Los Enanos en Reinos Olvidados – Historia

Semana de los Enanos

Historia

Según la historia ancestral de los enanos fueron forjados en las profundidades de Abeir-Toril con hierro y mithril en la Forja de Almas, moldeados por el Padre de los enanos Moradin. Los enanos se abrieron paso a la superficie sorteando muchas dificultades hasta llegar a su nuevo hogar. Consta que los primeros asentamientos enanos aparecieron en Yehimal, la gran cordillera que separa los 3 continentes: Faerun, Kara-Tur y Zhakara. A partir de ahí los enanos emigraron hacia los tres continentes y es una raza extendida actualmente.

Los enanos que emigraron a Faerûn se asentaron en Sémfhar, una rama aislada se fue mas al norte para mas tarde ser conocidos como los enanos árticos. El primer gran reino enano fue establecido en la caverna de Bherynden bajo el Sheír. Mas tarde un enano conocido como Teirk Shanat El Cruzado, seguido por multitud de enanos emigraron mas al oeste para fundar el imperio del Shanatar bajo los imperios de la arenas y el lago del vapor. Estos enanos fueron conocidos como los enanos escudo, de entre ellos el dios Dumazhoin eligió a unos pocos y se convirtieron en los extraños enanos úrdunnir.

Bherynden cayo frente a los drow y los enanos del Sur fueron exiliados. Los ilicidos de Oryndol esclavizaron al Clan Duérgar del Shanatar, a través de experimentos cambiaron de aspecto pero consiguieron librarse de sus captores y desperdigarse por la Infraoscuridad, son conocidos por enanos grises o duérgar. Algunos enanos que escaparon de la caída de Bherynden se refugiaron en Khult abandonando las cuevas y viviendo en la jungla, fueron conocidos como los enanos salvajes. El imperio de los drow sufrió una guerra civil que termino por colapsar la caverna de Bherynden formando la Gran Brecha, los enanos volvieron a ocupar las cavernas que la rodeaban y pasaron a ser conocidos como los enanos dorados.

Al final el imperio del Shanatar cayo frente a numerosos enemigos y los enanos escudo emigraron a las tierras mas al norte, donde fundaron numerosos imperios y ciudades. Fueron expandiéndose por el norte y la zona central de Faerûn. Debido a su baja natalidad y las numerosas guerras por el territorio contra sus enemigos el pueblo enano fue menguando y se convirtió en una sombra de lo que eran antaño. Sin embargo, el Año del Trueno (1306 CV) el dios Moradin otorgo la bendición del Trueno a su pueblo. Esta bendición aumento la natalidad enana y el pueblo fue recuperándose, estas generaciones fueron conocidos como los hijos del trueno.

La Cruzada dorada

Las causas de la Cruzada dorada hay que buscarlas en primer lugar al hecho de que en 1306 CV cuando la Bendición del Trueno consiguió que hubiera un aumento de la natalidad. Este aumento provocó que diversos grupos de enanos empezaran a moverse para reclamar nuevas cavernas. Este movimiento tuvo su punto culminante en el 1369 CV cuando un ejército de enanos dorados se puso en movimiento para conseguir recuperar las cavernas de Teirk Shanat y restaurar la gloria del antiguo reino de los enanos escudos. Sin embargo, la Cruzada Dorada se encontró por una iniciativa parecida de los enanos grises.

Por otro lado, en el año 1370 CV, el Trono de Cráneos de Dragón fue recuperado por enanos escudo del clan Ghalmrin y escondido en una de sus fortalezas. El Clan Ghalmrin tiene sangre que les enlaza con los antiguos reyes de Shanatar, pero son demasiado débiles y tienen pocos apoyos para coronarse reyes de Shanatar. Sin embargo, han empezado a ofrecer el Trono de Cráneos de Dragón a todo enano que demuestre su valía.

Semana de los Enanos

La ciudad de Bajoagujas había sido liderada por Duerra en una serie de campañas que lograron convertirla en una de las ciudades más importantes de la Infraoscuridad además de ser la que había asestado el golpe de gracia al Bajo Shanatar. Tras la conquista de la caverna Alatorin, Duerra fue ascendida por Laduguer como divinidad pero la ciudad de Bajoagujas entró en una crisis que hizo que se convirtiera en una sombra de su antiguo Imperio hasta a Era de los Trastornos (1358 CV) cuando Duerra apareció en la ciudad e inflamó la llama que lanzó a la ciudad hacía una nueva época de conquistas. Esta nueva era de conquistas lanzó a los ejércitos de la ciudad de Bajoagujas a chocar contra los enanos de la fortaleza de Colmferro, en la conocida campaña de la oscuridad que aún hoy sigue, los ilicidos de Oryndol y los drow de Undrezh. De todas estas campañas, la que más esta costando es la que se ha embarcado el Ejército de Acero con el fin de conquistar Shanatar.

En la actualidad la Cruzada se encuentra en un punto muerto. La Cruzada dorada defiende la caverna de Barakuir ante cualquier incursión de los enanos grises, mientras, estos mantienen una base fortificada en las antiguas minas de Tahtar. Los enanos grises han conseguido atraer un pequeño grupo de contempladores de la ciudad de Ilt’Zokir. Por su parte, los enanos dorados se han aliado con un grupo de tejeconjuros que habían buscado refugio en las cavernas de Shanatar.