Libro de Nod – Cronica de los Secretos

Quinta y ultima entrega de los fragmentos del famoso Libro de Nod.

Esta es quizás la más corta de las tres Crónicas, pero contiene profecías y visiones, y nuestra estirpe no es muy dada a murmuraciones supersticiosas y proclamaciones. Parece ser que, de los Antediluvianos, tan sólo Saulot tuvo el don de la profecía. Es posible que Zillah, la esposa de Caín, también lo tuviera.

He comentado muchas veces que aquello que afectó los pensamientos de los Antediluvianos sigue afectando los nuestros. Seguramente estas profecías de la Gehenna, la sangre débil, Lupinos, y cosas por el estilo han empezado a causar que estas profecías se hayan ido cumpliendo “a sí mismas”. Puesto que sus preocupaciones pasan de Generación en Generación, murmullos de paranoia y miedo continúan reverberando a través de los Cainitas, y, a través de éstos, la Canalla.

 

Los Signos de la Gehenna

 

¡Quieto! ¡Escucha del cuervo

El planto! Y la quietud

Del viento, abrasadora,

Se alza sobre las calles.

 

5 Las altas torres esconden

La oscuridad del día.

Cuando se hagan realidad

Los sueños de Lasombra,

El día en que la luna

 

10 Se deslice como sangre

Y el sol se alce negro en el cielo;

Éste, sin duda, será

El día de los Condenados,

Cuando se alzarán

 

15 De Caín todos los hijos.

Y el mundo quedará frío,

Y el suelo escupirá,

Hirviente, mugrientos entes;

Grandes tormentas caerán,

 

20 Fuegos encenderá el rayo;

Cubrirá a los animales

Una pléyade de úlceras;

Sus cuerpos caerán, quebrados.

 

25 Entonces, nuestros Abuelos

Se alzarán de la tierra.

Romperán ellos su ayuno

En de nos la prima parte.

Nos consumirán por completo.

 

30 Será en el segundo día

Cuando volverá Caín,

Llamando a sus Chiquillos

Para poder encontrarse

En el lugar acordado,

 

35 En la Primera Ciudad.

Y los llamará por señas

Desde su trono de basalto.

Y Caín dirá en voz alta

Los nombres de quien se debe

 

40 Destruir, pues grandes son

Los crímenes cometidos.

Y, a quienes consumieron

La sangre del corazón

De sus sires, se llevará

 

45 Frente al Trono Negro,

Y beberán de Caín

La sangre. Y la sangre

De Caín comerá su sangre.

Traerán a la misma

 

50 Madre Oscura, y allí,

En el valle de Enoch,

Habrá una batalla,

Un duelo del Padre Oscuro

Contra la Madre Oscura.

 

55 La Reina-Demonio morderá,

Y el Rey Condenado aún más.

No sabemos qué pasará,

Pero el cielo llorará,

Y la tierra bajo del,

 

60 Y las fuerzas infernales

Correrán a raudales,

Liberados de la tierra.

Y en el día tercero

 

65 El silencio reinará;

Cuervos comerán carroña;

Las plagas danzarán

En medio de las ruinas;

Y los últimos Salvajes

 

70 Dejarán este lugar;

Las últimas de las Bestias

De la Luna lucharán,

Y caerán; y un imperio

De sangre harán para sí

 

75 Los Antediluvianos.

Con espolones de acero

Sus tierras regirán,

Arrancarán corazones

De lo que aún viva,

 

80 Y todo lo que sobreviva

Vendrá y vivirá

En la Última Ciudad,

La ciudad de Gehenna.

Se instaurará un reino

 

85 De un millar de años.

Y no habrá ni amor,

Ni vida, ni compasión.

Los poderosos, esclavos;

Los virtuosos locos serán.

 

90 Todos los dones buenos

Corrompidos serán

Por quien cuyo poder

Venga de los infernales

Reinos, será el Padre

 

95 De toda Oscuridad.

Cuando las nieves consuman

Toda extensión de tierra,

Cuando el sol palidezca

Como una vela en el viento,

 

100 Entonces, y sólo entonces,

Una mujer nacerá,

La última hija de Eva,

Y en ella se escribirá

El destino de todos.

 

105 Pero no conoceréis

A esta mujer, excepto

Por tener tatuada

En su cuerpo la marca,

La marca de la Luna;

 

110 Su rostro verá el dolor,

El odio y la traición,

Pero en ella reside

La última esperanza.

Y podréis reconocer

 

115 Estos tiempos por el tiempo

Que rija la Sangre Débil,

Incapaz de Engendrar;

Y los conoceréis

Por aquellos Sin-Clan,

 

120 Quienes vendrán a regir;

Y los conoceréis

Con el nombre de Salvajes,

Que caza nos darán

Hasta en la mayor ciudad;

 

125 Y los conoceréis

Al despertar los Antiguos,

Al alzarse la Bruja

Y consumir a todos;

Y los conoceréis,

 

130 Pues una mano negra

Alto se levantará,

Y estrangulará

A quien se le oponga,

Y aquellos que ingieren

 

135 La sangre del corazón

Se volverán prósperos,

Y todos los Vástagos

Con los suyos se unirán,

Y la Sangre será rara,

 

140 Tanto como los diamantes.

Observad estas señales,

¡Acercándose están!

La Gehenna será

Sobre la faz de la Tierra.

 

145 Observad la sombra que vuela,

Observad el dragón que se alza,

Observad la oscuridad

Que lenta se desliza,

Observad la sombra de luna,

 

150 Observad el ángel que muere,

Observad la virgen que llora,

Observad los nuevos chiquillos,

Observad los Sin-Clan que corren.

 

155 Entonces habrá un tiempo,

Cuando el Sire expulse al Chiquillo,

Cuando abandone al Chiquillo

A la merced del sol;

Y no habrá perdón

 

160 Para aquellos Sin-Clan,

Mestizos aunque encuentren

Sus Sires olvidados;

Sobre los odiosos Sires

Caerá la maldición

 

165 De Ariel, la maldición

Que proviene de Caín,

Pues será la maldición

De los cazadores cazados.

Aquellos de entre los Sin-Clan

 

170 No tendrán senda a seguir,

Ni familia que nombrar,

Ni generación que abrazar,

Ni tradiciones que cumplir,

Ni costumbres que dar,

 

175 Ni hospitalidad que ofrecer

¿Por qué creáis estos huérfanos?

¿Por qué los dejáis en la calle?

Ellos son la oscura semilla

De nuestra perdición,

 

180 Ellos se unirán

Con aquellos que nos odian,

Ellos seguirán los pasos

Del Chiquillo de Brujah,

Ellos harán que la sangre

 

185 Rauda y roja se deslice,

Ellos odiarán los muertos,

Ellos comerán nuestra especie,

Ellos golpearán

Y gritarán a nuestras puertas,

 

190 Ellos llorarán alto

Pidiéndonos justicia.

Sin-Clan, todos,

Destruirán nuestros muros.

Sin-Clan, todos,

 

195 Conocerán caminos secretos.

Sin-Clan, todos,

Son el sucio logro de Lilith.

Sin-Clan, todos,

Justo han Despertado.

 

200 Sin-Clan, todos,

¡Ni familia, ni símbolo,

Ni lealtad ni antiguo!

Cuidaos de quienes andan

Sin un Clan que los proteja,

 

205 Pues serán nuestra perdición.

¡Pobres! Adoptad los huérfanos

Siempre que podáis hacerlo,

Pero vigiladlos bien,

Ya que en su interior

 

210 Germina la semilla

De la maldad de su Sire.

 

Del Amor

 

Y le preguntaron

A Caín, el viejo Padre:

“¿Por qué nos ordenas

Que no Abracemos

 

5 A aquellos que amamos?”

Y Caín les dijo a ellos:

“El Amor es la dulce lluvia

Que lentamente cae

De Aquél en lo Alto.

 

10 El Amor es el Don

De la vida.

¿No recordáis la Maldición

De Ariel?

¿Que comeríamos sólo cenizas,

 

15 Beberíamos sólo sangre?

La sangre no es dulce lluvia,

Nuestra bebida

Toma la vida”.

Y los ojos de Caín

 

20 Tomaron el aspecto

De las Visiones,

Y se detuvo, y habló:

“Pero si alguna vez

A uno de nosotros

 

25 Un mortal nos da amor,

Sin Ordenes, sin Temor,

Sin compulsión alguna

Un Amor es dado

Libremente, entonces

 

30 Este Amor será

Como la gentil lluvia

Incluso para el más bajo

De todos nosotros.

Y aunque jamás

 

40 Deberemos Abrazarlo,

Éste nos alimentará

Como si cenáramos

En la mesa de nuestro Padre,

Satisfacerá

 

45 Nuestra más profunda sed.

¡Pero escuchadme,

Chiquillos míos!

Los Hijos de Seth, siempre

Nos odiarán una y otra vez,

 

50 Pues somos sus predadores,

Somos sus Señores,

Y ellos lo saben,

En lo hondo de su alma.

¡No busquéis el Amor

 

55 Entre ellos!

No os lo darán.

No seáis locos.”

 

De las Bestias Lunares

 

“¿Y de las Bestias Lunares,

Quienes nos cazan, Padre?”

“Llegará un tiempo,

En los últimos días

 

5 Cuando las Bestias Lunares

Empezarán a inquietarse

Y se estarán extinguiendo.

Como un lobo enfermo

Que debe dejar la manada,

 

10 Preferirán luchar

Antes que morir enfermos,

Así pues nos encontrarán,

Y nos matarán.

¡Observad atentamente

 

15 Al Clan de la Bestia!

Pues guardarán la llave,

Establecerán la protección,

Establecerán la astucia,

Establecerán la paz.”

 

El Tiempo de la Sangre Débil

 

Llegará un tiempo, cuando

La Maldición de Aquél en lo Alto

No será tolerada,

Cuando el Linaje de Caín

 

5 Se acabará.

Cuando la Sangre de Caín

Sea débil y no haya Abrazo

Para esos Chiquillos,

Pues su sangre fluirá

 

10 Como el agua, y su Potencia

Se marchitará.

Entonces,

En este tiempo sabréis,

Que la Gehenna se os acerca.

 

El Despertar del Padre Oscuro

 

Llegará un tiempo,

Cuando las cabezas

De los tres Príncipes

Mirarán el ardor

 

5 Del amanecer

Sobre un blanco pilar.

Llegará un tiempo

Cuando una anciana ansia

Se despertará,

 

10 Profunda en los bosques norteños,

Y consumirá

A todos sus chiquillos.

Llegará un tiempo

En que una Antigua Oscuridad

 

15 Se agitará

Bajo una ciudad que ha olvidado

Y sorprenderá al Antiguo,

Su chiquillo.

De estos signos, sabréis

 

20 Que el Padre Oscuro,

Bastardo de Caín,

Despertará, y beberá

La sangre sacrificada a él.

De estos signos, sabréis

 

25 Que ha llegado el momento

De exigir la seguridad

De tu Clan, Y luchar contra

El Padre Oscuro.

De estos signos, deberéis saber

 

30 Que la Gehenna espera,

Incluso tras la puerta,

Como un actor en bastidores

¡Está viniendo! ¡Está cerca!

¡Brilla negro el sol!

 

35 ¡Brilla roja la luna!

La Gehenna pronto llegará.