Linaje Feérico: Pooka (1ª Parte)

Introducción del linaje feérico de los Pooka.

Los Pooka son de los más encantadores y amistosos de la Estirpe. Sin embargo, también son bribones, sinvergüenzas y traviesos, conocidos por sus costumbres mentirosas, excéntricas y malévolas. Si los Eshu son temerarios, los Pooka están locos. Sus vidas son una mezcla constante de bromas, mentiras y acrobacias salvajes. Les gusta jugar y odian el trabajo. La tradición feérica afirma que los Pooka descienden de los sueños inocentes de tiempo atrás, cuando los mortales veían a los animales jugando y deseaban poder ser igual de libres que ellos.

Todo es impresionante para un Pooka. Encuentran difícil tomarse la vida mundana en serio, y harán cualquier cosa para alejar la tristeza que conlleva. Si llevan una parte de esta tristeza en lo más profundo de sus corazones, tú nunca podrás saberlo. Las vidas de los Pooka son un caos feliz y borroso. Persiguen a los abatidos casi con desesperación. Ninguna broma es demasiado baja si consigue una risa.

La verdad es anatema para un Pooka. Cualquier cosa que diga estará aderezada con mentiras para hacerla más interesante. Después de esparcir la locura y la información errónea, se retirarán a algún lugar seguro desde el que poder contemplar la diversión. Si el objeto de sus bromas se enfada el Pooka se sentirá confuso. Quizá el centro de su atención necesita algo de ayuda con su sentido del humor. Quizá se necesita algo más de trabajo para “animarle”. O quizá está afectado por una maldición mortífera: es mundano. La mundanidad resulta molesta para los Pooka, y tienen un miedo aterrador a volverse banales. Su excentricidad es su forma más fácil de escapar.

El mundo mortal es un misterio para ellos: son criaturas exóticas que comparten una afinidad primaria con los animales a los que se parecen. Son consumados cambiaformas, e incluso en su aspecto mortal siempre llevan algún signo de su alter ego animal. De hecho, un Pooka puede adoptar la forma de su animal escogido. Esto aumenta sus oportunidades de hacer travesuras.

La afinidad animal de un duende a menudo estará vinculada a su entorno. Los Pooka que viven en la ciudad suelen adoptar las formas de perros, gatos o incluso ratas, mientras que los Pooka rurales pueden imitar a caballos, lobos o liebres. La mayoría son mamíferos, pero hay unos pocos Pooka aves y reptiles. Los Eshu cuentan historias de Pooka leones, canguros y ornitorrincos, pero pocos les creen. Muchos creen, no obstante, que las historias de animales bromistas de todo el mundo están inspiradas sin duda en estas hadas.

A pesar de todas sus travesuras, los Pooka tienen un fuerte sentimiento de nobleza. Los Pooka Luminosos son amigos leales y valientes en la batalla. Si una de sus bromas causa un dolor real, lo lamentan sinceramente. Los Oscuros pueden ser malévolos y feroces, pero la mayoría hacen todo lo que pueden para encajar con sus hermanos Luminosos. En realidad, ¡su línea de bromas acaba en ocasiones haciendo ver que son Luminosos!.

Bandadas, rebaños y desfiles de Pooka viajan juntos realizando juegos y carnavales tanto para duendes como para mortales. Donde quieran que vayan llevan la risa, el engaño y la confusión. ¡Bienvenido al mayor espectáculo del mundo!