Linaje Feérico: Sátyros (2ª Parte)

Apariencia, estilo de vida, privilegios, flaquezas… de estos duendes apasionados.

Apariencia: Los sátiros son delgados y velludos; ambos sexos llevan el cabello largo y raramente se afeitan. Las cabras no tienen vergüenza alguna respecto a sus costumbres, y aprecian la sensualidad en todas sus formas. Tienen piernas peludas, pezuñas de cabra y pequeños cuernos que nacen en su frente. Las pocas ropas que llevan normalmente son resistentes y fáciles de quitar.

Estilo de vida: La música es una pasión común entre las cabras y hacer de ella una forma de vida es su estilo de vida ideal. Destilerías, bares y discotecas atraen a los rebaños de sátiros. Llevan su resistencia al límite, y se esfuerzan por extraer todo el placer que pueden de la vida.
Infantiles: Los sátiros infantiles también son llamados “faunos”. Aprender las habilidades principales de la vida – como cantar, música, correr y luchar, son sus principales preocupaciones. Sus interpretaciones musicales son normalmente exquisitas. Los infantiles tienen pequeñas protuberancias blandas en vez de cuernos.
Rebeldes: Son la propia esencia del caos feérico: lascivos, incontrolables y salvajes. Come, bebe y diviértete, porque puede que mañana seas viejo. Cada par de protuberancias crece hasta convertirse en cuernos. El tamaño de los cuernos de los varones es fuente de orgullo, así como el centro de muchas bromas. Unos 18 cm son la media del despliegue de virilidad varonil; los cuernos de las hembras son algo más pequeños.
Gruñones: Buscan la sabiduría para escapar de la tristeza de su juventud perdida. Aunque disfrutan de una buena bebida y de un debate animado, saben que sus mejores años quedan atrás. Cuando la tristeza de un barbagris se vuelve demasiado grande, su trago se lo lleva para una última juerga épica: el gruñón muere al amanecer del día siguiente. Los cuernos de un sátiro barbagris son impresionantemente grandes, y a menudo se curvan hacia atrás sobre la cabeza como los de un carnero.

Afinidad: Hada.

Privilegios:
Don de Pan: Las fiestas dionisíacas son rituales para estos duendes. Cantar, la música y la danza pueden usarse para avivar la pasión carnal de mortales y hadas. Cualquiera que falle una tirada de Fuerza de Voluntad (dificultad 7) se ve arrastrado por deseos ocultos y las actividades de la noche.
Después de una o dos horas, la Banalidad de aquellos que están en la zona desciende lentamente. Todo el mundo implicado, mortal o no, ve su Banalidad permanente reducida en 1 mientras los sátiros sigan actuando. Los trasgos pueden combinar sus esfuerzos para hacer descender aún más la Banalidad. Cada sátiro que alimenta el fuego puede disminuir la Banalidad temporal de los asistentes en 1, hasta un mínimo de 2. Estos efectos sólo duran mientras los sátiros siguen tocando. La Banalidad perdida vuelve a un ritmo de 1 por hora.
Resistencia física: Todos los sátiros suman 1 a su resistencia, incluso si esto la aumenta por encima de 5. esta bonificación es efectiva en todo momento. Cuando invocan a la Fantasía y asumen su forma feérica, o cuando no están en presencia de mortales o de no encantados, sus patas de cabra les llevan a velocidades sorprendentes. Cada turno pueden moverse 25 metros + tres veces su destreza.
Sin importar la forma, los sátiros no pueden fracasar en tiradas de Atletismo.

Flaquezas:
Maldición de la Pasión: La pasión tiene sus momentos desagradables también. Los sátiros son propensos a excesos, especialmente cuando están borrachos. A la menor provocación explotan en un torrente de furia o en un mar de lágrimas. Más aún, en las raras ocasiones en que intentan resistirse a la tentación, las dificultades para todas las tiradas de Fuerza de Voluntad aumentan en dos.

Toma otra copa mientras Gregorius Galli te habla de la Estirpe
Sobre los Boggans: Trabajan duro, pero la comodidad es su mayor objetivo. Supongo k es la vida que quieren. Pero no creo que valga la pena.
Sobre los Eshu: Sí, sus historias son magníficas, pero su conversación aún es mejor. Habla con uno sobre sus viajes y aprenderás un montón.
Sobre los Nockers: Su cinismo no dura para siempre, y si están trabajando en algo se dejarán la piel en ello.
Sobre los Pooka: Excepto por sus molestas bromas, pueden ser útiles si sabes manejarlos.
Sobre los Redcaps: Qué vergüenza. Piensan que conocen la pasión, pero solo conocen la anarquía.
Sobre los Sidhe: Nunca los entenderé. En un momento son frágiles y delicados y al siguiente son grandes héroes. Qué raros.
Sobre los Sluagh: Su sabiduría es oscura y dolorosa. Por desgracia están demasiado atrapados en su tristeza como para ver las verdades de la vida.
Sobre los Trolls: ¿Quieres ver nobleza? Sé testigo de la devoción y el honor de un troll.

Cita: Oh, sí. Toda la sabiduría se halla en la pasión. Por cierto, tus ojos son encantadores a la luz del fuego…