LOS MILLINER

¿Quieres oír una historia de conspiraciones de los Kennedy que no es una parida? Érase una vez, en Nueva Inglaterra, había un contrabandista y traficante de licores llamado Joe. Joe tenía muchos enemigos y algunos amigos, pero a la larga acabó dándole la vuelta a la situación. No fue bastante para mantener entera la cabeza de su hijo, pero tendrás que ir al cine para esa parte del cuento.

De todas formas, uno de aquellos primeros amigos acabó convirtiéndose en enemigos. He aquí lo que pasó: Joe Kennedy y Francis Milliner eran socios en la Columbia Trust Company de Boston. Milliner iba a presidir la compañía cuando P.J.Kennedy se la pasase. Pero visto y no visto, aquello nunca ocurrió. Joe Kennedy consiguió la presidencia (convirtiéndose en el presidente de la banca más joven de América en su momento) y a Milliner le jodieron.
Pero Milliner no dejó que todo quedase así.Quería adaptarse de aquel enfermo y incestuoso nido de víboras católicas irlandesas mientras pudiese, antes de que le arrastrasen las ambiciones políticas de P.J. y el dulce Firz… A Francis se la pelaba el poder, sólo quería dinero.

Milliner había hecho algunos contactos entre los inmigrantes italianos de N.Y, el más notable de ellos era Andreas Giovanni. Aunque le hubiesen dejado en la calle, Milliner conservaba sus conexiones con las viejas fortunas de Nueva Inglaterra. Mientras la máquina de Guerra Kennedy se movía siempre hacia delante a los ojos de América, más y más de su base volvía a manos de Milliner. ¿Y a dónde iba Milliner con el dinero? A los Giovanni, por supuesto. De todas formas, nunca nos gustaron aquellos católicos domingueros.

Desde entonces, la venganza se convirtió en una obsesión para Milliner. No le bastaba con comprar el hogar ancestral de los Kennedy debajo de sus narices (¿a que no sabías que los Kennedy siguen pagando un alquiler?), quería destruirles como ellos habían intentado destruirle a él. Por desgracia, para cuando Francis estuvo preparado para actuar, Joe Padre había muerto “NO hay problema” pensó Milliner, “todavía puedo destruir su legado, ¿no?” Y eso hizo, cachito a cachito. No, no digo que Milliner y los Giovanni estuvieran tras el número de magia con la cabeza de JFK, pero tampoco que no hayamos tenido nada que ver (¿no asume mucha gente que italiano es igual a mafioso? Bobby Kennedy provocó un gran sentimiento anti-Mafia. Luego hablaremos más de ello). Lo que digo es que puede, sólo puede, que Carlos Marcello (el italiano a quien Bobby Kennedy había deportado y dejado en mitad de la jodida Guatemala sólo con lo puesto) tuviera algunos amigos entre los Giovanni sicilianos. Y había cenado más de una vez en la mansión de Milliner.

En todo caso, a Tío Augie le gustaba Francias Milliner, tenía capacidad de odiar, de vengar una ofensa, de hacer lo debido. Y se tomaba las afrentas como un italiano. Los Milliner entraron en escena a mediados de los años 50, y habían sido esenciales en nuestras operaciones americanas entre bastidores 50 años antes de eso. Como los Dunsirn, no están muy puestos en Nigromancia, pero tienen una base de poder de todos los diablos.

Intereses e influencia: Los Milliner han seguido las huellas de su bisabuelo, manteniéndose entre bastidores e invirtiendo en los sitios adecuados. Están siempre en la lista de Forbes de “los más ricos de América?, pero nunca oyes hablar de ellos, ¿me entiendes?. Sus inversiones se especializan en el beneficio puro… no suelen correr riesgos. Por tanto, tienen grandes intereses en bancos, construcción, apuestas, marketting y compañías de diversificación de holdings. Son pulcros y agradables: todo lo que hacen está a la vista (excepto, claro está, matar a la gente para beber su sangre, aunque conocen a tipos en el otro lado de la ley.)

Personajes Milliner: Todos los Milliner son de la 10° generación o posterior, pues Augustus nunca se fió por completo de ellos y los tomó como un proyecto informal. Incluso he oído hablar de algunos vampiros Milliner de 14° y 15° generación, lo que resulta patético: se reproducen como conejos en invierno. Casi todos tienen los Atributos Mentales y los Conocimientos, como categorías primarias, aunque tienen entre sus filas a unos cuantos “charlatanes” especializados en los aspectos Sociales de las cosas, después de todo, ¿quién quiere hablar de los negocios después de la cena si el tipo con el que vas a cenar es aburrido?.

Secretos: Augustus Giovanni tiene planes especiales para la familia Milliner, si resultan ser una buena inversión. Se permitirá a Francis Milliner diablerizar a la advenediza Giovanni Genevra, bajando así su generación a un nivel más adecuado para una de las mentes más calculadoras del siglo. Esto consigue dos cosas para el clan Giovanni: apartar a la traicionera Genevra de cualquier acontecimiento futuro y recompensar la lealtad de la familia Milliner. Pos supuesto, Genevra no sabe nada, pues Augustus no le ha hablado a nadie sobre su plan.
(Puedes encontrar más información sobre Genevra en Quién es quién entre los vampiros, Hijos de la Inquisición)