Linaje Feérico: Pooka (2ª Parte)

Apariencia, estilo de vida, privilegios, flaquezas… de estos “animales” juguetones y “mentirosos”.

Apariencia: Sea cual sea la forma que escogen, los pooka son generalmente lindos. Aunque sus apariencias son múltiples (dependiendo la naturaleza de sus afinidades animales) a menudos son peludos, con rasgos animales estilizados y hasta con orejas de animal.

Estilo de vida: Ya vivan como actores, payasos, malabaristas, bufones de la corte o comediantes, los pooka se las arreglan de algún modo para vivir haciendo lo que les gusta. Quizá esa es la mayor broma de todas. Los luminosos se ven atraídos por los mortales prometedores que necesitan algo de ánimo; los Oscuros actúan como confidentes de aquellos que pueden asegurarles su supervivencia. En la ciudad, uno puede esperar verles en torno a universidades, parques o quizá en el barrio bohemio. En el campo, asegúrate de ser amable con los animales con los que te encuentres.
Infantiles: Son angelitos, especialmente cuando creen que están a punto de descubrirles. Los infantiles Luminosos son como cachorritos juguetones, siempre causando problemas e intentando evitar el castigo. Los Oscuros son destructivos como alimañas, pero pronto aprenden el delicado arte de asegurarse de que riñan a los Luminosos.
Rebeldes: Tienen un sentido del humor notoriamente crudo. Imagínate al payaso de la clase seduciendo a la chica de tu mejor amigo mientras coloca una bomba fétida en el sistema de ventilación de la escuela. Cuando sus bromas están funcionando realmente bien, tendrán incluso un brillo luminiscente en sus ojos. Ten cuidado cuando un pooka rebelde empieza a afilar sus garras.
Gruñones: Envejecen con estilo. La mayoría adopta trabajos en los que los bufones pueden vivir con comodidad. Aunque su sentido del humor nunca desaparece, se hace más sutil. Los barbagrises pooka suelen preferir las bromas elaboradas, que pueden tardar semanas en orquestar con propiedad.

Afinidad: Naturaleza.

Privilegios:
Cambiaformas: Cada pooka tiene una afinidad con un animal de su elección. Cuando está a solas puede trasformarse en ese animal (o revertir a su forma) en un turno. Cambiar de forma cuesta un punto de Glamour, pero revertir a su forma es gratis. El pooka tiene todas las habilidades naturales del animal (garras, velocidad, salto…) aunque sólo es posible que asuman las formas de animales mundanos. Incluso en las formas grandes y temibles suelen ser más juguetones que mortíferos, hasta en combate.
Los changelings pueden reconocer la forma animal de un pooka en su aspecto mortal. En realidad no necesitan ver la forma animal para imaginársela: a menudo el pooka comparte algunas de las cualidades más significativas del animal. Un gato pooka, por ejemplo, puede lamerse los dedos tras cada comida, o ronronear cuando lo acarician. En su semblante feérico, puede que tenga orejas pequeñas y una larga cola ondeante.
Confidente: El encanto innato de un pooka derriba incluso las barreras de la gente más fría. Si añadimos la curiosidad feérica a esto, se convierte en un confidente de primera. Una vez por conversación, un pooka puede tirar Percepción + Empatía (o Subterfugio) para hacer que un duende o mortal lo suelte todo; la dificultad es la Fuerza de Voluntad de su “víctima”. Cada éxito permite una respuesta verídica a una pregunta personal. Sin embargo este no es un efecto instantáneo. Extraer la información requiere tiempo, esfuerzo e interpretación.
Este privilegio funciona con normalidad siempre, incluso con mortales.
Un pooka nunca puede fracasar en una tirada de Empatía o Subterfugio.

Flaquezas:
Mentir: La gente puede confiar en un pooka, pero nadie en su sano juicio le creerá. Son famosos por sus elaboradas mentiras. No importa lo serio que sea el asunto, un pooka siempre mezclará en él alguna mentira. Está en su naturaleza. Un pooka debe hacer una tirada de Fuerza de Voluntad (dificultad 8) para decir sólo la verdad.
Distintos pooka tienen distintos estilos de mentir. Algunos pooka Luminosos siempre dicen lo opuesto a lo que quieren decir, mientras que muchos Oscuros dicen verdades aquí y allá a propósito para coger por sorpresa a sus oyentes. Los pooka Oscuros ocultan a veces sus mentiras con sumo cuidado – si un Oscuro pasa una tirada de Fuerza de Voluntad al inicio de una escena, puede mezclar verdades y mentiras a su antojo. Esto puede hacerle aun más peligroso…

Contemplad la astucia y sabiduría de Runcible Shaw, cronista de eventos peculiares.
Sobre los Boggans: Nunca están cercas cuando los necesitas. Y cuando están, ¡son tan quisquillosos! ¿Por qué el último que me encontré sólo me dio tres platos de postre?
Sobre los Eshu: Quédate cerca de estos tipos y tendrás una vida bastante tranquila. No puedo pensar en una forma más segura de viajar a campo traviesa.
Sobre los Noockers: Los nockers tienen una joie de vivre tan maravillosa… Oír cómo regalan nuestros oídos con sus grandes elogios por todo es una delicia. ¡Explícanos otra vez lo que dicen sobre los artesanos boggans!
Sobre los Redcaps: Mmmmm… toma. Enciende esta mecha y dásela a ese redcap de allí. Te estará muy agradecido. Te esperaré detrás de este troll.
Sobre los Sátiros: Sus fiestas necesitan definitivamente a unos cuantos pooka para animarlas. ¡Adereza el ponche y mira cómo empieza la diversión!
Sobre los Sidhe: Tan regios. Tan elegantes. Debe ser maravilloso ser el centro de tanta política e intriga.
Sobre los Sluagh: Parlanchines y animados.
Sobre los Trolls: Si alguna vez te metes en más problemas de los que puedas manejar, ponte detrás de uno de estos.

Cita: Por supuesto. Fue entonces cuando me dí cuenta que debía salvarlos a todos. Es sorprendente lo que puede hacer el superpegamento a la vaina de una espada.

Ricardo Blanch

Tiburk

Un amante de los juegos de rol...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.