Libro de Nod – Capitulo: De los Ilustrados

Adquirí este fragmento en forma de rollo de pergamino, completo y fresco, habiéndose conservado perfectamente a lo largo de los milenios. El rollo lo poseía un ejecutivo Giovanni que había oído hablar de mi ansia de adquirir fragmentos del Libro de Nod. Tomó como pago una ingente cantidad de diamantes de Sur África y un borrador de mi Códice de Caín. Normalmente no tengo tratos con la extraña familia Giovanni, pero esta era literalmente una oferta que no podía rechazar.

Prestad mucha atención:

La Madre del Poder,
La oscura Lilith,
Es de los más grandes de ellos,
Pero hay otros, y aún más

Que quedan por venir.
No bebáis de su sangre,
Pues caeréis en su trampa;
Tened cuidado con ellos,
Pues son muy habilidosos.

Tienen conocimiento
De los conocimientos de Adán
Y la sabiduría de Eva,
Son los portadores del fuego,
Son quienes labran la tierra,

Son quienes doman las bestias,
Son quienes portan la escritura,
Son los hijos del Sol,
Las Estrellas que se Alzan.
Tratarán de involucraros

En su azaroso camino.
¡Resistid! ¡Resistid!
Su camino desatiende
Hambre, sangre y cuerpo.
No confiéis en aquellos

Con brillantes ojos
Cerca del amanecer:
Recordad siempre: es la Aurora
Quien os entrega a vuestra muerte.