Letargo y Curación

Una explicación mas detallada acerca del tipo de daño y una aclaración de como se debe curar el daño en juego. Es recomendado que los jugadores nuevos bajen este documento y se interioricen un poco en el sistema.

Letargo y Curación

Los vampiros están muertos y nunca se recuperan de forma natural de sus heridas. Siempre deben usar Puntos de Sangre para curarse. Un Punto de Sangre curará un Nivel de Salud; siempre se tarda un turno en conseguir esto.

Normalmente, un vampiro permanece inmóvil mientras se está curando, sin hacer ninguna otra acción, pero puede tratar de curarse mientras realiza otras acciones. Un personaje debe hacer una tirada de Resistencia + Supervivencia (dificultad 6). El éxito indica que el personaje se cura mientras toma parte en otras actividades. Un fallo indica que el Nivel de Salud no se recupera y el Punto de Sangre se pierde de todas maneras. Un fracaso hace que el personaje pierda otro Nivel de Salud.

Heridas Agravadas: En ocasiones, los vampiros sufren heridas tan graves que no pueden usar simplemente los Puntos de Sangre para curarse de ellas. Éstas se conocen como heridas agravadas y suelen crearlas la luz del sol, el fuego o las garras y los dientes de otros no-muertos. Para curase, las heridas agravadas precisan tanto de sangre como de tiempo. Únicamente los vampiros que poseen la Disciplina de Fortaleza pueden absorber heridas agravadas.

Los niveles de heridas agravadas sólo pueden curarse a la velocidad de uno al día y con un coste de cinco Puntos de Sangre por cada nivel de herida curado. Pueden curarse niveles adicionales en una noche si el personaje gasta cinco Puntos de Sangre adicionales y un punto de Fuerza de Voluntad por cada nivel curado. Las heridas agravadas deben indicarse en la hoja de personaje con un aspa (X) en lugar de con una marca de comprobación (/). El Narrador también puede determinar que cualquier lesión es una lesión agravada.

La Muerte Definitiva: Aunque los vampiros ya no son mortales, siguen enfrentándose a la posibilidad de una muerte definitiva. Puede ser tentador imaginarse a los vampiros como casi dioses, capaces de hacer casi cualquier cosa y de soportarlo casi todo, pero hay formas de matar incluso a los vampiros. Un vampiro que vuelva a morir no puede regresar a la no-vida y se dice que ha sufrido la Muerte Definitiva.

Infligir heridas agravadas a un vampiro gravemente herido es la forma más habitual de ponerle fin. Si a un vampiro no le quedan Reserva de Sangre ni Niveles de Salud y sufre una herida agravada, queda destruido por completo. A veces, la Muerte Definitiva se salda con la desintegración completa y rápida del cuerpo y, en minutos, todo lo que queda es un montón de ceniza. Un vampiro también puede morir a manos de otro de su especie si éste le chupa toda su sangre. La presión de aguas profundas, las explosiones, ciertas enfermedades vampíricas y la decapitación son otras formas de las formas en que se puede eliminar a un vampiro. Tendrás que decidir cómo puede producirse la muerte en tu crónica debido a estos peligros, basándote en las reglas que se dan en este apartado.

La muerte de los mortales: Cuando un personaje llega a Incapacitado, está a un Nivel de Salud de distancia de la muerte. Si resulta herido una vez más, o si es imposible detener la pérdida de sangre de su cuerpo, morirá. La muerte es definitiva para los mortales a menos que sean Abrazados justo antes de ser arrebatados hacia la eternidad. Un vampiro puede tomar un cadáver recién fallecido y convertirlo en un vampiro si no han pasado más de cinco minutos desde la muerte.

Por supuesto, los mortales se curan de forma distinta que los vampiros. Con una atención médica adecuada, los mortales se recuperan de acuerdo con la tabla que se ofrece a continuación. Ten en cuenta que el tiempo que figura es el necesario para recuperar ese nivel; será necesario curar también los demás niveles. Así si el mortal tarda tres meses en recuperarse de estar Malherido, después tendrá que emplear tiempo para curar el nivel de Herido, Lesionado y así sucesivamente.

El letargo
Como se ha demostrado anteriormente, la muerte no les llega con facilidad a los vampiros. Sin embargo, cuando sus lesiones se hacen demasiado grandes, entran en un sueño muy profundo conocido como letargo.

Cuando un vampiro queda lesionado más allá del nivel de Incapacitado y además pierde todos sus Puntos de Sangre, el vampiro entra en letargo (aunque, si la herida es agravada, el resultado no es ése, sino la Muerte Definitiva). El personaje está completamente inmovilizado e inconsciente, si bien los Vástagos más poderosos (como los Antediluvianos) pueden seguir usando algunas de sus Disciplinas en este estado.

Además, el personaje pierde un punto en el valor de un Atributo Físico una vez que entra en letargo. El jugador debe escoger que Atributo Físico sufrirá este efecto.
Los vampiros con una Humanidad de 10 salen de este profundo sueño en un día más o menos, mientras que los que tienen menos Humanidad duermen entre unas semanas y unos meses. La sangre de un Anciano a veces puede revivir prematuramente a un vampiro en letargo.

Mientras esté en letargo, un vampiro usa Puntos de Sangre normalmente al ritmo de uno al día pero, una vez que la sangre haya desaparecido, no se pierden Niveles de Salud.

Un personaje puede entrar en letargo voluntariamente. Cuando el personaje se va a dormir, el jugador simplemente informa al Narrador de que el personaje va a entrar en letargo. Muchos Cainitas ancianos entran voluntariamente en este estado en un lugar protegido para evitar el riesgo del frenesí u otros peligros. El letargo voluntario no exige la pérdida de un punto en el valor de un Atributo Físico.

Ricardo Blanch

Tiburk

Un amante de los juegos de rol...

Un comentario:

  1. Hola, muy bueno tu artículo. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.