Linea de Sangre – Samedi

Si los Nosferatu son repulsivos y los Heraldos de las Calaveras son horripilantes, aún no se ha inventado una palabra para describir a los Samedi. El origen de estos extraños vampiros, parecidos a cadáveres putrefactos, así como su propio nombre, se encuentra en el Caribe y la religión del vudú. El Barón Samedi, en la leyenda, es el loa de la muerte y el culto a los ancestros. Los vampiros que llevan su nombre y rostro (pues Samedi suele ser representado como un cadáver, aunque no uno tan desagradable como los Fiambres) también comparten su conducta ruda y contundente.

De hecho, un vampiro conocido como “Barón Samedi” parece ser el Fundador, o al menos el miembro existente más antiguo de la Línea de Sangre. Los Samedi pueden parecer una escisión de los Nosferatu, pero sus Poderes de Tanatosis (una Disciplina para manipular la carne muerta) sugieren una conexión con los Giovanni o con sus malogrados predecesores, los Capadocios. Pero si ése es el caso, los Samedi y los Giovanni separaron sus caminos hace mucho, pues ninguno
tiene nada bueno que decir acerca del otro. La razón para esta enemistad no es algo que ningún miembro de ambos linajes discuta en público, pero aparentemente los Giovanni tienen cierta historia en común con el mismísimo Barón. Éste, aún activo en los asuntos de la Línea de
Sangre, se niega a discutir el “trato” que tuvo con Augustus Giovanni, pero debe haber sido algo muy grave para que persista el desagrado mutuo.

Los Samedi ejercen de sicarios y asesinos en la sociedad vampírica. No lo hacen por razones ideológicas, como los Assamitas, y por eso mismo los contratan los Vástagos que quieren obtener aquello por lo que han pagado. Los Samedi no aceptan contratos contra los Nosferatu ni,
extrañamente, los Giovanni, sin una tarifa elevada de por medio, lo que sugiere alguna consideración o temor hacia estos Clanes.

Al igual que tantos otros asuntos de su linaje, los Samedi no se pronuncian sobre el asunto.

Apodo: Fiambres.

Secta: Los Samedi ocasionalmente se unen a la Camarilla o al Sabbat, pero la mayoría se considera
Independiente.

Apariencia: Decir que un Samedi se parece a un cadáver putrefacto no es, lamentablemente, un eufemismo de ningún tipo. Su carne es flácida y tiende a derramar fluidos si se presiona demasiado fuerte. Sus oídos y narices se han podrido por completo (aunque siguen funcionando norque luego vuelven a crecer. La piel se retrae de los ojos, al igual que las encías de la dentadura, dándoles la apariencia de cráneos sonrientes, pero les cuelga demasiada carne del cráneo como para llegar al horror descarnado de los Heraldos de las Calaveras. Algunos Samedi son secos
y correosos, como momias sin vendas. Estos Fiambres aún apestan, pero su hedor tiene más reminiscencias de flores podridas y vieja descomposición que de putrefacción fresca.

Refugio: Los refugios de los Samedi están en lugares donde un cadáver putrefracto y su hedor no estén fuera de lugar. Morgues, tanatorios, cementerios y plantas de envasado de carne pueden alojar a los Samedi. Algunos miembros de la Línea de Sangre eligen morar bajo tierra, como los Nosferatu, pero esto ocasiona conflictos entre los Fiambres y las Ratas de Alcantarilla.

Trasfondo: Los Samedi son un linaje relativamente joven. No se conoce a ningún Samedi con más de 250 años. La mayoría de los más viejos proceden de las islas del Caribe o del sureste de los Estados Unidos. Los Samedi Neonatos no siempre comparten esta conexión con el vudú, pero frecuentemente estaban cerca de la muerte (de un modo u otro) antes del Abrazo.

Creación del personaje: Aunque los Atributos Físicos son una prioridad para aquellos Samedi que trabajan como asesinos y sicarios, muchos priorizan los Rasgos Mentales. Rara vez tienen los Trasfondos de Rebaño o Recursos, y su naturaleza poco amigable y solitaria implica que Mentor y Aliados son igual de raros.

Disciplinas de Clan: Fortaleza, Ofuscación y Tanatosis

Debilidad: Los Samedi, como se ha dicho, están podridos más allá de cualquier descripción. Los personajes Samedi tienen una Apariencia de cero y fallan automáticamente todas las tiradas de Apariencia.

Organización: Los Samedi son demasiado poco comunes como para estar organizados. Pueden cruzar ocasionalmente sus caminos e intercambiar historias, pero no hay ningún plan ni calendario para estos encuentros, al menos por lo que se sabe fuera de la Línea de Sangre.

Estereotipos

Camarilla: Cuidado. Estos bufones tienen una razón intrínseca para echarnos al fuego, y no
temen usarla.
Sabbat: Sea como sea, son más honestos que la Camarilla. Pero yo ya huelo como un cabrón
muerto; no necesito ser realmente un cabrón muerto.
Giovanni: Sólo porque seas más viejo que yo no significa que me importe una mierda lo que pienses, forastero.

Visión desde fuera

Camarilla: Estamos todos de acuerdo en que nuestra supervivencia continuada se basa en que
los mortales no sepan acerca de nosotros, ¿no? ¿Qué tal si nos deshacemos de esta ruptura andante de la Mascarada?
Sabbat: Ellos siguen al Barón, yo prefiero bailar con Erzulie. Pero da gusto saber que la familia aún
nos habla.
Giovanni: Así que pueden almacenar mierda en sus estómagos muertos. Esto no es Necromancia.
Eso es como… biología.


Cita: Ríete de mí otra vez y te doy un abrazo, puta cursi.

Ricardo Blanch

Ricardo Blanch

Un amante de los juegos de rol...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.