Linaje Feérico: Redcaps (2ª Parte)

Apariencia, estilo de vida, privilegios, flaquezas… de estos temibles duendes.

Apariencia: Los redcaps tienden a una constitución sólida, con piel grisácea moteada y piernas gruesas y abiertas. Incluso los redcaps Luminosos tienen ojos horribles, inyectados en sangre, narices esqueléticas y rostros rojizos arrugados. Sus bocas llenas de dientes amarillos, torcidos y afilados que usan para morder y desgarrar.

Estilo de vida: Cuanto más violento es el vecindario, más a gusto se encuentra el corby de redcaps. La idea de vivir fuera de una ciudad puede resultar aterradora para algunos. Dirigir una banda puede ser un oficio respetable; unirse a una banda es a veces una cuestión de supervivencia. Aquellos que pueden encontrar tiempo fuera de sus corbys pueden trabajar como boxeadores, matones o artistas callejeros.
Infantiles: Los redcaps son bravucones, y la tiranía del patio de juegos es su ley. Sus aficiones son más sádicas que mortíferas. El dolor de los demás los llena de alegría.
Rebeldes: Son peores. Como gángsteres, vándalos y alborotadores viven para arruinar las vidas del resto, incluso de la forma más simple. El piercing y los tatuajes son formas de arte competitivas entre ellos, y prefieren adornarse con agujas, cadenas, clavos y tornillos. El primer piercing de un redcap es un rito de iniciación, sin importar si ha dado o no su consentimiento.
Gruñones:Se han ganado la admiración de la Corte Oscura, y piden respeto con la violencia, la arrogancia y las amenazas. Algunos pistoleros de la banda cometen el error de desafiar a estos viejos bastardos, pero pocos sobreviven. Sus proezas en la batalla son realmente sorprendentes y totalmente despiadadas.

Afinidad: Naturaleza.

Privilegios:
Apetito Oscuro: Los redcaps pueden comerse literalmente cualquier cosa. Pueden mascar coches y abrirse camino a mordiscos en las paredes. Sus dientes de bulldog son brutalmente afilados y duros como el acero; su sistema digestivo es (afortunadamente) un misterio. La mayoría prefieren la comida humana o animal, pero cuando el hambre acucia, cualquier cosa vale, cualquier cosa.
Mientras un redcap pueda poner su boca sobre algo, puede comérselo. Los objetos mayores se mastican en trozos más pequeños. Digerir algo particularmente dañino o duro (como madera, acero, novelas rosas o residuos tóxicos) requiere el gasto de un punto de Glamour. Mantén los brazos y las manos lejos de los redcaps.
En cualquier momento en que un redcap intenta usar este privilegio en combate, debe gastar un punto de Glamour, igual que si estuviera intentando comerse algo no comestible. El daño de base del mordisco de un redcap es Fuerza + 2 (dificultad 5). Además, el redcap puede intentar seccionar la extremidad de un oponente. Cortar una extremidad con este poder requiere cinco éxitos en una tirada de Destreza + Pelea (dificultad 8), o tres éxitos si la víctima ha sido sometida a una presa primero. Este ataque inflinge un mínimo de tres Niveles de daño si tiene éxito, además de cualquier daño conseguido en la tirada.
Acobardar:Los redcaps pueden intimidar a cualquier cosa, incluso a objetos imaginarios o quiméricos. Las dificultades de todas las tiradas de Intimidación se reducen en una. Una tirada con éxito hace que una quimera obedezca sin rechistar; las criaturas sintientes pueden resistirse con Fuerza de Voluntad (tirando contra una dificultad igual a la Fuerza de Voluntad del redcap).
Este privilegio funciona siempre con normalidad, incluso en presencia de mortales o seres sobrenaturales no encantados.

Flaquezas:
Mala actitud:A nadie le gustan los redcaps, ni siquiera a otros redcaps. Algunos feudos nobles intentan ignorarlos o matarlos como norma. Como parte de este estigma, sufren un +2 (o más) a las dificultades de cualquier tirada que implique una situación social que no sea de intimidación.

No te muevas. Danny Sandbags, un escudero de Sir Du Bois, está a punto de darte su opinión.
Sobre los Boggans: Si necesitas hacer la colada, busca a uno. La lástima es que se suelen asustar fácilmente con las manchas de sangre.
Sobre los Eshu:Eres un estúpido si apuestas con un eshu. No obstante, tienen grandes historias sobre batallas.
Sobre los Nockers: ¡Qué grano en el culo son esos tíos! Joder, joder, joder. Les daré algo sobre lo que lamentarse.
Sobre los Pooka: Mmmm… oh, perdona. Estaba pensando en aquellas trampas que puse.
Sobre los Sátiros: Si estás buscando una bebida fuerte o una chica, esos chicos te echarán un cable.
Sobre los Sidhe:Mantente alejado de los sidhe. Pueden parecer débiles pero te convertirán en sushi con sus espadas. Y si azuzan el feudo contra ti… estás jodido.
Sobre los Sluagh:¿Y esos dicen que yo soy nauseabundo? ¿Has visto dónde viven los Sluagh?
Sobre los Trolls: Duros en la lucha. Estúpidos, pero duros. Tu mejor oportunidad es intentar superarlos en número.

Cita: ¿Estás intentando empezar algo conmigo? ¡Inténtalo, chico! ¡Je, je, je! ¡Pintaré las paredes con tu sangre!