Marciana Giovanni, Investigador para la Camarilla

La noche no pertenece necesariamente a una de la dos grandes sectas de vampiros. En realidad, en estos tiempos desesperados y modernos, muchos de los hijos de Caín eligen desdeñar las pequeñas políticas de las sectas y crear sus propios destinos. Independientes e Inconnu.

Trasfondo: generalmente es vista como la única Giovanni que ha cruzado las fronteras de la famosa neutralidad de su clan y ha decidido ayudar a los esfuerzos de la Camarilla activamente. Su conocimiento de la Nigromancia y sus excelentes habilidades de medicina forense y de investigación la convierten en una agente libre que no tiene precio. Mientras acaricia a su gato, se desliza en una habitación, examina los hechos y nombra al culpable de un crimen. Su eficiencia sólo se ve incrementada por el hecho de que es capaz de hablar con víctimas fallecidas.

Marciana disfrutó de todos los privilegios de la riqueza por el hecho de haber nacido en una de las familias más opulentas de Venecia. Entró en el remolino social veneciano sin pensar dos veces las extrañas cosas que ocurrían en su familia y hogar, incluyendo las visitas ocasionales de misteriosas figuras a las que todos se referían como “tíos”. Sus ilusiones se rompieron cuando, en su decimonoveno cumpleaños, su padre la llevó al mausoleo de la familia: allí la estaban esperando siete figuras encapuchadas y vestidas con túnica.

Las puertas de la cripta se cerraron tras ella y, cuando volvieron a abrirse, la frívola chica se había desvanecido, alzándose una seria mujer en su lugar. Siendo constantemente entrenada y examinada, fue sumergida en los negocios familiares para ver si pudiera ser merecedora de la maldición de la inmortalidad.

La preciosa e intensa mujer que huía del colegio para bailar en las plazas dejó sus búsquedas frívolas atrás rápidamente mientras ahondaba en los oscuros secretos de la muerte y los aún más oscuros secretos de la economía internacional con la misma devoción. Felices con sus progresos, sus patrones no-muertos decidieron que le sería dado el beso de la eternidad.

El destino de Marciana, semejante al de todos los neonatos dentro de las filas de los Giovanni, cambió radicalmente cuando las circunstancias revelaron sus talentos ocultos. Durante una visita a un contacto envuelto en el tráfico de heroína, lo encontró muerto en su oficina. Esbozada en la pared, con la propia sangre del hombre, había una letra “G”, tachada dentro de un círculo (N.d.T. una señal de prohibido con una G dentro). Las alturas del clan le encargaron el trabajo de investigar el crimen. Utilizando sus habilidades en Nigromancia invocó el espíritu del hombre desde el más allá y, con su ayuda, descubrió la identidad del asesino: un rufián Toreador, competidor dentro del tráfico de drogas.

Usando su propio talento natural para la investigación, rastreó la pista del Vástago hasta su propio cubil y lo preparó todo para que unos pocos miembros de la familia le hicieran una visita al indefenso Cainita. Sus ojos emitían destellos en la oscuridad mientras observaba a los vengativos Giovanni caer sobre el pobre Degenerado y destruirle.

Después de este incidente, sus superiores se dieron cuenta de que podría ser muy útil como detective. La animaron para que estudiara medicina forense, investigación y leyes: sus capacidades vampíricas le permitieron dominar esas materias rápidamente. En poco tiempo, los Giovanni ofrecieron sus servicios a la Camarilla como detective privado.

Las habilidades de Marciana para hablar con los muertos, unidas a su aguda mente analítica, han producido resultados en casos que bloqueaban a los más poderosos Justicar y arcontes. Su reputación es tal que incluso los más exaltados dentro de la secta acuden a ella. Cuando Alastor Cambridge fue asesinado, su Sire buscó directamente la ayuda de la Giovanni para descubrir al culpable.
Marciana estaría en un lugar más elevado en la lista negra del Sabbat si no se las hubiera ingeniado para evitar ser el centro de atención. Los vampiros que la conocen admiten que la mejor detective entre los no muertos.

No cobra por sus servicios, pero acorde con la antiguamente honrada tradición Giovanni, siempre pide que, en una fecha futura el empleador le asegurará un favor. Esos favores varían dependiendo de la complejidad o dificultad del caso. Debido a sus servicios, ha conseguido una red de contactos y recursos que rivaliza con las de los demás Vástagos en activo. Pide a sus clientes que mantengan en secreto sus peticiones como parte de su minuta; de ese modo, la Camarilla no puede enterarse de la extensión de sus redes: si el Círculo Interno se pudiese darse cuenta de que cada uno de sus miembros le debe un favor a esta Giovanni, y que en cualquier momento podría pedir cobrarlos todos simultáneamente, podría empujarles a tomar cartas en el asunto y eliminarla.

La red de favores alcanza desde tales alturas políticas hasta a cuadrillas de neonatos de diferentes ciudades, que son Vástagos que suele utilizar para hacer recolección de información y otras tareas menores.

Marciana es intensamente leal a su familia y a la causa del clan, pero para dar confianza a sus clientes afirma no tener relación con ellos. Algunos creen que está escondiéndose de los Nigromantes, y mantienen seguros sus secretos para prevenir que los Giovanni destruyan un recurso tan valioso.

Imagen: Marciana parece una mujer en la década de los 40, con pelo grisáceo atado en forma de coleta y un par de gafas cosméticas colgando su nariz aquilina. Viste con ropas de elegante diseño italiano, de seda y lana, generalmente luciendo un decorativo broche. Siempre lleva un gato con ella, mucha gente ha notado que cada vez es un gato diferente y que cambia cada noche. Nadie sabe que es lo que les pasa a esos animales, aunque ella parece tratarlos con sumo aprecio.

Sugerencias de Interpretación: sobreactúas el comportamiento de una tía lejana amable, genial y agradable, pero hay un puño de hierro dentro de tu guante de seda. Cuando trabajas en un caso te conviertes en el parangón de la mente totalmente obsesionada con una sola cosa, pero lo tapas con una fachada gentil.

Clan: Giovanni
Sire: Almodo Giovanni
Naturaleza: confabuladora
Conducta: protectora
Generación: 11ª
Abrazo: 1924
Edad Aparente: en el ecuador de los cuarenta
Físicos: Fuerza 3, Destreza 3, Resistencia 2
Sociales: Carisma 3, Manipulación 4, Apariencia 3
Mentales: Percepción 4, Inteligencia 4, Astucia 5
Talentos: Alerta 4, Callejeo 1, Esquivar 2, Empatía 3, Intimidación 2, Intuición 4, Subterfugio 5
Técnicas: Armas de Fuego 1, Conducir 2, Etiqueta 2, Seguridad 3, Sigilo 3, Supervivencia 2
Conocimientos: Academicismo 4, Burocracia 2, Ciencia 4, Enigmas 4, Finanzas 3, Investigación 5, Leyes 5, Medicina (forense) 4, Ocultismo 4, Política 3
Disciplinas: Dominación 4, Nigromancia 3, Presencia 2
Senderos Nigrománticos: Sendero del Sepulcro 3, Sendero de las Cenizas 1
Trasfondos: Aliados 2, Contactos 5, Influencia 4, Posición 2, Recursos 4
Virtudes: Conciencia 2, Autocontrol 4, Coraje 3
Moralidad: Humanidad, 6
Fuerza de Voluntad: 6