Linaje Feérico: Trolls (2ª Parte)

Apariencia, estilo de vida, privilegios, flaquezas… de estos duendes honorables.

Apariencia: Los trolls son grandes, entre 2 y 3 metros, con fuertes huesos y músculos de levantador de pesas. Los gigantes Luminosos ostentan un aire de nobleza; aunque pueden preferir un aspecto nórdico tienden a tener piel azulada y espeso cabello negro. Todos, sin embargo, tienen los ojos verde pálido o azul helado. Los trolls tienen grandes y poderosas mandíbulas, dientes similares a los de un lobo y pequeños cuernos crestados en su frente.

Estilo de vida: En su vida mortal, los trolls escogen profesiones honradas donde pueden usar sus habilidades. El atletismo y el trabajo policial son dos posibles vocaciones. Sus gustos son espartanos y prefieren el trabajo a la relajación.
Infantiles: Crecen rápido. Aprenden que el comportamiento de los niños es débil, y asumen deberes honorables a una edad temprana. La infancia es algo que es mejor dejar atrás. Se vuelven estoicos.
Rebeldes: Ponen a prueba su fuerza y habilidades hasta el límite. Las grandes adversidades les inspiran grandes tareas. Sin embargo, son muy modestos respecto a sus logros, y siempre intentan superarse a sí mismos.
Gruñones: Son más lentos que sus hermanos más jóvenes pero poseen una fuerza sobrehumana. Después de una carrera de servicios, escogen una persona o lugar que proteger hasta la muerte. Ninguna fuerza en la tierra puede mover a un troll barbagris que se ha decidido a algo.

Afinidad: Hada.

Privilegios:
Poder Titánico: Los rebeldes ganan un Nivel de Salud Magullado y un punto de Fuerza adicionales durante la creación del personaje, incluso si esto sube la característica por encima de 5. los gruñones consiguen dos puntos extra en Fuerza y dos Niveles Magullado adicionales (hasta un total de nueve Niveles de Salud). Sin embargo, los barbagrises también suman 1 a todas las dificultades de las tiradas que impliquen Destreza.
Esta fuerza extra no funciona en presencia de mortales o seres no encantados a menos que el troll haya invocado la Fantasía.
Testarudez: Nada puede influir a la devoción de un troll por el deber. Cuando están al servicio de una causa, los trolls tienen dos dados extras en las tiradas de Fuerza de Voluntad para resistirse a tentaciones o distracciones.
Este privilegio siempre funciona.
Ningún troll puede fracasar en una tirada de Alerta o Atletismo.

Flaquezas:
Vínculo del Deber: Cualquier troll que se atreve a renegar de su palabra o de un juramento se pone enfermo y pierde su Poder Titánico. Sólo reparando su ofensa a la confianza depositada en él, puede recuperar su privilegio. Normalmente esto implica cumplir un nuevo juramento. Los trolls Luminosos nunca mienten a los duendes a los que protegen. Los trolls Oscuros, cumplen con su vínculo del deber, pero normalmente prefieren apoyar a duendes de reputación más dudosa. La confianza debe funcionar en ambos sentidos; si se traiciona la confianza de un troll, montará en cólera y deberá tirar Fuerza de Voluntad (dificultad 8) para evitar actuar violentamente. Su estoicismo esconde una gran ira, tal vez una que los ha acompañado desde que la Tierra era joven…

Baja tus armas y presta oídos a Eric Grimmson, un guardián del feudo del Sol Poniente
Sobre los Boggans: Los plebeyos se cuidan de las tareas esenciales de un feudo. Sin ellos, ¿dónde estaríamos?
Sobre los Eshu: Quizás son un tanto deshonestos, pero siempre encuentran aventuras. ¡Cómo envidio eso!
Sobre los Nockers: Ingeniosamente listos, lo admito, pero es mejor que ignores sus quejas.
Sobre los Pooka: Ladrones. Mentirosos. Locos. Nunca dejes que uno se ponga detrás de ti.
Sobre los Redcaps: ¡Demasiado ruido y furia! Un buen golpe y caen sangrando.
Sobre los Sátiros: Simulan ser sabios para justificar una vida de libertinaje.
Sobre los Sidhe: Pueden ser pomposos, pero defienden la caballería. Si un sidhe es fuerte, debes apoyarle. Si cae debes sustituirle.
Sobre los Sluagh: Si su información es tan de fiar, ¿por qué tienen que susurrar y esconderse?

Cita: En tanto mi señor requiera los servicios de mi hoja, permaneceré a su lado.