Linea de Sangre – Giovani

Si os gustaría saber qué depara el futuro, es que lo habéis entendido al revés. Debierais asir el futuro en vuestras manos y moldearlo a vuestra voluntad.

Ningún otro Clan sabe de dónde provienen. Pueden te­ner documentos, narraciones orales y conocimiento susurrado, pero no hechos. Los Jóvenes no necesitan en­frascarse en acalorados debates sobre sus orígenes. Todos los Giovani saben de dónde vienen y adónde pertenecen.

Hace menos de doscientos años, el viejo Augustus cerró un trato con el diablo. Les agrada contar la historia de cómo creció durante la terrible hambruna en el cambio de milenio, cuando las madres se comían a sus propios hijos y los niños hambrientos recurrieron a las tumbas de sus padres para darse un festín con sus cuerpos putrefactos. Las cosas que vio le permitieron comprender lo que yace más allá, y las cosas que hizo le dieron la habilidad de interactuar con ello. Su talento no tardó en llamar la atención de los eruditos de la muerte Capadocios, y el mismo Cappadocius lo escogió para la vida eterna, o lo mejor que hay tras lo que sólo Dios puede ofrecer. Augustus supuso que ya se había tostado bastante al Sol en los campos resecos y no le suponía ninguna novedad beber sangre para paliar su sed. En cuanto a tratos se refiere, el que le ofrecía este demonio le veían que ni pintado.

El nuevo milenio era suyo para que lo tomara. Pronto, reunió a sus amigos de la infancia y creó un grupo muy unido de individuos con ideas similares que compartieran su visión, su ambición y, finalmente, su Sangre. Se llama­ron unos a otros hermanos, porque ninguna otra palabra definía lo que compartían. Algunos decidieron forta­lecer sus propias familias mortales para que nunca más les faltara alimento ni comodidades. A medida que pasaba el tiempo se embarcaron en actividades comerciales, lo que los elevó muy por encima de su posición anterior. Volviéndose más ricos y poderosos a cada noche que pasaba, los Jóvenes llamaron la atención de los demás Cainitas.

Cuando los otros vampiros repararon en esta joven y supuesta hermandad e intentaron comprender quiénes eran en realidad, no encontraron otra cosa aparte de secretos. Después de todo, siendo una nueva Línea de Sangre de un Clan que ya era misterioso y reservado, fue imposible encontrar información clara sobre quiénes eran los Giovani y qué podían hacer. Los rumores se propagaron como un incendio y los Jó­venes se aprovecharon de ello. Los Cainitas adoran imaginarse que todos los vampiros son poderosos maquinadores en las sombras de la historia, así que ¿por qué deberían entonces desmentir los rumo­res sobre una familia romana de necromantes? Lo mejor sería aprovecharlos y añadir unas notas sobre consejos adivinatorios a los emperadores.

Sobrenombre: Jóvenes, Giovanotti (Jovenzuelos).

Apariencia: Los Giovani son pocos y de apariencia variada, aunque los une la apariencia cenicienta característica de los Capadocios (salvo algunas excepcio­nes). Dependiendo de su origen, un Joven puede exhibir cualquier rasgo típico de la amplia gama del Mediterráneo, con tonos de piel desde el oliváceo oscuro al crema claro, cabellos que van desde brillantes ondas pelirrojas a rizos negros como alas de cuervo y una amplia variedad de ojos, bocas y narices.

Refugio y presa: La mayoría de Jóvenes vive con su familia mortal. La verdad sobre su no-vida la conocen dependiendo de la cercanía de las relaciones familiares, y a menudo conllevan acalladas sospechas de lepra u otras condiciones cutáneas que no deben ser mencionadas fuera de casa. La familia es el mejor refugio de un Giovani sin importar su localización física. Sin embargo, su creciente riqueza implica que a menudo residen en grandes caserones con numerosas habitaciones y cocinas separadas. Muchas familias acogen aprendices y sirvientes.

La práctica médica de las sangrías, junto con el apoyo de una familia unida, hace que un Joven raramente tenga que alimentarse fuera de su refu­gio. Si eso pasara, normalmente se alimentan lejos de su hogar para evitar sospechas.

Trasfondos: El grupo inicial Abrazado por Augustus planeaba con­ceder el Abrazo con cuidado y con el propósito de mantener a su familia a la vez que incorporaban nuevos talen­tos. Así pues, los nuevos Chiquillos proceden de las filas de sus familias mortales o de ambiciosos foráneos que se abren camino entre los nuevos estratos sociales.

Creación de personajes: Los Jóvenes valoran una com­prensión excepcional y una fuerte resolución. Los Atri­butos Mentales y las Técnicas son normalmente primarios, aunque no desdeñan los Co­nocimientos. Sus Naturalezas, Conductas y Virtudes reflejan su ambición y las relaciones de familia, y la mayoría de sus miembros siguen el Camino de la Humanidad. Los Trasfondos más comunes incluyen Criados, Recursos, Rebaño y Aliados. Su Generación también suele ser baja, nunca superior a la Undécima.

Disciplinas de Clan: Auspex, Fortaleza, Necromancia.

Debilidad: Como los demás miembros del Clan Capa­docio, los Giovani tienen un tinte ceniciento en su piel que hace a los mortales conscientes de su extraña naturaleza. Los escasos miembros de la Línea de Sangre más cercanos a Augustus son perfectamente capaces de simular que la sangre aún circula por sus venas, aunque su Beso es extremadamente doloroso. Algunos creen que los horrores que Augustus vio como mortal llegaron a cambiar su Sangre, aunque esta Debilidad no parece tener patrón ni causa comunes.

Organización: La cualidad principal para asegurar la devoción es la gratitud. Así pues el grupo de fundadores (con Augustus a la cabeza) promueve una estructura de re­conocimiento piramidal, donde sólo quienes más lo merecen son escogidos y elevados en posición y prestigio mediante el Abrazo. Esto implica que los hijos de poderosos matrimonios políticos han sido menospreciados en favor de gente de es­tratos sociales inferiores y a medida que aumenta el número de Giovani también crece el descontento interno.

Estereotipos

  • Nosferatu: Tan feos como inteligentes. Son excelentes alia­dos y formidables enemigos.
  • Ventrue: Tener un nombre anti­guo y rimbombante no implica ser capaz de gobernar.
  • Lasombra: Mucho ritual y pretensio­nes. Si quieren creer que son los dueños del Mediterráneo, dejadlos. Nosotros sabemos cómo son las cosas.
  • Toreador: Fantásticos clientes. Comprarían cualquier cosa que les vendamos mientras crean que es raro y excéntrico.
  • Setitas: Intentad encontrar, si podéis, las diferencias con los Toreador. Sólo hay una: tienen un plan, lo que los hace más parecidos a nosotros. No sé si eso es bueno.
  • Gangrel: Decidle a vuestras familias que eviten los bosques por la noche.
  • Assamitas: Tratadlos con respeto y ofrecedles tratos justos. No garantizo que sobrevivierais a la alternativa.
  • Tremere: Hay mucho por aprender de esta gente. Tomad nota.
  • Capadocios: Tan abstraídos en su investi­gación y sus pensamientos que apenas reparan en nosotros. Como debe ser.
  • Fantasmas: No os avergoncéis por pedirle consejo a vuestro abuelo. Sobre todo si puede espiar a vuestros ene­migos sin ser visto y recuerda a sus ancestros.
  • Ghouls: Vuestra familia y sirvientes son vuestra fuerza. Ningún otro Clan lo comprende como nosotros y ésa es nuestra ventaja.
  • Lupinos: Decidle a vuestras familias que eviten los bosques durante el día.
Ricardo Blanch

Tiburk

Un amante de los juegos de rol...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.