Los Lupinos en la Edad Oscura

La gente del Medievo Oscuro cree que los vampiros son cadáveres animados que se alzan de sus tumbas para alimentarse de la sangre de los vivos.

 

Lupinos en Edad Oscura

La gente del Medievo Oscuro cree que los vampiros son cadáveres animados que se alzan de sus tumbas para alimentarse de la sangre de los vivos. También creen que alguna gente esta maldita (o han hecho pactos con el diablo) y se transforma en lobo a la luz de la luna, cazando y matando ovejas, reses e incluso a la gente antes de que recobren el sentido con la luz del día.

Estas historias sobre hombres lobo, a los que los Cainitas llaman Lupinos son igual de acertadas que las creencias populares sobre los vampiros, es decir, que algunos pequeños granos de verdad están mezclados con la paja del mito y la exageración. Incluso los Cainitas mas instruidos han reunido tan solo una pequeña cantidad de conocimientos sobre estas feroces criaturas, y a costa de grandes peligros. Los Lupinos reinan sobre los lugares ignotos y salvajes del mundo, igual que los Cainitas dominan las ciudades y pueblos, donde su presa es más abundante. Dado que los Lupinos son territoriales y defienden salvajemente sus hogares, los Cainitas sabios no viajan por la naturaleza en solitario. Los Lupinos son capaces de olfatear a los Cainitas y suelen atacar en cuanto detectan a uno. Los Lupinos están dispuestos a parlamentar en algunos casos, pero aun entonces dejan claro su absoluto desdén y desprecio hacia los vampiros. Los Cainitas prefieren evitar el tratar con Lupinos todo lo posible.

Aunque los Lupinos son salvajes, no son meras bestias. Tienen una sociedad propia, tan secreta como los clanes Cainitas. Parecen que viven en tribus estrechamente unidas de forma muy parecida a los celtas y vikingos, a los que se asocia a menudo con ellos. No parece haber una autoridad central entre ellos, cada tribu gobierna su territorio como quiera.

Arriesgando su vida y su integridad, algunos Cainitas han descubierto algunas distinciones sociales entre los Lupinos:

-Los Nobles: los hombres lobo tienen una clase nobiliaria a veces conocida como los “Señores de las Sombras” o los “Colmillos Plateados”. El papel puede ser otorgado o heredado. Los nobles Lupinos gobiernan a las tribus y dictan las leyes para su pueblo. Son fieramente orgullosos y a menudo arrogantes, pero también son los mas dispuestos a negociar si conviene a sus necesidades. Un vampiro sabio trata a un noble Lupino con todo el respeto y deferencia debidos a un rey mortal a un príncipe vampiro, ya que sin honor se ofende fácilmente y su ira es terrible de contemplar.

-Los guerreros: Las tribus Lupinas están defendidas por una orden guerrera conocida como los “Ahroun” llamados “Fianna” entre la gente de Britania y “Fenrir” en el Sacro Imperio Romano. Estos son los Lupinos mas feroces, capaces de desgarrar a un hombre en dos, de romper huesos con sus poderosas mandíbulas. Aman la lucha, y es posible que los berserkers vikingos hayan aprendido de ellos puesto que los guerreros Lupinos igualan el frenesí de un vampiro en salvajismo puro. Los guerreros Lupinos llevan armas en su forma humana, pero tienen poca necesidad de ellas en su forma bestial.

-Los magos: Los Lupinos tienen sus propios magos entre ellos, que aconsejan a los caudillos tribales y comulgan con extraños espíritus atándolos para que hagan su voluntad. Los magos Lupinos son claramente paganos, y sus poderes a menudo participan del dominio del mundo natural: animales, plantas y los elementos. Pueden volverse invisibles a si mismos o a otros permitiendo a los Lupinos surgir de la nada para atacar.

-Los parias: Existen Lupinos parecidos en algunos aspectos a los Nosferatu, deformados extrañamente tanto en su forma humana como en la de lobo, y aparentemente son despreciados como parias por sus tribus. Se les encuentra en compañía de otros Lupinos. Son tan peligrosos como sus parientes, quizás aun mas, puesto que parece que buscan probar su valía. Los Cainitas también sospechas que son espías como los Nosferatu, a veces usando el disfraz de Leprosos o mendigos en su forma humana.

Rasgos Lupinos.

La habilidad primaria de los Lupinos es su poder de cambiar de forma, de forma parecida a la Disciplina de Protean. Pueden presentarse como humanos, lobos o en alguna combinación de ambos. En combate, la mayoría de los Lupinos adoptan forma de una figura de tres metros de alto con cabeza de lobo que inspira un terror ciego en los mortales. En esta forma, sus atributos Físicos se doblan, pero no pueden usar sus atributos Sociales con criaturas que no sean bestias u otros Lupinos. Otras Habilidades importantes Lupinas incluyen:

-Los Lupinos pueden atacar dos o mas veces por turno, de forma parecida a los vampiros que usan Celeridad, pero sin restricción de reserva de sangre.

-Los Lupinos curan el daño casi instantáneamente, recuperando un nivel de salud por turno. Solo el daño agravado (del fuego, plata o los dientes y garras de otros seres sobrenaturales, incluyendo a los vampiros) detiene su regeneración. También pueden absorber daño, contundente, letal y agravado, con todo su valor de resistencia. No pueden absorber el daño de armas de plata, su mayor debilidad.

– Los hombres lobo pueden caer en frenesí, con la misma facilidad que los Brujah (+2 a la dificultad) de las tiradas para resistir el frenesí, y no sufren penalizaciones por heridas cuando están en frenesí.

-Los Lupinos tienen una variedad de “dones” sobrenaturales semejantes a las Disciplinas Cainitas, y algunos pueden hacer magia parecida a la Taumaturgia. Las Disciplinas mas comunes incluyen Animalismo, Auspex, Celeridad, Ofuscación, Protean y Taumaturgia. Alimentan sus poderes con su energía espiritual innata, llamada Gnosis, la cual recuperan por medio del descanso, la meditación y la comunión con ciertos espíritus. Esto es similar a la reserva de sangre de un vampiro.

-Los hombres lobo pueden entrar en el “mundo de los espíritus”, volviéndose invisibles e intangibles para el mundo físico, y pueden viajar grandes distancias por el, permitiéndoles aparecer de la nada para atacar. Hacen esto de forma similar a Paso de las Animas (Auspex 5), excepto que no tienen que dejar sus cuerpos atrás.