Libro de Nod – Capitulo: De los Seres Salvajes.

La cultura feérica dice que los Arcadios son “demasiado buenos para el Infierno, pero no lo suficiente para el Cielo”. Este puede ser el modo de Caín para expresar este estadio medio. Los Vástagos que se encuentran con algún ser feérico harían bien en escuchar las palabras de su Padre sobre esta materia. De todos los fragmentos de la Crónica de los SecretosDe los seres locos,
Los seres salvajes,
Os digo, en primer lugar:
¡No bebáis su sangre!
Pero vigiladlos,
Pues son seres hermosos
En su estado salvaje,
Son seres encantadores
En su propio misterio,
Son seres mortales
En sus pericias de guerra.
Tan sólo ellos de entre
Las criaturas de la noche
Me acompañaron en la tierra,
Me dieron de beber
Cuando estaba sediento
Y aún podía respirar.

Como a Mí, los expulsaron,
Como mis Chiquillos,
No tienen hogar,
Como los Hijos de mis Hijos,
Vagabundean,
Como mi Padre y mi Madre,
Ellos saben demasiado,
Pero se guardan sus consejos,
Y, de ellos, os digo:
Hacedme caso: ¡guardad silencio!
No digáis nada.
Observad, y aprended .

(N. de T.: ¿No estamos hablando de la Crónica de las Sombras?), fue éste en particular el que fue el más elusivo, quizás porque posee grandes verdades sobre los Sidhe.