Los Sin Reposo

Tras morir las almas de los difuntos pueden ir a varios sitios.

1. Al tipo de Más Allá en el que crean fervientemente. Cielo, Infierno, Nirvana …
2. Si no creen absolutamente en nada al Olvido directamente.
3. Si tienen una voluntad lo suficiente fuerte o dudan de sus creencias acerca del mundo de los muertos al Mundo Sombrío, el mundo de Wraith.

Este último es el mundo en donde se desarrollará la partida. Un mundo prácticamente en blanco y negro, barroco y lleno de desesperanza y fatalismo. Sin embargo no todo es malo. Uno siempre puede encontrar la Trascendencia y salvar su alma o simplemente continuar la existencia más allá de la muerte.

En el fondo todas las almas quieren regresar al mundo de los vivos, pero para ellas está totalmente vedada esa posibilidad. Pueden permanecer en él, en realidad en las partes de él conectadas con el Mundo de los Muertos, pero apenas si pueden interaccionar con la realidad física de los vivos.

Por otro lado los acontecimientos físicos del Mundo de los vivos no les son del todo ajenos a los muertos. Por ejemplo, si un coche atropella a un muerto y pasa através de él este se desmaterializará por un tiempo y tendrá que volver a recomponerse. No es muy sano que esto suceda. Si pasa en demasiadas ocasiones se puede ir derecho al Olvido.

Algunos fantasmas pueden interaccioar en las Tierras de la Piel, o Tierras de los Vivos, gracias a ciertas habilidades características tras haber traspasado el Manto, del que hablaremos más adelante.

En el mundo de los muertos, tanto como en el de los vivos, lo único que puede causar daño de verdad es el acero forjado con almas, y alguna disciplina especial.

· La sombra: Es parte del fantasma, de hecho se la puede considerar como la parte oscura de la personalidad del muerto gestante ya en vida. Actua siempre a traición y en perjuicio del fantasma, al que intenta atraer hacia el Olvido para convertirlo en un espectro. Es quizás el enemigo más terrible de todo este mundo, pues utiliza todas las cosas dañinas para el fantasma que le han ocurrido a lo largo de su vida y su muerte para acabar con él.
· NOTA: No os preocupeis, estos personajes los llevan los masters. Prometemos no ser muy buenos.
· NOTA: ¡¡LA SOMBRA PERTENECE AL PERSONAJE NO AL JUGADOR !!!!

Los Grilletes y las Pasiones

Son aquello de lo que se nutre la existencia de los wraiths o fantasmas. Los grilletes son objetos y las pasiones sentimientos.

Grilletes (fetters): Son aquello que liga al fantasma entre el Mundo Subterráneo y el Mundo de los Vivos. Son un ancla en contra del Olvido. Son objetos de su vida pasada que permanecen en las Tierras de la Piel o bien que han sucumbido al paso del tiempo y se han materializado en el Mundo de los Muertos. Sin estos objetos no se puede vivir en el Inframundo, aunque algunos que no los poseen o los han perdido se refugian tras las paredes de la ciudad de Estigia. Estos favorecen el uso de las disciplinas del fantasma cuando éste se encuentra cerca de ellos.

Pasiones: Son sentimientos que acompañan al alma después de la muerte, de los cuales continua nutriéndose. Esto es lo que genera la fuerza vital del fantasma llamada Pathos. Sin ello , el wraith no puede hacer servir sus poderes de ultratumba. Sin pasiones también uno se convierte en presa fácil del Olvido.