piedra. Un pilar de más de cinco metros de altura se alza sobre el centro de un círculo de losas de unos ocho metros de diámetro. Una doble avenida de piedras de unos 82 metros de longitud avanza hacia el norte, mientras muchas otras líneas mas cortas de piedra irradian del círculo, formando una gruesa cruz. En el interior del círculo descansan un montón de piedras encaramadas y un leve montículo. Los antiguos sacerdotes realizaban ceremonias en este lugar, y los Garou han continuado con la práctica. En los días santos, como son los equinoccios y los solsticios, un clan mixto de Fianna y Camada de Fenris (¡algo que de por si ya parece un milagro!) se reúne para realizar rituales sagrados. La preparación de la ceremonia se inicia con semanas de antelación, cuando las manadas peinan la isla en busca de cualquier huella de corrupción del Wyrm.
En tiempos de espantosa necesidad, los Theurge celebran un ritual mediante el cual una piedra de la avenida del norte se transforma en un gigante de roca. El gigante luchara o realizara peticiones simples hasta el siguiente alba o crepúsculo; entonces, la piedra se rompe en pedazos. Cada use debilita ligeramente al túmulo; allí donde antes habla 40 de las losas de 5 metros, quedaran tan solo 24.

Lago Ness
En Glen More se encuentra el Lago Ness, de 38 kilómetros de largo, 1,5 de ancho, sin fondo (según afirman muchas personas) y amargamente frió. Los Fianna de las Tierras Altas se reúnen cada verano en el Lago para celebrar banquetes, divertirse y celebrar concursos de todo tipo. A parte de los típicos concursos de música y narrativa de los Fianna, los visitantes pueden participar en concursos de escalada, carreras pedestres, lanzamiento de lanzas y lucha. El concurso mas famoso es el de nadar por el Lago, algo imposible para los humanos corrientes y solo ligeramente mas sencillo para los Garou. So1o los Fianna mas colosales han podido nadar hasta la orilla contraria… y regresar. Las tardes se reservan para beber, bailar y hablar, además de incluir el concurso que premia la mejor historia sobre la bestia legendaria que supuestamente se esconde bajo las gélidas aguas.

El futuro
Los próximos dos siglos presenciaran la lucha entre Inglaterra y Escocia y los intentos de los Colmillos Plateados por dominar a los independientes Fianna. De los muchos Garou y sus familias que conseguirán la gloria en las batallas por la independencia, uno de ellos (sir William Wallace) vivirá en el recuerdo de los mortales. Este fiero miembro de la Parentela morirá, no en la batalla, sino en manos de los verdugos. Abundan los rumores que afirman que fue traicionado por un delator de los Danzantes de la Espiral Negro, aunque cualquiera que mencione tal cosa ante un Colmillo Plateado tendrá que vérselas con sus relucientes zarpas. Para ser justos, debemos recordar que algunos Fianna escoceses también le dieron la espalda a Wallace, aunque después se arrepintieron. La guerra continuara y Roberto I Bruce, un brillante estratega y miembro de la Parentela, se convertirá en el Rey de Escocia y humillara a los ingleses en una larga serie de batallas, sitios e invasiones. La independencia que tanto le costara conseguir no sobrevivirá a Bruce. Además, los Colmillos Plateados acabaran obligando a los Garou de las Lowlands a compartir sus túmulos; solo los Fianna de los Highlands y la Camada de Fenris de las islas del norte se negaran a someterse.

——————————————————-

Gales segun los lobos
Cymru (o País de Gales) ha sido desde hace mucho tiempo un salvaje y bello refugio. Los verdes valles y los misteriosos bosques dan paso a los anegados paramos y los rocosos montes de este territorio. Estas tierras ofrecen refugio a los humanos, a los lobos y a los Garou. Antes de la llegada de los normandos, era extraño encontrar aldeas y no existían los pueblos; sin embargo, las granjas se diseminaban por las colinas.

Los historiadores han dividido Gales de dos formas diferentes. En primer lugar, es muy común establecer una diferencia entre las Zonas Fronterizas Galesas de los Lowlands del sudeste (las tierras dominadas, pero no controladas, por los normandos) y la Aura Wallia (“País de Gales Puro”). Los barones y condes ingleses, que en sus dominios poseen un poder similar al del rey, se dirigieron a las Zonas Fronterizas y las convirtieron en una aglomeración dentada de feudos. Londres permitió que los normandos se apropiaran de tanto territorio gales como pudieran mantener, aunque esto no significa que el hecho de que lo consiguieran no fuera una proeza, pues los galeses conforman un grupo díscolo y rebelde.

La pura Wallia esta casi tan fragmentada como las zonas fronterizas, pues en ella hay diversos reinos que compiten por el poder. Tres son muy poderosos: en el sudoeste se encuentra Deheubarth, un reino que esta a punto de desplomarse. Lord Rhys ap Gruffydd, un príncipe que mantiene una confederación de principiados mas pequeños gracias a su carisma y su fuerza de voluntad morirá en el año 1197; sus hijos, Gruffydd y Maelgwn, lucharan para apoderarse de los reinos, pero ninguno conseguirá el apoyo de otros príncipes, por lo que muchos temen que el reino se disuelva. El principiado de Powys, que descansa en las montañas y los oscuros bosques de los Highlands centrales, no se encuentra en un buen momento para beneficiarse de la debilidad de sus vecinos, a pesar de la gran ambición de su gobernador, el príncipe Gwenwynwyn. Powys vivió días mejores hace dos generaciones, pero ahora esta siendo oprimido por dos naciones expansionistas: Inglaterra en el este y Gwynedd en el noroeste. Gwynedd es el principado que tiene mas posibilidades de beneficiarse de la muerte de Lord Rhys, pues Llywelyn Ab Iowerth ha expulsado o asesinado a muchos de sus rivales y esta intentando expandir su territorio hacia Powys.

El País de Gales es el escenario de una batalla constante, aunque localizada. La frontera entre las Zonas Fronterizas y la pura Wallia cambia prácticamente cada año, a medida que los fronterizos y los galeses se espían e invaden mutuamente. Los ambiciosos barones se han aliado con sus enemigos galeses para luchar contra los fronterizos. Los ambiciosos nobles galeses asesinan, dejan ciegos o castran a sus hermanos y tíos rivales para liberar de obstáculos el camino hacia el poder. El rey ingles mantiene enfrentados a Llywelyn y Gwenwynwyn para tenerlos controlados. Además, la ley galesa no permite la primogenitura (la practica de que el hijo mayor varón herede el conjunto de propiedades de su padre) asegurando de este modo que, a menos que un hijo practique el fratricidio, las propiedades se iran fraccionando de generación en generación, pues tienen que ser divididas entre todos los hijos.

Los Garou en el pais de Gales
En comparación con la ordenada Inglaterra, el País de Gales es una selva. Su baja densidad de población hace que sea muy atractivo para los Garou y su Parentela; además, se ha convertido en un refugio para los clanes que fueron expulsados de Inglaterra por las sucesivas olas de invasores romanos, sajones y normandos.
Gales es una tierra mágica; la mayoría de sus túmulos están en garras de los Fianna.

La mayor parte de los clanes de las Zonas Fronterizas están controlados por la Hermandad de Herne; estos Garou luchan contra los ingleses y los galeses corrompidos por el Wyrm… y a veces, entre ellos. Si se sienten presionados, muestran respeto a los Colmillos Plateados a regaña dientes, pues muchos siguen resentidos con ellos y su Parentela normanda, por haber devastado el territorio de Inglaterra.

En la pura Wallia habita una rama de los Fianna que se denomina así misma Dyn a drowyd yn flaidd. Estos Fianna galeses son muy insulares y suelen recluirse en las colinas y valles de su territorio, mostrando poco interés por todo lo que sucede en el exterior de sus fronteras. Otros Fianna afirman que los Dyn a drowyd yn flaidd mezclan su sangre con la de las hadas, hecho que les confiere poderes extraños pero a la vez les hace enloquecer. Al igual que su fiera Parentela, los Fianna del montañoso norte son guerreros más fieros que los de los Lowlands y han demostrado su valía tanto contra la Camada de Fenris como contra los normandos. Respetan bastante poco a los Colmillos Plateados y tratan a otros Fianna como extraños, aunque esto no significa que los Dyn a drowyd yn flaidd compartan la misma forma de pensar o actuar; de hecho, el número de los que se oponen a Llewelyn es prácticamente el mismo de los que le apoyan, y existe un tercer grupo que considera que no deberían inmiscuirse en la política de los mortales, pues entre los espíritus y las hadas, les basta para mantenerse ocupados.

Los Fianna de las Zonas Fronterizas son una curiosa mezcla de normandos y galeses. Las tribus del sur son expertos arqueros, mientras que las del norte prefieren luchar con lanzas.

Los Garou y la Parentela nativa dominan las tácticas de guerrilla. Al ser instintivamente conscientes de la situación del terreno, a los Dyn a drowyd yn flaidd les resulta sencillo viajar a gran velocidad por los territorios que bloquean invasores normandos o los Colmillos Plateados.

Otros

Hadas
En ningún lugar del conjunto de las Islas Británicas habitan tantas hadas como en Eire. Aquí, los muros que separan este mundo de las tierras feericas son tan estrechos que, en ocasiones, incluso los mortales corren el peligro de cruzar la barrera. Sus habitantes mortales conocen perfectamente los hechizos y los pequeños rituales que les conceden protección y ayuda contra las hadas, a las que llamar los Tylwyth Teg. Los seres feéricos supremos se pueden mostrar como adversarios, aliados, amantes e incluso protectores de los Garou. Para entretenerse, las sidhe pueden preparar diversas pruebas y cruzadas para una manada o un héroe naciente. Incluso los Fianna conocen los peligros que comporta el hecho relacionarse con las poderosas y caprichosas hadas, aunque suelen ser incapaces de resistirse a la tentación. Si una sidhe se siente ofendida, el Garou podrá acabar lisiado o muerto; si consigue ganarsesu amistad, podrá disfrutar de unas vacaciones permanentes en Arcadia.

Magos
El País de Gales esta repleto de rheibau o brujas, y aunque puedan ser peligrosos adversarios o útiles aliados, suelen adoptar una posición neutral con los Garou. Los enfrentamientos suelen adoptar la forma de disputas sobre quien puede utilizar un lugar de poder. En el futuro, la mayoría de estas cofradías serán conocidas como los Verbena. Resulta extraño tropezar con otros magos, aunque la Casa Merinita de las Ordenes Herméticas mantiene un respetuoso contacto con los seres feéricos… y por lo tanto, con los Dyn a drowyd yn flaidd. Otros magos que se acercan a Gales en busca de secretos y poder suelen pagar un precio por su insensatez.

Vampiros
Si un Garou tropieza con un vampiro en Gales, probablemente la Sanguijuela será un Gangrel. Algunos de los más ancianos caminaban por la tierra antes de la llegada de los romanos (son siempre adversarios peligrosos). Proceden de los celtas y algunos fueron Parentela cuando respiraban. No se sabe si un Gangrel mostrara sus garras o retara a la manada a un concurso de narrativa, pero debéis pensar que alguien que conoce a vuestros ancestros y sabe mas historias que el Galliard de vuestra tribu merece un mínimo de respeto.

Con el resto de los ciudadanos no vivos de Gales no sucede lo mismo. Los Sumarie tienen mucha influencia sobre diversos feudos fronterizos (y a veces tienen el control absoluto). Dos o tres señores de los Ventrue mantienen sus refugios en los fuertes de las Zonas Fronterizas y un fronterizo que vivía cerca de Chester fue convertido en Brujah por su hermano, que acababa de regresar de las Cruzadas. Aunque los Brujah han respetado hasta ahora el territorio de los Garou, los Ventrue han dado caza en diversas ocasiones a los “voraces lupinos”. Ambos están consiguiendo hacerse con el control de sus compañeros los Señores Fronterizos y existe el riesgo de que los Garou puedan verse atrapados en una poderosa lucha entre clanes rivales. Además, algunos Tremere han visitado la Isla Anglesey y la cercana Gwynedd en busca de criaturas sobrenaturales para sus insalubres experimentos.

Lugares Destacados

Yr Wyddfa Fawn (Monte Snowdon)
El segundo pico mas alto de las Islas Británicas, Yr Wyddfa Fawn (que se pronuncia Jar Wizfa Faoor), se alza sobre los montes vecinos, observando los verdes valles y las pedregosas planicies del norte de Gwynedd. Tras su nombre gaélico, que significa “la gran tumba”, se ocultan diversas leyendas. Algunas afirman que bajo la montaña duerme un gigante; otras sugieren en este lugar descansan algunos de los caballeros de rey Arturo (o incluso el propio rey). Todo el mundo sabe que es un lugar de poder.

Las cuevas conducen a pasadizos feéricos e incluso a reinos feéricos. Los Fianna reclaman el pico de la montaña como túmulo sagrado, mientras que algunas brujas galesas piensan que es un lugar en el que confluyen corrientes mágicas y poderosos espíritus. Aunque Yr Wyddfa Fawn es un territorio disputado, los tres grupos se las arreglan para compartir la inmensa montaña, aunque las tensiones se iran incrementando en los siglos venideros. Estas montanas también serán importantes para los Galeses, especialmente para el líder Llywelyn ap Gruffydd, quien se retirara a estas tierras rocosas durante la guerra contra Eduardo I.

El Altar de Santa Olwen
El País de Gales esta bendecido con una súper abundancia de santos que pueden estar reconocidos o no por Roma; Santa Olwen es uno de ellos. Era una mujer amable y compasiva que ayudó a los pobres y cuidó animales indefensos o heridos. También cuidó uno de los tres jardines más frondosos de Gales. Un día, según cuenta la leyenda, fue atacada por unos bandoleros que la apuñalaron antes de darse a la fuga. Mientras yacía moribunda, llevó su vara hacia la grieta de una roca y del agujero empezó a brotar un manantial. Tras saciar su sed, tocó la vara contó que quedaba de su sangre y esta enraizó y creció hasta convertirse en un árbol serbal de increíble tamaño.

Ahora, junto a la corriente se alza un pequeño altar de piedra; los enfermos y los leprosos se acercan a estas aguas curativas para beber y bañarse. Una abadía cercana, que conserva los huesos de la santa en un relicario, cuida de este lugar.

El Futuro
Llewelyn ap Iowerth conseguirá anexionar el principado de Powys al territorio de Gwynedd, hecho que le conferirá el poder suficiente para que el rey Juan le designe “príncipe de Gales”. Los Dyn a drowyd yn flaidd se unirán contra los ingleses para apoyar al nieto del príncipe, Llywelyn ap Gruffydd, que se hará con el domino de las tres cuartas partes de Gales. Sus esfuerzos por eliminar a los Señores Fronterizos que quedaban en Cymru serán paralizados por Eduardo I, quien reconquistara gran parte del País de Gales a finales de los años 70 del siglo XIII. Llywelyn, “El Ultimo príncipe Gales”, morirá en la batalla en el año 1282; sus partidarios, los Dyn a drowyd yn flaidd se encontraran en una Gwynedd rodeada de castillos ingleses. Con el paso de los siglos, los Dyn a drowyd yn flaidd se reconciliaran con la anglicanizada Hermandad de Herne.

——————————————————-

Irlanda segun los lobos
Irlanda es una isla mágica situada en et extremo occidental de un mundo en el que la magia se esta desvaneciendo. Es un tierra de alegría y melancolía, donde esta igual de bien considerado dominar el arte de componer canciones que dominar el arte de la espada. Los irlandeses sienten gran admiración por los poetas y los músicos… hacer daño a un bardo es como hacer daño a un cura. Pero ante todo, les gustan las buenas peleas, y puede que ese irlandés que ha hecho hoy una genuflexión en la iglesia estuviera atacando al ganado de su vecino la pasada noche.

Territorio
En conjunto, Irlanda esta formada una depresión central rodeada de elevadas colinas. La costa occidental esta cortada por profundos acantilados que miran al océano y gran parte de la costa oriental, llamada el Burren, es demasiado rocosa para ser cultivada. Sin embargo, la región central del este de Irlanda posee parte del territorio cultivable más rico de todas las Islas. El clima templado y húmedo alimenta a las diversas corrientes y ríos de la isla, y también a los diversos barrizales de turba que se encuentran al oeste.

Politica
En Irlanda existen diversos niveles de realeza. Algunos reyes poseen reinos que a veces no superan el tamaño de un valle. Los reyes menores suelen estar liderados por un rey superior, de modo que el rey que hay por encima de ellos puede gobernar una provincia completa. Es extraño que haya un rey supremo que pueda exigir el reinado del conjunto de Irlanda; en el año 1014 murió Brian Boru en la Batalla de Clontarf y desde entonces, nadie más ha sido considerado un rey supremo.
La mayor parte del sudeste de Irlanda esta gobernada por el rey ingles, mediante sus vasallos normandos e irlandeses; esto se ha llegado a conocer como la Estaca Inglesa, debido a la forma del territorio. Aunque los anglo-irlandeses y parte de los irlandeses nativos reconocen de mala gana al rey ingles como jefe supremo, la conquista apenas ha transformado la isla. De hecho, muchos de los conquistadores ingleses se han hecho, a su vez, nativos y han adoptado la vestimenta, las tendencias díscolas e incluso el idioma de los irlandeses locales.

Los Garou de Irlanda
Irlanda es, sin duda alguna, el baluarte de los Fianna; de hecho, el Rey Supremo de la tribu mantiene su corte en el antiguo palacio de Tara. Los Garou irlandeses viven como los héroes de leyenda. Pasan largas noches de juerga y el simple hecho de proporcionar buena comida, bebida y canciones puede conceder a un anfitrión tanto Renombre como las osadas hazañas en el campo de guerra. Las palabras de un bardo pueden herir más profundamente que el acero mas afilado, o conseguir que el recuerdo de un héroe perdure tras su muerte. Los Fianna, al mantenerse unidos a su Parentela, siguen la tradición invasora con gran placer. En el mundo del Medioevo Oscuro, los clanes suelen tener que proteger sus túmulos de las manadas rivales, no de la amenaza del Wyrm.
Hasta que llegaron los normandos, la única invasión seria que se produjo en mil años fue un fracaso; en el siglo XI, los Fianna expulsaron a los Fenrir. Durante casi un siglo, no apareció ninguna otra tribu en Eire, excepto los ocasionales Garou errantes (como los Hijos de Gaia o los Caminantes Silenciosos). Los años 70 del siglo XII fueron testigo de una nueva invasión realizada por los Colmillos Plateados y su Parentela noble anglo-normanda. Hasta ahora, los líderes de los Colmillos Plateados han tratado a los Fianna como venerables compañeros, aunque no como a iguales. Tal y como les exige su legado celta, los Fianna también han sido tan hospitalarios con ellos, pero las actividades de rapiña de los anglo-normandos están provocando tensiones en las reglas hospitalarias.

Otros

Hadas
Posiblemente Irlanda es la tierra que mantiene una mayor conexión con las hadas. Los Fianna y la Buena Gente siempre han estado unidos mediante la sangre y los juramentos de fidelidad. Las sidhe suelen ser nobles amigas de los Fianna, aunque en el pasado, la veleidad de las hadas y el temperamento de los Fianna provoco algunas tensiones. En un futuro no muy lejano, tras la Destrucción, algunas hadas plebeyas buscaran refugio en el interior de las murallas de Tara… y las cortes Luminosa y Oscura firmaran un Pacto en las laderas de Tara.

Cambiapieles
Los Corax son bien recibidos en el territorio de los Fianna. Son muchos los túmulos que poseen torres en las que pueden descansar los hombres cuervo si deciden acercarse. (Raramente lo hacen, pero los Fianna insisten en estar preparados para albergarlos.) Los Ceilicanos merodean a su alrededor intentando causarles problemas, aunque no hay tantos en Irlanda como en Escocia. Sin embargo, es posible que estén escondidos, esperando un momento oportuno para fomentar los conflictos.

Magos
De las diversas tradiciones de magia, en Irlanda solo se encuentran los paganos Wyck y otros de su índole, aunque son bastante abundantes. En el verdor de las Islas se refugian las antiguas religiones y las viejas costumbres. En este lugar reside la escuela de una rama druídica y en la mayoría de las aldeas habitan mujeres sabias que aseguran la generosidad de la tierra, evitan las enfermedades y realizan algunos hechizos de amor. Aunque los Fianna recelan de los artesanos de la voluntad, en algunas ocasiones han forjado tenues relaciones amistosas con los Wyck u otros magos paganos.

Vampiros
No es habitual encontrar Vástagos en Irlanda; mas allá de la Estaca solo habitan algunos Gangrel y un par de ancianos Toreador. Estos, atraídos por el magnifico arte irlandés, compiten con los Ventrue por el poder en las ciudades de Dublín, Wexford y Cork. En los fuertes de los Fianna y las fuerzas feéricas, los Sumarie tienen que ser muy precavidos.

Lugares destacados

Tara de Plata
Antes de que las águilas llegaran a Bretaña, existían tres Taras: Tara Real, el lugar de poder de los mortales (conocido por los Fianna como Tara de Hierro) fue abandonada hace seis siglos y desapareció lentamente; Tara Suprema, hogar de uno de los reyes de las sidhe Daoine, antiguamente ocupaba el conjunto de Irlanda, pero con la llegada de Patricio, se dirigió hacia los reinos ocultos de las hadas y ahora es apenas visible.

Y también existió Tara de Plata, que realmente se llamaba Airgeteamhair, el palacio de los Ard Righ de los Fianna. Ningún otro lugar, ni siquiera Bru na Boinee, es mas sagrado para esta tribu. Tara es un poderoso túmulo de Honor y un lugar donde se resuelven las disputas y se rinden honores. Se cree que la Tara original se construyó cientos de años antes del nacimiento de Cristo y algunos afirman que Tuatha de Danaan ayudó a construirla. Esta construida sobre una colina que se alza los 60 metros sobre la meseta que la rodea y esta rodeada por siete grandes muros de tierra y piedra. Cada una de las siete puertas esta cubierta de plata y de ellas penden las cabezas de enemigos derrotados. La construcción principal consiste en un sólido edificio de dos pisos con cinco grandes vestíbulos de piedra y madera, todos ellos adornados con esplendidos tapices y trofeos. Incluso su sólida madera reluce.

A pesar de ser la joya de los Fianna, resulta difícil encontrar Tara si no has sido invitado. La fortaleza permanece oculta gracias a diversos Dones espirituales y poderosos encantamientos feéricos. En siglos anteriores, solo las hadas y los Fianna visitaban sus preciosos vestíbulos. Los Aulladores Blancos, que rivalizaban con los Fianna en narrativa, eran bastante cordiales y en ocasiones podían reunirse con el Rey Supremo en las laderas de la gran colina. Cuando fueron corrompidos por el Wyrm, utilizaron el conocimiento que tenían sobre sus caminos y senderos para deslizarse por las defensas externas de Tara y atacarla. Esta fue la Primera Batalla de Tara; la Segunda tuvo lugar en la época de Cromwellian; la Tercera, en el siglo XX. Cuando los Fenri invadieron el territorio intentaron, sin éxito, encontrar el poderoso túmulo y apoderarse de e1. Jamás lo lograron, pues el Glamour de Tara es demasiado fuerte.

Mas recientemente, los Colmillos Plateados guiaron a su Parentela normanda hacia la Isla Esmeralda, donde les concedieron de mala gana una audiencia con el Rey Supremo. Tras ratificar su antigua fidelidad, la delegación abandono el lugar.

El futuro
Tanto la desorganización como la falta de una autoridad central que permite establecer una resistencia eficaz ayudara a que los ingleses continúen avanzando. Durante el siglo XIV los irlandeses tendrán un desarrollo cultural muy grande, pero debido a las desgracias que sufrieron, como la Reformación de las Plantaciones, la Gran Hambruna y una serie de rebeliones fallidas, se forjaron amargas desavenencias en los bandos irlandeses y los campamentos de los Fianna.

——————————————————————————–

Inglaterra segun los vampiros
En 1197, los normandos ya se habían establecido prósperamente en Bretaña, aunque seguía habiendo choques con la nobleza sajona superviviente. Es una época de expansión para Inglaterra, pues los normandos han impuesto una intrincada burocracia que abarca a la nobleza, la plebe y la Iglesia. La casa real normando-angevina se mantiene a si misma y a su poder mediante una compleja administración central, pagada con los impuestos que gravan las operaciones de los comerciantes y la riqueza de los terratenientes. Pero los intereses de los angevinos se centran por ahora en sus territorios de Francia, que perderán (excepto Gascuña) paulatina e inexorablemente a principios del siglo XIII; esto hará que dirijan su atención con mayor firmeza hacia el norte, a Escocia, y el oeste, a Gales.

Inglaterra es una buena tierra y esta siendo colonizada rápidamente. Un creciente número de personas ha pedido que mas y mas tierras sean despejadas para dedicarlas a la agricultura, y las ciudades inglesas crezcan a un ritmo pasmoso. Pueblos, monasterios y abadías salpican el paisaje, y hasta el pueblo mas pequeño tiene una iglesia, normalmente de piedra. Esto ha llevado a muchas hadas y Lupinos a abandonar la isla, dirigiéndose la mayoría a los mas verdes y menos poblados bosques y colinas de Irlanda.

Londres, la capital de Inglaterra, es un hervidero de actividad y comercio. Los normandos no solo han construido fortificaciones y castillos en la capital y sus alrededores, sino por todo el país. La Torre de Londres fue erigida por Guillermo el Conquistador no solo como una forma de fortificar la ciudad, sino también para mantener vigilados a sus potencialmente rebeldes nuevos súbditos. Londres es también el cuartel general de la vasta e influyente Iglesia inglesa. Los normandos la emplean para que les asista en el gobierno del país, y muchos de los administradores y burócratas del gobierno son monjes y sacerdotes.

El rey Ricardo Corazón de León gobierna Inglaterra, pero raramente permanece en su reino. Ha pasado mucho tiempo combatiendo a los sarracenos en Tierra Santa, y sus batallas con Saladino están adquiriendo tintes legendarios. Juan, el hermano de Ricardo, gobierna en su ausencia, y ambiciona ocupar su puesto en el trono.

Cainitas Locales
Los Ventrue controlan firmemente a la nobleza normanda de Inglaterra, e intentan usar el país como base de poder para la creación de un estado nación patricio y unificado, no muy distinto a lo que ayudaron a crear en Roma. Pero, por supuesto, no son el único clan en Inglaterra. Los Toreador han estado emigrando en un número cada vez mayor, consiguiendo un firme apoyo en la Iglesia y supervisando la construcción de grandes catedrales, especialmente en York y Lincoln. Incluso puede encontrarse a unos pocos Tremere explorando los cada vez más escasos lugares mágicos y místicos. Hay algunos Nosferatu ocultos en lomas y montículos, pero son rarezas entre su propia sangre, que prefieren vivir en soledad.

Hay algunos Cainitas muy notables en la Inglaterra de la época. Sin lugar a dudas, el más poderoso de todos ellos es Mithras, príncipe de Londres, un Ventrue de 4ª generación que lleva unos cuantos años siendo un poder oculto tras el trono de Inglaterra. Mithras espolea también las ambiciones de Juan, el hermano del rey Ricardo, e intenta en secreto convertirle en el nuevo rey (hizo un intento de Dominar a Ricardo, pero por alguna razón, este resulto inmune a los efectos de la Disciplina). Mithras desconfía inmensamente de los Tremere, y tampoco le gustan los Toreador: cree que las recientes acciones contra las posesiones normandas en Francia han sido obra de este clan, a través de su agente el rey de este país.

Cerca de la población de Nottingham vive un grupo de ladrones y forajidos unidos bajo el liderazgo de un Cainita llamado Robin Leeland, un Brujah puro y duro que se ha aliado a la proscrita nobleza sajona frente a los excesos del \”rey\” Juan. Robin Leeland siente un gran respeto por Ricardo, a quien considera un hombre de honor y un gobernante benévolo. Con la ayuda de su chiquilla Patricia de Bollingbroke (supuestamente la asesina de Tomas Becket, el Arzobispo de Canterbury), Robin intentara Dominar a Ricardo a su regreso, lo que seria un duro golpe para los Ventrue que gobiernan tras el poderío normando. (Nota del Traductor: El personaje de Patricia de Bollingbroke, que aparece con el nombre de \”Tyler\” en algunos suplementos de Vampiro: La Mascarada, nació supuestamente en 1352, siendo Abrazada por Leeland en 1381 (ver Chicago Nocturno), fechas ambas muy posteriores -unos 200 años – a los Sucesos aquí descriptos. Al no haber encontrado ninguna explicación a este anacronismo, dejo la elección final en manos del Narrador meticuloso).

——————————————————————————–

Gales segun los vampiros
Gales es una tierra a la vez independiente y subsidiaria de la Inglaterra dominada por los normandos. Una amalgama de pequeños reinos independientes, Gales consigue mantener una cultura distintiva con la ayuda de los bosques y colinas que hacen de invadir estos reinos un problema superior a lo que valen.
Tres reinos dominan Gales: Deheubarth, Gwynedd y Powys. Gwynedd es el mas fuerte de los tres, pero Deheubarth goza del apoyo normando, gracias a un tratado suscrito en 1171 por los reyes Enrique II de Inglaterra y Rhys ap Gruffydd de Deheubarth.
Los reinos y principados de Gales no mantendrán su independencia durante mucho tiempo. Las continuas guerras entre ellos llevaran finalmente (en 1284) a un completo domino ingles bajo el rey Eduardo II. La Iglesia, galesa, antes una organización muy independiente, caerá bajo el control del rey y el Arzobispo de Canterbury.

Cainitas Locales
Los Cainitas de Gales son cada vez más y más escasos y están más distanciados. La ausencia de grandes ciudades mantiene apartados a muchos de los clanes, y es en parte por esto por lo que los Ventrue no han ejercido su influencia sobre los normandos para conquistar Gales. Los Gangrel ven estos reinos como una especie de refugio en las Islas Británicas, el ultimo lugar verdaderamente aislado y abiertamente sin civilizar todavía. Recorren el campo libremente, pero incluso esto se esta haciendo cada vez mas difícil a medida que aumenta la demanda de madera galesa y la necesidad de tierras de cultivo. También se sabe de Lupinos que acechan en bosques y colinas, y Gales es uno de los últimos baluartes de las hadas británicas, aunque no son tan numerosas aquí como en Irlanda.

——————————————————-

Escocia segun los Vampiros
Escocia, también conocida como Alban o Caledonia, no ha caído aura bajo el yugo normando, y sus habitantes son fieramente independientes, prefiriendo la guerra a la sumisión. El país esta gobernado por el rey Guillermo el León, que fue derrotado por los ingleses en la batalla de Alnwick en 1174, y forzado por el rey Enrique II a firmar un tratado por el que toda Escocia acataría la autoridad del rey ingles. En los años siguientes, esto será la base de las pretensiones de los reyes ingleses sobre las tierras escocesas, llevando a la caída final del reino de Escocia.

Escocia es en realidad tres tierras distintas unidas por una cultura y un lenguaje común. Los Valles están en el extremo sur, con valles y colinas. Desembocan en las Tierras Bajas, llenas de paramos y brezales, que a su vez conducen a las colinas y montanas de las Tierras Altas. La población de los Valles tiende a interesarse un poco mas por el comercio con los ingleses al sur. Los de las Tierras Bajas se congregan principalmente en torno a Edimburgo y a lo largo de los cursos fluviales. Las Tierras Altas están gobernadas por diversos clanes, que guerrean alternativamente unos con otros, contra los habitantes de las Tierras Bajas o contra los ingleses. La libertad de Escocia no durara para siempre. A finales del siglo XIII, el rey Alejandro III morirá sin herederos, dando inicio a una lucha por el trono entre los nobles escoceses.

Finalmente, John Balliol será coronado rey en 1292, en gran medida gracias al apoyo del rey Eduardo I de Inglaterra. Para el gran desaliento de los nobles escoceses, John jura lealtad al rey Eduardo. Sin embargo, el reinado de John Regard a su fin cuando escuchando el consejo de los nobles escoceses, no solo se niegue a acompañar al rey Eduardo en su guerra contra Francia, sino que se alíe con el rey francés Felipe el Hermoso: Eduardo marcha al norte, derrota a John y le hace renunciar a la corona de Escocia. Como medida de seguridad, el rey Eduardo incluso se lleva la Piedra de Scone, tradicionalmente empleada en la coronación de los reyes escoceses. William Wallace, un plebeyo de brillante capacidad táctica y grandes aptitudes para el mando, alza a los escoceses y derrota a Inglaterra en la batalla de Stirling Bridge, sitiando y tomando el castillo de Stirling. No obstante, el rey Eduardo se dirige de nuevo a Escocia, derrotando a los rebeldes escoceses en la batalla de Falkirk en 1298.

Cainitas Locales
Los Gangrel dominan las Tierras Altas, y se sienten en su hogar entre los nublados lochs (lagos) y los montes Grampianos al oeste. Pero se han topado con la feroz competencia de los vampiros Toreador, que se han anotado varios logros en los últimos tiempos. Este clan afirma haber obtenido una importante Victoria en 1192, cuando supuestamente los Toreador manipularon al Papa Celestino III para que separase la Iglesia escocesa de la Archidiócesis de York, controlada por los Ventrue (estos, por supuesto, responden que no fue mas que política de los mortales). Los Toreador han comenzado a establecerse en Edimburgo, dejando por el momento que los Gangrel controlen las tierras más inhóspitas.
Hay unas pocas manadas de Lupinos diseminadas por las Tierras Altas, y tanto ellos como los Gangrel cuentan historias acerca de seres de pesadilla que viven en los cuevas y lagos de Escocia. Las leyendas mas descabelladas hablan de un viscoso y serpentino horror en la vecindad del lago Ness, y hasta los Gangrel temen pasar por allí en las noches sin luna.

——————————————————-

Irlanda Segun los Vampiros
La isla de Eire tiene el rasgo histórico único de haber sido la única tierra celtica no invadida por los romanos, y como tal ha conservado su cultura celta más que cualquier otro país. Irlanda, sin embargo, no es un reino unificado, sino cuatro reinos más pequeños gobernados en teoría por un Alto Rey, el Ard-ri. Los cuatro reinos son Connaught en el noroeste, Leinster en el sudeste, Munster en el sudoeste y Ulster en el noreste. A pesar de ser un baluarte de la cultura celta, Irlanda fue convertida al cristianismo a principios del siglo V por los milagros y el piadoso estilo de vida de san Patricio. Los monjes irlandeses son ampliamente renombrados por su conocimiento de la cultura clásica, así como por sus hermosas obras de arte y joyería.

Irlanda esta encajada entre montanas al norte y al sur, con llanuras en el centro. La tierra es fría y húmeda, y la gente común apenas puede arreglárselas para cultivar comida suficiente para subsistir, altamente expuesta a las inclemencias del tiempo.

La historia reciente de Irlanda ha sido -por decirlo suavemente- activa e interesante en 1166, el Alto Rey Rory O\’Connor desterró a Dermot McMurrough, rey de Leinster. Dermot busco la ayuda del rey Enrique II de Inglaterra, quien envió al conde de Pembroke, Richard Strongbow. Pero Dermot no se conformaba con el trono de Leinster, sino que anhelaba convertirse el mismo en el Alto Rey.

Strongbow, ya casado con la hija de Dermot, continúo su conquista, proclamándose rey de Leinster a la muerte de Dermot en 1171. Rory O\’Connor marchó en socorro del pueblo de Leinster, rebelado contra el \”rey\” Strongbow. Enrique II tenía sospechas acerca de las intenciones de Strongbow, y acudió a Waterford para comprobar la actitud de su súbdito. Esto hizo que O\’Connor y los demás reyes irlandeses reconociesen a Enrique como su señor, y con Enrique llego un mayor control papal sobre la Iglesia irlandesa.

Enrique, sin embargo, no malgasto tiempo en consolidar sus recién adquiridas posesiones, sino que reforzó su lealtad otorgando grandes parcelas de tierra a sus nobles normandos. Esta táctica fue respaldada por la construcción de varios castillos y fuertes, y pronto la Empalizada Inglesa, como no tardo en ser llamada, abarcaba la mitad de la costa oriental de Irlanda, de Dublín a Cork. De hecho, Dublín, Waterford y Cork son todas \”ciudades reales\”, que responden solo ante el rey de Inglaterra, y no ante los reyes irlandeses o barones normandos locales.

Cainitas Locales
Irlanda es un refugio para las criaturas sobrenaturales expulsadas del resto de Europa. Solo los Gangrel encuentran confortable el territorio situado mas allá de la Empalizada, e incluso ellos tienen que competir con los Fianna y las hadas. Irlanda es el último reducto de inmenso poder feerico en Europa; las luchas entre los barones normandos controlados por los Ventrue y los \”salvajes\” irlandeses suelen reflejarse en batallas entre Cainitas y las Cortes Tradicional y Caótica, ayudadas por los Fianna. Los Toreador han estado haciendo progresos, pero han chocado también con los Ventrue, de lo que podemos ver un ejemplo en la extraña situación en Dublín. Allí, Strongbow comenzó la construcción de la Catedral de la Iglesia de Cristo, pero en 1191 el arzobispo de Dublín, respaldado por los Toreador, comenzó a erigir la Catedral de San Patricio fuera de las murallas de la ciudad. El arzobispo hubo de levantar murallas separadas para proteger San Patricio de los incursotes irlandeses, pero las obras continúan a buen ritmo.